¿Por qué son tan importantes los seguros para locales y comercios en tiempos difíciles?

2020 no está siendo un año para el recuerdo, al menos no en el sentido positivo. Una pandemia ha cambiado por completo nuestra forma de vivir y, además, está poniendo en jaque a numerosos negocios de todas partes del mundo. Tanto es así que ya se habla no solo de una crisis económica y profesional, sino de algo de una mayor magnitud, de una crisis a nivel social.

Un contexto para el que no estábamos preparados y que exige tomar medidas diferentes. Uno que pone de manifiesto la necesidad de determinados servicios y productos, como también lo innecesarios que pueden llegar a ser otros. Es en esta situación en la que la figura de los seguros para locales y comercios está ganando una importancia vital. Pero, ¿por qué exactamente? Vamos a comprobarlo.

La importancia de los seguros para comercios y locales en época de crisis

seguros para locales y comercios

Seguros para locales comerciales hay muchos, de hecho no son algo especialmente nuevo. Las compañías aseguradoras llevan ya décadas ofreciéndolos a todas las empresas que montan una tienda o cualquier tipo de establecimiento comercial. Son un producto que está destinado a ofrecer seguridad a los propietarios, a garantizar que, en caso de incidencia, van a tener la cobertura necesaria, la ayuda que les sirva para sortear el bache o para ser compensados en caso de ser seriamente perjudicados.

A día de hoy, han pasado de ser una opción a convertirse en algo imprescindible. Dan una protección absoluta al negocio frente a cualquier posible riesgo, siendo de especial utilidad para los propietarios de locales. De hecho, raro es el que no ha contratado todavía Seguros de comercio para los establecimientos que posee, sea en la ciudad que sea y en la calle que sea, como también independientemente del sector al que se dedique la tienda o establecimiento en cuestión.

En estos tiempos que corren, con las empresas siempre bailando sobre la cuerda floja por la reducción en la intención de compra, un siniestro grave en un establecimiento podría ser una herida de muerte. Como ejemplo podemos tomar el sector de la hostelería, uno de los que más ha sufrido todo los efectos de la pandemia. Si pensamos en cómo se encuentra ahora mismo, y sumamos lo que podría suponer una avería fuerte que deteriore las instalaciones del hotel, un incendio o una inundación, el resultado sería demoledor.

Los seguros de locales de comercio pueden evitar la quiebra

Las estadísticas lo demuestran. En el sector hotelero, el 70% de las empresas cuyos locales sufren algún tipo de siniestro de mayor gravedad, acaban teniendo que cerrar. El coste de las reparaciones, combinado con el cese de la actividad, es algo que muchas no pueden afrontar, cosa que les acaba llevando al cierre del negocio. Esa estadística era la habitual, y ahora, en tiempos de COVID, la situación se ha agravado considerablemente.

Por eso mismo los seguros para locales comerciales están siendo tan demandados. Gracias a ellos, los negocios pueden recuperar gran parte del dinero y afrontar la inversión en reparaciones sin que esto suponga un gasto elevado. En algunos casos, las compensaciones económicas cubren sobradamente los daños recibidos, lo que permite al mismo tiempo tener el colchón suficiente para poder retomar la actividad en cuanto el local vuelva a la normalidad, o en cuanto se encuentre otro y se pueda poner en marcha.

Hay ciertos territorios en los que, además, es todavía más importante contratar estas pólizas. Lugares de abundantes lluvias en los que las inundaciones sean frecuentes, sitios en los que la tasa de robos sea elevada o incluso territorios en los que puedan haber terremotos con cierta frecuencia. Todo eso afecta al negocio de una forma u otra y, sobre todo, a los establecimientos que este pueda tener. Precisamente por eso, volvemos a la figura de este seguro. Es el bote salvavidas que necesita una empresa en estas circunstancias.

Los seguros para comercios y locales comerciales tienen además la bondad de adaptarse a las necesidades de cada negocio. Cuentan con diferentes tipos de cobertura para proteger frente a toda clase de agentes externos. Es algo que afecta también al precio de la póliza, pero que por otra parte garantiza un blindaje completo del establecimiento. En los tiempos que corren, y con la incertidumbre que sobrevuela a todos los sectores por culpa de la pandemia, tener a este aliado cerca es tan positivo como necesario.

¿Se debe complementar con otros seguros?

Lo cierto es que, aunque son de gran ayuda, estas pólizas no son lo único que un profesional o un propietario deben contratar para sus negocios o sus locales. Huelga decir que contar con un seguro de responsabilidad civil es prácticamente necesario por ley. Es la única forma de garantizar una cobertura que abarque los riesgos propios de la actividad profesional que se esté llevando a cabo en el establecimiento, algo que al mismo tiempo protege a todos los trabajadores que operen en este.

También hay otras opciones como los seguros frente a robos y otras más específicas como los de protección de los escaparates. Lo cierto es que las aseguradoras cuentan con pólizas y coberturas de lo más variadas, todas ellas planteadas y diseñadas para garantizar que las empresas estén blindadas frente a cualquier peligro, frente a cualquier cosa que pueda poner en riesgo la integridad y seguridad de los trabajadores y del propio negocio en sí.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Por eso todo lo relacionado con los seguros está empezando a crecer tanto en la actualidad. Los propietarios se están dando cuenta, ahora más que nunca, de que necesitan una protección más fuerte para evitar la quiebra. La estabilidad de muchos comercios y locales se está viendo en peligro por la reducción de demanda y por una audiencia menos propensa a comprar debido a los miedos y la incertidumbre.

Hay que andar con pies de plomo al liderar un negocio, y más cuando hay tanto en juego. Perder un local no tiene que significar perder el fruto de tantos años de esfuerzo, y la mejor forma de evitar todo esto es contratando un buen seguro para locales y comercios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here