Networking | Guía para convertirse en un Maestro haciendo contactos

En este artículo vamos a hablar de el Networking y de cómo este puede ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos profesionales, no solo desde una perspectiva emprendedora sino también empresarial. Seguro que habías oído hablar del networking con anterioridad, pero, tras leer este artículo, tendrás las herramientas necesarias para llevarlo a la práctica de forma efectiva.

¿Qué es el Networking?

El networking es una herramienta profesional que tiene como objetivo conseguir una importante red de contactos profesionales dentro de tu sector o bien dentro de otros sectores en los que pudieras estar interesado para potenciar tus posibilidades de negocio en todas sus vertientes. Es decir, el objetivo del networking es hacer colegas de profesión, conseguir posibles clientes, socios o proveedores que nos ayuden a llevar nuestro negocio o perfil profesional al siguiente nivel.

Es indudable que el Networking se ha convertido en una tarea imprescindible en muchos puestos de trabajo, de hecho, cada vez más, las empresas valoran muy positivamente la red de contactos que tienen sus trabajadores ya que saben que puede ser una fuente importante de clientes y partners y es por ello que no dudan en incentivar la asistencia a congresos, charlas y cursos que puedan potenciar estos contactos.

¿Qué es el networking?

El problema es que a pesar de que todos (o casi todos) sabemos qué es el networking, no muchas personas aprovechan el 100% del potencial que puede ofrecer. Unas veces por desconocimiento y otras por vergüenza o timidez, muchos profesionales no actúan de la manera más adecuada y por ello pierden una gran cantidad de posibilidades profesionales. En esta guía hemos querido compartir los secretos de los profesionales del networking y que de este modo podamos aprovechar todas esas oportunidades que nos están esperando. ¿Estás interesado en ello? Entonces continúa leyendo…

¿Qué puedo conseguir haciendo networking?

Sin duda el Networking ofrece muchas posibilidades, es válido para casi todos los sectores profesionales y de una manera u otra siempre tiene algo interesante que aportar.

A pesar de que el Networking es una tarea de largo recorrido y que no suele ofrecer resultados instantáneos, es importante marcarse unos objetivos para cada ocasión dependiendo del momento profesional en el que nos encontremos. Marcar unos objetivos nos permitirá ser más efectivos y perder menos tiempo, aunque no siempre conseguiremos los objetivos que nos propongamos ya que el networking se basa ante todo en relaciones humanas y no hay nada más impredecible que un humano. De todos modos, ¿cuáles son los objetivos que nos podemos marcar? ¿qué puedo conseguir haciendo networking? A continuación nombramos algunos de ellos.

  • Encontrar nuevos clientes para tu empresa.
  • Encontrar nuevas oportunidades de negocio para tu empresa.
  • Encontrar partners interesantes para realizar colaboraciones.
  • Dar a conocer tu empresa o negocio.
  • Compartir tus ideas e inquietudes con otros profesionales del sector.
  • Conocer a personas interesantes que quizás puedas contratar en tu empresa.
  • Darte a conocer y encontrar puestos de trabajo interesantes.
  • Mantenerse al día de nuevas tendencias, productos y tecnologías.
  • Ampliar tus conocimientos y capacidades.
  • Hacer amigos profesionales con los que compartes muchas cosas en común.
  • Encontrar socios para tus negocios e ideas.
  • Encontrar inversores para tus ideas.
  • Ayudar a otras personas en su negocio.
  • Recibir ayuda de otras personas en tu negocio

Por supuesto habrá objetivos más fáciles de alcanzar que otros y lugares y momentos más aptos para un tipo de objetivo que para otros. A lo largo de esta guía queremos ayudarte a identificar estos momentos y darte las herramientas necesarias para que te resulte más sencillo alcanzar dichos objetivos.

4 Herramientas para hacer Networking

LinkedIn

Networking - Linkedin

LinkedIn es la red social profesional más grande del mundo con más de 500 millones de usuarios. Es fácil encontrar profesionales en LinkedIn de casi cualquier sector y conectar con ellos si están dentro de nuestra red de contactos (como contactos de segundo o tercer nivel). Además en LinkedIn muchos de estos profesionales se juntan en torno a grupos de interés a través de los cuáles es más fácil segmentar nuestras búsquedas.

El problema de LinkedIn es que pese a ser una red de Networking, mucha gente no la utiliza como tal, en unos casos porque ni siquiera la utilizan y en otros porque desconocen su potencial. Por estos motivos y por las limitaciones que establece LinkedIn al contactar con gente, en ocasiones resulta difícil sacarle todo el partido.

Meetup

Networking - Meetup

Meeup.com es posiblemente la comunidad de meetups (quedadas) más famosas del mundo. Estos meetups se desarrollan en las principales ciudades de cada país y giran en torno a una gran diversidad de temas.

Cuando te registras en MeetUp puedes seleccionar unirte a todos aquellos grupos de temáticas que te resulten interesantes, de este modo, cada vez que organicen un evento, serás avisado para poder asistir a dicho evento y conocer a otras personas con los mismas afinidades.

Muchos de estos MeetUps están llenos de expats y por lo tanto algunos de ellos se suelen organizar en inglés. ¡Una excelente forma de seguir practicando este idioma!

Eventos y foros

Networking - Eventos y foros

Asistir a eventos es quizás la forma más tradicional de networking. En ellos se reúnen cientos de personas de sectores afines al tuyo que están buscando, entre otras cosas, lo mismo que tú: Hacer nuevos contactos.

Lo bueno y lo malo de los eventos es la cantidad de asistentes que suelen tener: bueno ya que amplia mucho más las opciones de conocer gente, malo porque rebaja las posibilidades de conocer gente que de verdad te interesa y necesitarás filtrar bien para tener éxito y no perder demasiado el tiempo.

El networking en eventos puede intimidar, sobre todo las primeras ocasiones, pero con un poco de práctica y con la preparación adecuada puede convertirse en algo bastante sencillo e incluso divertido.

Cómo presentarte a gente que no conoces

Como presentarte a gente que no conoces

Las primeras veces que haces networking, si no eres una persona especialmente extrovertida, puede costarte conocer gente nueva. Resulta difícil encontrar una excusa para entablar una relación con gente que no conoces y de la que tampoco sabes si está interesada en hablar contigo.

Pero no te preocupes, esto tiene una fácil solución. En primer lugar tienes que tener en cuenta dos cosas, la primera es que estás en un evento de networking y precisamente, la propia definición de éste es establecer nuevas relaciones profesionales. En segundo lugar tienes que perder el miedo a establecer el primer contacto, ¿cuál podría ser el peor de los problemas? ¿que finalmente descubráis que ninguno de los dos tiene un especial interés en hablar con el otro? entonces un hasta luego y a seguir haciendo networking.

Aún así hay un truco que podría ayudarte: Conectar con personas y grupos más susceptibles de conectar contigo. Pero ¿cómo saber cuáles son estas personas o grupos más fáciles de abordar? Existen dos tipos:

Otra persona en tu misma situación

Seguramente no seas la única persona tímida del evento y lo sabes. Es fácil distinguir a personas intentando distraerse y matar el tiempo mientras disimulan estar ocupados para excusarse de tener que dar el primer paso para conocer a gente.

Suelen situarse en los laterales y esquinas de los pabellones y les horroriza tanto como a ti tener que dar el primer paso, así que no tienes que preocuparte, si tu das este primer paso les quitarás un gran peso de encima y verás que a partir de ese momento se muestran tan abiertos como un amigo de toda la vida. Sólo necesitas una excusa para comenzar a hablar con ellos, más adelante en la guía te ofrecemos algunas.

Grupos abiertos

En los eventos se puede distinguir fácilmente dos tipos de grupos de conversación: Los cerrados y los abiertos.

Los grupos cerrados suelen componerse de personas que previamente se conocían o que se acaban de conocer pero que se encuentran en un nivel de conversación en el que intentar meterse sería entrometido.

Los grupos abiertos suelen ser grupos de gente que no se conocía y que acaba de conectar, se pueden distinguir fácilmente por el tipo de conversaciones más superficiales, con muchos incisos de presentaciones y en las que no resultaría difícil introducirse. La misma disposición de sus miembros invita a que otras personas se unan a la conversación (dejando espacios entre ellos). Presentarse en grupos abiertos es algo bastante sencillo, basta con acercarse un poco, escuchar a la persona o personas que están hablando y cuando termine el hilo de la conversación, aportar algo y aprovechar para presentarte. Lo bueno de estos grupos es que de golpe podrás conocer a más de una persona y además conforme se van haciendo grandes se van subdividiendo en nuevos grupos más ordenados por intereses.

Una vez que ya has decidido a quién te vas a presentar tienes que ir a por ello con seguridad en ti mismo y siguiendo unas pautas básicas que te indicamos.

5 Pasos para para presentarte en un evento de Networking

1. Saluda y sonríe

Saluda y sonríe

Deberás mostrarte tranquilo, cómodo y con ganas de conocer a la gente a la que te diriges. Si tienes vergüenza debes esconderla, un “hola, ¿qué tal?, me llamo José” debería ser suficiente, de todos modos en el siguiente capítulo te damos otros icebreakers (rompehielos) efectivos.

2. Preséntate y cuenta lo que haces

Preséntate y cuenta lo que haces

Es importante que desde un primer momento dejes claro quién eres o qué es lo que haces, de este modo quien lo escuche sabrá si existe alguna manera de colaboración o sinergia entre ambos y podrá ir más al grano. Con un poco de suerte alguno de los presentes pueda tener interés por tu empresa, perfil o negocio y podáis entablar una conversación productiva.

3. Haz posible una comunicación fluída

Haz posible una comunicacion fluida

No hagas afirmaciones que no susciten respuesta como: ‘¡Qué buena velada!’ Acaba siempre con una pregunta o dirígete a alguien en concreto: ‘¿les ha gustado la última ponencia? creo que ha sido inspiradora’. Hacer preguntas a tus interlocutores no sólo te ayudará a conocerlos mejor y conocer las posibilidades de colaborar con ellos sino que también mostrará interés y evitará silencios incómodos. Es una buena idea prepararse siempre una serie de preguntas y conversaciones “comodín” sobre el sector para que puedas lanzarlas cuando la conversación se está estancando en las primeras fases pero quieres seguir hablando con esa persona. (También hay que saber cuando desistir, hay personas que no están hechas para mantener conversaciones productivas y no puedes perder demasiado tiempo con ellas).

4. Entrega tarjetas

Entrega tarjetas

No te olvides de entregar tarjetas, la conversación puede interrumpirse en cualquier momento y sería una pena que no pudieras mantener contacto con las personas que consideres interesantes.

5. Evita situaciones incómodas

Evita situaciones incómodas

No hagas preguntas personales o fuera de lugar como: ‘¡Ah! ¿Es usted el exdirectivo de marketing de la StartupX? ¿le echaron o se fue usted?’. Evita también temas como la política o la religión que pueden ser controvertidos e incluso incómodos para muchas personas.

También es importante acordarse de los nombres de las personas que se te presentan para usarlos cuando te dirijas a ellos. Así mostrarás interés en ellos y en lo que te cuenten.

Truco: Cuando conoces una persona y te dice su nombre, mírale a la cara y repite mentalmente varias veces su nombre. Este sencillo ejercicio mejorará tu capacidad de retención de nombres de manera exponencial.

Puede darse también la situación incómoda de que ya conocías a uno de los presentes pero éste no te recuerda. Si notas que eso ocurre, preséntate y di tu nombre con total calma y evitarás que esa persona se sienta mal por no recordarte o esté más preocupado por recordar tu nombre que por escucharte.

5 Icebreakers efectivos (formas de romper el hielo)

Icebreakers efectivos

Las posibilidades de hacer networking no sólo se limitan a eventos y convenciones sino que existe una gran variedad de lugares y plataformas dónde podemos ampliar nuestra red de contactos, la estrategia que sigamos en cada una de ellas podrá variar para adaptarse al entorno y las características de la misma.

Si estás en un evento de Networking puedes utilizar los siguientes trucos para romper el hielo.

1. Pide que te presenten

Es la forma más sencilla de contactar con gente que no conoces: a través de un conocido común. Si ya tienes algún que otro contacto, acércate a él para que te presente a otras personas interesantes.

2. Pide indicaciones

Una forma muy sencilla de conocer gente es pedir a alguien que te de indicaciones sobre el evento. Si la persona a la que le preguntas ha asistido en otras ocasiones al evento podrás preguntarle sobre información interesante sobre este, qué charlas no te puedes perder o consejos para sacarle más rendimiento. En ese momento ya habrás roto el hielo sin darte cuenta y podrás derivar la conversación a cosas más importantes.

3. Habla del evento

Una de las conversaciones que más se repiten en todos los eventos son aquellas que hablan del mismo evento. “Este año parece que hay más gente”, “La charla de marketing ha sido muy interesante” etc… Las conversaciones sobre el evento son muy eficaces para romper el hielo.

4. Prepárate unos temas

Como hemos comentado en el epígrafe anterior, es muy conveniente llevar unos temas preparados al evento. Temas de actualidad, novedades del sector o preguntas genéricas que te permitan mantener una conversación fluida cuando veas que esta se atasca.

5. Deja que se te acerquen

Todos los puntos anteriores están enfocados desde la perspectiva de tener que dar el primer paso, pero también podemos usar una estrategia que facilite que otras personas se acerquen a nosotros y que sean ellos quienes den el primer paso. El lenguaje no verbal es casi tan importante como el verbal y cuándo estás haciendo networking y quieres que la gente se acerque a ti, debes mostrar estar predispuesto a ello. En primer lugar olvídate de estar consultando el móvil en una esquina del recinto, acércate al centro de la sala, a lugares donde se congregue la gente como la barra de catering o los stands. Sonríe, muéstrate agradable y mantén la cabeza alta para que puedas cruzar la mirada con otros asistentes. En ocasiones una simple mirada puede bastar para saber que dos personas están predispuestas a comenzar a hablar.

7 pasos para crear relaciones más sólidas

7 pasos para crear relaciones mas solidas

1. Todos los contactos son bienvenidos

A pesar de que puedas tener unos objetivos muy claros y sepas desde un primer momento con quién te interesa hablar y con quién no, no puedes menospreciar ningún contacto. Quizás, el que consideras ahora un contacto de “poco valor” dentro de unos meses se convierta en un contacto muy cotizado o al revés, contactos de mucho valor que por un cambio de rumbo profesional pueden dejar de serlo.

Todos los contactos son bienvenidos, dedícales su tiempo, piensa que en el networking no todo es recibir sino que también hay que dar. Si estableces una relación sólida con un contacto que con el tiempo se convierte en una persona de gran valor profesional, te resultará mucho más accesible hablar con él que si intentaras contactar con ella ahora desde cero.

2. Ofrece antes de pedir

En el punto anterior ya lo hemos comentado, es importante ofrecer antes de pedir. No podemos esperar que el networking sea una fuente de beneficios que no requiere ningún esfuerzo.

El momento en el que se establece una relación realmente sólida de networking es cuando se produce el primer intercambio de favores. Hay muchas formas de ofrecer valor a un interlocutor, desde ayudar con conocimientos, hasta presentar a una persona de interés. Lo importante es poder ofrecer este valor antes de tener que pedirlo, estarás dando una muestra de buena fe y tu interlocutor quedará “en deuda” contigo incluso aunque luego nunca le pidas nada a cambio.

3. No te comprometas si no puedes

En referencia al punto anterior no tienes que comprometerte a hacer algo si en verdad no puedes hacerlo. A veces, durante eventos y sesiones de networking podemos “venirnos arriba” con ofertas y propuestas que luego no vamos a poder cumplir.

A pesar de que en un primer momento pueda hacer que resultes un contacto más interesante, al final, cuando te toque cumplir con la promesa y no puedas, sólo producirás una sensación de desengaño en tu interlocutor. Por lo tanto comprométete únicamente por lo que verdaderamente puedas cumplir.

4. Escucha y presta atención a los detalles

En las conversaciones de networking es muy importante mostrar interés y demostrar que verdaderamente valoras lo que te están explicando. Sentirse escuchado y valorado es algo que todo el mundo disfruta y es algo que puedes ofrecer sin demasiado esfuerzo.

Además al escuchar y prestar atención a los detalles descubrirás pequeñas pistas sobre cómo podrías ayudar a la otra persona, cómo podría ayudarte ella y qué intereses tenéis en común.

5. Comparte también lo personal

A pesar de que el networking es una herramienta orientada a establecer relaciones profesionales, no debes tener reparo en compartir conversaciones informales o incluso personales.

Puedes establecer contacto profesional con una persona fácilmente, pero si este contacto también lo llevas a un terreno personal crearás un vínculo más duradero. Esto no significa que te tengas que hacer “el mejor amigo” de cada persona que conozcas pero a veces compartir un poco de información personal, como hablar de aficiones, tiempo libre o familia puede suponer crear una relación más sólida.

6. Conviértete en un Super-Conector

Una forma muy eficaz de granjearse una buena reputación y generar una gran cantidad de contactos es convirtiéndose en un Super-Conector. Un Super-Conector es una persona que habitualmente, durante los eventos de networking, dedica gran parte de su tiempo a conectar personas que considera pueden tener intereses comunes.

Hacer esto le supone al Super-Conector ganarse una fama de contacto de gran interés ya que no sólo conoce a muchas personas sino que también no duda ni un instante en presentarlas. Para convertirse un un Super-Conector es necesario tener una importante red de contactos, pero también puedes imitar su comportamiento a un menor nivel presentando a las personas que tu conoces entre sí.

7. Follow Up

Por último un consejo que todos los expertos en networking están cansados de decir, después de hacer un contacto, debes hacer seguimiento del mismo.

Si creas un contacto en una conferencia y no vuelves a saber de él hasta el año que viene en la misma conferencia, posiblemente pierdas ese contacto o tengas que comenzar prácticamente desde cero. Puedes dedicar una pequeña porción de tu tiempo a mantener el contacto con estas personas, enviando un email o quedando para tomar un café. Cuando se intercambian tarjetas en un evento es precisamente para eso, para poder seguir manteniendo el contacto.

Esperamos que esta guía te ayude a potenciar todas tus relaciones profesionales y que puedas sacarle todo el jugo a los próximos eventos de networking a los que asistas. Si te ha gustado, no te pierdas nuestro artículo complementario “Cómo hacer un Elevator Pitch que enamore al inversor”.

Josean Muñoz Salvatierra
Marketer / Growth Hacker / Emprendedor | Soy un "culo inquieto" en búsqueda continua de retos profesionales. Me vuelve loco la ciencia y la tecnología que nos empuja hacia el futuro. ¿No te gusta este blog? Yo tengo la culpa, cuéntamelo por Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here