¿Una franquicia es un negocio rentable? 10 aspectos para saberlo

0
125

Sabemos que crear un negocio desde cero es algo difícil, pero esta no es la única forma que hay de emprender. Por ejemplo, la franquicia es un modelo de negocio muy atractivo, ya que te da la posibilidad de ser parte de una marca reconocida. Esto, por supuesto, es algo que te garantiza mayores probabilidades de tener un negocio exitoso.

Pero cuidado, no todas estas son rentables, ni todos los franquiciadores te ofrecen las mismas facilidades. Por eso, en este artículo te daremos 10 tips para saber si las que te ofrecen son franquicias rentables en Europa o si es mejor no correr ese tipo de riesgos.

¿Cómo saber si una franquicia puede ser rentable para ti?

Franquicia rentable

Es entendible que te preocupe por saber si una franquicia que te han presentado es un negocio seguro, ya que es muy probable que realices una importante inversión. Es claro, no hay un método infalible para acertar en esta elección, pero sí hay aspectos que te acercarán a tomar la decisión correcta.

A continuación, te presentamos diez aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirir una franquicia.

1. La exclusividad que te garantizan

Con seguridad, no estará dentro de tus panes que haya algún establecimiento de a misma cadena en tu zona. Es una prioridad que averigües cuál será la extensión de territorio en la que tendrás exclusividad, el tipo de compromiso que vas a adquirir y por cuanto tiempo. Si no cuentas con este beneficio, debes entender que en ocasiones también puede ser rentable compartir un territorio.

2. ¿Cuánto se puede ganar con esta franquicia?

Ingresos por la franquicia

Este tipo de información no suele darse y menos junto a la fórmula para lograr rentabilidad, ya que esa sería su promesa y si no obtienes esas ganancias podrías demandarles. Por eso, es esencia que contactes con el mayor número de franquiciados existentes antes de emprender el negocio. Recopila información, investiga, pregunta cuánto ganan, con cuál franquiciador les gusta trabajar más y si están satisfechos con sus elecciones.

3. ¿Cuáles es el trato con los diferentes proveedores?

Si el franquiciador al que accedes te exige que compres los suministros directamente con él o con un distribuidor homologado, lo mejor es que haya un buen acuerdo en los precios. Si esto no se da, es claro que tendrás una gran limitación en opciones y además no podrás adquirir productos a un mejor precio.

4. ¿Cuántas franquicias suelen abandonar y al cuánto tiempo?

Franquicias que se retiran

Ya sea porque hayan fracasado o porque tomaron la decisión de vender, si existe un alto porcentaje de franquicias que abandonan es una mala señal. Es claro, si el negocio fuera tan bueno, los franquiciados no se desprenderían del mismo tan fácil ni tan rápido. De igual manera, trata de averiguar qué podría hacer una franquicia como estas si se aventura al libre mercado y sobre todo, si tendrías derecho a venderla en el mercado libre.

5. ¿Cuáles son los costes reales de la franquicia?

Existen muchas franquicias rentables en Europa, como por ejemplo las heladerías Gelatiamo y por ende hay un mercado muy amplio en cuanto a precios. Deberías tener en cuenta el dinero que supone la adquisición de una de estas (derecho de marca o producto, uso de la imagen, etc.) así como los gastos de construcción. Además, otros costes como lo pueden ser el alquiler de equipamiento e infraestructuras, las tarifas mensuales por publicidad y las regalías.

6. La evolución que ha tenido la marca

Crecimiento de la marca

Conocer la evolución que la marca ha tenido durante el último tiempo te permitirá verificar la experiencia de la cadena en el mercado. Es interesante saber la fecha de nacimiento de la compañía y el inicio de su actividad como franquiciadora. Si ves que hay una importante diferencia entre estas fechas, eso es positivo, ya que quiere decir que el proceso de desarrollo se ha dado de una forma natural.

7. ¿Cómo se realiza la elección del franquiciado?

Desconfía siempre de aquellas marcas que no ejecutan ningún tipo de proceso de selección y que admiten a cualquier franquiciado. Estas no suelen dar muy buenos resultados, puesto que no presentan un mínimo de condiciones para ser parte de la cadena. Entérate de estos aspectos y encontrarás una gran cantidad de datos sobre esta y sus características.

8. Evalúa la formación que te daría la marca

Formación de los franquiciados

Además de una marca, unas herramientas y unos productos, la franquicia incluye una formación para el buen desarrollo del negocio. El objetivo que deberías tener es la formación más completa, la cual te permita conocer a mayor cantidad de detalles del negocio. Además, ten en cuenta que no debería solo tratarse de una formación inicial, sino de una formación constante y progresiva.

9. Los manuales operativos del negocio

Lo usual es que todas las marcas con franquicias dispongan de manuales de operaciones donde se encuentre expresada toda la información de la cadena y sus características para el franquiciado. Es casi obvio, pero debemos recordarlo, ninguna empresa debería lanzarse a franquicias sin tener claros estos aspectos. Si la compañía carece de este tipo de documento, es señal de que no se encuentra estructurado su plan de negocio.

10. El compromiso y su duración

Compromiso y vinculación

Lo más común es que una franquicia esté sujeta a un contrato por varios años, pueden llegar a ser cinco, diez o más. Esto puede significar, además, que finalizar un contrato antes de la fecha de término pueda ser complejo. Por eso, si vas a firmar un vínculo, es importante que tengas en cuenta que hay que seguir con el proyecto, incluso cuando no estés percibiendo las ganancias esperadas.

Conclusión

Como ya hemos mencionado al principio, tener una franquicia es una gran alternativa para aquellos que quieren emprender. Sin embargo, el adquirir una representa una gran responsabilidad, desde el inicio, por la inversión de dinero que harás y los riesgos que esto puede significar.

Así que, lo más recomendable es que te tomes el tiempo necesario para evaluar tus opciones y encaminarte por la más viable. También, es fundamenta que tengas en cuenta los acuerdos y los compromisos que asumes al firmar un contrato con una marca.