¿Qué cosas tener en cuenta al abrir un negocio?

0
34

Crear una pequeña empresa no es una decisión fácil. Pero a pesar de los innumerables sacrificios y retos a los que se enfrentan, un abrumador 84% de los propietarios de pequeñas empresas volvería a hacerlo. Si estás pensando en dar el paso y crear tu propia empresa, hay algunos pasos clave que debes dar primero.

Hay negocios que satisfacen necesidades de usuarios como es el caso de https://www.casino777.es/, donde se ofrecen juegos de casino por Internet a los jugadores que lo desean. Este es un caso claro de satisfacer una necesidad en el mercado, por lo que esto es algo que cualquier persona debe saber antes de abrir una compañía.

A continuación, enumeramos algunos de los aspectos a tener en cuenta antes de tomar la decisión de abrir un negocio.

Desarrolla un mensaje potente

¿Qué problema resuelve que los clientes potenciales estén dispuestos a pagar? Esto suele denominarse propuesta de valor. Además, ¿por qué la empresa tendrá éxito desde el punto de vista operativo y financiero?

Hay muchos ejemplos de empresas que no tienen el mejor producto/servicio o no son las primeras en salir al mercado y, sin embargo, tienen mucho éxito porque han dominado el marketing y las ventas en sus inicios. Investiga los datos demográficos de la base de clientes potenciales y comprende los hábitos de compra. Observa a la competencia, habla con empresas similares, navega por las páginas web de tus competidores y entiende lo que los clientes dicen de ellos en las redes sociales.

Empezar poco a poco y crecer

Si es posible, lo mejor es autofinanciar la idea de negocio y buscar financiación cuando puedas crear una historia de crecimiento. Esto podría obligarte a dividir tu oferta de productos/servicios en partes más pequeñas para poder financiar las primeras fases y conseguir algo de tracción y experiencia.

No es recomendable poner todos los huevos en la misma cesta ya que una inversión muy arriesgada no es ideal. Además, la presión sobre el negocio podría ser demasiado alta en el caso de que las cosas empezasen a ir mal.

Comprende los puntos fuertes, habilidades y tiempo disponible

Emprendimiento responsable

Cuando se dirige una empresa, es necesario saber cuándo contratar a un contable, un abogado, un agente de seguros, un especialista en marketing, un diseñador de páginas web u otro profesional. Esto iniciará el proceso de gestión como propietario de un negocio.

Hay múltiples agencias que ofrecerán servicios de calidad para ahorrar costes. Además, se podrá aprender de lo que hacen, pudiendo llegar a hacerlo de forma interna en un tiempo si se aprenden las habilidades necesarias.

Aprende de los demás

Lanzar y hacer crecer un negocio es difícil. De hecho, una de cada cinco empresas fracasa el primer año, por lo que es muy importante aprender de los errores e ir aplicando soluciones. Y aunque las razones por las que fracasan las empresas varían, desde planes de negocio defectuosos (o la falta de uno en absoluto) hasta una mala interpretación del mercado, a lo que se reduce todo es a que alguien intenta hacerlo todo por sí mismo.

Pero ninguna persona puede tener todos los conocimientos, la experiencia o incluso la perspectiva para gestionar todas las situaciones empresariales. Por eso es importante unirse y asistir a eventos locales y organizaciones de pequeñas empresas de todo tipo. Incluidas las organizaciones locales sin ánimo de lucro y recursos en línea como podcasts y grupos de chat.

Crear un plan de empresa

Crear una empresa es difícil y arriesgado; es fácil dedicarle todo tu tiempo y recursos. Antes de empezar, averigua qué tipo de negocio vas a tener. ¿Será una empresa unipersonal, una sociedad colectiva, una sociedad anónima? A continuación, elabora el plan de negocio.

Tener un plan escrito con los resultados previstos y los objetivos personales es la mejor manera de no desviarse del camino. Por ejemplo, el negocio puede generar unos beneficios de 20.000€, pero esto puede que sea insuficiente para cubrir los costes de todo el año.

Tampoco intentes hacerlo todo a la vez. Centrarse en los componentes clave de un plan de negocio pondrá tus ideas en términos concretos y te ayudará a identificar los lugares para cambiar el modelo de negocio cuando sea necesario.

Conoce tus números

Persona observa montos de una licitación

Conoce bien las cifras que indican cómo va tu negocio y qué puedes esperar de él. Esto incluye los costes de puesta en marcha, las ventas, los beneficios previstos, el flujo de caja y mucho más, dependiendo de la naturaleza del negocio y cómo definir el éxito.

Tendrás que tomar muchas decisiones sobre la marcha y conocer los números -la economía de la empresa- te ayudará a tomar las decisiones correctas. Busca formas de reducir costes siempre que puedas. Utiliza herramientas rentables como el marketing por correo electrónico y las redes sociales para dar a conocer tu empresa, en lugar de los métodos publicitarios tradicionales, más caros.

Siente pasión por lo que haces

Ser fundador de una empresa puede ser muy solitario y no hay suficientes horas en el día para lograrlo todo. Desde los grandes éxitos hasta las grandes decepciones, si no estás alimentado por la pasión en cada paso del camino, tu trabajo se vuelve mucho más difícil. Recuerda por qué empezaste tu negocio y deja que tu pasión te impulse continuamente.

Paciencia, perseverancia y la mentalidad adecuada

Construir un negocio de éxito lleva tiempo, no se puede esperar triunfar de la noche a la mañana. Desarrollar la mentalidad adecuada es una de tus mayores bazas. Para ello, hay que mantener la calma en los momentos más complicados, sobre todo si se tiene en cuenta que muchos negocios necesitan tiempo para crecer.

Aun así, mantener un negocio durante más de 5 años ya se puede considerar un éxito al tener cada vez más experiencia dentro de una industria concreta. Eso incluso permitirá que, en el caso de que el negocio no funcione en el futuro, puedas aportar tu experiencia a grandes compañías que son competencia y trabajar directamente con ellas.