Desvinculación laboral: ¿Cómo separarse de uno de sus empleados en las mejores condiciones?

0
316
desvinculacion laboral

Terminar la relación laboral con un empleado puede resultar una tarea poco agradable de ejecutar para el departamento de Recursos Humanos. Por tal motivo, independientemente de cuál sea el contexto (despido, abandono o salida por iniciativa propia), es importante que la empresa le brinde un tratamiento adecuado, para despedirlo en los mejores términos.

Desvinculación laboral: definición y causas legales

desvinculacion laboral como hacerlo

En la mayoría de los casos, para el trabajador la separación de su empleo se traduce en sorpresa, incertidumbre y tristeza. Es por ello que el responsable de notificarle la resolución debe tomar en cuenta varios factores, para evitar causarle el menor impacto, e incluso ayudarle a entenderlo sin traumas ni reacciones adversas.

1. Definición y principios

Un despido de trabajo es el proceso mediante el cual se da fin de la relación laboral entre el empleador y el empleado. El finiquito es el documento mediante el cual se da por terminado el contrato laboral.

Cuando su origen es una decisión unilateral de la empresa, no hay concurso del trabajador. Por lo general va acompañado de una indemnización. En este caso, el empleado puede aceptar o impugnar el despido.

El despido se caracteriza por ser extintivo. Es decir, su objetivo es acabar con la relación laboral. Es receptivo, ya que en el marco de la ley existen formalidades que señalan la notificación del despido, para que el acto pueda tener efecto.

2. Las causales legales

De acuerdo al Código del Trabajo, en sus artículos 159, 160 y 161 las causas más comunes de un despido están relacionadas con la incapacidad del empleado para desempeñar las funciones inherentes a su cargo o puesto de trabajo, la falta de integración o por motivos económicos.

Con respecto a la legalidad o admisibilidad del despido, un juez es el encargado de otorgar una denominación, según su justificación, el cual podrá ser procedente, improcedente o nulo.

3. Despido procedente

Es una extinción amparada por el ordenamiento jurídico. Solo se sitúa al trabajador en estatus legal de desempleo. En el caso de un despido objetivo procedente, otorgará derecho a una indemnización correspondiente a 20 días de salario por año trabajado, en un máximo de 17 mensualidades.

4. Despido improcedente

Cuando el despido es improcedente se permite la readmisión del trabajador a su puesto de trabajo, de lo contrario aumentará el monto de la indemnización. En estos casos el trabajador está protegido por la Ley.

5. Despido nulo

En los casos de despidos donde se determinen la discriminación, la vulneración de los derechos fundamentales y libertades públicas, así como las bajas de maternidad y paternidad, serán consideradas nulas.

Pasos por una desvinculación laboral satisfactoria

como despedir a un empleado

Separarse de un empleado va más allá de notificar el despido, así como acompañar a los empleados que se incorporan en la empresa es parte del protocolo administrativo, también lo es finalizar la relación laboral de una manera satisfactoria.

Para cumplir con los estatutos legales y minimizar las confusiones por parte del empleado, es fundamental que el departamento encargado de gestionar este proceso cumpla con los siguientes pasos.

1. Mantener la confidencialidad

El proceso de despido debe desarrollarse con la máxima discrecionalidad, sólo las personas involucradas administrativamente, la gerencia y el director deben tener conocimiento. Si otras personas, incluso el propio trabajador, conocen del tema extraoficialmente, la notificación de despido se complicaría e incluso podría producir un malestar general entre los trabajadores.

2. Tener testigos

Al momento de tener la reunión con el trabajador para informarle sobre su separación de la empresa, es importante que esté presente uno o más testigos, ya que se desconoce la reacción que pueda tener el empleado una vez que haya recibido la noticia. Esa persona puede ser mediador entre las partes en el supuesto caso de que existan informaciones cruzadas.

3. Justificar los motivos del despido

El delegado o responsable de despedir al empleado debe tener la capacidad de justificar, con argumentos válidos, los motivos por los cuales la empresa tomó la decisión de prescindir de sus servicios.