¿Qué tipos de cuentas bancarias existen? Descubre la que te conviene

El mundo de las finanzas, aunque a simple vista pueda parecer complejo y difícil de entender, forma parte de nuestra cotidianidad desde los eventos más simples. Partiendo del pago a través de la banca en línea de nuestros servicios públicos, hasta herramientas novedosas de inversión como las monedas virtuales, el entorno financiero gana cada día más espacios en la sociedad moderna. Tener una cuenta bancaria se ha convertido en un instrumento imprescindible para movilizarte con comodidad en las más diversas áreas. Pero, ¿conoces cuáles son los tipos de cuentas bancarias sus funcionalidades y conveniencias? Acompáñanos a descubrir el tipo de cuenta de banco que más te conviene, según tus intereses, proyecciones y estilo de vida.

Cuáles son los tipos de cuentas bancarias más populares

Antes de hablar sobre los tipos de cuentas bancarias disponibles en el mercado, es importante tener claridad en que se trata de productos que las entidades financieras ofrecen a sus clientes, en los que estos pueden depositar, resguardar y gestionar su dinero desde una plataforma. De igual manera, son las cuentas bancarias las que brindan el soporte para otra clase de servicios financieros, como las tarjetas de crédito o débito, los préstamos o hipotecas, entre otros. Lo fundamental es conocer a profundidad las características de cada tipo de cuenta, para seleccionar la que mejor se ajuste a nuestros intereses.

Las cuentas corrientes

cuentas bancarias

Las cuentas corrientes son las de uso más común y popular en el entorno familiar. Se trata de instrumentos que nos permiten tener acceso a operaciones y transacciones cotidianas como la realización de cobros o la domiciliación de pagos. Generalmente ofrecen la posibilidad de gestionar una tarjeta de débito en primer lugar, y posteriormente una de crédito. Suele, de acuerdo a la entidad financiera que elijas, incluir un monto base de comisión por mantenimiento o administración. No ofrecen remuneración al cliente por el mantenimiento de su dinero en la cuenta.

Las cuentas de ahorros

Una de las herramientas financieras más útiles para todas aquellas personas interesadas en la gestión de sus ahorros, son justamente las cuentas de ahorro. Estos instrumentos tienen la ventaja de generar algún tipo de remuneración por el dinero que tenemos guardado en nuestra cuenta. También, a diferencia de los plazos fijos, nos dan la posibilidad de hacer uso del dinero de manera inmediata, en el momento en que lo necesitemos.

Las cuentas nómina

Para todas aquellas personas que trabajan bajo relación de dependencia con una empresa, institución u organismo, la cuenta nómina es una opción práctica y resolutiva. Este tipo de instrumentos financieros tiene una operatividad bastante similar a las cuentas corrientes, pero suelen ofrecer algunas ventajas por la domiciliación de la nómina, como descuentos, paquetes interesantes de tarjetas de crédito, entre otros. Lo fundamental para acceder a una cuenta de este tipo, es que domicilies tu sueldo mensual, para que sea depositado directamente en la cuenta. Muchas empresas contratan con alguna entidad bancaria, un paquete de cuentas nómina para todos sus empleados.

Las cuentas de valores

Para todas aquellas personas interesadas en el mundo de las inversiones, las cuentas de valores son la opción ideal. Se trata de instrumentos financieros que suelen ir asociados a una cuenta corriente, y que permiten la realización de acciones como el depósito de títulos: acciones o bonos. También la compra y venta en el mercado de valores, el cobro de dividendos, la custodia de títulos, entre otros.

Las cuentas bancarias para empresas y negocios

tipos de cuentas bancarias

Si eres representante de una empresa o tienes tu propio proyecto comercial, los asuntos bancarios serán parte fundamental de tus finanzas. Una buena relación con los bancos con los que decidas establecer lazos comerciales, te permitirá mejorar tus líneas de crédito, acceder a préstamos en caso de que sean necesarios, dar apertura a cuentas nómina, entre otros asuntos. Tal como con las cuentas personales, las cuentas de empresas y negocios también pueden ser de tipo corriente o de ahorro. Lo fundamental es que le des un uso activo y consecuente, que ayude a hacer crecer tu reputación como empresa en el entorno financiero.

Las cuentas online

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

La irrupción del Internet y las nuevas tecnologías en la sociedad moderna, también han cambiado nuestra manera de generar, gestionar y entender el dinero. En este sentido, son muchas las instituciones financieras que, percibiendo una necesidad de vanguardia tecnológica, han migrado hacia las plataformas digitales. Las cuentas online responden justamente a esta premisa. Son instrumentos rápidos, simples y de fácil acceso para los titulares, que permiten hacer toda clase de operaciones desde un dispositivo móvil, y sin necesidad de acudir a sucursales físicas.

Esto implica no solo una posibilidad de bancarización de la población mucho más elevada, sino también una herramienta que va en pos de la practicidad, y que permite a los bancos reducir costos en el mantenimiento de sucursales físicas. Con este breve recorrido por los diferentes tipos de cuentas bancarias disponibles en el mercado, ya tendrás lineamientos seguros para elegir la que más te convenga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here