¿Cómo montar un negocio de venta de chucherías en máquinas de vending?

0
157

La venta de chucherías al por mayor es algo a lo que tienen que acudir quioscos, tiendas de alimentación, supermercados, empresas de catering y hasta restaurantes o locales de hostelería. En este listado, quizás falte un tipo de negocio, las máquinas de vending, ¿sabes cómo probar suerte en esta disciplina comercializando snacks y golosinas?

El primer paso es saber con certeza que es el vending. Este sistema consiste en la instalación de máquinas que las personas pueden manipular sin la necesidad de que un empleado las asista. En ellas se introduce una forma de pago, que habitualmente en dinero en metálico, pero también las hay que permiten el pago con tarjetas.

Las máquinas de vending son comunes en salas de espera de hospitales, clínicas, gasolineras, colegios, universidades, hoteles, sitios turísticos… Cualquier emplazamiento en el que haya mucha afluencia de personas en un buen espacio para colocar estos aparatos. Incluso es posible hacerlo en oficinas y edificios privados a los que solo tengan acceso público discrecional.

El paso a paso en el negocio del vending

negocio del vending

Si deseas invertir en máquinas de vending, lo primero que debes saber es que existen reglas que tienes que cumplir de manera obligatoria. Solo puedes trabajar con productos que provengan de empresas que estén autorizadas.

Si hablamos de gominolas, chucherías y snacks dulces y salados, los productos que llegan a la máquina han de proceder de empresas con autorización legal para etiquetarlos, transportarlos y almacenarlos.

Por otra parte, los productos con mucho azúcar, como pueden ser las chucherías, están bajo el punto de mira por su asociación con una dieta poco equilibrada. Esto puede afectar al lugar de colocación de esas máquinas, por ejemplo en espacios cercanos a colegios y lugares de tránsito infantil, o a la inclusión de otras opciones que sean más equilibradas en el apartado nutricional.

Sirva esta recomendación para prestar total atención a la legalidad vigente. Y dicho esto, vamos con los aspectos que debes tener en cuenta para iniciar un negocio de este tipo.

Plan de negocios y ubicación de las máquinas expendedoras

No hay viabilidad posible para ningún tipo de actividad económica si antes no está bien diseñado un buen plan de negocios. En este caso, como hablamos del vending, la rentabilidad está muy ligada a los objetivos que se quieran conseguir. No porque a otros les haya funcionado, va a resultar igual de rentable para ti.

En este sentido, hay que recordar que ya hay muchas empresas de máquinas expendedoras, así que la competencia es alta. Este sector vive mucho de la afluencia de personas. Cuanto más público tenga la tienda a mano, más opciones habrá de vender.

Por otra parte, la competencia son otras máquinas expendedoras, pero también pueden serlo en este caso los quioscos o los supermercados. La ventaja más reseñable de las máquinas de vending es que su horario comercial es completo si estas están situadas en la calle.

Conseguir las máquinas

Una vez has establecido el plan de negocios y seleccionada las ubicaciones para cada máquina, llega el momento de adquirir los aparatos. Puedes acudir a un fabricante que te asegurará volumen de trabajo suficiente en caso de necesitar varias máquinas, o bien optar por modelos de segunda mano.

Con esta última opción disminuirás costos, pero puedes enfrentarte a más limitaciones, como por ejemplo que no incluyan sistemas de pago con tarjeta. El paso siguiente es abastecer las máquinas. Deberás contar con empresas autorizadas, como ya comentamos antes, y seleccionar bien los productos que mejor se venden, aquellos que tengan una alta rotación.

Aquí entra muy en juego tu capacidad de negociación, cuanto más éxito tenga el negocio, luego más productos vendas, estarás en mejores condiciones de solicitar mejores condiciones, precios más jugosos que te hagan aumentar tu rentabilidad.

Cúbrete las espaldas con la financiación

A pesar de que montar un negocio de vending no es tan exigente en lo económico como sí pueden ser otras aventuras empresariales, debes contar con un capital mínimo suficiente para hacer frente al desembarco inicial.

En este punto, no dejes de lado que los primeros meses es muy probable que no veas resultados positivos. Tu objetivo debe ser llegar al punto de amortización lo más pronto posible, es decir, el momento en el que los ingresos totales acumulados ya han sobrepasado la inversión inicial.

A partir de ahí, y si el negocio está bien montado, solo llegarán ganancias. Para finalizar, no dejes de lado la continua adaptación de tu negocio a las nuevas necesidades del público. Esto implica rotación de productos, investigar constantemente nuevas localizaciones que puedan ser más rentables e introducir facilidades para el pago a los clientes.

Montar un negocio con máquinas de vending, y en especial en la venta de chucherías y snacks, es algo que implica mucho trabajo y dedicación. Como ejemplo, te mostramos un caso de éxito en Business insider, así podrás tomar nota de la trayectoria de este emprendedor.