¿Por qué realizar una auditoría financiera de la empresa?

El mundo globalizado que hoy conocemos se caracteriza, especialmente, por los altos niveles de competencia del mercado. Para responder a las exigencias que llegan con ellos, es fundamental que se establezcan procesos que busquen la mejora constante del funcionamiento empresarial. Dentro de estos procesos se encuentra la auditoría financiera, la cual se constituye como una grandiosa oportunidad hacia el avance y el crecimiento.

Si quieres saber más, no dejes de leer. A lo largo del presente artículo, te contaremos qué es la auditoría financiera y por qué debes realizarla oportunamente en tu empresa. 

Visibilidad profunda de la situación empresarial: ¿Qué es la auditoría financiera?

En términos generales, la auditoría financiera es un procedimiento de investigación sobre, como su nombre lo indica, la situación financiera de la empresa. Esta auditoría, entonces, es una evaluación objetiva que busca recolectar elementos de juicio válidos y suficientes. De acuerdo con estos datos, el auditor determina si se da cumplimiento o no a la información registrada en los estados financieros de la empresa.

Gracias a la auditoría financiera se puede verificar la existencia de los activos declarados, la veracidad de la información que constata dichos activos, la integridad de la declaración y la rigurosidad de esta frente a las normas contables aplicables vigentes. Todo lo anterior tienen como finalidad primordial el disminuir los riesgos financieros de la empresa y los de las demás partes involucradas con ella.

¿Cuál es la importancia de realizar una auditoría financiera en tu empresa?

auditoría financiera

Ya hemos visto en términos generales qué es la auditoria financiera. Pero, si aún no te has decidido por implementar este proceso en tu empresa, es momento de que consideres los siguientes beneficios de la auditoria financiera. Te aseguramos que te van a convencer.

1.     Garantiza un desempeño óptimo

El primero de los beneficios de la auditoría financiera es que esta será la encargada de garantizar que todos los informes y operaciones financieras de la empresa laboren según lo esperado, sin contratiempos y enfocándose en la reducción de riesgos. Esto llevará a que la empresa logre un desempeño óptimo en todas las áreas.

2.     Correcta gestión de riesgos de terceras partes

Este procedimiento identifica si la información declarada se ajusta a las normativas legales, locales, nacionales e internacionales. Muchas de estas, determinarán si existe riesgo de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Además, determina si esta logra reflejar el conocimiento del cliente y la gestión de riesgos de negocio con ellos. A esto se refieren los conceptos de KYC y AML.

Esto no solamente potencializará cada uno de los procesos empresariales, sino que, al conocer en detalle la situación financiera de la empresa, se evalúan con mayor detalle los riesgos de terceras partes, lo que ayuda a las empresas a tomar mejores decisiones en lo relacionado con el Due Diligence.

3.     Optimización de los procesos

De la mano con lo anterior, la auditoría financiera es imprescindible para que las empresas identifiquen y potencien ciertos aspectos financieros que requieren atención. De esta manera, se aseguran de que los procedimientos se lleven a cabo de la mejor manera posible.

Además, esta auditoría facilita la identificación oportuna de problemas o situaciones complicadas, permitiendo que se encuentre una solución en el momento indicado.

4.     Garantiza la confiabilidad y la transparencia

Por último, la auditoría financiera permite que la empresa alcance niveles óptimos de confiabilidad, tanto dentro de la misma empresa, como frente a las terceras partes y otros inversionistas. Además, asegura que la empresa actúa en concordancia con factores que demuestren su transparencia y buen actuar.

De acuerdo con lo anterior, y a modo de conclusión, la auditoría financiera determina la confiabilidad de la información, siempre dentro de un marco de seguridad razonable. Ella beneficia y agiliza los procesos tanto de proveedores y de entidades financieras, como de clientes, empleados y socios. 

Con esto concluimos el artículo. Esperamos te haya resultado de gran utilidad. Recuerda que en la actualidad vivimos en un entorno y mercado globalizado y digital. Y, siendo así, la toma de decisiones, tanto económicas como financieras, debe basarse en información certera y confiable. ¡Así que no dudes en realizar la auditoría financiera que tu negocio requiere! Si tienes alguna duda o comentario sobre esta temática, no dudes en hacérnoslo saber. ¡Estamos ansiosos por leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here