Seis tendencias que definirán el trabajo en el futuro

0
101
Persona trabajando en ordenador portátil

El mundo laboral de hace diez años no es el mismo que vivimos hoy y a su vez, el que tenemos en la actualidad dista de lo que será en la próxima década. Es claro que la tecnología ha influenciado muchos aspectos de la vida humana y uno de ellos es el trabajo.

La pandemia del Covid-19 generó otras dinámicas y algunas de ellas llegaron para quedarse. Es probable que desees saber cuáles serán los cambios en el futuro laboral y por eso, en este artículo te traemos seis tendencias que lo definirán.

Seis tendencias que definirán el trabajo en el futuro

Infografía ofrecida por Wrike – Software Administracion De Proyectos

1. Los límites entre casa y oficina se difuminan

Trabajo desde casa

Sí, esto es una realidad, los límites entre la casa y la oficina cada vez son menos. Como ya se ha mencionado, a raíz de los confinamientos de los últimos años, el teletrabajo pasó a ser parte de la cotidianidad.

Es claro, no todos los empleos pueden gozar de lo que para muchos es un privilegio, pero los que sí lo hacen, seguro que poco querrán volver a las oficinas. Continúa sobre la mesa, la discusión de darle mayor comodidad al empleado para fomentar su productividad.

2. La tecnología se convertirá en una ventaja estratégica

Los diversos cambios que ha tenido el mundo laboral vienen apalancados en su mayoría a los avances tecnológicos. Y bien, esta tendencia se mantendrá por los próximos años y con mayor fuerza.

Se prevé que muchas compañías acudan al uso de redes sociales internas para sus empleados. También, asistentes digitales como Siri y Cortana ayudarán a mejorar tu productividad y los dispositivos «weareables» como los relojes inteligentes te darán indicaciones para optimizar tus labores.

3. La gestión del trabajo ya no es una tarea puntual

Grupo de trabajo reunido

Las empresas entrarán a unas etapas de experimentación y cálculo de los riesgos que asumen. Los negocios ahora se enfocarán en tener una plantilla de colaboradores clave y contratarán empleados autónomos para desarrollar funciones específicas.

La gestión y las relaciones se darán de una manera horizontal como la holocracia, en la que la toma de decisiones no será vertical. De esta forma, los trabajadores tendrán más libertad que los cargos formales como los conocemos y podrán acceder a más información.

4. Dominio de la interdisciplinariedad

En un mundo hiperconectado como en el que hoy vivimos, la globalización ha permitido conectar personas y empresas de todo el mundo. Por eso, la diversidad y la inteligencia cultural serán dos aspectos que cobrarán mayor relevancia en los lugares de trabajo.

Los colaboradores tenderán a cambiar de trabajo en periodos de entre dos y tres años con el objetivo de ganar experiencia. Además, intentarán aumentar su trayectoria al adquirir varias habilidades por medio de cursos cortos y otro tipo de estudios.

5. Aumentará el trabajo remoto

Hombre trabajando desde una casa rodante

Todo apunta a que las empresas adoptarán el trabajo remoto de una manera total, en los empleos que sea posible, claro está. Las oficinas pasarán a ser un sitio de colaboración y una especie de «coworking» para desarrollar actividades en grupo.

Esto se dará basado en los buenos resultados que el trabajo remoto ha generado en diversas industrias. Además, esto casi que se convertirá en una exigencia de los empleados a la hora de buscar o elegir un empleo.

6. La cultura definirá el éxito de la empresa

Las compañías le apostarán a la formación, el desarrollo de habilidades y la definición de objetivos propios de los empleados.  Las revisiones anuales de rendimiento, por ejemplo, pasarán a un segundo plano y habrá otros métodos de análisis.

Por otro lado, las empresas se centrarán en añadir beneficios personalizados a los colaboradores, tales como bajas por paternidad pagas, oportunidades de aprendizaje e incentivos por logros.  También se les dará facilidades a los empleados para hacer préstamos y para continuar su formación.

Las anteriores son seis tendencias que definirán el futuro del trabajo, teniendo en cuenta que algunas ya están en marcha. Como ves, todas se centran en el beneficio y la mejora en las condiciones laborales para los colaboradores.

Conclusión

Persona en una reunión a través de una videollamada

Son muchos factores los que están dados para que las personas cada vez tengan mayor flexibilidad en sus empleos. Ya sea en cuanto a horarios o espacios, los colaboradores de las empresas optarán por los trabajos en los que satisfagan estas necesidades.

El teletrabajo empoderó a los trabajadores, quienes han podido demostrar que no es necesario estar ocho horas en un escritorio de la oficina para tender un buen rendimiento. Además, estos tienen a las herramientas tecnológicas como aliadas para llevar a cabo sus labores desde cualquier lugar y con la misma productividad.

Recomendado:

El impacto de la digitalización en la economía peruana

La importancia de las aplicaciones en el campo empresarial

¿Cómo mejorar la gestión de la empresa? 4 consejos