Impresión en casa: claves para conseguir resultados profesionales

0
189
Impresoras para oficinas

Estamos seguros de que, si has querido imprimir en tu casa utilizando tu impresora, es probable que alguna vez no te hayas quedado conforme con los resultados obtenidos en tus trabajos y fotografías. Por ejemplo, es muy habitual que, al imprimir una fotografía con toda la ilusión del mundo, esta quede demasiado oscura, borrosa, poco nítida o que los colores no se correspondan con lo que veías en la pantalla de tu ordenador.

Sabemos perfectamente que puede resultar bastante frustrante y decepcionante querer imprimir un trabajo con toda la ilusión del mundo y que al final los resultados obtenidos terminen difiriendo mucho de lo que teníamos en mente. El problema más habitual suele estar relacionado con la luminosidad del monitor, pero también hay que tener en cuenta algunos factores que pueden estar haciendo que nuestras impresiones pierdan calidad.

Esto puede afectar, por ejemplo, a la calidad de un trabajo que vamos a entregar en la universidad, en el caso de que estemos iniciando algún proyecto personal, etc. No obstante, aunque puede resultar frustrante, no debes alarmarte, ya que, es un problema que tiene varias soluciones. Por este motivo, con la ayuda de los profesionales de a4toner.com te vamos a dar algunas de las claves principales para conseguir resultados profesionales si estás tratando de imprimir documentos en tu hogar.

Regula correctamente el brillo de tu monitor

Empresarios chocan puños frente a computadoras

Uno de los errores de principiante más comunes que se dan y que empeoran la calidad de nuestras impresiones se encuentra en el hecho de que, cuando estamos viendo las imágenes o documentos en la pantalla de nuestro ordenador, tendemos a ponerle demasiado brillo.

El resultado suele ser que las impresiones, especialmente, las fotografías, pueden salir demasiado oscuras, ya que no tenemos un punto de vista objetivo sobre el brillo de la pantalla. Por este motivo, es recomendable que bajes el brillo de la pantalla un 20 o 25% de lo habitual.

De esta manera, lo que verás en la pantalla se corresponderá mucho más a lo que obtendrás sobre papel. Por este motivo, podrás ajustar el brillo de la propia imagen para obtener un resultado un poco más profesional.

Calibra los colores de la pantalla

El ajuste de brillo es uno de los primeros consejos que solemos dar para imprimir imágenes más profesionales, pero no es el único. Es decir, que, si el brillo es importante, la calibración del color también es otro de los puntos clave que no puedes obviar, ya que, en muchas ocasiones, los colores que vemos en las fotografías no se corresponden con lo que vemos en la pantalla, ya que los colores que muestra esta, si no está calibrada, no son los reales.

Por este motivo, te recomendamos calibrar los colores de la pantalla para obtener unos resultados mucho más similares entre lo que vemos en la pantalla y las impresiones que obtenemos. Es decir, de nada sirve que editemos los colores de nuestras fotografías si la pantalla no está calibrada. Gracias a ello, el ajuste de tu pantalla tendrá un contraste adecuado, al igual que la gama cromática, la nitidez o la saturación del color. Puedes hacerlo de tres maneras: de forma visual y por comparación, utilizando distintos tipos de hardware o software.

Edita las fotografías antes de imprimir

Ahora que tenemos la pantalla bien calibrada y hemos reducido el brillo de nuestra pantalla, puedes proceder a editar las fotografías. De esta manera, podrás hacer cambios y ajustes de una manera objetiva antes de imprimirlas, ya que la diferencia entre lo que ves en la pantalla y las imágenes que obtienes al imprimirlas será mínima o prácticamente la misma.

Puedes ajustar el brillo y el contraste, y la nitidez, así como los colores de las imágenes para obtener resultados mucho más profesionales. Para llevar a cabo este paso, necesitas utilizar programas de edición tales como Lightroom, Photoshop o Gimp, entre muchos otros. Todas ellas ofrecen las herramientas necesarias para realizar los ajustes necesarios en la edición de todo tipo de imágenes.

Revisa los documentos de texto antes de realizar la impresión

Identidad corporativa

En cuanto a los documentos de texto, es importante realizar los ajustes necesarios antes de proceder a imprimir. Elegir la tipografía adecuada, tanto para el cuerpo de texto como para los títulos es un asunto de vital importancia. Del mismo modo, también es necesario ajustar los márgenes y el sangrado del texto para evitar los bordes blancos indeseados al imprimir, por ejemplo, la portada de un trabajo.

Para hacerlo, normalmente es suficiente con ajustar el sangrado en torno a 3 mm por cada uno de los cuatro lados. Esto, sin lugar a dudas, te ayudará a obtener un resultado mucho más profesional y una mejor presentación en la entrega de todo tipo de trabajos. Es decir, es ideal para realizar trabajos universitarios, pero también para la presentación de proyectos, etc.

El papel que utilizas es importante

Otro de los errores más comunes que se producen al imprimir en casa es el hecho de utilizar papel de baja calidad o que no sea adecuado para la impresión. Por ejemplo, para imprimir fotografías, debes utilizar papel fotográfico de la mayor calidad. Gracias a ello, la impresora podrá utilizar una mayor cantidad de tinta para darle un acabado mucho más apurado en las imágenes.

En cuanto a los documentos, lo habitual para obtener resultados profesionales es utilizar el papel offset, que es blanco, con un cierto acabado en brillo y que se suele utilizar para la impresión de libros de texto. De esta manera, la calidad de tus impresiones será bastante más elevada y la presentación de tus documentos se verá mucho más profesional con el primer golpe de vista.

Utiliza tinta de calidad

Hemos dejado para el final uno de los puntos más importantes y una de las causas por las que muchas personas no obtienen la calidad de impresión que esperan en sus documentos y fotografías: la calidad de la tinta. Aunque muchas personas no lo tienen en cuenta, elegir una buena tinta es un tema vital para obtener resultados profesionales.

En este sentido, muchos profesionales recomiendan el uso de cartuchos de tinta oficiales de las marcas originales OEM (Original Equipment Manufacturer), que fabrican las propias impresoras. No tenemos duda de que son cartuchos de buena calidad y, tal vez, hace algunos años eran la mejor opción del mercado.

Sin embargo, el panorama ha cambiado bastante y, en la actualidad, puedes encontrar fabricantes de cartuchos y tóneres de tinta compatibles que elaboran productos de un nivel de calidad comparable e incluso superior. Obviamente, tampoco es cuestión de que te fíes de cualquier fabricante de productos compatibles para impresora, sino que acudas a uno de confianza y que te ofrezca las mejores garantías.

Como hemos nombrado antes, por ejemplo, los fabricantes de A4Toner, cumplen con creces estos requisitos. La calidad de la tinta está elaborada de una manera muy similar a la que ofrecen las propias marcas oficiales de impresoras y cuenta con una calidad también muy similar, e incluso superior. A todo ello, le sumamos la ventaja de que tienen un precio mucho más reducido.

En definitiva, y para resumir, diremos que para obtener resultados profesionales al imprimir en casa, debes ajustar el brillo y calibrar los colores de tu monitor. Posteriormente, te recomendamos editar imágenes antes de imprimir, así como realizar las revisiones necesarias de los documentos de texto, utilizando papel y tinta de la mejor calidad. Con estas claves, no tenemos duda de que conseguirás resultados profesionales.