Ideas de negocios para estudiantes emprendedores

0
150
ideas negocios estudiantes

Son muchas las opciones de carrera disponibles para los estudiantes que están saliendo de la universidad. Sin duda, emprender y crear su propio negocio es una de las opciones, especialmente con la facilidad de abrir empresas y gestionarlas con la ayuda de la tecnología y las nuevas leyes de apoyo y desburocratización.

Sin embargo, el camino no es fácil, especialmente para los estudiantes que pueden tener limitaciones de recursos, ya que no han tenido tiempo para empezar su carrera y ahorrar dinero, y no tienen tanto acceso al crédito.

Teniendo esto en mente, hemos seleccionado algunas ideas de negocios para estudiantes emprendedores. Lo mejor es que no requieren grandes sumas de dinero y que incluso pueden iniciarse mientras se estudia. La limitación de tiempo sin duda es un factor para considerar.

Clases online y servicios de enseñanza

Profesora de un curso de inglés en línea para profesionales

El concepto de la educación tecnológica (edtech) ha revolucionado el mundo de la educación, que durante décadas ha estado rígido y burocratizado. Incluso las grandes universidades se han adaptado y ofrecen cursos, incluso gratuitos, para personas de todo el mundo.

Plataformas de cursos como Udemy también tienen gran éxito al ofrecer cursos baratos o gratuitos. Estos cursos pueden ser útiles para que los profesionales redirijan sus carreras o adquieran nuevas habilidades.

También existen servicios de redacción de trabajos, como Mycustomessay.com, que ayudan a estudiantes de todo el mundo a tener acceso a trabajos escritos por profesionales en diversas áreas.

Los estudiantes que tienen conocimientos específicos en un área de alta demanda pueden conectarse con estudiantes de cualquier lugar a través de servicios como Skype o Zoom, o incluso vender cursos en plataformas como Udemy. Los podcasts, los videos de YouTube y los libros electrónicos también pueden comercializarse.

Y si alguien quiere ir más allá, puede reunir a estudiantes de diferentes áreas y crear un paquete completo de clases complementarias para estudiantes de escuela y universidad sobre diversas materias. Es un mundo lleno de posibilidades que se presenta.

Comercio electrónico

Las ventas en línea superaron los 2 billones de dólares en 2020, un año desafiante debido a la pandemia. El camino puede no ser tan rápido, ya que durante la pandemia el comercio en línea explotó por necesidad, no solo por la buena demanda.

Pero aún hay mucho por recorrer. ¿Te gusta algún sector en particular, como la venta de ropa, perfumes, guías turísticas o artículos deportivos? Entonces, explora la posibilidad de crear un comercio electrónico.

El comercio online es perfecto para los estudiantes porque los costos de mantenimiento son bajos. No es necesario abrir o cerrar puertas y la inversión inicial para crear una plataforma es baja, especialmente si tienes algo de habilidad en web design. Ni siquiera es necesario tener conocimientos de programación, ya que plataformas como Shopify ofrecen menús de «arrastrar y soltar» que facilitan todo.

Sin embargo, antes de crear tu sitio web y comprar materia prima o inventario, investiga quiénes son tus competidores, incluyendo los externos. El comercio electrónico puede enviar productos a cualquier parte del mundo si así lo deseas, y ya existen grandes empresas listas para ofrecer todo tipo de productos para consumidores a continentes de distancia.

Servicios relacionados con su carrera

sorteos y concursos en redes sociales

Todavía existe un error en la mente de las personas que piensan que solo los estudiantes de administración y economía pueden ser emprendedores desde el principio. Eso no es cierto: hay emprendedores que estudian historia, química, medicina, derecho, entre otros.

Vender un servicio, incluso antes de completar el curso, es una posibilidad. Por supuesto, dependiendo de las regulaciones profesionales y cómo ellas funcionan en su área de trabajo.

Un estudiante de derecho puede no trabajar como abogado, pero puede crear un sitio web que explique las dificultades, desafíos y placeres de estudiar esa profesión. Un estudiante de historia puede no poder dar clases aún, pero perfectamente puede crear un perfil en Instagram que explique momentos históricos de una manera divertida y ligera, que los estudiantes puedan usar para explorar su conocimiento en el área y aprender de manera entretenida.

Sin embargo, cuando se ha completado el curso y se está listo para trabajar de manera completamente liberada, se abren ventanas de oportunidad y, si hace unos años era necesario enviar currículums y esperar buenas noticias, ahora es posible emprender de manera más fácil y ser tu propio jefe.

Conviértete en un consultor académico

¿Ya has superado la etapa de la escuela y la universidad y tienes lecciones que compartir? Un consultor académico puede ayudar a estudiantes de todos los niveles. Ya sea persuadiendo, o diciendo que es mejor seguir otro camino, a estudiantes de secundaria sobre qué carrera elegir. O presentando las mejores instituciones en tu área a aquellos que dudan entre la universidad A o B.

Un consultor académico también puede explicar lo que se espera en trabajos más complejos – vea más información aquí – “get more info here”  – o presentar las mejores fuentes y materiales de enseñanza para que otros estudiantes tengan un trabajo mucho más fácil.

Tu conocimiento puede ayudar a muchas personas, incluso cuando aún estás en los momentos finales de tu curso. Si quieres emprender, piensa en las posibilidades, investiga la competencia y ¡no dejes que tus sueños se desvanezcan!