Rentabilidad de una empresa | Un ABC para los emprendedores

La rentabilidad de una empresa es dinámica y se relaciona de manera directa con la forma como se gestione la compañía. Es un hecho que una buena empresa es aquella que genera una buena rentabilidad. Y, como es obvio, por bien que se manejen otros aspectos, la empresa no anda bien si no produce suficientes ganancias.

En materia de rentabilidad lo mejor es tener una visión muy técnica. Las corazonadas o los milagros no cuentan. Lo más adecuado es fiarse de las cifras que, sin ser la explicación para todo, ofrecen un parámetro lo suficientemente objetivo como para analizar, evaluar y proyectar.

En este artículo vamos a ver de qué se habla cuando se habla de rentabilidad de una empresa. También, cómo debe calcularse y analizarse, y de qué manera podría incrementarse. Acompáñanos a profundizar en este importante tema.

¿Qué es la rentabilidad de una empresa?

Emprendedora dibuja gráficos de rentabilidad de una empresa

En términos generales, la palabra rentabilidad hace alusión a todo aquello que tiene el potencial para generar utilidad o ganancia. Así que, en principio, se dice que una empresa es rentable cuando tiene utilidades, es decir, cuando sus ingresos son mayores que sus gastos y el excedente se considera aceptable.

Desde un punto de vista más técnico, la rentabilidad empresarial es el resultado de un cálculo para medir la relación que existe entre la inversión realizada y la ganancia obtenida.

Como ves, en la definición de rentabilidad de una empresa siempre está presente el concepto de ganancia. Por lo mismo, es habitual que se piense que ambos son sinónimos, pero no es así.

Mientras que la ganancia o utilidad es la diferencia entre ingresos y gastos, la rentabilidad empresarial hace referencia a la capacidad de la organización para generar ganancia o utilidad. En una palabra, el concepto de rentabilidad es más analítico y prospectivo.

Relacionado: 

Tipos de rentabilidad de una empresa

Hay tres tipos de rentabilidad de una empresa: económica, financiera y social. Veamos cada una de ellas.

Rentabilidad económica

Hace referencia al beneficio promedio que obtiene una empresa en relación con la totalidad de la inversión que ha realizado. Esto se expresa numéricamente en términos de porcentaje (%) y resulta de comparar la inversión global con la ganancia.

Por ejemplo, una rentabilidad económica del 10 % significa que has ganado un dólar por cada 10 dólares invertidos. Será del 20 % si por cada 10 dólares, se han obtenido 2 de ganancia.

Rentabilidad financiera

La rentabilidad financiera, por su parte, permite conocer cuál ha sido la ganancia obtenida por cada uno de los socios de la compañía. En este caso, lo que se establece es la capacidad individual para generar utilidades, a partir de la inversión que ha hecho cada socio.

Empresario elabora gráficos de rentabilidad financiera en una tablet

También se define como la relación entre el beneficio neto y el patrimonio neto de la empresa. El primero es la ganancia, luego de restar costes e impuestos; el segundo, el valor de la empresa una vez que se descuentan las deudas.

Relacionado:

Rentabilidad social

La rentabilidad social tiene que ver con los beneficios que puede obtener la sociedad en general a partir de una inversión o un proyecto que lleve a cabo una empresa en particular. No tiene que ver con la rentabilidad económica, sino que se mide en términos de bienestar, felicidad, calidad de vida, etc.

Importancia de la rentabilidad en una empresa

La importancia de la rentabilidad en una empresa es muy grande, ya que esto permite saber si la inversión ha sido eficiente o no. Así mismo, te indica qué cantidad del dinero o capital invertido se ha recuperado.

La rentabilidad se puede estimar o calcular para un negocio o proyecto futuro. En ese caso, este indicador te dice si vale la pena invertir o no. También, si tienes varias alternativas, te permite saber cuál de todas ellas puede ser la más atractiva.

De otro lado, el análisis de rentabilidad de un negocio contribuye a que tengas elementos de juicio para diseñar los caminos que pueden llevarte a mayores ganancias. Así mismo, facilita la identificación de oportunidades, en especial para aquellos negocios que están en fase de crecimiento.

El análisis de rentabilidad de una empresa contribuye a que tengas una visión más concreta de la organización. También te ayuda a evaluar la eficiencia de una gestión y te permite evitar que haya un incremento del coste de inversión.

Los elementos de la rentabilidad de una empresa

Hay cinco elementos que debes tener en cuenta a la hora de examinar o proyectar la rentabilidad de una empresa. Estos son: ventas, gastos, precio, permanencia y medición. Veamos brevemente cada uno de ellos.

Cubos con íconos de aumento de volumen de ventas

Ventas

Las ventas son el factor más importante en la rentabilidad de cualquier empresa. De hecho, el índice de rendimiento de las ventas mide las ganancias. Si las ventas son altas, la empresa está mejor preparada para enfrentar las eventualidades y consolida una mayor rentabilidad de la inversión.

Gastos

Hay rentabilidad cuando los ingresos son mayores que los gastos. Estos comprenden todos los recursos necesarios para que el producto o el servicio se generen y puedan comercializarse. La forma más básica de determinar si la empresa es rentable es sacando la diferencia entre ingresos y gastos. Si los primeros son superiores, hay rentabilidad.

Precios

La rentabilidad está directamente ligada con los precios. Los precios determinan la ganancia que se va a obtener por unidad y ameritan una estrategia adecuada para que se traduzcan en ventas efectivas. El precio se fija en función del mercado y de las características del consumidor.

Permanencia

Permanecer en el mercado también implica unos costos. Estos también inciden en la rentabilidad y determinan el retorno sobre el patrimonio neto; es decir, la ganancia que genera la empresa, sobre la inversión que ha efectuado cada uno de los socios.

Medición

Tiene que ver con el cálculo de las diferentes variables implicadas en la rentabilidad de la empresa y de la rentabilidad misma. Esa medición no solo arroja una cifra en bruto, sino que permite comprender y proyectar mejor la actividad de una empresa o negocio. Es el tema que veremos a continuación.

Cómo hacer un análisis de rentabilidad de una empresa

Empresarios hacen análisis de rentabilidad de una empresa

El análisis de rentabilidad de una empresa es un estudio que te permite hacer una evaluación de los resultados actuales. A partir de esto puedes saber si el desempeño de la inversión ha sido adecuado y con base en ello definir los pasos a seguir.

En principio, se puede aplicar una fórmula para calcular la rentabilidad de una empresa de modo general. Esto responde de manera global a la pregunta: ¿cómo saber si mi empresa es rentable? Sin embargo, para tener datos detallados y confiables, conviene ir más allá; esto se logra acudiendo a una serie de indicadores tanto económicos como financieros.

Entonces, veamos primero cómo calcular la rentabilidad de una empresa de manera general y exploremos luego los indicadores puntuales que ayudan a profundizar en este análisis.

Cómo calcular la rentabilidad de una empresa

¿Cómo hacer un análisis de rentabilidad de una empresa? Como ya se mencionó, lo primero es hacer un cálculo general. La rentabilidad de un negocio o de una empresa resulta de dividir la utilidad obtenida (o que se espera obtener) entre la inversión realizada (o que se piensa realizar). El resultado debe multiplicarse por 100 y queda expresado en términos de porcentaje.

Por lo tanto, la fórmula para calcular la rentabilidad de una empresa es la siguiente:

Rentabilidad = (Utilidad Neta / Inversión) x 100

Así mismo, está fórmula se aplica para establecer la rentabilidad de un negocio específico. También se le conoce como Retorno de la Inversión o ROI.

Ahora bien, muchos emprendedores se estarán haciendo la pregunta obvia: ¿qué porcentaje de rentabilidad es bueno? O, más bien, ¿cuánta debe ser la rentabilidad de un negocio? Para esas preguntas no existe una respuesta única.

Empresarios chocan puños frente a computadoras

En principio, una inversión es rentable si al aplicar la fórmula arroja un resultado positivo, es decir, mayor a cero. Obviamente, entre más alto sea el porcentaje, más rentable es la empresa.

Ahora bien, el porcentaje de utilidad para que un negocio sea rentable podría estimarse analizando si la rentabilidad obtenida es superior a la que conseguiría el capital a préstamo; de ser así, se puede afirmar que hay un buen desempeño.

Indicadores de rentabilidad financiera y económica

Para saber cómo analizar la rentabilidad de un negocio o empresa no basta con hacer el cálculo general ya señalado. Se debe profundizar y, para ello, es necesario acudir a los indicadores económicos e indicadores de rentabilidad financiera.

Esos indicadores, conocidos también como «ratios de rentabilidad», permiten establecer de una manera pormenorizada si la empresa o el negocio son rentables o no. Aportan valiosos datos para saber si la gestión es eficiente. Es decir, si la utilización de los activos, insumos y el esfuerzo laboral, compensa la inversión realizada y los costes enfrentados.

Existen diversos indicadores para hacer el análisis de rentabilidad de una empresa. Los más relevantes son los siguientes.

Retorno sobre patrimonio (ROE)

Este índice mide la rentabilidad de la empresa, en relación con el patrimonio que posee. El resultado nos da una idea de la capacidad de la organización para generar ganancias con el uso del capital que se ha invertido en ella y el dinero que ha generado.

La fórmula para hacer el cálculo es la siguiente:

ROE = (Utilidad neta / Patrimonio) x 100

Retorno sobre activos (ROA)

El ROA permite medir la rentabilidad de una empresa con respecto a los activos que tiene. El resultado permite estimar qué tan eficaz es la gestión de dichos activos. La siguiente es la fórmula para hacer el cálculo:

ROA = (Utilidad neta / Activos) x 100

Grupos de billetes de dólares en aumento

Rentabilidad de la empresa

Es un indicador muy similar al anterior, aunque con un planteamiento diferente de la fórmula:

Rentabilidad de la empresa = (Ingresos – Gastos) / (Activo – Amortización -Provisiones)

Rentabilidad sobre ventas

La rentabilidad sobre ventas mide la rentabilidad en función de las ventas. La fórmula para hacer el cálculo es esta:

Rentabilidad sobre ventas = (Utilidad neta / Ventas) x 100

El análisis de rentabilidad de un negocio

¿Qué es la rentabilidad de un negocio? En términos generales, el concepto es esencialmente el mismo de rentabilidad de una empresa. La única diferencia es que en este caso se aplica a una circunstancia específica, que es el negocio mismo, y no una empresa.

De igual manera, la forma de calcular la rentabilidad de un negocio es la misma, pero en este caso se hace una estimación y no un consolidado. ¿Cómo se calcula la rentabilidad de un negocio? En principio, puede estimarse aplicando la misma fórmula general para las empresas o de Retorno de la inversión, es decir:

Rentabilidad = (Utilidad Neta / Inversión) x 100

Por ejemplo, para proyectar, o calcular la rentabilidad del negocio habría que seguir estos pasos:

Si el costo total del proyecto es de 20 000 USD y con base en tu análisis piensas que al final del año vas a obtener una utilidad de 3 000 USD, entonces:

Rentabilidad = (3 000 / 20 000) x 100 = 15

De este modo, la rentabilidad sería del 15 %.

Rentabilidad y precio

Para el caso de los negocios también es importante estimar esa posible rentabilidad sobre la base del cálculo del precio necesario para que el producto o servicio genere realmente beneficios.

Gráfico sobre pizarra de costo y valor

La ecuación que se emplea en este caso es la siguiente:

Rentabilidad = Costos fijos/Precio del producto – Costo variable por unidad

Aclaremos esto con un ejemplo. Supongamos que producir un juguete cuesta 100 USD. A su vez, esto implica unos gastos fijos de 10 000 USD. Si se pretende vender el juguete a 500 USD, tendríamos que:

Rentabilidad = 10 000 / 500 – 100

Rentabilidad = 10 000 / 400

Rentabilidad = 25

De este modo, la rentabilidad sería de 25 USD por unidad. Con base en esto, se calcula cuántas unidades deben venderse para recuperar la inversión. El precio de cada unidad, finalmente, sería determinado por el análisis del mercado y de las demás variables.

Cómo hacer rentable una empresa

Empresario analiza datos en computadoras

No solo es importante saber cómo hacer rentable una empresa, sino también cómo aumentar la rentabilidad de una empresa. Para ello existen varios caminos que se deben transitar desde el comienzo mismo de la actividad empresarial. La rentabilidad es un concepto transversal que debe estar presente en todas las etapas de producción y comercialización.

Los principales criterios, o principios, a aplicar para incrementar la rentabilidad son los siguientes:

Un control adecuado de gastos

En este punto no hay ningún misterio. Como todos lo sabemos, por sentido común, cada dólar que se pueda ahorrar de forma inteligente es un dólar que pasa a engrosar la cifra de las ganancias. Por más que cuentes con un buen capital, o por más boyante que parezca la empresa, el ahorro en gastos nunca está de más.

Lo más adecuado es mantener un control detallado y continuo sobre el estado del flujo de efectivo. Esto contribuye de forma significativa para que puedas analizar en qué rubros hay más gastos. A partir de esto puedes saber en dónde debes concentrar la atención y buscar caminos para reducir tales gastos. También te permite identificar esos gastos que, sin ser muy altos, podrían suprimirse o reducirse.

Así mismo, conviene elaborar presupuestos para todos los departamentos y ceñirte a ellos, de acuerdo con tus expectativas de rentabilidad.

Incrementar los márgenes de ganancia

Otra de las respuestas para saber cómo aumentar la rentabilidad de un negocio o de una empresa es: incrementando los márgenes de ganancia. Recordemos que el margen de ganancia es la diferencia entre el coste de producción y el precio de venta.

Una escalera llega a la meta al lado de otras escaleras que no lo logran

¿Cómo se logra esto? Hay varias vías para conseguirlo. La primera de ellas es la de aumentar los precios. Sin embargo, esto no puede hacerse sin consultar los precios de la competencia y lo que el consumidor está dispuesto a pagar por un producto. Un aumento de precio solo es posible en circunstancias epecíficas.

Relacionado: Sensibilidad al precio | ¿Ya sabes determinar cuánto pagarían tus clientes?

Otro camino para incrementar las ganancias es el de reducir los costos de producción. Esto se puede lograr con:

  • Nuevos proveedores que brinden mejores precios.
  • Compras de materia prima por mayor volumen, de modo que se obtengan descuentos.
  • El uso de nuevas tecnologías que abaraten la producción.

Finalmente, se puede optar por una combinación de las dos alternativas. Es decir, incrementar los precios y bajar los costos de producción. Es importante tener en cuenta que siempre que se sube el precio hay que ofrecer a cambio un valor agregado.

Optimizar el manejo del inventario

El control de inventario tiene que ver con los procesos de entrada, almacenamiento y salida de mercancías. Lo ideal es que siempre haya la mínima cantidad de stock inmovilizado, ya que esto supone una reducción de costos.

Para aumentar la rentabilidad de una empresa es importante clasificar adecuadamente los inventarios, definir los máximos y mínimos de stock y determinar la frecuencia con la que se efectuará la revisión del mismo.

Análisis de rentabilidad de los clientes

Es necesario conocer a los clientes para identificar a aquellos que te están generando más ganancias. Esto permite que te enfoques en aquellos que tienen mayor potencial para comprar. En ellos se deben invertir mayores esfuerzos, ya que son los que pueden incrementar efectivamente la rentabilidad.

Lo recomendable es tener la mayor información posible sobre los clientes para orientar las promociones, los descuentos y los estímulos hacia los que tengan más potencial de incrementar tu rentabilidad. La idea es generar mayor valor para ellos y de este modo retenerlos y fidelizarlos.

Un empresario con representación de satisfacción del cliente

Estimular la re-compra

Conseguir nuevos clientes siempre implica un costo importante para la empresa. Por eso, actualmente se promueve más la idea de estimular la re-compra en los clientes ya existentes. Esto supone menores costos y más ganancias.

La satisfacción del cliente es fundamental para que el cliente siga comprando. Además, incide de manera decisiva para que él mismo se convierta en un promotor de la empresa o la marca. De este modo, un servicio de gran calidad con productos que ofrezcan valores agregados puede tener un impacto visible en la rentabilidad.

El uso de la tecnología

La tecnología permite integrar la información y hace que fluya mucho mejor. Así mismo, contribuye a que se sistematicen los procesos, se eliminen las duplicaciones de tareas, etc. En síntesis, gracias a la tecnología se pueden optimizar muchos procesos y esto incide en un aumento de la rentabilidad.

De otro lado, la tecnología ayuda a que se disponga de una información estructurada, prácticamente en tiempo real. Esto ayuda a que sea más fácil contar con elementos para tomar mejores decisiones en cada momento específico.

Relacionado: 

Ejemplos de rentabilidad de una empresa

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Empresario calcula la rentabilidad de una empresa

Un ejemplo de rentabilidad de una empresa puede ser el siguiente. Para calcularlo necesitamos conocer cuál ha sido la inversión efectuada y cuál la ganancia obtenida, durante un año.

Hablemos de una inversión de 20 000 USD y de una utilidad anual de 2 000 USD. Aplicando la fórmula general, tendríamos lo siguiente:

Rentabilidad = (2 000 / 20 000) x 100

Rentabilidad = 10 %

En este caso, hay una rentabilidad adecuada, ya que, de haber invertido los recursos en un préstamo, o haberlos consignado en el banco, difícilmente se hubiera obtenido ese porcentaje.

En un negocio lo que se hace es proyectar la rentabilidad. Se emplea el mismo cálculo, pero en este caso el resultado es una estimación que también está sujeta a un riesgo. Por definición, entre más riesgoso es un proyecto, mayor es el potencial de ganancia. En ese caso no solo se debe tomar en cuenta el factor rentabilidad, sino todas las variables que entran en juego.

Palabras finales

Empresario toca una tablet con representación gráfica de rentabilidad

La rentabilidad de una empresa está directamente asociada con la gestión de la misma. De este modo, una empresa es rentable cuando emplea sus recursos de una manera eficiente. Esto supone un buen manejo del gasto, una política de precios adecuada y eficacia en los procesos.

La rentabilidad es la razón misma de ser de una empresa o negocio. Ambos deben ofrecer suficientes beneficios como para compensar el trabajo que supone ponerlos en marcha y mantenerlos. De lo contrario, no tendría sentido invertir los recursos en una actividad que exige grandes esfuerzos.

Para concluir, los conocedores del tema señalan que toda empresa o negocio se mueve en un marco que tiene algún grado de incertidumbre. Por lo tanto, hay dos máximas que siempre deben observarse. La primera dice que, a iguales condiciones de riesgo, siempre hay que optar por la que ofrezca mayor rentabilidad. La segunda, que ante iguales estimaciones de rentabilidad siempre hay que optar por la que ofrezca menor riesgo. Son axiomas que siempre debes tener presentes.

Fuentes de apoyo

  • Solano, P. M., Teruel, P. J. G., & Baños-Caballero, S. (2014). Estrategias de financiación de las necesidades operativas de fondos y rentabilidad de la empresa. Universia Business Review, (44), 104-121.
  • Eugenio Arias, J. A. (2013). La planificación financiera y su incidencia en la rentabilidad de la empresa incubandina sa (Bachelor’s thesis).
  • Alberca Ludeña, J. E., & Rodríguez León, G. A. (2012). Incremento de rentabilidad en la empresa El Carrete

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here