Cómo elegir el mobiliario de oficina para tu empresa

Vota este post

A la hora de elegir el mobiliario de nuestro negocio, además de las tendencias en decoración, y de la imagen que queremos transmitir a nuestros clientes, no podemos olvidarnos de la salud.

Y ambas cosas no están reñidas. Queremos causar una buena impresión al cliente, pero también se debe tener en cuenta, que el empleado esté a gusto y adecuar el espacio de trabajo para que sea confortable.

Cómo elegir el mobiliario de oficina para tu empresa

Cómo elegir el mobiliario de oficina para tu empresa

Se debe prestar atención a la buena iluminación, a la distribución de los espacios, a las zonas comunes, al mobiliario y especialmente a las sillas ergonómicas de oficina. Son muchas las horas que se pasan en el lugar de trabajo, y se deben facilitar los buenos hábitos posturales, y a eso nos referimos cuando hablamos de salud, prevenir y salvar las zonas más castigadas como cuello, espalda y zona lumbar con elementos adaptados.

En la oficina nos tenemos que sentir cómodos, con los archivadores a mano, con la mesa de despacho, con la silla, con los teléfonos, los ordenadores y reposapiés a su debida altura y no por ello hay que prescindir del diseño, existen mobiliarios que aúnan las dos cosas.

Sin duda, las instalaciones dicen mucho de una empresa, comenzando por su ubicación, ya sea en un polígono empresarial o en un edificio de oficinas, pero sobretodo el interior refleja al cliente lo que somos, transmite un mensaje y una filosofía.

Cada oficina, cada negocio, por la actividad que desarrolla y por el número de empleados, es diferente. Nos va a determinar la superficie de metros cuadrados, la arquitectura, la distribución, por lo que la clave para elegir el mobiliario de oficina es personalizarlo. No será igual decorar una oficina con 2 que con 20 trabajadores, un despacho de gerencia que el mostrador de la recepción de una clínica dental, una zona de sala de espera que una sala para reuniones.

Pero si hay unas pautas comunes, y en lo que sí se coincide es que los espacios de trabajo de hoy día son abiertos, (que no siempre diáfanos) que lo moderno marca tendencias, y no, no se trata solo de una moda, es un nuevo concepto.

Los muebles son ligeros, de estilo vanguardista y con colores neutros y claros. La sensación de abarrotamiento y caos ha desaparecido gracias a archivadores, cajoneras y estanterías, e impera la sensación de ordenado y limpio.

El espacio laboral se torna agradable, sereno, ordenado. nos acompaña el tono de las paredes, la calidad de los materiales, el color del mobiliario, los textiles y los detalles decorativos tipo cuadros, flores, lámparas.

A esto se le suma que se ha conseguido un fácil mantenimiento, limpieza y cuidados de estos muebles, maximizando la perdurabilidad en el tiempo.

Pero el negocio es cambiante, dinámico y debe estar dispuesto a ir adaptándose a necesidades nuevas, tanto temporales como personales, los empleados cambian, el entorno también, así que el mobiliario debe cumplir también esa función de flexibilidad.

Y aunque no se esté de cara al público, hay multitud de negocios que no requieren presencia física, y trabajemos desde casa, es obligatorio recordar el tener una buena mesa y silla de escritorio que evite molestias en la espalda y conseguir el ambiente más agradable posible.

Así pues, al escoger el mobiliario de su oficina, recomendamos personalizarlo según sus preferencias y sus necesidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here