4 señales de que eres adicto al trabajo

0
105
señales de que eres adicto al trabajo

En la actualidad hay muchos tipos de adicciones. Algunas personas son adictas al alcohol, a las drogas, e incluso adictos a los mejores casinos online. Sin embargo, muy poco se habla de aquellos síntomas que podrían convertirte en adicto al trabajo.

Bien sea por temor a perder el empleo o simplemente por el ritmo de vida de hoy en día, cada vez es más frecuente volverse adicto al trabajo. Incluso, hay términos como “workaholic” para describir a una persona con este tipo de adicciones, la cual va demostrando muchas señales de que podría padecerlo.

Hay un gran porcentaje de personas que han desarrollado una adicción a trabajar. Aunque muchos pueden asociar a valores como la responsabilidad, perfección y profesionalismo, si no se controla, puede generar conflictos en su ambiente laboral e incluso en su entorno familiar y social.

La adicción al trabajo es un término que, aunque se considera todavía muy reciente, se hace más relevante en cuanto a temas como salud ocupacional. E incluso, como un tema importante de estudio en el área de Recursos Humanos y la Psicología.

Este tipo de adicción se conoce como la necesidad excesiva de trabajar sin descansar. Aún no es precisamente un diagnóstico formal. Pero, los profesionales de la psicología, han comenzado a asociar esto como una condición de salud que realmente puede afectar la calidad de vida de una persona.

1. Perfeccionismo en extremo

adicto al trabajo

Una manera saber de que alguien es adicto al trabajo, es porque constantemente mantienen un nivel de exigencia muy alta con respecto a sí mismos y a los demás. Muchas veces muestran muy poca tolerancia ante errores y suelen imponer e imponerse a ellos mismos un nivel de presión bastante alto.

Esto los limita en ocasiones a trabajar en grupo, ya que les cuesta mucho depositar su confianza en otros para hacer una tarea en específico.

2. Excusas para mantenerse ocupado

Otra manera de saber si alguien es adicto al trabajo, es cuando se encuentra constantemente dando una excusa para seguir ocupado en alguna actividad. La sensación de estar ocupados, de alguna manera, les genera cierta satisfacción. Se sienten muy incómodos en los momentos de ocio o en sus tiempos libres.

Un adicto al trabajo, probablemente inventará alguna actividad así no haya algo urgente que hacer, solo para seguir vinculado a cuestiones laborales.

3. Cero vida social y deterioro de sus relaciones personales

Si eres adicto al trabajo, seguramente ya no dedicarás el mismo tiempo a tu vida social, ni a tus relaciones familiares, de amigos o de pareja. Un workaholic podría verse constantemente inventando excusas o razones para no salir a cenar, o a divertirse, por cuestiones de trabajo.

Esta es una de las primeras alertas para reconocer si alguien es adicto al trabajo, ya que comienza a abandonar vínculos de amistad por estar ocupado en algo todo el tiempo.

4. Conectado las 24 horas

conectado 24 7

Herramientas como las computadoras portátiles, las tabletas y el dispositivo móvil, nos permite estar conectados todo el tiempo desde cualquier lugar. Esto es algo positivo para facilitar ciertas tareas laborales. Sin embargo, el adicto al trabajo, podría aprovecharlas para mostrarse disponible en cualquier hora del día.

De esta manera, no podría desligarse ni distraerse de sus compromisos profesionales, teniendo el teléfono cerca, interrumpiendo cualquier reunión familiar o de amigos.

El ritmo de vida actual que llevan los seres humanos, los compromisos económicos o algunos casos de depresión y ansiedad, han detonado la adicción al trabajo para muchos. Es importante no confundir la responsabilidad laboral, con la adicción al trabajo, ya que nada tiene que ver eso muchas veces con tu rendimiento o profesionalismo.

El trabajo es importante, sin embargo, tener momentos de ocio y momentos de recreación, es igual de relevante para tener una calidad de vida óptima.