¿Cómo mejorar la accesibilidad de tu empresa para empleados y clientes?

0
110

En un mundo tan diverso como el de hoy, hacer de tu un negocio un lugar accesible no es solamente una obligación moral, también podría tratarse de una estrategia corporativa muy inteligente. Haciendo tu empresa más accesible no solo conseguirás atraer a más clientes, sino que tus empleados estarán más satisfechos y serán menos propensos a irse de sus puestos. Aquí van 4 formas de transformar tu empresa en un lugar más accesible, tanto para empleados como para clientes:

1. Educa al resto de empleados en materia de inclusión

mejorar la accesibilidad de tu empresa

La parte más esencial de crear una empresa accesible para todos es conseguir que el resto de los empleados se involucren con la causa. Intenta planificar reuniones periódicas en las que se tratan temas como la inclusión social o las dificultades que enfrentan las personas con discapacidad física. La mayoría de tus empleados estarán encantados de aprender más sobre este tema, tan importante en la sociedad actual, y tratar a compañeros y clientes con todo el respeto que merece cualquier persona.

2. Intenta usar diseño universal en todas las áreas de la empresa

Cambios físicos que puedes realizar en el lugar de trabajo son muchos: desde incorporar una rampa a la entrada del edificio hasta liberar los pasillos de muebles innecesarios que puedan impedir el paso de una silla de ruedas, lo más importante es asegurarnos de que todo el mundo puede acceder a todas y cada una de las instalaciones del negocio. Ofrecer por lo menos una plaza de parking para aquellos empleados o clientes con vehículos adaptados a sillas de ruedas es otra gran forma de mejorar la accesibilidad.

Cuando se trata del mundo digital también hay varias opciones para asegurarnos de que todos tienen más mismas oportunidades. Asegúrate de que la web sea fácil de navegar, e incorpora codificación que permita que aquellos con problemas visuales y auditivos también puedan navegar tu página. Hay programadores especializados en adaptar las webs de las empresas según estas necesidades.

3. Invierte en un servicio de atención al cliente adaptado a todas las necesidades

Si en tu negocio tenéis servicio de atención al cliente, ésta también sería una buena oportunidad para facilitar la inclusividad. Un servicio de atención al cliente totalmente preparado para contestar las preguntas de todos los clientes, independientemente de sus necesidades, puede ganarte la confianza de tus clientes, e incluso de tus empleados y de la sociedad en general.

Esto podría implicar, por ejemplo, incluir en este equipo una o dos personas que hablen lengua de signos; esto garantizará que incluso aquellos con problemas auditivos puedan acceder a este servicio. Grandes empresas como Samsung, Carrefour o Bolsalea ya han implementado este tipo de iniciativa con gran éxito; un negocio que pone empeño en incluir a todos es un negocio que inspira respeto.

4. Implementa una cultura de comunicación y comprensión

Reunión de un grupo de trabajo

Un buen ambiente laboral es imprescindible en la empresa de hoy. Conseguir que tus empleados hablen contigo es el primer paso para garantizar que en la empresa haya un ambiente de comprensión y honestidad, de forma que cualquier problema asociado a la accesibilidad – o de cualquier otra naturaleza – llegará a ti de forma inmediata. Esto tiene varias ventajas, la primera siendo que esto ayuda a evitar que cualquier problema llegue a mayores, ya que lo podrás resolver de inmediato. El segundo es garantizar que los empleados se sienten seguros o apoyados en su lugar de trabajo; esto hará que no se vayan a otras empresas, y también mejorará el servicio que le den a los clientes.

Convertir una empresa en un lugar plenamente accesible es un gran desafío, sobre todo para aquellos pequeños empresarios que no tienen los medios económicos para implementar grandes cambios en sus compañías. Sin embargo, cuando se trata de accesibilidad, lo más importante es tener la voluntad de querer ayudar, y la capacidad de escuchar a empleados y clientes en sus diferentes necesidades. El negocio más accesible de todos es aquel que piensa en sus empleados y clientes.