5 Formas de desconectar del trabajo ¡Descúbrelas!

Vota este post

Trabajar es importante, la carrera profesional juega un papel importante en la realización de nuestras metas personales, no nos vamos a mentir, pero el trabajo puede también ponerse en contra del resto de los aspectos importantes de tu vida si le das demasiada relevancia en tu día a día. Desconectarse del trabajo, cambiar la rutina, entender que el trabajo no lo es todo también es importante para mantener el balance.

Es por ello que hoy queremos contarte acerca de 5 formas de desconectar del trabajo que te ayudarán a mantener el equilibrio entre tu carrera y tu bienestar personal, tanto físico como mental y social. Ya sea tomándote unos minutos de relax en la oficina para chequear páginas de ocio (haz clic aquí) o realizando otras actividades fuera de esta, lo importante es que te dediques un tiempo a apreciar la vida y a continuación te contamos cómo puedes hacerlo.

5 formas geniales para desconectarte del trabajo

1. Dedícate unos minutos mañaneros…

Levántate un poco antes de lo que acostumbras, no, no queremos que duermas menos, sino que te hagas el hábito de acostarte temprano para levantarte temprano. Las personas solemos coger el mal hábito de trabajar hasta tarde o no irnos a dormir sino después de horas en RRSS ¿Y sabes qué? trabajar hasta tarde es menos productivo que empezar desde temprano: mientras más horas pases despierto/a menos energía tienes.

Levantarte temprano te permite tomarte un tiempo extra en el día para pasar un despertar sin la presión de que vas a llegar tarde al trabajo o que tienes una reunión en minutos, etc. Levántate temprano, sírvete un buen desayuno, báñate, escucha música, dedícate a comenzar un excelente día, donde lo principal eres tú, no tu trabajo.

2. Agrega actividades distintas a tu rutina

Ya sean pasatiempos o estudios para mejorar tu preparación, agregar actividades más allá de las básicas como trabajar, dormir y comer, nos ayuda a desconectar del trabajo y de las responsabilidades de la vida en sociedad. Apúntate a ese curso de francés, estudia inglés online, camina por tu urbanización o inscríbete en ese máster que tanto te ha llamado la atención en los últimos meses; si tienes el dinero para ello ¡Úsalo! De nada sirve tenerlo allí en el banco muriéndose de la risa.

También puedes desarrollar hábitos desestresantes e interesantes como la lectura o los juegos de estrategia como el ajedrez, que no solo te sacarán de la rutina sino que también te permitirán afinar la capacidad de análisis de tu cerebro y te mantendrán intelectualmente activa/o. ¡Piensa en grande! Incluso podrías dibujar, pintar, coser, etc., literalmente, hacer cualquier cosa que te guste y te abstraiga, que te haga bien.

3. Haz ejercicio al aire libre

El ejercicio no solo tiene como función mantener nuestro cuerpo en óptimas condiciones físicas, evitar enfermedades o ir a tomarse fotos al gimnasio; sino que tiene una importante función terapéutica. Psicólogos recomiendan que, si no te gusta ir a terapia de manera habitual, hagas ejercicio para despejar la mente del trabajo y demás preocupaciones.

Además, mientras haces ejercicios como correr por la urbanización 3 días a la semana, te das la tarea de comenzar a observar detalles de la zona donde vives que antes no notabas y que te pueden parecer interesantes, como nuevos locales, vecinos con mascotas, descubrir calles, etc.

4. Pasa tiempo con tus amistades y seres queridos

Las amistades son indispensables para el bienestar emocional de toda persona, ellas, así como el ejercicio, también juegan un rol terapéutico en nuestro día a día (y, además, nos hacen sufrir menos que los abdominales o los 45 minutos corriendo). Salir de copas un día a la semana o simplemente reunirse a hablar en una cafetería a discutir sobre libros y series o reunirte con personas que tenías tiempo sin ver te cambiarán el ánimo para mejor y, definitivamente, te ayudarán a olvidarte del trabajo por unas horas, lo cual es genial. ¿A quién no le gustaría compartir un café o chocolate mientras discuten el último episodio de GOT?

5. Descansa

Mantenerte activo/a de lunes a viernes es importante para mantenerte como una persona productiva pero también es necesario entender que, así como hay momentos para trabajar, hacer ejercicio, aprender nuevos idiomas, cursar una especialización o salir de paseo con seres queridos, también es importante tomarse unos días off para desconectar de absolutamente todo y dedicarte a consentirte. Ve al spa para una sesión completa de masajes, ármate un maratón de tus series favoritas, etc. Ah, por cierto, no olvides dormir tus 8 horitas diarias para amanecer siempre con energía.

¡Cuéntanos! ¿Cómo desconectas de tu trabajo? ¿Te han gustado nuestros consejos para hacerlo? ¿Ya los conocías y utilizas alguno de ellos? ¿Conoces algunos otros tips que deberíamos agregar para desconectar del trabajo? ¡Coméntanoslo! Nos encantará conocer tus respuestas y opiniones para llevar una vida más sana y feliz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here