8 Trucos para Combatir la Caída de Productividad en Verano

0
124
trucos para combatir la baja de productividad en verano

A lo largo del tiempo de estudio o de trabajo, muchos de nosotros hemos tenido que lidiar con bajas de productividad, eficiencia y concentración. Esto se puede deber a diversas situaciones, como los problemas familiares, las angustias económicas o, incluso, la inminente necesidad de descanso y distracción. Pero, en lo referente a la disminución de la productividad, hay un factor predominante que afecta a muchas personas en el mundo debido a las condiciones que lo caracterizan. Este es el verano. 

Cuando pensamos en esta temporada, pensamos en vacaciones, calor, playas y tiempo y familia. Aunque para muchos el verano significa todo lo anterior, no es así para todos. La gran mayoría de las empresas, por ejemplo, continúan labores durante el verano, haciendo que sea indispensable mantener a sus empleados productivos y motivados. Es por eso por lo que en este artículo te presentaremos los consejos más importantes para lidiar con la caída de la productividad en verano. Te aseguramos que se convertirán en tus mejores aliados.

¡No dejes que el verano se convierta en una barrera! Pon en práctica estos increíbles consejos

1. Aunque el calor es delicioso, deberás intentar mantenerte fresco

Las temperaturas extremas son muy peligrosas y no solo para tu salud física. Por ejemplo, cuando estás expuesto/a por mucho tiempo al calor, este empezará a afectar tu desarrollo cognitivo y tus niveles de ánimo, sin contar con que te podrá generar somnolencia, dolor de cabeza y deshidratación. 

Debido a ello, es clave que acondiciones tu lugar de trabajo o de estudio con temperaturas frescas, podrás hacerlo con ayuda de la ventilación constante o con el uso de calefacción.

Otra recomendación (especialmente si trabajas o estudias desde casa) es que empieces a trabajar lo más temprano posible, en horas donde la temperatura aún sea favorable. ¡No olvides hidratarte adecuadamente!

2. Que el trabajo no sea una carga; ¡transfórmalo en motivación!

Ten en cuenta que para muchas personas trabajar en verano puede representar un sacrificio adicional, sea por las olas de calor, la incomodidad o la imposibilidad de dedicar suficiente cantidad de tiempo a su familia o amigos. Es por ello por lo que te recomendamos transformar tus horas de trabajo en momentos de motivación. Incluye tareas que te permitan desarrollar tus mejores capacidades y talentos, especialmente si estas están relacionadas con tus gustos e intereses personales. De esta manera, el tiempo pasará mucho más rápido y tus jornadas serán más apacibles.

3. Incentiva, incentiva e incentiva

El verano es uno de los momentos de trabajo que pueden llegar a ser más agobiantes y estresantes. Así que, de la mano con el consejo anterior, te invitamos a establecer estrategias de motivación e incentivo dentro de tu empresa. Un trabajador que sepa que sus buenas acciones y el gran rendimiento serán premiados y reconocidos adecuadamente no tendrá reparo en brindar a la empresa sus mejores capacidades y dar lo mejor de sí para convertir al verano en la época más productiva de todas.

En el caso de que trabajes desde casa, podrás buscar incentivarte a ti mismo. Prémiate al final del día por los objetivos cumplidos. 

4. No obligues a tu mente a pensar solo en trabajo, ¡dale libertad!

Puede que quieras estar en vacaciones, pasando momentos divertidos y emocionantes. Aún así, la imaginación y la creatividad pueden ayudarte a sortear la presión que enfrentas. Debido a ello, te invitamos a que, si te atrapas soñando despierto o imaginando otras situaciones, ¡permítelo! No son momentos de falta de productividad, son momentos de descanso que favorecerán la concentración y la asociación de ideas. Toma esta situación como pausas activas, necesarias para seguir mejorando tu rendimiento.

5. No todo el verano tendrá que ser dedicado al trabajo

¡Busca divertirte! Si estas en una empresa, no dudes en crear momentos (pueden ser los viernes, por ejemplo) para vivir buenas experiencias con tus compañeros de equipo. Ir a comer, visitar un museo o pasar unas horas en el parque seguramente serán lo único que tu equipo necesita para llenarse de motivación, optimismo y, por supuesto, productividad.

Desde tu hogar también lo podrás hacer. Sal a caminar, sal con tus amigos o familia por algunas horas al día. Así mantendrás tu mente despejada y lista para continuar trabajando.

6. La colaboración siempre es una gran aliada en el verano

Cuando se trabaja en equipo los trabajadores encuentran más y mejores herramientas de motivación y concentración. El compartir responsabilidades y sentirse respaldados por otros compañeros hará que los días trabajando se transformen en una grata y divertida experiencia.

7. Horarios flexibles y mejores resultados

El verano es el momento en el que los trabajadores más querrán contar con tiempo libre, por lo que los horarios flexibles se convierten en una muy buena opción. Recuerda que para un equipo de trabajo lo fundamental son los resultados, por lo que si estos existen y son satisfactorios, no debería ser el tiempo dedicado a la oficina un motivo de preocupación.

8. No pierdas de vista la estrategia

La soledad de las oficinas en verano y la disminución de personal liberará el tiempo y la concentración para establecer y mejorar las estrategias de la compañía. No desaproveches los meses calurosos, podrán ayudarte a sortear las grandes cantidades de trabajo y compromiso que vienen con la segunda mitad del año.

8 Trucos para Combatir la Caída de Productividad en Verano
Infografía ofrecida por Wrike – Software Para Administracion De Proyectos

Solo nos resta invitarte a poner en práctica los consejos anteriores. Ellos serán un gran ejemplo de que las pequeñas acciones, por simples que parezcan, pueden generar impactos importantes en tu productividad y en el disfrute de las actividades laborales.