Autónomo o Pyme: ¿Qué te interesa para tu negocio?

Dar los primeros pasos en el mundo de los negocios es una decisión de envergadura. Si vienes de ser empleado o de formarte en el ámbito académico, habrás ganado una serie de herramientas teóricas, técnicas y prácticas que te permitan concretar el gran deseo de la independencia laboral y económica. Tienes una idea que has venido trabajando y ajustando, un modelo comercial en el que pones tu confianza, y sientes que ya es hora de implementarlo y lanzarte al ruedo. Ahora deberás concretar asuntos legales y formales, como la decisión de si apuestas a un formato autónomo, o a la formación de una pequeña o mediana empresa. Conocer sobre la liquidez de autónomos y pymes te dará las herramientas para tomar la decisión más acertada.

El mundo de la independencia, ¿Cómo afrontarlo?

trabajo autónomo o pymes

Para profundizar en esta idea debemos partir de un hecho que se alza como realidad: no todas las personas se sienten bien con un formato de autonomía. Y es que liderar un proyecto autónomo o una empresa requiere no solo de visión, sino de grandes dosis de energía, constancia y un carácter en el que asumir los riesgos no te resulte ajeno. Y dentro de todas las implicaciones, también nos encontramos con el hecho de apartarnos de la seguridad. Cuando estamos empleados, sabemos que contamos con un salario a fin de mes, que nos permite hacer frente a nuestros gastos.

Pero cuando apostamos a la independencia, debemos asumir el riesgo de la incertidumbre. Para el autónomo o el emprendedor no hay salarios fijos, al menos en los inicios. Lo que si hay es una gran demanda de energía para potenciar, visibilizar y comercializar su negocio. Y en este sentido, los servicios financieros no siempre ofrecen la respuesta que los pequeños empresarios o los profesionales autónomos requieren. Por su parte, las grandes empresas y corporaciones tienen más facilidades para cumplir los requisitos establecidos por los bancos tradiciones.

En este sentido, si estás en la búsqueda del formato que mejor se adapte a tu modelo comercial, debes considerar aspectos entre los cuales se incluya la posibilidad del acceso a servicios financieros. ¿Quieres armar una marca personal para comercializar tus servicios como copywriter o como profesor virtual de idiomas? ¿O más bien apuestas a la creación de una marca de accesorios artesanales, con la que termines dando empleo a otras personas en las áreas de fabricación, administración o comercialización? De acuerdo a lo que quieras, puedes estructurar tu negocio y también pensar en las herramientas financieras de las que podrás disponer.

¿Con qué herramientas cuentas como autónomo o Pyme?

Autónomo o Pyme: ¿Qué te interesa para tu negocio?

Como te veníamos diciendo, los bancos tradicionales no suelen ser la opción más amigable para recurrir en los primeros pasos de un negocio autónomo o pequeño. Sin embargo, se han diseñado alternativas eficaces para optimizar tus operaciones y hacer un mejor manejo de tus finanzas. Una de ellas es la tarjeta de crédito diseñada por Capital on Tap. Se trata de una tarjeta Visa que se asocia a una línea de crédito que va desde los 1.500 hasta los 50.000 euros, y que ofrece a quienes la usan una serie de beneficios que impactan en positivo en el manejo del negocio.

Por ejemplo, el uso de este instrumento financiero permite aplazar las compras que realices con la tarjeta hasta 56 días sin intereses. Esto implica que si tienes una entrega de productos que te ha solicitado un cliente de manera extraordinaria, y no cuentas con el capital para comprar la materia prima, puedes hacerlo con esta tarjeta y pagarlo hasta 56 días después, sin sufrir ningún tipo de recargo. Además, las compras que realices te permiten acumular puntos que luego podrás canjear por efectivo. En definitiva, este instrumento permite cubrir de una manera eficiente y conveniente algunas de las necesidades financieras más vitales de las pymes y de los autónomos.

¿Cómo aprovechar los beneficios financieros de una tarjeta de crédito para mi negocio?

En primer lugar, el uso de la tarjeta de crédito de Capital on Tap permite al empresario o al profesional autónomo acceder a un medio de pago con recompensas. Cuando estamos empezando un negocio, bien sabremos que cada céntimo cuenta y es importante. Y este beneficio representa la manera más optimizada de realizar las compras de tu emprendimiento. Recibirás entre el 0,5% y 1% de cashback en todas tus compras con la tarjeta de crédito recompensas de Capital on Tap.

El segundo gran beneficio es la financiación a corto plazo. Sin duda que una de las herramientas más potentes para cuando queremos llevar al siguiente nivel nuestras operaciones, pero no contamos con el flujo de efectivo necesario para ello. Quienes poseen esta herramienta financiera pueden acceder a su línea de crédito recibiendo los fondos directamente en su cuenta bancaria, en un plazo máximo de 48 horas hábiles. También retirando efectivo de un cajero automático, o aplazando el pago de la tarjeta.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

En definitiva, se trata de acciones que responden a la realidad económica de las pymes y los autónomos, con gestiones simples que no les quitan el foco en la operación de sus negocios, y ayudándoles a cumplir sus objetivos e impulsar su crecimiento.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here