Metodología Kanban vs Scrum | Elige la ideal para tus necesidades

0
131
Imagen que representa el uso de la metodología Kanban vs Scrum

La gestión efectiva de los proyectos es crucial para el éxito de cualquier empresa. En ese sentido, existen diferentes metodologías ágiles que se han convertido en una alternativa muy popular en las organizaciones. En este artículo, nos enfocaremos en dos, por lo que vas a conocer al detalle la comparación entre la metodología Kanban vs Scrum.

Así pues, prepárate para descubrir más detalles de estas herramientas y toma lo mejor de cada una para implementarla en tu empresa.

¿Qué son las metodologías Kanban y Scrum?

Lupa sobre los términos metolodogía Kanban vs Scrum

Antes de conocer al detalle todo lo relacionado con la comparación entre la metodología Kanban vs Scrum, lo primero es explicar de qué se tratan. Sabemos que existen técnicas para gestionar proyectos empresariales y en estas se encuentran incluidos los sistemas. Estos proporcionan optimización en planificaciones y flexibilidad en la gestión del trabajo de equipo.

Lo anterior explica la principal función de los dos sistemas protagonistas de este artículo: metodología Kanban vs Scum workflow. Su principal objetivo es el de apoyar a los equipos de trabajo a gestionar proyectos de una manera controlada, pero con flexibilidad. De esta manera, realizan un mayor control de los riesgos que puedan surgir en el proceso.

Por fortuna, en la web existen herramientas y también está el Kanban software, el cual permite aplicar la metodología Kanban y Scrum. De esta manera, los proyectos de las organizaciones son mucho más flexibles y es posible controlar mejor cualquier incertidumbre. Toda la evolución del proyecto se puede controlar a tiempo real.

Más allá de lo anterior, a continuación definiremos en qué consiste la metodología Kanban y qué es Scrum.

Vea acá: 30 herramientas de gestión de proyectos | Asigna y organiza las tareas

Metodología Kanban

Hombre utilizando la metodología Kanban

Bien, para hablar sobre la comparación entre metodología Kanban vs Scrum, hay que indicar de qué se trata la primera. Esta se enfoca en la gestión de proyectos que brinda a gerentes de proyectos una total transparencia en el proceso de gestionar tareas. La misma consta de principios, prácticas, tableros Kanban y tarjetas Kanban.

Este método se creó como una herramienta de lean manufacturing para maximizar la eficiencia de la producción. A partir de ese momento, se ha convertido en un instrumento de gestión de tareas para DevOps y diferentes equipos ágiles. Así mismo, ha evolucionado para emplearse en diferentes industrias, como la del desarrollo de software.

Te preguntarás, ¿cómo funciona? Este método te permite visualizar el proceso de realización de una tarea. Esto lo hace tomando la forma de una tabla con tres o incluso cuatro columnas: hacer, en curso, a probar y completadas. Como puedes verlo, se divide en las fases en las que se encuentre cada tarea, hasta que esta sea concluida.

Las tareas son representadas mediante tarjetas, etiquetas o los populares post-its, los cuales se mueven de una columna a otra según el estado de la tarea. Ahora, para comprender la comparación entre la metodología Kanban vs Scrum, indicaremos en qué consiste este último.

Scrum

Scrum

Ahora bien, Scrum es un marco de gestión de proyectos de metodología ágil, el cual ayuda a los equipos a estructurar y gestionar mejor sus proyectos. ¿Cómo la hace? Esto lo consigue por medio de un conjunto de valores, principios y prácticas. Scrum fomenta que los equipos aprendan a través de experiencias, a que se autoorganicen para abordar un problema y brindar soluciones.

Más allá de que los equipos de software son los que utilizan con mayor frecuencia esta herramienta, los principios y lecciones de Scrum pueden aplicar a cualquier equipo de trabajo. Esta incluye un conjunto de reuniones, herramientas y funciones en las que los colaboradores aprenden a organizarse basados en sus experiencias.

Todo esto se realiza con la ayuda de una serie de herramientas y recursos que permiten organizarse con mayor agilidad. Esta opción de gestión es ideal para ejecutar proyectos desarrollados en entornos complejos que exigen rapidez en los resultados. También, en los que la flexibilidad es un requisito imprescindible.

El término «scrum», aunque tiene una procedencia más antigua, tiene una estrecha relación con el rugby. Se trata de una formación fija en este deporte, cuya función es la de conseguir la pelota y volver a ponerla en juego. Por eso, resulta ser una metáfora de trabajo en equipo, pues todos los jugadores trabajan juntos para ganar el partido marcando puntos.

¿Es compatible mezclar Kanban y Scrum?

Luego de conocer un poco más de cada herramienta, es momento de hablar sobre la metodología Kanban vs Scrum. Y sí, aunque señalamos que cada una representa un método distinto, lo que hay que indicar es que pueden utilizarse al mismo tiempo. De hecho, así es como muchas empresas de desarrollo de software las emplean para sus flujos de trabajo.

Cabe recordar que las dos tienen sus orígenes en el campo del desarrollo de software y de ahí radica su compatibilidad. Ahora poco a poco se están extendiendo a empresas de otros sectores, que ya aprovechan sus beneficios. Estas hacen uso de las mencionadas herramientas para hacer cambios a lo largo de su planificación y gestionar mejor los riesgos.

¿Cómo usar Kanban y Scrum de manera sincronizada?

Luego de conocer un poco más sobre el tema metodología Kanban vs Scrum, saber de qué se trata cada una y comprender que se pueden mezclar. Ahora, en este punto te explicaremos cómo se pueden usar ambas de manera sincronizada. Debes saber que muchas empresas emplean estas dos herramientas de manera conjunta.

¿Cómo lo hacen? Aplicaciones como Sinnaps, por ejemplo, permiten la automatización y la sincronización de ambas. Por un lado, es posible planificar la primera parte o lo que se denomina como sprint el proyecto. De igual manera, también los usuarios se fijan en el calendario de los hitos o momento de cada revisión.

Así, cada tarea o actividad se visualiza de forma automática en un Kanban agile que se encuentre conectado a la planificación. De esta manera, todo lo que ocurra en la planificación del proyecto podrá ser seguido por el equipo en tiempo real. Es tan claro que ambas son compatibles, que a su implementación conjunta se le denomina Scrumban.

En pocas palabras, el flujo de trabajo sigue siendo idéntico al que emplea Kanban, pero este presentaría novedades de Scrum. ¿Cuáles son ejemplos estas? Las reuniones diarias de 15 minutos entre los integrantes del equipo o los análisis retrospectivos continuos para aplicar mejoras en los procesos. Como ves, puedes tomar lo mejor de cada uno para su mayor aprovechamiento.

Te puede interesar: 15 grandes errores en la gestión de proyectos | ¡Conócelos y evítalos!

¿Cuáles son los beneficios de usar Kanban y Scrum sincronizados?

Y bien, aunque cabe hacer la comparación entre la metodología Kanban vs Scrum, ya has podido ver que estas se pueden complementar. Más allá de que cada una se pueda utilizar para tipos de equipos muy diferenciados, estas pueden ir de la mano. Así aparece Scrumban en el panorama, siendo una solución integral para cualquier equipo de trabajo.

En ese sentido, en el anterior punto te pudiste dar cuenta cómo puedan funcionar estos dos métodos y de qué manera se pueden complementar. Sin embargo, ¿te ha quedado claro cuáles son los beneficios de esto? Hasta el momento no, pero a continuación, te presentamos las ventajas de fusionar los dos sistemas:

  • Por medio del sistema Scrumban podrás conocer de una forma más específica el estado real de los procesos de un proyecto.
  • Será más fácil que se aporten soluciones en el momento exacto en el que aparezcan errores puntuales en los procesos.
  • El análisis que se realiza de las diferentes tareas del equipo de trabajo será mucho más preciso y amplio.
  • Por supuesto, gracias a las bondades de esta fusión, la productividad de los proyectos se verá beneficiada.
  • El equipo de trabajo conseguirá una mayor adaptabilidad de las herramientas para su aprovechamiento.

Como ves, estás ante la posibilidad de elegir fusionar ambas metodologías y obtener lo mejor de ambos mundos. Por ejemplo, puedes tomar los aspectos que te gustan de Scrum y utilizarlos como patrones de diseño o buenas prácticas. Lo anterior no implica que solo estás usando esta herramienta y solo estás haciendo uso de los patrones.

Es un enfoque más avanzado, de un carácter más experimental y seguro para llevar a cabo el proceso de gestión de proyectos Kanban. Así que, si así lo consideres pertinente, no te limites a un software de gestión de proyectos en particular.

Diferencias entre Scrum y Kanban

Diferencias

Por último, antes de hablar sobre las conclusiones de este artículo sobre la metodología Kanban vs Scrum, no está de más hablar sobre las diferencias entre ambas. Ya hemos señalado cuáles son sus funciones principales y que, incluso, se pueden fusionar, pero es ideal tener claras sus diferencias para saber qué le falta a la una o a la otra.

A continuación, las diferencias fundamentales entre Kanban y Scrum:

1. Objetivos

La principal diferencia que hay entre la metodología Kanban y Scrum es el objetigo de cada una. Esta última es un marco de trabajo o framework pensado para hacer que se maximice el valor entregado en el desarrollo de u producto complejo. Kanban, por su parte, ha sido diseñado para optimizar en flujo de trabajo de un equipo empresarial.

2. Presencia de roles

Mientras en el Kanban no existen los roles, en Scrum sí y son tres. El primero de ellos es el Team, que son los profesionales autoorganizados e interdependientes, que agrupan a su vez los diferentes roles. También está el Product Owner, que es quien toma decisiones y el Scrum Master, responsable de mejorar el rendimiento del equipo y el negocio.

3. Trabajo continuo

En tercer lugar, otra de las diferencias importantes entre la metodología Kanban y Scrum es la continuidad. Mientras en Scrum se trabajo en base a un sprint o una interacción de tiempo, en Kanban no. En el caso de esta última existe un trabajo continuo, lo que significa que a medida que se avanza, las nuevas tareas se acumulan en la sección inicial del tablero.

4. Cambios

La comparación de la metodología Kanban vs Scrum no podía estar completa sin mecionar los cambios en los proyectos. En el segundo método no se presentan cambios durante el desarrollo del mencionado sprintEn cambio, para el caso de Kanban, en esta sí se pueden producir alteraciones en cualquier momento.

5. Prorización de tareas

La quinta diferencia que tocaremos en la comparación entre la metodología Kanban vs Scrum es la de la priorización de tareas. En Scrum es necesario un sprint backlog que priorice las tareas a desarrollar en cada sprint del product owner. Mientras tanto, en Kanban las tareas son indicadas por el cliente, por lo que no hay ninguna priorización.

6. Reuniones

Este punto es muy importante y sin duda, también marca una de las grandes diferencias entre ambas metodologías. Al trabajar con Scrum, se debe realizar una reunión diaria, la cual se conoce como Daily Sprint y sirve para conocer a diario el estado del desarrollo y tner una visión glonal de las tareas. En Kanban, por su parte, estas reuniones no existen.

Las anteriores fueron seis de las principales diferencias que se pueden encontrar al hacer la comparación entre la metodología Kanban vs. Scrum. Por último y antes de llegar a las conclusiones, queremos que conozcas otra metodología llamada Extreme Programming (XP)¿Por qué la mencionamos? Porque esta se suele confundir con las dos protagonistas de este escrito.

¿Cuál es la diferencia entre Scrum, Kanban y XP? Pues bien, mientras Scrum divide el trabajo en pequeñas cápsulsa de tiempo (sprints), Kanban se basa en el trabajo en equipo y en el flujo de tareas permanente y XP, a su vez, divide el proyecto en fases y en cada una realiza un ciclo completo de planificación, diseño, desarrollo y pruebas.

Recomendados:

Palabras finales

Esperamos que hayas podido comprender al detalle con esta comparación entre la metodología Kanban y Scrum. Queda claro que, ambas son metodologías ágiles efectivas para la gestión de proyectos empresariales. La elección de ellas o la fusión de las dos dependerá de las necesidades específicas de cada proyecto y del contexto del mismo.

En pocas palabras, Scrum se destaca por una estructura rígida enfocada en los sprints, algo que puede ser de beneficio para proyectos con requisitos estables y prioridades claras. Kanban, por su lado, ofrece una mayor flexibilidad y se centra en el flujo continuo, algo que se adecúa más a los proyectos cambiantes y con necesidad de adaptabilidad.

En algunos casos, su combinación, la cual es conocida como Scrumban, puese ser una opción de valor. Esta permite aprovechar la estructura y la planificación de Scrum y el enfoque de trabajo de Kanban. Más allá de esto, es importante adaptar la mezcla y según las necesidades del equipo de trabajo y el proyecto que este se encuentre desarrollando.

Además de esto último, debes tener presenta la naturaleza del trabajo y las preferencias del equipo para así hacer tu elección. Recuerda que a aplicar de forma correcta estas metodologías, las organizaciones pueden mejorar la eficiencia de su labor. Sumado a esta, también se verán beneficiadas la colaboración y la entrega de valor de proyectos empresariales.