¿Qué es la normativa PSD2? | Todo lo que necesitas saber

Probablemente, en los últimos años, habrás oído sobre la normativa PSD2, puesto que entró en vigor desde el 2019. Para ser un poco más concretos, esta directiva europea empezó a ser obligatoria desde el 14 de septiembre del mencionado año. Sin embargo, su aplicación se retrasó en ciertos sectores que prestan servicios de pago. Y es que, por desgracia, no todos los actores estaban preparados para esta nueva regulación.

En estos casos, el cumplimiento de la normativa europea PSD2 empezó el 14 de noviembre del 2020, momento en el que todos los servicios de pago (transferencias, pagos con tarjetas, domiciliaciones, etcétera) comenzaron a estar regulados por esta novedosa norma comunitaria. Por lo tanto, cabe preguntarse ¿qué tipo de operaciones regula esta directiva europea de servicios pago (PSD2)? A continuación, descubre más sobre esta importante directiva europea que se aplica al sector bancario y a los servicios de pago.

¿En qué consiste la normativa europea PSD2?

en que consiste la normativa psd2

Antes que nada, lo más adecuado es aclarar qué es exactamente la directiva PSD2, ya que muchas personas tienen dudas sobre su origen y significado. En pocas palabras, la PSD2 es una norma comunitaria que tienen que cumplir los estados miembros de la Unión Europea. Es decir que todos los países están obligados a seguir las directrices que marca esta nueva normativa.

Para verlo con un ejemplo cercano, en España esta normativa se tramitó mediante el Real Decreto-ley 19/2018. Tras esta aprobación, los servicios de pago empezaron a estar regulados por la directiva PSD2 en nuestro país. Eso sí, esta norma comunitaria no solo regula los servicios de pago, sino que también pone el foco en la información sobre cuentas, para que los usuarios puedan disponer de sus datos bancarios.

Pero sin ninguna duda, uno de los aspectos más destacados de la norma PSD2 tiene que ver con la ciberseguridad, y más especialmente, con la inclusión de medidas para reforzar los procesos de autenticación. Y es que gracias a la PSD2, la autenticación en los servicios de pago se ha visto reforzada notablemente, ya que uno de los objetivos que se perseguía era minimizar el riesgo de suplantación de la identidad.

¿Qué tipo de autenticación reforzada propone la norma PSD2?

Como ya se ha comentado antes, la normativa europea PSD2 pretende reforzar los procesos de autenticación en los pagos. Esto es puesto a que, en los últimos tiempos, se han producido diferentes casos de suplantación de identidad. Para evitar este problema, la PSD2 ha establecido un procedimiento basado en la ciberseguridad, pero también en la comodidad de los usuarios a la hora de realizar los pagos.

Por ello, las personas que utilizan los servicios de pago tienen que cumplir con ciertos requisitos, los cuales permiten reforzar la seguridad de las operaciones bancarias. Una de las medidas ya estaba bastante extendida, debido a que los usuarios tienen la opción de introducir un PIN o una contraseña única en el momento del pago. Sin embargo, esta directiva europea también contempla otras posibilidades.

Y es que las personas pueden utilizar el teléfono móvil para realizar los pagos. Eso sí, para llevarlos a cabo, es necesario recibir una clave de un solo uso. Por otro lado, los usuarios tienen la opción de pagar con una parte del cuerpo —huella dactilar, iris, reconocimiento facial, etcétera—. Algo inimaginable hace unos cuantos años, pero que se ha convertido en una auténtica realidad que, cada vez, utilizan más personas.

¿Por qué la directiva PSD2 ha mejorado los servicios de pago?

Aunque la normativa comunitaria PSD2 estaba pensada para todos los servicios de pago, su aplicación se pospuso en algunos casos. Esto fue debido a que muchas empresas no estaban preparadas para asumir este nuevo reto. Por ello, las entidades bancarias empezaron a cumplirla a partir del 14 de septiembre de 2019. Pero, gracias al papel de la Autoridad Bancaria Europea, otros sectores tuvieron más tiempo para aplicarla.

En la actualidad, la directiva europea PSD2 se aplica a todos los servicios de pago. Es decir, no solo incumbe a las operaciones que las personas realizan con los bancos, sino que también incluye las compras online. Gracias a esta normativa, los pagos electrónicos han mejorado de manera notable, tanto desde el punto de vista de la seguridad como desde la perspectiva de la comodidad de los usuarios.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Por un lado, esta normativa de servicios de pago ha transformado las transacciones, ya que son mucho más seguras que antes. Y es que el proceso de autenticación en los pagos ha cambiado por completo. De este modo, el riesgo de fraude es muy bajo. Un hecho que genera una enorme confianza en los compradores, pero también en los comercios que ofertan sus productos a través de internet.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here