Análisis DOFA: ¿Qué es y cómo hacerlo de forma correcta?

0
428
análisis DOFA

Si tienes una empresa o negocio —o estás en el proceso de creación—es fundamental que seas plenamente consciente de aquellos procesos internos y externos que la caracterizan. Sin embargo, para que esto ocurra, necesitas de la implementación de estrategias y métodos destinados a realizar un análisis exhaustivo del mismo. Dentro de estos se encuentra el análisis DOFA.

En este artículo te contaremos qué es, cuáles son sus características y cómo implementarlo adecuadamente en tu empresa.

Análisis DOFA, una estrategia de análisis empresarial

La técnica DOFA (SWOT, en inglés), desarrollada en 1960, es una técnica empresarial que tiene como objetivo la evaluación de todos los procesos que conforman una empresa, tanto internos como externos.

El matriz DOFA se basa en —como indican sus siglas—el análisis de las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas. Vale la pena recalcar que las fortalezas y las debilidades son internas, mientras que las oportunidades y amenazas son externas.

Esta estrategia se puede utilizar en cualquier situación, buscando siempre llegar a un diagnóstico preciso y exacto. Además, permite formular estrategias de gestión y marketing mucho más eficientes y seguras.

Principales características del análisis DOFA

De la mano con la definición mencionada anteriormente, el análisis DOFA presenta, también, las siguientes características:

  • Es relativo. Este es realizado por diversas personas. Ellos son los encargados de analizar, punto por punto, aquellos elementos que consideran clave para la organización.
  • Esta matriz brinda información para la creación y desarrollo de estrategias, más no otorga criterios de decisión.
  • Es temporal. Esto porque estudia momentos empresariales concretos.
  • Brinda una visión particular de los aspectos a estudiar, en función de las particularidades de cada empresa. Por tanto, es un proceso parcial.

Análisis y estructura de la matriz DOFA

Estructura del análisis DOFA

 

En términos generales, el análisis DOFA se conforma por dos partes fundamentales.

La primera de ellas es el análisis interno. En este se buscan estudiar las fortalezas y debilidades de la empresa. Esto se hará considerando factores como la estructura empresarial, la operatividad y diversos aspectos financieros.

Vale la pena mencionar que las fortalezas son entendidas como aquellas características positivas de las empresas que les permiten avanzar. Las debilidades son “los puntos bajos” de la empresa; aquellos que afectan su desempeño.

En segundo lugar, en el análisis externo se consideran situaciones que no dependen de la empresa.  Estas dependerán, por ejemplo, de factores sociales, políticos, legales e, incluso, ambientales. Este análisis parte de las amenazas y oportunidades. Las primeras (amenazas) son aspectos negativos que afectan a la empresa y que requieren de un plan para aminorar su efecto. Las segundas (oportunidades) son aquellos elementos positivos del entorno que la empresa puede aprovechar.

Ventajas y beneficios de implementar el análisis DOFA en tu empresa

En términos generales, el análisis DOFA facilita a las empresas la toma de decisiones, siendo esta su primera y más importante ventaja. Con él se adquiere un panorama más amplio de la situación empresarial, identificando sus ventajas competitivas. De esta manera, esta matriz reduce los riesgos, impulsa la exploración del mercado e implica algunas otras ventajas, como:

  • Aumenta la seguridad de los procesos empresariales.
  • Permite ubicar a la empresa asertivamente frente a sus competidores.
  • Facilita la anticipación de situaciones beneficiosas o de riesgo para la empresa.
  • Permite establecer alternativas de acción.

¿Cómo implementar la matriz DOFA en tu empresa? ¡Los pasos clave!

cómo implementar el análisis DOFA

1. Primero lo primero: Todo parte desde un objetivo

Es fundamental tener en cuenta que ningún análisis es exitoso si no tiene una base sobre la que sostenerse. Para que dicha base sea fuerte y duradera requiere consolidarse en aras de un objetivo específico. Esa es la razón por la que el primer paso para implementar la matriz DOFA es definir el propósito que dicho análisis busca cumplir. De esta manera, todos los participantes del proceso sabrán hacia dónde dirigirse.

2. Establece el mejor equipo de colaboradores

Lo ideal es que este equipo sea completamente integral. Lo anterior significa que, por lo menos, deberá estar conformado por un representante de cada área. Así, todos los niveles de la organización estarán involucrados, disminuyendo el riesgo de que se escapen detalles importantes.

3. Identifica los aspectos principales del análisis DOFA

Para que la matriz se implemente adecuadamente se deben tener en cuenta, como lo mencionamos anteriormente, las debilidades, fortalezas, oportunidades y amenazas. Al considerar cada una de ellas el análisis adquiere enfoques fundamentales, como lo son: el enfoque de éxito (fortalezas), el de adaptación (oportunidades), el de reacción (debilidades), y el de supervivencia (amenazas).

4. Define las estrategias

Ya con cada punto del análisis revisado es momento de tomar acciones. Este momento es el más oportuno para la creación del plan estratégico con el que vas a responder a lo obtenido del análisis DOFA. Lo lograrás integrando los 4 elementos y buscando equilibrarlos.

5. Esquematiza y vuelve sobre el análisis

El último de los pasos para implementar el análisis DOFA consiste en realizar una última revisión de los elementos que determinan la situación actual de tu negocio. Con esto en mente podrás crear uno o varios esquemas que incluyan el panorama general, poniéndolo a disposición de todo aquel interesado en él.

A modo de conclusión, vale la pena recalcar que, aunque este es un proceso bastante común y necesario en todas las empresas, no siempre es sencillo llevarlo a cabo. Con él, las empresas se enfrentan a todo tipo de verdades, algunas esperanzadoras y otras un poco desilusionantes. Empero, lo fundamental es contar con un buen equipo que ayude a contener el impacto negativo y, más bien, impulse y fortalezca el impacto positivo.