10 métodos de fijación de precios | Asignación de precios estratégica

El precio es uno de los elementos más importantes del marketing, dado que es la única forma que tiene una organización para recibir ingresos, mantenerse en pie y cumplir con lo establecido en su carta de navegación. Por eso recopilamos 10 métodos de fijación de precios para establecerlo efectivamente, según el contexto de tu empresa.

Los métodos que te presentamos a continuación se dividen, según su enfoque, en tres grandes pilares: el costo, la demanda y la competencia. Continúa leyendo para conocer cuál de estos es el que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Qué son los métodos para la fijación de precios?

Persona sacando cuentas

Los métodos de fijación de precios son las formas en las que se puede calcular el precio de un producto o servicio. Lo anterior, se realiza teniendo en cuenta los diferentes factores que intervienen a la hora de asignar el monto de la retribución económica, como lo son: los costos, la demanda, la percepción de marca, la política financiera, la competencia, la calidad e incluso el marco regulatorio.

Todos esos factores incidirán en la decisión de la empresa al momento de decantarse por una u otra estrategia de precios. De esta forma, los métodos de fijación de precios se pueden dividir en tres grandes grupos: según el costo, la demanda o la competencia.

Profundiza en este tema: Fijación de precios | Objetivos, métodos, estrategias y ejemplos [Guía completa]

10 métodos para la fijación de precios exitosa

persona señala gráfico en que se muestra un crecimiento gracias a los métodos de fijación de precios

La designación de precios debe estar alineada con el plan de marketing y el plan de ventas de una organización. Por ello, es fundamental que al asignar los precios de los productos o servicios se tomen decisiones fundamentadas y estratégicas. Y por tanto, en este artículo te presentamos los métodos de fijación de precios, distribuidos según tres variables significativas del mercado (costo, demanda y competencia) ¡Vamos a conocerlos!

Según el costo

Este tipo de métodos son aquellos en que las empresas utilizan los costos de producción de sus bienes o servicios como base para calcular el precio de los mismos. Esta forma de determinación de precio puede tener varios enfoques, como se detalla a continuación:

  • Precio según el margen de beneficio deseado: Utilizar este método supone, en primer lugar, calcular el costo del producto o servicio. Seguidamente, se añade el margen de beneficio que queremos obtener. Esto será lo que determine el precio. Así, la formula a utilizar para calcular el precio final, según este método sería:

Precio final = Coste Unitario + Margen de beneficio deseado

  • Precio costo-plus o costo promedio: Este es un método que utilizan las empresas para maximizar las ganancias. En él, se suma al costo total un porcentaje fijo de este mismo, también llamado porcentaje de recargo, que será la ganancia. La fórmula se describe a continuación:
  1. Recargo como porcentaje del costo = (Recargo / Costo) * 100.
  2. Recargo como porcentaje del precio de venta = (Recargo / Precio de venta) * 100
  • Precio margen de beneficio: Este es una variación de uno de los métodos de fijación de precios según los costos: el costo-plus. En este caso, el margen de beneficio es calculado en base al precio de venta, como se ilustra seguidamente:

Precio de beneficio= Coste Unitario/1-beneficios deseados de las ventas

  • Precio objetivo: Este método supone alcanzar un precio de equilibrio o break even point. En base a dicho punto, se establecerá la cantidad de productos o servicios a vender según el precio establecido. Todo ello para conocer cuál es ese umbral de rentabilidad en que los gastos y las ganancias se cruzan para evitar que se produzcan pérdidas para la compañía.

Según la demanda

Señalización de oferta y demanda

Este tipo de métodos se realizan basándose en la oferta y demanda de los productos o servicios. Para poder poner en práctica estos métodos será necesario estudiar al mercado y, específicamente, a los consumidores y sus comportamientos.

  • Precio según la percepción de los consumidores: Este es otro de los métodos de fijación de precios. Aquí, la compañía decide el precio final a partir de la percepción que tenga el cliente de los bienes o servicios que se comercializan. Asimismo, se trata de conocer de antemano el precio que los compradores están dispuestos a pagar por un producto o servicio y, en esa medida, ajustar los costes de la producción para maximizar ganancias.
  • Precio según el valor agregado: Con este método, las empresas llevan a cabo una reingeniería de productos para abaratar los costos sin perder dinero, al igual que sin sacrificar la calidad y, por ende, su ventaja competitiva.
  • Precio de subasta: Las subastas cada vez ganan más popularidad en internet. Y varios sitios web como OLX o eBay, brindan una plataforma a sus usuarios para la aplicación de este método. Existen diferentes modalidades de subastas: están en las que hay un vendedor y múltiples compradores; un comprador y muchos vendedores; u otras en que los proveedores presentan su oferta a los compradores de manera discreta, en un sobre cerrado.
  • Precio diferencial: Este es otro de los métodos de fijación de precios según la demanda. Se aplica cuando un producto de iguales características es ofrecido en diferentes precios. Esta variación se debe a que los objetivos de cada empresa son diferentes, algunas buscan posicionar la marca, otros penetrar el mercado y así sucesivamente.

Según la competencia

Persona en el supermercado hace un análisis de la competencia

En este tipo de métodos las empresas tienen en cuenta el precio al que sus competidores venden productos similares, así como el valor agregado de estos, para asignar un monto de retribución económica a sus propios bienes o servicios.

Una de las ventajas de este método es que puede ayudar a evitar la guerra de precios. Mientras que en sus desventajas figura que puede darse una falta de diferenciación que no permita destacar entre los clientes. Entre los métodos basados en la competencia figuran los siguientes:

  • Precios según tarifas vigentes: Este es de los métodos de fijación de precios basados en la competencia. Así, las empresas toman como base el precio de los competidores, especialmente de los líderes del mercado. De esta forma, se establece el precio de un producto o servicio obedeciendo a las tendencias prevalecientes, lo que ayuda a evitar una guerra de precios
  • Precios según competencia y calidad: Según este método, el precio de un producto sería mayor cuando este es mejor que el de la competencia. En ese sentido, la retribución sería menor si la calidad es inferior o se aplicaría el mismo precio en caso de que el bien o servicio tenga características similares.

Palabras finales

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Persona analiza los métodos de fijación de precios en una hoja

Asignar un precio no es algo que debes tomar a la ligera. Es una decisión estratégica que incidirá en la salud económica de tu empresa. Por ello, es fundamental analizar el mercado y la realidad de la compañía antes de tomar una decisión.

También puedes consultar nuestra guía completa para la asignación de precios. Esta te dará un panorama más completo, con objetivos, estrategias y ejemplos, antes de seleccionar uno de los métodos de fijación de precios que más se adapta a tu empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here