7 factores de tu startup que pueden complicar la atracción de inversión

0
104


El mundo emprendedor se encuentra en auge: cada vez más personas consideran lanzar sus ideas de negocio como su mejor alternativa, el ritmo de crecimiento de inversiones en startups va en aumento y los proyectos tecnológicos despiertan cada vez un mayor interés. Así pues, día tras día aparecen nuevos proyectos dispuestos a afrontar todos los desafíos que se presenten en su camino con el fin de hacer triunfar su idea. En este contexto, una de las principales preocupaciones de un emprendedor es la búsqueda y obtención de financiación para su startup; y es que la captación de fondos de terceros resulta fundamental para el desarrollo de producto y la captación de clientes en las primeras fases, un proceso que puede durar desde meses hasta años.

Existen muchas formas de conseguir inversión en una empresa o startup: Es recomendable que la primera inversión provenga del equipo fundador del negocio, a fin de demostrar su apuesta por el proyecto. Generalmente, la siguiente inversión procede del entorno más cercano, conocida como FFF (Friends, Family and Fools). Sin embargo, la faceta verdaderamente complicada comienza cuando se busca conseguir la inversión de los llamados business angels, fondos de inversión y las entidades bancarias. Para lograrlo, resulta indispensable formularse la siguiente cuestión: ¿qué busca un inversor? A continuación, te enumeramos distintos factores de tu startup que te están alejando de levantar inversión.

7 factores de tu startup que pueden complicar la atracción de inversión

Qué busca un inversor 2

1. Falta de experiencia emprendedora

Existen muchas cualidades que los inversores tienen en cuenta a la hora de apostar por un equipo emprendedor. Y, si bien es cierto que para emprender no es estrictamente necesario un tipo específico de formación, en la tesitura de la inversión la experiencia emprendedora se erige prácticamente como sinónimo de confianza y eficiencia; pues el haber vivido experiencias similares previamente ahorra tiempo y esfuerzos inútiles que pueden traducirse en pérdidas económicas relevantes.

Y a pesar de que pueda parecer contra-intuitivo, los inversores también valoran la experiencia aunque esta haya acabado en fracaso. Haber alcanzado el éxito en un proyecto anterior está realmente bien valorado, pero que el emprendedor haya aprendido de sus fracasos anteriores también lo está.

2. Constar en listas de morosos

Como resulta evidente, constar en listas de morosos juega en contra de tu reputación, por lo que no es un factor que despierte confianza en el inversor. De hecho, puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza tanto en la inversión como a la hora de solicitar préstamos. Para comprobar si formas parte de una lista de morosos, te recomendamos que cliques aquí: saber si estoy en el Fichero ASNEF.

Este factor cobra una gran importancia cuando la financiación que se intenta conseguir proviene de entidades bancarias. Los bancos y las cajas de ahorros disponen de todas las herramientas necesarias para saber cuál es el estado económico de la persona que solicita una inversión.

3. No haber validado las hipótesis de proyecto

Uno de los pasos más relevantes antes de trasladar tu idea de negocio al mercado es hacer una correcta validación de las distintas hipótesis en las que se basa. De lo contrario, asumirás el riesgo de construir un modelo de negocio sobre falsas percepciones. Para no caer en tal error, debes localizar y saber comunicar de manera concisa tu ventaja competitiva: ¿Qué necesidades cubre tu proyecto respecto a la competencia? ¿Cómo justificas su precio? ¿Qué moverá al cliente a comprarlo?

Por muy interesante que pueda parecer un proyecto, un buen inversor no participará hasta que el emprendedor pueda demostrar que las ideas e hipótesis sobre las que se fundamenta el negocio son correctas.

Qué busca un inversor 3

4. No haber conseguido tracción

La tracción es aquella métrica mediante la cual se valora la aceptación en el mercado de tu producto o servicio. Una tendencia positiva demuestra que existe un mercado para tu producto y clientes dispuestos a pagar por ello porque cubre parte de sus necesidades. Así, habrás validado la capacidad de crecimiento de tu negocio. Siendo así, y por el contrario, una tendencia negativa alejará al inversor de su intención de apostar por tu idea.

Los proyectos que intentan conseguir financiación y pueden demostrar que ya tienen usuarios y clientes, serán mucho más atractivos y por lo tanto conseguirán valoraciones superiores.

5.  Falta de valores y compromiso en el equipo

Tanto el emprendedor como el equipo, y la cohesión entre ellos, son un factor clave en la ecuación para el funcionamiento del negocio. Por este motivo, además de conocimientos del mercado, deben disponer de ciertas cualidades personales como la capacidad de entrega y compromiso, la tenacidad, la flexibilidad y la pasión. Si tu equipo o tú mismo carecéis de dichas características, las probabilidades de éxito disminuirán considerablemente, algo que el inversos tratará de evitar a toda costa.

6. Carecer de un buen Storytelling

El Storytelling o capacidad de contar historias se basa en que todo humano es un amante de las historias. De esta manera, se convierte en un factor vital en la comunicación estratégica de tu startup; deberás ser capaz de contar la historia de tu startup, con un inicio, un desarrollo y un final en que el conflicto planteado sea resuelto con efectividad, con la finalidad de captar potenciales clientes e inversores que se vean fascinados por la capacidad de crecimiento de tu oferta. Es por ello que, si careces de un buen Storytelling, tu proyecto no sólo te será complicado convencer a tus clientes para que usen tu producto sino que también te costará convencer a los inversores para que apuesten por tu empresa.

Qué busca un inversor 4

7. Desalineación de intereses

Tendrás una buena parte ganada en tus negociaciones si te aseguras de alinear los posibles intereses cruzados entre los fundadores, las nuevas incorporaciones y los inversores. Es decir, deberás llegar a acuerdos que sean lo más beneficiosos posibles para todas las claves. Esta alineación de intereses será la base para el establecimiento de una relación, que se puede ver rota cuando únicamente sale beneficiada una de las partes.

La visión de futuro entre el equipo emprendedor y el inversor debe de ser compartida y aunque ocasionalmente podrán surgir pequeñas desavenencias, será obligación del emprendedor contagiar su visión y aceptar el feedback cualificado que le puedan dar los inversores con más experiencia.

Esperamos que el contenido te haya resultado interesante y que te ayude a detectar los factores de tu startup que puedan estar impidiendo su atracción de inversiones. Cuéntanos, ¿eres emprendedor y te está costando más de la cuenta encontrar financiación? ¿Cuál es el principal problema que te encuentras con tu startup? Déjanos un comentario, estaremos deseosos de conocer tu experiencia y aportaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here