¿Qué puedo vender en una tienda online? 5 tipos de productos

En el último tiempo, sobre todo luego de la pandemia, creció mucho el intercambio comercial que se realiza de forma electrónica. Las personas se acostumbraron a realizar todas sus compras por internet y, por este motivo, muchos emprendedores luchan por tener su espacio en el mundo digital. En este artículo, vamos a darte algunas ideas de lo que puedes comercializar en internet si deseas tener una tienda online.

Ideas clave de productos que puedes vender en una tienda online

Persona comprando online

Se podría decir que, hoy en día, ganar dinero por internet no solo es posible, sino que es un hecho para muchos. Las personas que apuestan y apostaron a desarrollar un negocio digital desde hace años, ya están viendo buenos resultados.

En su momento, se pensó el mundo virtual como un apoyo económico, un extra que ingresa por mes. En la actualidad, muchas personas están viviendo de negocios online y muchos quieren apuntar a lo mismo. No solo por su rentabilidad, sino también por la facilidad que existe para desarrollar un proyecto en el plano virtual.

El hecho de que sea un ámbito en crecimiento también deriva en que la competencia en este plano es mayor. Debes saber que es muy difícil que seas el único en un rubro o con un producto, así es que debes ser ingenioso.

Si quieres tener una tienda online, pero no sabes cuál es el producto que debes comercializar, sigue leyendo. A continuación, vamos a contarte cuáles son los tipos de bienes que puedes vender en tu e-commerce.

1. Productos físicos creados por ti

productos hechos por ti

Si tienes un hobby que conlleva manualidades, este es tu camino ideal. En el pasado, comercializar productos propios era muy difícil (salvo que tuvieras mucho dinero) dado que la única forma de hacer que la gente te conociera era a través del boca en boca.

Actualmente, internet abrió una puerta para aquellos emprendedores que desean comercializar productos creados con sus propias manos. A través de la tienda online, puedes vender todo aquello que realices.

2.  Productos físicos adquiridos en otras tiendas mayoristas

Si no quieres comenzar con las manualidades, siempre puedes adquirir productos físicos en mayoristas. La clave en este punto es que brindes tu toque personal a la hora de elegir los objetos. Esto quiere decir que no debes adquirir todo lo que tiene un mayorista. Busca diversas opciones para comprar y haz la combinación que consideres más convenientes.

En este caso, puedes ir por indumentaria, calzado, objetos de decoración, textil. Tú eliges cuál es la categoría que más te gusta.

3. Productos virtuales

ebook

Si de rentabilidad y ganancia hablamos, los productos virtuales son la mejor opción. Cuando hablamos de este tipo de productos, nos referimos a libros electrónicos, videos, cursos, etc.

La realidad es que existen una gran cantidad de opciones virtuales que puedes comercializar sin ningún tipo de problema. Actualmente, son muchas las personas que se acostumbraron a realizar cosas de forma digital y esto involucra hasta estudios.

Lo que sí debes considerar en este punto es que el material debe ser digno de ser pagado. No sirve que desarrolles algo que realmente no será de utilidad para las personas porque te dejarán malas reseñas y venderás poco. Invierte tiempo en crear productos que sean útiles para tu buyer persona.

4. Suscripciones mensuales

No podemos poner las suscripciones mensuales ni en productos virtuales ni en físicos, dado que pueden ser una combinación de ambas. Cuando hablamos de membresías, nos referimos a un abono que paga el usuario para acceder a contenido y productos exclusivos.

En este caso, repetimos el tema de la calidad. No creas que porque algo es virtual debe ser menos consistente. De hecho, es aún más difícil ofrecer algo que las personas no pueden encontrar gratis en otro sitio.

Con las suscripciones mensuales puedes ser muy ingenioso. Combinar el acceso a productos digitales con un envío físico puede ser una gran opción.

5.  Productos distribuidos por otros: dropshipping

El dropshipping es una de las mejores estrategias si tienes miedo a perder dinero. Se trata de vender productos que tú todavía no tienes, sino que los comercializa un distribuidor.

Básicamente, tú revisas cuáles son los productos que tiene disponible el distribuidor, los subes a tu tienda y, cuando se realiza la compra, mandas el pago y la información al mayorista que se encargará de enviarlo. Te ahorras mucho trabajo, pero la ganancia es un poco más baja.

6. Productos de otro sitio web: afiliación

maketing afiliacion

El marketing de afiliados involucra colocar enlaces con parámetros para que los usuarios compren en otro sitio. ¿Dónde está la ganancia? La web en la que compran te paga una comisión por cada venta que se realiza.

Este tipo de acción es menos arriesgada e involucra mucho menos tiempo que los otros tipos de productos. Sin embargo, la conversión no es tan buena como si realizaran todo en tu tienda online.

Ahora que sabes cuáles son los productos que puedes vender, ¿ya decidiste cuál vas a comercializar?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here