Cómo debes hacer para dejar de pagar una tarjeta Revolving

0
184
dejar de pagar tarjetas revolving

Los intereses de la mayoría de contratos revolving pueden considerarse abusivos y usurarios pero, ¿cómo debemos hacer para reclamar y dejar de pagar los intereses de estas tarjetas de crédito? Esto es lo que se preguntan miles de personas en nuestro país que, por diversos motivos, se han visto envueltas en las altísimas comisiones que cobran este tipo de tarjetas de crédito.

Por suerte,  hoy en día cada vez son más las sentencias judiciales que fallan en favor de los consumidores, dejando claro que el sistema revolving es un sistema de interés abusivo y abriendo una vía de reclamación para los usuarios que estén sufriendo este tipo de deuda que parece ser infinita.

Por todos estos motivos, en el día de hoy hemos querido consultar a los abogados especializados en tarjetas revolving de Sello Legal, un despacho de abogados en Asturias que ha se ha especializado en este tipo de casos en los últimos años y que cuenta con algunas de las voces profesionales más expertas sobre este tema. Así, intentaremos solucionar las principales dudas que suelen surgir a los usuarios cuando están atrapados en estos contratos revolving y quieren reclamar su nulidad. 

¿Cómo funciona una tarjeta revolving?

dejar de pagar tarjetas revolving

A pesar de que, en los últimos años, se ha hablado mucho sobre este tipo de tarjetas, lo cierto es que todavía muchas personas no tienen conocimiento sobre lo complicadas que son y lo difícil que es liquidar el crédito que en ellas se acumula.

Como cualquier otra tarjeta de crédito, las tarjeta revolving permiten aplazar pagos de prácticamente cualquier tipo de compra. La diferencia de uso reside en que, con las tarjetas revolving, la deuda generada por el crédito aumenta mes a mes, ya que cada movimiento con la tarjeta genera nuevos intereses, gastos y comisiones. Es por eso que muchos usuarios se han visto envueltos en un tipo de crédito que crece cada mes, volviéndose una deuda prácticamente imposible de anular.

¿Cuándo existe el derecho a reclamar los intereses abusivos de una tarjeta revolving?

El primer paso para saber si podrás reclamar judicialmente el contrato abusivo de una tarjeta es saber si realmente tienes una de las tarjetas de crédito que el Tribunal Supremo ha determinado que tienen derecho a nulidad. El tipo de tarjetas revolving que se admiten a trámite son, por lo general, aquellas que incluyen unos intereses superiores al 20 por ciento. 

Todas aquellas personas que cuenten con una tarjeta revolving con un TAE abusivo, así como también aquellas que puedan demostrar que la entidad bancaria no actuó de manera transparente al ofrecerle este tipo de crédito, serán quienes puedan reclamar judicialmente la nulidad del contrato.

¿Qué opciones tengo para dejar de pagar los intereses abusivos de la tarjeta?

dejar de pagar tarjetas revolving

Para dejar de pagar los abusivos intereses de las tarjetas revolving lo principal es empezar cuanto antes con el proceso de reclamación judicial, para que los intereses no sigan aumentando mes a mes y la nulidad se haga efectiva lo antes posible. No obstante, una vez que, como consumidor, indiques a un banco que quieres anular el contrato, se puede actuar de diferentes formas: bien dejando de pagar directamente las cuotas o bien manteniendo el pago mensual hasta que se resuelva el juicio.

A continuación valoramos ambas opciones para que puedas conocer más a fondo qué implicaría cada uno de estos escenarios.

Dejar de pagar las cuotas

Una de las alternativas que existen es paralizar el pago de las cuotas de la tarjeta revolving inmediatamente después de haber comunicado a la entidad bancaria que quieres anular tu contrato. A pesar de que esta es una opción válida, lo cierto es que no es del todo recomendable. 

En este caso, sólo si la reclamación tiene éxito, el banco te devolverá la totalidad de los intereses abusivos y tú solo tendrás que liquidar la cantidad correspondiente al préstamo. No obstante, es posible que también te afecten las consecuencias de dejar de pagar las cuotas, pero que no afectarán al proceso judicial de la tarjeta revolving.

Las consecuencias negativas para los consumidores están relacionadas, por ejemplo, con el hecho de que incluyan tus datos en listas de morosos, que recibas llamadas por parte del banco presionándote para pagar o, incluso, que lleguen a iniciar procesos judiciales en tu contra.

Es decir, aunque estas consecuencias no se tengan en cuenta para que te devuelvan los intereses abusivos de tu tarjeta revolving, sí pueden afectarte a tu línea de crédito personal.

Mantener el pago de las cuotas

La otra alternativa, que salvo incapacidad de pago es la que se suele recomendar, es continuar pagando las cuotas hasta que exista una sentencia judicial que obligue al banco a devolver todos los intereses pagados de más por tu parte. En este sentido es lo mejor ya que siempre recuperarás tu dinero y no tendrás que enfrentarte a las consecuencias negativas comentadas en el apartado anterior. Igualmente, si quieres saber más sobre este tema, te aconsejamos que consultes el contenido de su blog sobre dejar de pagar tarjetas revolving.