Cómo conciliar vida laboral y familiar | 12 consejos para no morir en el intento

0
294
Mujer que sabe conciliar vida laboral y familiar

En la actualidad puede resultar abrumador compaginar todas nuestras responsabilidades, tanto dentro del trabajo como fuera del mismo. Si bien es cierto que parece persistir el hecho de que éxito es igual a dedicar todo el tiempo al trabajo, ¡hay más! Está demostrado que conciliar vida laboral y familiar es posible, pero siguiendo algunos patrones.

En este artículo te hablaremos sobre la importancia de esta conciliación de la vida familiar y laboral, además de algunos consejos para hacerlo. Así que, si consideras que estás más enfocado en una que en la otra, este artículo puede serte de gran ayuda.

¿Qué es la conciliación entre la vida familiar, personal y laboral?

Mujer descansando en su oficina

Lo primero que hay que reconocer es de qué se trata o qué es conciliar la vida laboral y familiar. En ese sentido, teniendo a esta última como parte de la personal, es la búsqueda de un equilibrio entre las demandas y responsabilidades de cada aspecto. Como resumen, se trata de encontrar una manera de que estas dos esferas coexistan de forma armoniosa.

Es clave destacar que conciliar vida laboral y familiar no se logra con una fórmula mágica o universal. Debes tener en cuenta que esto puede variar según las circunstancias personales y laborales de cada persona. Eso sí, lo fundamental o el principal objetivo de este proceso es el de eliminar el estrés, mejorar el bienestar y aumentar la satisfacción en estas áreas.

De acuerdo a una encuesta del portal especializado Ergonomic Trends, el 72 % de los trabajadores cree que conciliar vida laboral y familiar es un aspecto clave a la hora de buscar trabajo. Es por este motivo que las empresas cada vez son más conscientes de las pésimas consecuencias de que exista un conflicto entre ambas facetas.

En este caso, las consecuencias pueden ser insatisfacción laboral, el absentismo o el bajo rendimiento de los colaboradores. Así las cosas, ahora es común ver que se promueven medidas para conciliar estas dos esferas. Por ejemplo, las jornadas intensivas, la flexibilidad en el horario laboral, trabajo desde casa o la reducción de la jornada.

Ten en cuenta que, por ejemplo, trabajar muchas horas puede provocar grandes problemas de salud como diabetes, depresión, problemas cardiacos y alteración del sueño. De esta forma, empresas y colaboradores se verán perjudicados, pues el rendimiento de estos últimos se verá disminuido. Así mismo, las compañías verán resultados bajos en su producción.

Relacionado: Equipo de trabajo exitoso | Características, ventajas y pasos para crearlo

¿Por qué es importante conciliar la vida laboral y familiar? 12 consejos

Consejos para conciliar el trabajo y la familia 2

Conciliar la vida laboral y familiar es tan importante para los empleados como para las empresas. Los primeros se verán beneficiados en su salud y su calidad de vida mejorará de forma clara. A su vez, la atención y productividad de estos será más alta, lo que representa una gran ventaja para la empresa.

Así que, se puede decir que es una relación gana-gana, siempre teniendo en cuenta que la organización es la que debe poner todas las herramientas a la mano de los colaboradores. A continuación, 12 consejos que deberías seguir para lograr el equilibrio entre estas dos facetas:

1. Planifica todas tus tareas

Persona planificando sus tareas

El primer paso para conciliar vida laboral y familiar aprovechando al máximo tu tiempo, es el de crearte un calendario. Con este podrás planificar las diferentes actividades que tengas, tanto del trabajo como del hogar. Te recomendamos que no establezcas objetivos demasiado exigentes ni un horario demasiado estricto.Ten cuenta que esto último probablemente terminaría por generarte un alto grado de frustración al ser irrealizable.

Por otro lado, entre las medidas de conciliación entre la vida laboral y familiar, deberías realizar un listado con todas las tareas. Adicional a esto, cada una con una estimación aproximada del tiempo que te tomará ejecutar cada una.

Recomendado: Técnica Pomodoro | Descubre cómo ser más productivo mientras trabajas

2. Establece prioridades

Como ya lo mencionamos en el primer punto, ambas facetas de tu vida representan diferentes tareas por hacer. Por supuesto, todas, al ser obligaciones, deben ser completadas, pero lo más probable es que no al mismo tiempo. En ese sentido, la conciliación entre la vida laboral y familiar estará más cerca si estableces prioridades.

Debes saber darle un orden de importancia a cada una, diferenciando aquellas que requieren de mayor inmediatez. Asimismo, también deberás ser consciente de que, a lo largo de la vida, hay etapas que obligan a escoger entre uno u otro aspecto. Así pues, simplemente tendrás que preguntarte con sinceridad en qué momento te encuentras y qué es más relevante para tu vida.

3. Aprende a delegar

Persona haciendo limpieza

La conciliación de la vida personal, familiar y laboral exige también que haya una gran consciencia de tu parte. Debes entender que abarcar todo lo que quieres hacer puede ser una misión imposible. Por este motivo, en un ejercicio de humildad, es inteligente aceptar que pedir ayuda a tus allegados no es algo de lo que tengas que avergonzarte.

De hecho, este ejercicio representa todo lo contrario. Hay momentos de sobrecarga y para ellos, deberías tener en cuenta a aquellas personas que pueden facilitarte algunas tareas del día a día. Por ejemplo, si vives con tu familia o pareja, asegúrate de que las tareas domésticas estén repartidas de forma equitativa entre los miembros del hogar.

Puede interesarte: Delegación de funciones | Cede tareas mientras siembras confianza en tu equipo

4. Renuncia a la perfección

Conciliar la vida laboral y familiar puede ser un asunto más difícil para aquellas personas que se caracterizan por ser perfeccionistas. En el punto anterior hemos señalado que el hecho de delegar puede facilitarte las cosas en ese propósito de equilibrio. Lo anterior puede ser algo complicado para este tipo de personas, pero es algo más que necesario.

Alcanzar la perfección en todo aquello que te propongas requiere de un excesivo esfuerzo, que muchas veces sacrifica tu bienestar. Ten en cuenta que el tiempo es limitado y que esto, a su vez, implica una imposibilidad al pretender abarcarlo todo. Por tanto, será tu trabajo interiorizar que no puedes cumplir con todo al mismo nivel y aprender a llevar eso contigo.

5. Elimina el sentimiento de culpa

Hombre con sentimiento de culpa por no conciliar vida laboral y familiar

Como ya fue señalado, los objetivos que te establezcas muchas veces pecan de no ser lo suficientemente realistas. Cuando padeces de una pizca de pereza o simplemente de mala organización, puede que te sientas mal. Esto es normal, el hecho de dejar una tarea pendiente puede ser una carga para ti, pero debes saber gestionarlo.

La conciliación de la vida personal, familiar y laboral también requiere de que hagas un ejercicio de autocrítica. En este, lo que debes hacer es aceptar errores y procurar no repetirlos en el futuro. Eso sí, ten claro que no debes generar pensamientos dañinos ni excesivamente duros contigo, debes enfocarte en el aprendizaje y la mejora.

6. Cantidad o calidad de tiempo

Piénsalo bien, disponer de una mayor cantidad de tiempo no implica de forma necesaria que este sea siempre mejor. De hecho, se conoce que, en muchas ocasiones, cuando menos tiempo se tiene, es cuando más se aprovecha el mismo. Sea como fuere, deberás abandonar las quejas y los lamentos para asegurarte de tener espacios de tiempo de calidad.

Por ejemplo, si tienes un día libre en la semana para estar con tu familia, lo ideal es que lo aproveches al máximo desconectándote de todo lo laboral. No es muy conveniente que te vayas de viaje con tu familia para estar a toda hora pendiente de tu teléfono por temas del trabajo. Así que, desconecta, dale a cada aspecto su tiempo para tener armonía en tu vida.

7. Incluye actividades físicas

Consejos para conciliar el trabajo y la familia 4

Entre las recomendaciones para conciliar vida laboral y familiar no podía faltar de ninguna manera la actividad física. Puede que esto te suene a tener que incluir más tareas a tu ya apretada agenda. Sin embargo, hay que decir que son numerosos los beneficios que tiene el hacer deporte y mejor si lo haces acompañado.

Por ejemplo, este tipo de espacios es ideal para deshacerte del estrés de tu trabajo, de las tensiones acumuladas en las jornadas laborales. Además de esto, las endorfinas que se liberan durante el ejercicio te darán una sensación de euforia que representa el estado de bienestar deseado; así que tu estado de ánimo también se verá beneficiado.

8. Uso adecuado de la tecnología

Ya hemos mencionado un punto que es clave en el objetivo de conciliar vida laboral y familiar, pero hay que ahondar en él. Pusimos un ejemplo en el que tienes un día libre para descansar y estar con tu familia. Sin embargo, en este periodo te mantienes al tanto de tu teléfono resolviendo cuestiones laborales, algo que de ninguna manera es sano.

En ese sentido, limitar el tiempo de pantalla y desactivar las notificaciones de trabajo durante tu tiempo personal es primordial. Esto te ayudará a evitar distracciones y mantener el equilibrio. Es claro, en ocasiones tendrás que estar pendiente de algo urgente, pero de no ser así, enfócate en disfrutar de tu familia, que la empresa no se derrumbará.

9. Sueño reparador

Mujer durmiendo al saber conciliar vida laboral y familiar

Uno de los temas de mayor relevancia y de gran preocupación para las personas es el del sueño. El hecho de conciliar vida laboral y familiar, como es evidente, requiere de extensas jornadas para cumplir las tareas de ambas facetas. De esta forma, muchas veces se ven comprometidas horas de sueño por cumplir algunas obligaciones.

Lo anterior es una de las cosas más perjudiciales, pues una persona que no duerme bien, no podrá rendir de la misma forma al día siguiente. Uno de los grandes beneficios de tener un sueño de calidad es el de mejorar la concentración y la productividad. ¿Cuánto se debe dormir? Como lo indicó la BBC en su momento, los adultos deben hacerlo entre siete y nueve horas.

Te recomendamos leer: 10 hábitos de personas altamente exitosas | ¡Mejora tu día a día!

10. Dedica tiempo a tus aficiones

Otra de las claves para llevar a buen puerto el objetivo de conciliar vida laboral y familiar tiene que ver con tus pasatiempos. Sí, ya sabes las responsabilidades que tienes y los límites de tiempo con los que cuentas para cumplir con las mismas. Sin embargo, se hace necesario sacar un espacio para hacer aquello que más disfrutas.

Las actividades que te apasionan son esenciales para un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal. A través de estas puedes liberarte del estrés del día a día, puedes distenderte y vivir momentos de felicidad plena. Por eso, al organizar y planificar tus días, siempre deja un espacio para tus hobbies.

11. Practica el autocuidado

Hombre cansado por no saber conciliar vida laboral y familiar

Ya han sido señaladas las diferentes consecuencias de no encontrar equilibrio entre la vida personal y la laboral. De no cuidar bien de estas, pueden derivar en enfermedades que pueden ser muy perjudiciales para cualquier persona. Por eso, lo más recomendable es que prestes atención a a las señales de alerta cuanto antes.

En ese sentido, no trates de llevar al máximo tus esfuerzos, no creas que esto será cosa de un solo día. Cuida tu salud física y mental para así enfrentar el estrés y mantener un equilibrio saludable. Para esta tarea, debes ser muy consciente y tener claras cuáles son tus prioridades y que ningún trabajo está por encima de tu salud.

12. Toma descansos regulares

Quizás te parezca algo repetitivo y que no tiene un gran valor, pero no sabes cómo ayudan las llamadas pausas activas. Razón tienen las personas del departamento de Recursos Humanos al ser insistentes con este tema. Estos espacios pueden hacer una gran diferencia en la jornada laboral de cualquier persona, especialmente aquellas que pasan mucho tiempo en una misma posición.

Así que, entre las diferentes acciones que puedes llevar a cabo para conciliar vida laboral y familiar están los descansos en el trabajo. Recuerda que estas pausas deben hacerse, por lo menos, cada dos o tres horas durante la jornada. Practica ejercicios de movilidad, haz estiramientos o camina un poco, ya verás cuán beneficioso puede ser esto para tu salud.

Los anteriores fueron 12 consejos útiles que te pueden ayudar a conciliar vida laboral y familiar. Como puedes ver, todos están prácticamente a la mano, por lo que no son inalcanzables para ningún trabajador. Lo que sí es necesario es que seas muy organizado y muy consciente sobre cómo dividir tu tiempo durante las jornadas.

Así como tu salud y tu vida en general se verá beneficiada, la empresa para la que laboras también lo será. Sus empleados gozarán de una mejor salud, su atención y productividad será mayor. A su vez, el compromiso de los colaboradores aumentará y habrá una reducción en la tasa de agotamiento y de absentismo laboral.

Recomendados:

Palabras finales

En un mundo cada vez más acelerado y exigente, conciliar vida laboral y familiar es un gran desafío para cualquier trabajador. Sin embargo, lograr este equilibrio es esencial para tu bienestar y satisfacción general. Es fundamental que logres identificar y también abordar factores estresantes, así como establecer prioridades claras y utilizar estrategias efectivas.

De esta forma, podrás disfrutar de una vida más equilibrada y satisfactoria, en la que tengas tiempo para todo aquello que necesitas. Así como debes responder a tus obligaciones laborales diarias, también es ideal que puedas compartir con tus seres queridos y darle espacio a lo que te apasiona. Para esto, un factor vital es el de la organización.

Aunque es imposible tener el control de todo, llevar una agenda ordenada con tus actividades te puede garantizar una vida menos estresada. Sabrás qué hacer, cuándo hacerlo, qué necesitas para cumplir con tus labores y en qué momento podrás descansar. Así que, deja a un lado la idea de que conciliar vida laboral y familiar es imposible y ponte manos a la obra.