Viabilidad financiera | ¿Merece la pena invertir tu dinero en el proyecto?

En todo negocio las cifras son un factor crucial para saber de dónde vienes, hacia dónde vas y cuál es el terreno que estás pisando. Toda empresa y todo proyecto, grande, mediano o pequeño, debe hacer su plan de viabilidad financiera. A veces se elabora antes de invertir, a manera de proyección o pronóstico; en otras ocasiones se adelanta sobre la marcha, para hacer seguimiento. También se puede hacer antes, durante y después, para enriquecer el conocimiento del negocio.

Sea como sea, lo cierto es que el análisis de viabilidad financiera es determinante a la hora de tomar decisiones y de minimizar el riesgo ¿Qué es la viabilidad financiera de un proyecto? ¿Qué se logra con este tipo de herramienta? Acompáñanos a conocer los pormenores del tema.

¿Qué es viabilidad financiera?

Una calculadora con monedas y billetes

Una sencilla definición de viabilidad financiera sería decir que se trata de un análisis para saber si existe dinero suficiente para cubrir los gastos y las inversiones que implica la puesta en marcha y el mantenimiento de un proyecto.

De una forma más escueta se puede afirmar que la viabilidad financiera de un proyecto es la disponibilidad de dinero líquido con la que se cuenta para hacer frente a los pagos y las inversiones que requiere dicho proyecto.

Un proyecto tiene viabilidad financiera si el estudio muestra que con las fuentes de recursos a las que se tiene acceso es posible solventar todas las etapas de tal proyecto. Tales fuentes son el capital aportado por los socios, los créditos y el dinero que genera el propio negocio.

Viabilidad económica y financiera

La viabilidad económica y financiera son conceptos muy próximos, pero no iguales. Se les suele confundir por la estrecha relación que guardan y porque en ambos casos hay un vínculo con los recursos del proyecto.

La viabilidad económica es un estudio que se lleva a cabo con el objetivo de determinar la rentabilidad de un proyecto, con base en el análisis de la inversión inicial, los costos de ejecución y la estimación de los beneficios. El análisis de la viabilidad económica permite establecer, con cierto grado de certeza, si el proyecto será exitoso o no. También es una herramienta para atraer inversionistas o facilitar la adquisición de créditos, por ejemplo.

Así pues, la diferencia entre viabilidad económica y financiera estriba en que la primera se orienta a establecer los criterios que incrementan la rentabilidad, mientras que la segunda se enfoca a la capacidad de soportar los gastos a corto, mediano y largo plazo. Aunque contempla el estudio de la rentabilidad del negocio, su objetivo no es definir cómo se logra.

Así mismo, la viabilidad financiera tiene un enfoque netamente cuantitativo, basado en los fondos, en contraste con los gastos o ingresos del negocio. La viabilidad económica, por su parte, tiene una visión mucho más amplia y se centra en el análisis de los factores mediante los cuales se consigue un mejor precio en el mercado, en contraste con el coste de producción.

Indicadores de viabilidad financiera

Empresaria con laptop y gráficos sobre viabilidad financiera

Para determinar si un proyecto es viable o no, primero se debe realizar un análisis cuantitativo de los factores financieros que inciden en el mismo. Dicho análisis contempla tres grandes aspectos:

  • Análisis de conveniencia: Tiene que ver con el análisis de viabilidad financiera de un proyecto de inversión.
  • Análisis de racionamiento de capital: Se orienta a establecer cómo se debe colocar el capital para que ofrezca el máximo rendimiento.
  • Análisis de alternativas: Implica la elección entre alternativas de inversión que son mutuamente excluyentes.

Para realizar los tres análisis se emplean los indicadores de viabilidad financiera. Estos son datos específicos que representan algún factor concreto en las finanzas del proyecto. En términos generales, los indicadores que se emplean son: de liquidez, de rentabilidad, de endeudamiento y de operación. Veamos cada uno de ellos.

Indicadores de liquidez

Como el nombre lo sugiere, estos indicadores proporcionan información sobre la liquidez de la empresa o proyecto. Se orientan principalmente a determinar la capacidad de la entidad para cumplir con sus obligaciones, por lo cual resultan determinantes en la viabilidad financiera. Son los siguientes.

Razón corriente

Este indicador financiero establece la cantidad de veces que se pueden cubrir las deudas, o pasivo corriente. También se puede interpretar como la cantidad de activos por cada unidad monetaria de pasivo corriente. La fórmula para calcularla es la siguiente:

RC = Activo corriente / Pasivo corriente

Capital del trabajo neto

Este indicador permite establecer la capacidad de la empresa o del proyecto para pagar sus deudas a corto plazo. La fórmula se establece así:

KTN = Activo corriente – Pasivo corriente

Prueba ácida

Es un indicador que permite evaluar con mayor precisión la liquidez del proyecto. Permite ver qué capacidad tiene la empresa para pagar sus deudas, sin necesidad de vender las existencias que hay en inventario. La fórmula para calcularla es la siguiente:

PA = Activo corriente – Inventarios / Pasivo corriente

Indicadores de rentabilidad

Empresaria y flechas de colores que apuntan hacia arriba

Los indicadores financieros de rentabilidad permiten controlar costes y gastos; de este modo, se pueden tomar las decisiones adecuadas para convertir las ventas en utilidades. Se centran en la utilidad neta y aportan datos para medir la efectividad en la gestión de la empresa o proyecto. Resultan decisivos en la viabilidad financiera y son los siguientes.

Margen bruto de utilidad

Es la relación entre la utilidad bruta y las ventas. Tal utilidad es la diferencia entre los costes y las ventas. La fórmula para hacer el cálculo es la siguiente:

MB = Utilidad bruta / Ventas netas

Margen operativo de utilidad

En este caso se establece la relación que hay entre la utilidad operativa y las ventas. La utilidad operativa u operacional resulta de restar solamente los costos y gastos operacionales, de los ingresos operacionales. Este indicador sirve para saber si el negocio es lucrativo o no. La fórmula se plantea así:

MO = Utilidad Operativa / Ventas

Margen neto de utilidad

Es la relación entre la utilidad neta y las ventas. La utilidad neta es la resultante que queda luego de descontar de los ingresos todos los gastos y tributos de una organización o proyecto. Representa el beneficio económico efectivo que se obtiene y, por lo mismo, da una idea muy clara acerca de la viabilidad financiera. La fórmula es la siguiente:

MN = Utilidad Neta / Ventas

Rentabilidad de activos operativos

Establece la relación que hay entre la utilidad operativa y los activos operativos. La fórmula para el cálculo es la siguiente:

ROEoper = Utilidad operativa / Activos operativos

Rentabilidad de activo total

Señala la relación entre la utilidad neta y el total de los activos. Este indicador mide la capacidad de la empresa o del proyecto para generar ganancias. En otras palabras, permite saber si los activos se están utilizando de manera eficiente. La fórmula es así:

ROE = Utilidad neta / Activo total

Dólares volando

Rentabilidad sobre el patrimonio

Es la relación entre la utilidad neta y el patrimonio. Permite conocer el rendimiento sobre la inversión de los socios. Es adecuada cuando el resultado es superior a la rentabilidad del activo total. La fórmula establecida es esta:

ROA = Utilidad neta / Patrimonio

Indicadores de endeudamiento

Los indicadores financieros de endeudamiento son una herramienta para medir el nivel de obligaciones que tiene una empresa o proyecto. Permite saber qué tan viable es tener cierto nivel de endeudamiento. Así mismo, qué tanta participación tienen las deudas en la composición financiera de la empresa o proyecto. También, contribuye a determinar el nivel de riesgo que tienen las inversiones.

Veamos cuáles son esos indicadores.

Índice de endeudamiento

Este índice mide el apalancamiento de una empresa, es decir, la relación entre el capital propio y el capital de crédito que componen el capital total empleado en un proyecto. Toma en cuenta todas las deudas, para todo tipo de acreedores y con todos los plazos de vencimiento. La fórmula:

IE = Pasivo total / Activo total

Índice de propiedad

Permite establecer el porcentaje de participación de los socios en los activos totales de la empresa o proyecto. La fórmula se plantea así:

IP = Patrimonio / Activo total

Leverage financiero

Señala la relación que hay entre las obligaciones financieras y el patrimonio de la empresa o proyecto. La fórmula es la siguiente:

LF = Pasivo total / Patrimonio

Razón cobertura de intereses

Es un cálculo que permite establecer cómo los gastos financieros inciden en la utilidad de la empresa. La fórmula se plantea de la siguiente manera:

Ci = Utilidad operativa / Intereses

Dinero atado a una cuerda

Indicadores de operación

Los indicadores de operación permiten analizar la capacidad de la empresa o del proyecto para usar sus recursos productivos totales (mercancía, inventarios, efectivo, cuentas por cobrar). En otras palabras, miden la eficiencia operativa del negocio y ayudan a controlar el riesgo. Son los siguientes.

Costo marginal

Es la variación en el costo total, ante el aumento de una unidad en la cantidad que se produce. Dicho de otro modo, representa el costo de producir una unidad adicional. Este es igual a la variación en el costo, sobre la variación en la cantidad producida. Se hace el cálculo con la siguiente fórmula:

CM = dCT / dQ

A partir de este cálculo se puede elaborar una tabla de costos marginales para determinar la viabilidad financiera.

Rotación de cuentas por cobrar

Corresponde a la proporción entre las ventas a crédito y el promedio de cuentas pendientes de cobro. Señala la cantidad de veces que giran las cuentas por cobrar en un periodo determinado. La fórmula se plantea así:

RCC = Ventas a crédito / C x C promedio

Rotación de inventarios

Este indicador permite identificar cuántas veces el inventario se convierte en dinero en efectivo o en cuentas por cobrar, en un periodo determinado. Esto permite evaluar la eficiencia del capital de trabajo invertido en la empresa o proyecto y es determinante en la viabilidad financiera.

También se puede decir que es la relación entre el Costo de Mercancía Vencida (CMV) y el promedio de inventario de producto terminado. La fórmula es esta:

RIPT = CMV periodo / Promedio inventario de producto terminado

Rotación de cuentas por pagar

Este indicador muestra las veces que una empresa liquida las cuentas por pagar, en un periodo determinado. Permite cuantificar la tasa a la cual una empresa paga a sus proveedores. La fórmula es así:

RCPP = Compras a crédito / Promedio cuentas por pagar

Billete y dinero en rollos con gráficos de viabilidad financiera

Ciclo Operativo del Negocio (CON)

Este indicador nos señala el tiempo que requiere el inventario para convertirse en dinero en efectivo. Se trata de un factor que incide de manera importante en la viabilidad financiera. Para el cálculo del ciclo operativo es necesario:

Sumar los indicadores de:

  • Días de inventario ((inventario promedio X 360) / Costos de ventas)
  • Y días de cuentas por cobrar (cuentas por cobrar promedio X 360) / Ventas a crédito).

Para el ciclo de pagos, únicamente se establece el indicador de días de cuentas por pagar: (Cuentas por pagar promedio X 360) / Compras.

Rotación de activos corrientes

Este indicador mide la relación entre las ventas y el promedio de los activos corrientes, durante un periodo determinado. También se puede definir diciendo que refleja las veces que se ha utilizado el activo corriente en la obtención de ventas. Permite saber qué tan eficiente es la gestión de activos y la administración. La fórmula se plantea así:

RAC = Ventas / Promedio de activos corrientes por periodo

Rotación de activos fijos

Permite medir la relación entre las ventas y el promedio de activos fijos. Los activos fijos corresponden a los bienes que no pueden convertirse en dinero líquido en el corto plazo y que son necesarios para el funcionamiento de la empresa o proyecto. Indica la cantidad de unidades monetarias vendidas por cada unidad monetaria invertida en activos inmovilizados. Aporta datos importantes para determinar la viabilidad financiera. La fórmula es así:

RAF = Ventas / Promedio de activos fijos

Rotación de activos totales

Los activos totales son la suma de los activos corrientes y los activos fijos. Este indicador mide la relación entre las ventas y los activos totales. La fórmula es la siguiente:

RAT = Ventas / Promedio de activos totales

Importancia de la viabilidad financiera

Reunión de negocios para discutir la viabilidad financiera

El gran beneficio del análisis de viabilidad financiera está en la posibilidad de visualizar el potencial real de retorno de la inversión. Dicho de otro modo, ver si las premisas de las que parte el negocio son sólidas y, por lo tanto, vale la pena seguir adelante con el proyecto. Así pues, este tipo de evaluación te permite no ir a ciegas, en términos financieros, y tomar decisiones frente a los pasos a seguir.

Lo ideal es que al lado del análisis de viabilidad financiera también se hagan los estudios de viabilidad económica, viabilidad técnica y viabilidad comercial. En conjunto, esto permite formularse unas expectativas realistas frente al comportamiento futuro del proyecto. Con este tipo de análisis se reduce significativamente el riesgo; si se hace de forma concienzuda, se minimizan las posibilidades de fracaso.

El estudio de viabilidad financiera también permite identificar mejor las fuentes de financiamiento, saber si son capaces de cubrir todas las etapas del negocio y determinar el impacto y el riesgo del endeudamiento para el proyecto. También aporta parámetros de rentabilidad que ayudan a decidir si los beneficios esperados superan el esfuerzo económico de poner en marcha el proyecto.

Cómo evaluar la viabilidad financiera de un proyecto: pasos

Laptop con gráficos matemáticos y financieros

¿Cómo determinar la viabilidad financiera de un proyecto? Enseguida explicaremos el proceso en cinco pasos.

1. Identificar los estados financieros del proyecto

Lo primero que se debe hacer es consolidar los estados financieros, básicamente el balance general y el estado de resultados proyectado. Estos son fundamentales para realizar el análisis de viabilidad económica y financiera de una empresa.

2. Calcular los indicadores de liquidez, rentabilidad y endeudamiento

El siguiente paso es realizar el cálculo de los indicadores de liquidez, rentabilidad y endeudamiento. Lo más adecuado es hacer una tabla en la que aparezcan los resultados correspondientes y las observaciones frente a cada uno de ellos.

3. Analizar los indicadores financieros

Lo que sigue es el análisis de los indicadores financieros. Se lleva a cabo de la siguiente manera.

Indicadores de liquidez

El análisis de viabilidad financiera en este punto debe estar guiado por la siguiente pregunta: ¿El proyecto tiene la capacidad para cumplir con sus obligaciones a corto plazo? Las posibles respuestas son las siguientes:

  • Liquidez no satisfactoria. Cuando el proyecto no cuenta con la capacidad señalada. (Valor: 0)
  • Liquidez satisfactoria con dificultad. Si el proyecto tiene la capacidad, pero con un margen muy bajo. (Valor: 1)
  • Liquidez satisfactoria con facilidad. Cuando el proyecto tiene la capacidad, con buen margen. (Valor: 2).

Indicadores de rentabilidad

Para que haya viabilidad financiera, la rentabilidad debe ser suficiente para mantener el valor de la inversión y aumentarla. Tras analizar si esta premisa se cumple, se califica la rentabilidad eligiendo una de dos opciones: favorable o desfavorable. Luego se establece la ponderación de rentabilidad; si es favorable, su valor es de 2; si es desfavorable, el valor es 0.

Indicadores de endeudamiento

En esta parte del análisis se debe responder a dos preguntas fundamentales:

  1. ¿Cuál es la mejor fuente para financiar las operaciones del proyecto: deuda o capital?
  2. ¿Cuál es el nivel adecuado de endeudamiento?

Mano hace cálculos en libreta con billetes alrededor

Lo ideal es que el nivel de endeudamiento sea bajo o que, en todo caso, no supere el 50 %, si se quiere alcanzar la viabilidad financiera. Solo es aconsejable un endeudamiento alto si la tasa de rendimiento del activo total es superior al costo promedio de capital. Al final de este paso se pondera el endeudamiento y se marca una de las siguientes opciones: conveniente (valor: 2) o no conveniente (valor: 0).

4. Realizar un análisis de tendencia para cada indicador

Lo recomendable es realizar un análisis de viabilidad financiera de los cinco indicadores principales: razón corriente, capital neto de trabajo, rentabilidad del patrimonio, rentabilidad del activo total e índice de endeudamiento.

Lo adecuado es hacer una gráfica con los resultados de cada indicador, durante el periodo o periodos calculados. La gráfica en sí misma permite visualizar las tendencias que, finalmente, se deben clasificar en alguna de las siguientes categorías:

  • Creciente: Significa que los indicadores, en todos los periodos, se fueron incrementando. (Valor: 2).
  • Decreciente: Cuando los indicadores, en todos los periodos, disminuyeron. (Valor: 0).
  • Creciente con riesgo: Si los indicadores tuvieron crecimiento en el último periodo, aunque en otros hayan disminuido. (Valor: 1).

5. Determinar la viabilidad financiera del proyecto

En este paso se deben realizar una serie de cálculos para establecer si el proyecto es viable o no. Tales cálculos son los siguientes:

Total General de Indicadores (TGI)

En este caso se suman todos los totales ponderados (valor 0, 1 o 2). El resultado arroja el TGI.

Total Máximo de Indicadores (TMI)

El siguiente paso para determinar la viabilidad financiera es aplicar la siguiente fórmula:

TMI = 6 x P

En este caso, «P» es el número de periodos analizados.

Indicadores Validados (IV)

El resultado se da en términos de porcentaje, luego de aplicar la siguiente fórmula:

IV = TGI / TMI

Cifras y gráficos de movimientos financieros

Indicadores Ponderado (IP)

El resultado también se da en términos de porcentaje y debe aplicarse por cada uno de los cinco indicadores fundamentales. La fórmula es la siguiente:

IP = IV x VPI

VPI es el valor de ponderación de cada indicador (0, 1 o 2).

Total General de la Tendencia (TGT)

Es la suma del VPI de cada indicador.

Tendencia Validada (TV)

Este dato, necesario para establecer la viabilidad financiera, se obtiene al aplicar esta fórmula:

TV = TGT / TMT

Tendencia Ponderada (TP)

El resultado se expresa en términos de porcentaje y el cálculo a realizar es el siguiente:

TP = TV x VPT

Viabilidad financiera del proyecto

Finalmente, se llega al cálculo de la viabilidad financiera como tal. Se aplica la siguiente fórmula:

IP + TP > 70 %

Si la fórmula no aplica, significa que el proyecto no tiene viabilidad financiera. Con esto se completa el plan de viabilidad financiera. Si es necesario hacer reestructuraciones, lo más aconsejable es que esto se deje en manos de expertos.

En este enlace puedes encontrar un ejemplo de viabilidad financiera, analizado en detalle.

Palabras finales

Un ejecutivo sostiene una maqueta de viabilidad financiera

Para iniciar un proyecto es necesario saber si el costo de la inversión de los recursos disponibles es en realidad una oportunidad para obtener beneficios importantes o no. El estudio de viabilidad financiera permite responder a esa inquietud. Dicho de otro modo, ayuda a decidir si un proyecto constituye realmente una buena oportunidad o no.

En materia de finanzas, todo emprendedor debe saber si invertir en un proyecto es mejor que dejar inmóviles sus activos o invertirlos en algún renglón que no le implique mayores riesgos, como títulos valor o deuda pública. Se dice que el proyecto vale la pena si ofrece al menos el triple de los beneficios que generarían las inversiones mencionadas.

De este modo, el estudio de viabilidad financiera es una herramienta que te ayuda a poner los pies sobre la tierra. ¿Vale la pena o no invertir en un proyecto? ¿Qué tanta utilidad puedes esperar de este? Esas son las interrogantes que todo emprendedor tiene frente a un negocio y que el análisis de viabilidad financiera le ayuda a responder.

Fuentes de apoyo

  • López, E. M. (2018). Proyecto y viabilidad del negocio o microempresa. ADGD0210. IC Editorial.
  • Sobrero, F. (2009). Análisis de Viabilidad: La cenicienta en los Proyectos de Inversión. FCE-UNL. Santiago, Chile http://www.asociacionag.org.ar/pdfcap/5/Sobrero,% 20Francisco.
  • Acevedo Hernández, A. V., & Rodríguez Carvajal, J. (2019). Viabilidad financiera de un proyecto de inversión a través del método de valoración de opciones reales: caso de un agente de carga internacional (Master’s thesis, Universidad EAFIT).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here