Protege tu empresa con un seguro de responsabilidad civil profesional

0
58
seguro de responsabilidad civil profesional

Sea del tamaño que sea, tener una empresa no es nada fácil. Cualquier actividad económica que se lleve a cabo con ella implica riesgos y responsabilidades de alta importancia. Y aunque esta es una situación inminente en cualquier negocio, hay un camino imprescindible para disminuir el impacto y tomar las mejores decisiones. Por eso, en este artículo queremos hablarte sobre la importancia de proteger a tu empresa con un seguro de responsabilidad civil profesional.

¿Qué es un seguro de responsabilidad civil profesional? ¡Conoce cómo funciona!

seguro de responsabilidad civil profesional

Independientemente del campo en el que se inscriba la empresa, es primordial contar con las herramientas necesarias, tanto para proteger a la entidad como a las personas que trabajan en ella —los profesionales—.

Todos, sin importar el cargo que ocupemos, corremos el riesgo de cometer errores, omisiones o acciones involuntarias que conlleven hacia pérdidas económicas y reclamaciones por servicios profesionales.

Así pues, el seguro de responsabilidad civil profesional se enfoca en mantener el patrimonio de los profesionales frente a posibles acciones judiciales. Es decir, que indemniza los daños ocasionados a terceros por el asegurado. En este tipo de seguro cabe la responsabilidad contractual y extracontractual, así como la culpa grave con algunas restricciones.

La cobertura es amplia: Te contamos qué incluyen los seguros de responsabilidad civil profesional

Aunque las pólizas de responsabilidad civil profesional pueden presentar variaciones de acuerdo con el asegurador que se contrate, se pueden abordar ciertos factores fundamentales que garantizan la protección de calidad para los clientes. Entre ellos se encuentran:

  • Gastos legales y de defensa. Además de asegurar el acceso al servicio judicial, estas pólizas también asumen los costes para enmendar los errores o la indemnización en caso de que lleguen a sentenciar al profesional.
  • Negligencia cierta o supuesta, errores u omisiones. Como mencionamos anteriormente, corre con los gastos para corregir errores del profesional o gastos de defensa.
  • Infidelidad de los empleados. Esto quiere decir que cubre acciones fraudulentas e infidelidad de empleados y subcontratistas.
  • Derechos de propiedad intelectual e industrial. Se incluyen aspectos tales como los derechos de autor, marca, imágenes, logos, entre otros.
  • Cubre el mal uso de la información por parte de los empleados o colaboradores.
  • Difamación. Las acusaciones contra algún empleado son cubiertas por los seguros de responsabilidad civil profesional.
  • Destrucción, deterioro o alteración de los documentos de la compañía o tercero que se dejara a cargo del empleado.

La transformación digital no se queda atrás cuando se trata de seguros de responsabilidad civil profesional

ciberseguro

Ahora bien, aunque los procesos que conforman el tejido empresarial pueden abrir las puertas a nuevas posibilidad e innovaciones, como aquellas vinculadas a la transformación digital, también pueden derivar en nuevos riesgos.

Esa es una de las razones por las que el ciberseguro se ha convertido en una verdadera necesidad empresarial. Este seguro protege a las empresas y empleados de riesgos internos, como un acto malicioso deliberado por parte de un colaborador o empleador, y de riesgos externos en los que la empresa y/o empleados se convierten en objetivos de la ciberdelincuencia.

Son, entonces, coberturas completas que abarcan costes e impacto de incidentes cibernéticos, brindando a los clientes acceso a redes de expertos en ciberseguridad, los cuales ayudarán a restablecer los sistemas y a ponerse en comunicación con abogados y otros expertos.

¿Qué cubre el ciberseguro?

En términos generales, este tipo de seguro mantiene su cobertura sobre factores como:

  • Descuidos de empleados o proveedores relacionados con fallos de seguridad y brechas de datos.
  • Ciberdelincuencia y ataque digital contra los negocios.
  • Caída de sistemas. Se cubre pérdida de beneficios, costes operacionales fijos y gastos mitigantes.
  • Incumplimiento involuntario de la política de protección de datos.
  • Fraude y crimen financiero. Se incluye la suplantación de identidad de clientes, proveedores o directivos.
  • Extorsión cibernética. Cobertura frente a secuestro de sistemas y datos, extorsión o amenazas.
  • Demandas de terceros por fallas en tus sistemas.

¡No te quedes sin el seguro de responsabilidad civil profesional!

A modo de conclusión, queremos insistir en que el seguro de responsabilidad civil profesional permite a los actores que conforman la empresa el centrarse completamente en su actividad profesional, sintiéndose seguros en cuanto al conocimiento de los derechos y la respuesta a reclamaciones. Esto sin contar con el beneficio en términos de competencia.

Lo más interesante es que te protegen tanto en el mundo físico como digital.

Antes de despedirnos nos gustaría saber: ¿Ya conocías sobre el seguro de responsabilidad civil profesional? ¿Qué elementos de su cobertura te parecen más interesantes? No dudes en contárnoslo todo, ¡estamos ansiosos por leerte!