¿Qué es un organigrama y cómo usarlo para mejorar la productividad?

0
162
organigrama empresarial

La eficiencia empresarial es un punto clave para alcanzar el éxito con cualquier proyecto. Para alcanzarla es fundamental que todas aquellas actividades y situaciones presentes en el día a día de una compañía tengan una vinculación directa con los objetivos y necesidades que se buscan satisfacer a través del accionar empresarial. De tal forma, es imprescindible que la empresa cuente con una estructura definida y clara para cada uno de los actores que hacen parte de ella. Dicha estructura deberá estar plasmada en lo que se entiende como organigrama de una empresa.

La importancia de esta herramienta se vincula al buen funcionamiento de la compañía, por lo que en este artículo le daremos la relevancia que merece, contándote qué es y cómo usarlo para mejorar la productividad.

Claridad, eficiencia y rapidez: ¿Qué es el organigrama de una empresa?

organigrama empresarial

Para comprender la utilidad de un organigrama empresarial se debe partir por entender que este se consolida como la representación gráfica de la jerarquía de una organización. De esta manera, esta estructura visual plasma con claridad la manera en la que se conforma una empresa, identificando roles y capital humano. Gracias a ello, se demuestra cuál es el cargo responsable en cada área, quiénes son subordinados y a quién reportan y cómo se da el flujo de comunicación entre mandos y equipos.

De acuerdo con lo anterior, el organigrama de una empresa tiene como objetivo el garantizar que todos los miembros de la organización tengan claridad sobre cómo funciona la empresa y la importancia del rol que cada uno de ellos cumple.

Por otro lado, la transparencia que se logra con esta herramienta hace que el organigrama de una empresa para recursos humanos sea una gran ayuda para la toma de decisiones, de acuerdo con la interrelación entre áreas.

Los organigramas pueden ser de diferentes tipos, los cuales dependerán de la finalidad, el tipo de organización y la representación visual. En el primer caso (finalidad) estos pueden ser:

  • Informativo (información global de la empresa)
  • De análisis (información específica: presupuestos, distribución, entre otros).

De acuerdo con el tipo de organización son:

  • Jerárquico (estructura empresarial).
  • Matricial (proyectos diferentes bajo el cargo de diferentes líderes).
  • Plano (cargos de liderazgo y trabajadores).

En cuanto a lo visual, pueden ser:

  • Vertical (estructura en forma de triángulo o pirámide).
  • Horizontal (niveles jerárquicos van de izquierda —mando— a derecha —colaboradores—).
  • Radial o circular (en el centro se encuentran los cargos de poder, alrededor los demás).
  • Mixto (elementos horizontales y verticales).

Organigrama funcional y cómo usarlo para aumentar la productividad de una empresa

El organigrama funcional, como se mencionó anteriormente, permite identificar la estructura de una empresa, detallando las funciones que deben cumplir cada área o departamento, además, claro, de la cadena de reporte. Gracias a él, se establecen los niveles de jerarquía y autoridad y se facilita el análisis de la organización, especialmente cuando se busca expandirla.

Sin embargo, para que el organigrama funcional sea, literalmente, funcional, es necesario realizar acciones determinadas que aumenten su eficiencia, por ejemplo:

  • Las funciones deberán estar divididas por áreas o departamentos, identificando con precisión tareas y responsabilidades de cada una de ellas.
  • Determinar con claridad la interrelación entre departamentos y las vías de comunicación entre ellos.
  • Deberá estar enfocado en propósitos y objetivos reales y alcanzables, siempre en aras de responder a las necesidades empresariales.
  • Generalmente, en un organigrama menos es más. Esto significa que un organigrama bien enfocado buscará recaudar la información más importante, evitando que se pierda en los diferentes niveles jerárquicos. Para lograr esto, hay que evitar la creación de “capas” o cargos innecesarios que, más que aumentar la eficiencia, pueden reducir la productividad y elevar los costos.

Esperamos que este artículo haya elevado aún más la importancia del organigrama funcional dentro de una empresa. Recuerda que los factores anteriores serán determinantes para potenciar su efectividad e impacto, así que no dudes en ponerlos en práctica. Antes de irte, déjanos saber tus opiniones y comentarios al respecto; estaremos ansiosos por leerte.