Wantrepreneur | Qué es, diferencia del emprendedor y cómo dejar de serlo

¿Has soñado con ser tu propio jefe? ¿Con ser parte de algo que revolucione tu vida y la vida de muchísimas personas? ¿Tienes muchas ideas, pero no consigues llevarlas a cabo? Si te sucede, ¡no te preocupes! Le pasa a más personas de las que imaginas e incluso tiene nombre: wantrepreneur, un aspirante a emprendedor que no consigue dar vida a sus proyectos.

Por eso, aquí te explicamos las diferencias entre un wantrepreneur y un emprendedor real, así como las actitudes que debes adoptar y las que debes abandonar para poder dejar de lado esa faceta de aspirante y empezar a materializar tus ideas en proyectos de negocio tangibles.

¿Qué es un wantrepreneur?

globo de diálogo con la palabra wantrepreneur

Wantrepreneur es un término surgido en Estados Unidos entre las personas dedicadas a la creación de startups en Silicon Valley, California. Este término hace referencia a las personas que creen que tienen buenas ideas de negocio y que piensan y hablan mucho al respecto. Los wantrepreneurs sueñan con ser grandes empresarios, pero nunca han llegado a aterrizar sus ideas y mucho menos a materializarlas.

Estos eternos aspirantes a emprendedores suelen dedicar su tiempo a algunas de las tareas relacionadas con el emprendimiento sin, finalmente, dar el paso.

Es fácil identificarlos porque suelen estar bien versados en negocios, así como al día en libros de emprendimiento, pero todo para alardear al respecto. Buscan captar la atención en las redes sociales y suelen asistir a eventos para emprendedores vistiendo ropas finas, repartiendo tarjetas de presentación e intentando engrosar su lista de contactos.

Los wantrepreneurs pueden pasarse horas pensando en el branding de sus potenciales marcas, en los planes de negocio de su idea millonaria y nunca lanzarse al mercado.

Desde fuera, dan la impresión de ser conocedores de la materia e innovadores, pero por dentro es muy común que se encuentren llenos de frustraciones y de inseguridades, producto de su adicción a los resultados a corto plazo.

Diferencias entre un emprendedor y un wantrepreneur

Hombre vestido de traje decidiendo entre entrepreneur y wantrepreneur

¿Te estás preguntando si tu perfil corresponde al de un emprendedor o, por el contrario, al de un wantrepreneur? Conoce en qué se diferencian y averígualo.

1. Hacer que las cosas pasen

Un emprendedor va hacia adelante sin importar qué tan pequeño sea el paso, ellos se lanzan. Mientras tanto, un wantrepreneur se pasará meses anotando ideas y buscando un sistema perfecto libre de fallas para que así, tal vez, se atrevan a dar el siguiente paso con su negocio.

2. Del dicho al hecho

Los wantrepreneurs solo piensan y hablan. Estos viven de las apariencias, del «qué dirá la gente», hablan de ideas y buscan desesperadamente inversores sin tener un producto validado o un estudio de mercado que lo respalde. Por su parte, los emprendedores no temen enfrentarse a las preguntas incómodas sobre la utilidad y el alcance de su negocio, además de que llevan el producto al mercado para ser probado por los clientes.

3. Aprender de los errores

Los emprendedores son solucionadores de problemas por excelencia. Cuando un emprendedor se equivoca, este analiza y aprende de esos errores sin dejar que el fracaso le detenga, simplemente enmienda lo que no hizo bien y sigue adelante. Un wantrepreneur hará lo contrario. Al verse de cara al fracaso, un aspirante a emprendedor se desentusiasmará y muy probablemente terminará dejando de lado el proyecto.

Relacionado:

4. ¿Pasión o dinero?

A un wantrepreneur se le diferenciará rápidamente de un emprendedor porque su objetivo es hacerse rico, solo trabajan por el dinero. En ese sentido, ellos observan el mercado simplemente para buscar su propio beneficio.

Por el contrario, un emprendedor trabaja duro en su negocio y busca ser el mejor en lo que hace. Este considera que cuando hace lo que le apasiona, las ganancias le seguirán.

Asimismo, un emprendedor debe confiar en que tiene mejores posibilidades de éxito que otras personas. Y debe estar muy seguro de ello, dado que de lo contrario, se convertiría en un wantrepreneur: alguien que nunca está dispuesto a darlo todo por el negocio, según explica un estudio de la Universidad de la Columbia Británica (UBC).

5. Enfrentarse a los cambios

Los cambios son inevitables y ante una situación de transformación los emprendedores sabrán adaptarse a las circunstancias, e incluso encontrarán oportunidades en ese cambio; mientras que los wantrepreneurs se sentirán desencajados ante una situación de cambio.

Estos se verán fuera de su zona de confort, lo que desembocará en un eterno análisis de cada detalle, por pequeño que sea, para así, tras meditarlo muy bien, poder adaptarse. No obstante, este proceso suele tomar mucho tiempo por lo que suelen quedarse atrás.

6. Manos a la obra

Cuando llega el momento de trabajar, un emprendedor pondrá manos a la obra y colocará todo lo que tiene en su negocio. Los wantrepreneurs, no. Un aspirante a emprendedor no tiene paciencia para trabajar en el negocio. Siempre está buscando atajos y se preocupa más por su imagen, es decir, por hacerle creer a los demás que ya es exitoso.

7. Todo esfuerzo suma

Un wantrepreneur considera que es el centro de su negocio, que este gira alrededor de ellos y siempre tiene a la mano una excusa para cuando las cosas empiezan a ir mal. Las quejas también forman parte importante de su léxico. Por el contrario, un emprendedor confía en sí mismo y en sus habilidades, pero tiene muy claro que su equipo de trabajo también es parte esencial del proceso.

8. ¿Buenas ideas o trabajo duro?

Los emprendedores innovan, sí. Pero no se quedan esperando por la idea perfecta o por el momento perfecto, ellos salen a buscar la oportunidad. No son simples espectadores: observan el mercado, ven la forma de enriquecerlo y empiezan a trabajar en ello. Un wantrepreneur hará lo contrario. Procrastinar será parte de su día a día. Y ello se debe a su obsesión por encontrar la idea perfecta, esa que le hará rico más rápido.

9. Zona de confort

A los emprendedores les encantan los riesgos, porque saben que en el mundo de los negocios no hay nada seguro y que si no arriesgan no avanzan. Por su parte, los wantrepreneurs, por ese miedo e inseguridad que llevan dentro, prefieren lo seguro e imitan la tendencia.

10. Networking

Los wantrepreneurs son amantes del networking, les encanta hacerse notar, resaltar todo su conocimiento y creatividad, así como hacer cada vez más larga su lista de contactos. Los emprendedores, en cambio, prefieren establecer relaciones de valor.

11. Resultados

Debido a la falta de paciencia mencionada anteriormente, los wantrepreneurs tienen una mentalidad cortoplacista, son adictos a los resultados inmediatos. Los emprendedores se toman su tiempo, trabajan duro, hacen planes y van haciendo las cosas, teniendo siempre claro que cada paso cuenta.

¿Cómo dejar de ser un wantrepreneur y convertirte en un emprendedor real?

Mano subiendo un dibujo de escalera que contiene objetos característicos de los emprendedores

Si te has sentido identificado con algunas características de los wantrepreneurs ¡No te preocupes! Te contamos algunas actitudes que debes dejar atrás y otras que debes adoptar para convertirte en un emprendedor real.

1. Menos charla y más acción

Para dejar atrás tu faceta de wantrepreneur lo primero que debes hacer es dejar de sobreanalizar todo, de hablar de más y empezar a actuar. Así, si te viene a la mente una idea empieza a hacer que pase y si ves que no es viable déjala ir. De esta manera, evitarás pasar horas y horas divagando entre unas u otras ideas.

2. Empieza a tomar riesgos

Los riesgos siempre van a estar ahí, pero debes aprender a vivir con ellos y dejar de temer a todo lo que puede ir mal. Así, sin quererlo, estás cerrando la puerta a todo lo que puede salir bien. Concientízate de que muy seguramente no será fácil, pero más allá de eso debes dejar de quejarte y sobretodo ¡Deja de poner excusas!

3. Escucha activa

Un wantrepreneur está convencido de que él es el más versado en la materia, o al menos eso quiere hacerle creer a todos. Deja de pensar que te las sabes todas y empieza a escuchar a los demás, te sorprendería todo lo que puedes aprender si empiezas a hacerlo.

4. No te obsesiones con el dinero

Deja de perseguir el dinero o el éxito, el motor de un verdadero emprendedor es la pasión por lo que hace. Esto no significa que no puedes o no debes aspirar a ello, pero no te obsesiones, disfruta del proceso.

5. Haz que pase

Empieza a dar pequeños pasos en la dirección que quieres, así podrás ver cómo poco a poco se materializan tus ideas. No tengas miedo al fracaso y aprende de tus errores. Pero sobretodo ¡No te rindas! La perseverancia es clave. Hay muchas razones por las que las personas se rinden, no seas uno más.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Recomendados:

Palabras finales

Teclado de computadora con la palabra wantrepreneur en una tecla

Si después de leer esto consideras que te inclinas más hacia el lado de un wantrepreneur, ¡no te preocupes! El primer paso para el cambio es reconocer el problema y tú ya lo has hecho.

Lo importante es tener presente que el momento perfecto para hacer que las cosas pasen es ahora. Y si piensas que eres demasiado joven para lograrlo, echa un vistazo al ranking de emprendedores europeos jóvenes menores de 30 años del 2020 compilado por la revista Forbes.

Así que como buen emprendedor, llegó la hora de dejar de lado las excusas, empezar a tomar riesgos, enfocarse y empezar a ejecutar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here