¿Cuáles son las averías más comunes los coches de empresa?

0
149
Avería de coches

Si en tu empresa cuentan con un coche o tú eres el conductor del vehículo de una compañía, seguro has tenido alguna avería. También es usual que hayas tenido que hacer uso de los recambios para reparar alguna falla en el automotor.

Las 8 averías de coche que más se presentan

Avería de un coche

En el mercado existen buenas opciones para comprar recambios como DAPARTO, plataforma en la que puedes buscar, comparar y adquirir repuestos para coches. Sabemos que existen varias que pueden llegar a ser costosas de reparar y por eso es fundamental el cuidado y mantenimiento de tu vehículo.

En la actualidad, la mayoría de los coches que transitan por las carreteras de España superan los 13 años de antigüedad. Según estudios realizados por las aseguradoras de vehículos del país, a partir de los 12 años las averías y los problemas mecánicos se multiplican.

Por un mayor uso y por su gran desgaste, los coches de empresa son los que pueden llegar a sufrir más. Debido a esto, te enseñaremos a continuación las averías más comunes en esta clase de automotores:

1. Corrosión de la carrocería

Los vehículos de empresa, según el sector en el que esta ofrezca sus servicios, pueden pasar por todo tipo de condiciones climáticas y más si tenemos en cuenta las estaciones. Si tu coche no duerme en un garaje, es posible que la carrocería pueda llegar a corroerse fácilmente.

Además, si vives cerca de la costa, el salitre del mar puede hacer de las suyas en tu automotor. Si bien es algo que no debería ocurrir, son muchos los factores que se dan para que el vehículo sufra este inconveniente.

2. Problemas electrónicos

avería electrónica de un coche

Cada día es más usual que los coches incluyen mayor tecnología en sus sistemas. Por eso, uno de los problemas más comunes en la actualidad es la parte electrónica de los vehículos, algo que puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza.

En este aspecto es clave que tengas referencia sobre cómo funcionan estos sistemas y qué tan desarrollados están. Ahí, sí o sí, la marca del coche es fundamental, ya que es sabido que algunas tienen mejor desarrollo que otras en este tema.

3. Fuga de refrigerante

La pérdida de líquido refrigerante por fuga es una de las averías más habituales en los coches de empresa y los coches en general. La causa más frecuente es la del fallo del mecanismo limitador de presión de la tapa que hace evaporar al líquido.

El agua que refrigera el motor para evitar su sobrecalentamiento es vital para el buen funcionamiento de este. Si tienes este problema, basta con arreglar la fuga o cambiar la pieza cuanto antes.

4. Freno de mano destensado

Freno de mano destensado

Si en algún momento llegas a notar debes tirar mucho del freno de mano para que este cumpla su función, puede que esté destensado. Esta avería ocurre más de lo que puedes imaginar y se produce por utilizarlo más de lo necesario cuanto está en buen estado.

Además de la anterior causa, el freno de mano destensado puede llegar a generarse por falta de lubricación en el cable y los componentes del sistema. De igual manera, la corrosión que afecta los cables al secarlos y oxidarlos, puede agarrotar el freno.

5. Catalizador saturado

Cuando sientes que el motor ha perdido parte de su rendimiento, una de las causas más evidentes puede ser el mal estado del catalizador. Este se advierte de manera clara con el motor al ralentí y durante la aceleración.

La saturación del catalizador es producida cuando el proceso de combustión no es del todo eficiente y el combustible llega sin quemarlo. Si el vehículo de empresa es usado solo para recorridos muy cortos a bajas revoluciones, hay un alto riesgo de que esto ocurra.

6. Fugas de la dirección

dirección coche

La dirección asistida funciona por medio de un líquido, el cual puede llegar a tener pérdidas. Lo normal es que la sustancia que se pierde tiene un olor a aceite quemado y por lo general es de color rojo o rosado.

Este tipo de fugas se pueden apreciar de forma fácil si llegas a ver un pequeño charco en el suelo debajo de la parte trasera del motor. Si tienes un gato, soportes de gato o una rampa, tienes la posibilidad de comprobar directamente la cremallera en busca de escapes.

7. Rodamientos

Cuando oyes un ruido parecido a un zumbido, traqueteo o incluso un gruñido que aumenta con la aceleración o cuando el vehículo gira, es muy factible que los cojinetes no estén bien. Un fuerte y constante chirrido con el coche en movimiento o ruidos de golpes cuando conduces por encima de carreteras desiguales también son otros síntomas de esta avería.

Esta se puede producir por el impacto o carreteras de firme muy malo, por difíciles condiciones del terreno, modificaciones en el coche o por el uso de rodamientos de baja calidad. Los cojinetes tienen un promedio de vida útil entre 130.000 y 160.000 km, peo esta depende en gran medida de la clase de estos elementos.

8. Brazos de suspensión

Debes tener claro que la suspensión tiene como estructura básica a los brazos. Te puedes dar cuenta que estos están rotos cuando tu vehículo no circula de forma correcta en el carril y se sale fácil.

También puedes notarlo cuando hay ruidos de traqueteo en cada bache y se oye un chirrido al girar o en el momento en que los neumáticos delanteros se desgastan de manera irregular. Si estos llegan a romperse estarías ante una avería grave que puede conducir a la pérdida de la dirección del coche.

Las anteriores son ocho de las averías más comunes que se presentan en coches de empresa. Estas se pueden producir por falta de mantenimiento, errores en la conducción, baja calidad de algunas piezas o simplemente, porque algunas piezas ya han cumplido su vida útil.

Conclusión

Como con cada vehículo, es primordial que realices chequeos periódicos del mismo para evitar grandes averías o encontrarles una solución a tiempo. Es claro que los coches de empresa llegan a tener mucho más desgaste por uso que uno familiar o de uso personal, por lo que estos obligan a tener mayores cuidados.

Por eso, si en determinado momento tienes que acudir al recambio de alguna pieza, debes tener en cuenta que esta sea de calidad. El mercado de autopartes es tan grande que hay muchas opciones, por lo que es de gran ayuda tener a la mano un comparador de precios como DAPARTO, con el cual vas sobre seguro y contarás con el mejor respaldo.