¿Qué seguros necesitas para tu negocio?

0
144
seguros

Crear una empresa y sostener su funcionamiento —en todos los aspectos— no es una tarea fácil. Por el contrario, implica tener en cuenta diferentes consideraciones en términos de contratación, finanzas, protección y producción. Además, todo lo anterior deberá estar pensado con el objetivo de facilitar los procesos para los trabajadores y empresarios, de la mano con reducir costes y evitar aquellos gastos innecesarios. Lo anterior, teniendo en cuenta que ninguna empresa o negocio estará exenta de enfrentarse a situaciones inesperadas que puedan poner en riesgo sus bienes, trabajadores e, incluso, personas ajenas a la organización.

Es debido a ello que se crean los seguros para empresas, algunos obligatorios —como el seguro de responsabilidad civil profesional — y otros no obligatorios, pero importantes. A lo largo del presente artículo te contaremos las características de los seguros empresariales y algunos ejemplos de ellos.

 Seguros para empresas, ¿qué son?

Estos seguros son aquellos que buscan garantizar la integridad del negocio. Esto incluye daños en bienes y personas. Ahora bien, los seguros a elegir dependerán de las circunstancias que rodean a la empresa. El sector al que pertenece su actividad, el convenio colectivo al que se acoge, el tipo de empresa, entre otros son ejemplos de ellas.

Los seguros empresariales pueden, entonces, cubrir daños materiales y lucro cesante por diferentes tipos de fenómenos, cobertura al empleado en caso de accidentes laborales, cobertura de reclamación por errores y negligencias, responsabilidad sobre circulación de vehículos empresariales, entre otros propósitos.

¿Cuáles son los seguros empresariales que debería tener tu negocio?

tipos de seguros

En esta sección encontrarás algunos seguros obligatorios por Ley y otros que, aunque no lo son, sin pueden resultar de suma importancia para que las actividades empresariales se desempeñen adecuadamente.

Seguro de responsabilidad civil general

Este seguro es obligatorio dependiendo de la actividad profesional de la empresa. Será el encargado de cubrir las reclamaciones que se hacen por vía civil y responden a daños a terceros de los que la empresa puede ser responsable mientras cumple con el ejercicio propio de su actividad profesional. Este seguro se basa en la premisa de que la empresa deberá responder y reparar el daño causado, siendo este por acción u omisión o por culpa o negligencia.

Seguro de responsabilidad civil profesional

El seguro de responsabilidad civil profesional actúa en forma similar al anterior. La diferencia radica en que este cubre daños causados dentro de la actuación profesional. Estas negligencias o daños podrán causar prejuicios económicos, personas o materiales a terceros.

El seguro de responsabilidad civil profesional de Hiscox, por ejemplo, asegura a más de 150 actividades profesionales e incluye una amplia gama de riesgos para negocios autónomos y pymes. Gracias a él se recibirá servicio eficiente en transmisión de siniestros con posibilidad de unificar en una sola póliza más coberturas.

Seguro de accidentes

El seguro de accidentes se encargará de cubrir e indemnizar a los trabajadores en caso de invalidez o fallecimiento debido a un accidente laboral. Este es un seguro obligatorio para cualquier empresa que cuente con trabajadores a su cargo y dependerá del convenio sectorial con el que cuente.

Seguro de vehículos

Al igual que como sucede con los vehículos particulares, este seguro permite a las empresas proteger su flota de vehículos. Este es un seguro de circulación y, generalmente, suele incluir coberturas similares a los seguros particulares y se puede expandir con pólizas para el conductor en caso de accidente y asistencia en carretera.

Seguro multirriesgo o seguro de comercio

Este seguro se encuentra dirigido especialmente a las pymes o negocios que cuentes con locales y oficinas. El seguro multirriesgo cubre daños que se producen en el negocio por diferentes causas. Dentro de dichas causas se encuentran: robo o intento de robo, incendios, explosiones, entre otros.

Algunos otros seguros empresariales a tener en cuenta

Seguro de vida

Esta es una póliza que cubre a los beneficiarios del asegurado en caso de su fallecimiento. Los beneficiarios serán designados por el mismo asegurado. Este seguro buscará reducir las consecuencias económicas de la situación.

Seguro de salud

El seguro de salud actúa como un beneficio social contratado por las empresas para garantizar a sus trabajadores un tratamiento físico favorable. En el caso de los negocios autónomos, muchas veces se contrata un servicio médico privado para asegurar el acceso a él de sus trabajadores.

Ciberseguro

Si la empresa trabaja diariamente con dispositivos tecnológicos y equipos informáticos este seguro es altamente recomendable, aunque no obligatorio. Este apelara a las consecuencias de ataques cibernéticos, tanto en la empresa como a terceros.

El primer paso para descubrir cuáles seguros necesita tu negocio es analizar con profundidad las ventajas y beneficios de cada uno de ellos. Recuerda siempre conocer términos y condiciones y realizar comparaciones con otros productos. Obtener estos seguros es encontrar el camino adecuado para proteger a tu empresa y aquellos que permiten su funcionamiento. Así que no dudes en integrarlos y hacerlos valer siempre que sea necesario.