5 beneficios del marketing digital

0
104
Cómo hacer un plan de marketing digital

El mundo en el que vivimos es muy distinto a lo que era hace tan solo una década o dos. La irrupción de la tecnología y los medios digitales ha venido a transformar por completo todos los rubros. Y el del marketing es quizás uno de los más atravesados por la tecnología. Los tradicionales anuncios de prensa y televisión ya no son los reyes de la industria. Esta monarquía ahora ha sido tomada por los dispositivos móviles y por el marketing digital.

El concepto en términos generales es el mismo: Promover, gracias a herramientas de comunicación, la venta de un producto o un servicio. Lo que cambió y de manera radical son los canales de esta venta, y con ello, el lenguaje del público que en éstos encontramos. Páginas webs, nuestro email, las redes sociales, los e-commerce. Todos estos son espacios en los que el marketing digital trabaja.

Si tienes una empresa, un negocio o un emprendimiento, es importante que vuelques la mirada hacia el marketing digital. No solo es mucho más accesible que pagar por un comercial de televisión. También puede ser más efectivo, al segmentarse en concreto hacia la audiencia que te interesa. Acompáñanos a conocer algunos de sus principales beneficios. 

5 beneficios y ventajas de implementar el marketing digital en tu negocio

Qué es un plan de marketing digital

1. Es rentable

Una de las grandes ventajas de implementar estrategias de marketing digital en tu negocio, es la rentabilidad. Cuando hacemos publicidad tradicional, como anuncios en prensa o en radio, no tenemos claro el retorno de la inversión. Esto sin contar que son bastante costosos.

Las técnicas de marketing digital son una alternativa muy rentable para promocionar tu negocio. Y es que puedes armar una estrategia totalmente personalizada. Multinacionales como Coca Cola invierten en marketing digital. Pero negocios locales como la zapatería de tu barrio, también lo hacen.

Puedes diseñar una estrategia a tu medida, que responda a las necesidades de tu producto y se comunique con la audiencia que puede estar interesada en él.

2. Puedes medir los resultados

Para los expertos en marketing digital, este es su beneficio más notable. Volvemos al ejemplo de la publicidad tradicional. Es muy difícil para una marca medir cuántas ventas se generan después de transmitir un comercial de televisión un par de veces en horario prime time.

Pero en el marketing digital, la medición es la norma. De hecho, existen muchas herramientas que te permiten conocer el retorno de la inversión con detalle. Puedes acceder a estadísticas, gráficas e informes con mayor o menor complejidad, de acuerdo a cómo sea tu estrategia. E incluso visualizar resultados de una estrategia en tiempo real, y hacer cambios o redireccionar.

Con las herramientas digitales también podrás hacer seguimiento a los clientes, a la cartera de productos o servicios, monitorear el tráfico web, entre otras funciones.

3. Logras convertir

Aumenta las conversiones de tu empresa

Sumamos a los beneficios del marketing digital, el hecho de que impulsa las conversiones, aumentando las posibilidades de que las personas que visitan tus perfiles o espacios digitales, se conviertan en leads, en suscripciones o incluso materialicen de forma directa y rápida una venta.

Todo se trata de construir una audiencia a la que le interese tu producto o servicio y el contenido que ofreces, relacionado a él. Para lograrlo deberás tener en cuenta asuntos como el posicionamiento en buscadores, desarrollar una estrategia en social media y diseñar acciones de e-mail marketing, entre otras.

4. Tienes diversidad de estrategias

Acá queremos hacer una mención especial. Cuando estamos empezando en el universo del marketing digital, solemos caer en el error de pensar que es necesario que hagamos todo. Y la realidad es que no es así. Lo primero que tienes que hacer es analizar tu marca, su esencia, su aporte de valor y al target al que se dirige.

Y de ello derivarán las herramientas digitales que uses para conectar con los usuarios. Hay algunas que son bastante macro, como tener un sitio web y trabajar con algunas herramientas de email marketing, que fomentan la personalización.

Pero, por ejemplo, en el área de social media es necesario analizar para direccionar bien los esfuerzos. Si tienes una marca dirigida a un público adulto mayor, probar con perfiles y publicidad en Facebook puede funcionar. O quizás con anuncios en sitios de noticias. Ahora bien, si tu marca se dirige a un público joven, lo mejor será trabajar tus perfiles y contenidos en redes sociales de tendencia, como Instagram o TikTok.

5. Creas contacto con tu audiencia y construyes marca

El entorno digital promueve experiencias mucho más personalizadas, y ello es bien valorado por el público. Puedes enviar un email a tus usuarios, saludándolos por su nombre. Puedes conocer sus patrones de compra y hacer sugerencias en relación a ello. Debes también generar contenido interesante, que les llame la atención.

Todo ello deriva en la construcción de una audiencia y la imagen de tu marca. De una comunidad que te sigue porque se identifica con los valores que transmites. Porque encuentra en ese producto o servicio, la satisfacción de una necesidad, y también una conexión emocional. Por ello, uno de los grandes beneficios del marketing digital, es que permite que usemos la tecnología para conectar con las personas.