Efecto Lindy | ¡Las ideas, la tecnología y el conocimiento no envejecen!

0
63
Utiliza el efecto Lindy para predecir el futuro

Hoy en día, una de las curiosidades que más aqueja al mundo es definir qué va a pasar mañana. El efecto Lindy es una teoría que ha servido durante muchos años para «predecir el futuro» a través del análisis de supervivencia de elementos no perecederos. ¡Aquello que lleva más tiempo, tiene más probabilidades de seguir existiendo que lo nuevo! 

En este artículo hemos creado algo que tiene el potencial de vivir para siempre, pero recuerda que para que un elemento mantenga su vigencia, el contexto influirá en su resultado. ¡Acompáñanos a conocer más sobre la teoría del tiempo que desarrollaron Albert Goldman y Nassim Nicholas Taleb! 

¿Qué es el efecto Lindy?

Efecto Lindy

Es una herramienta que sirve para medir el tiempo de vida de un artículo, canal o servicio no perecedero. Por ejemplo: ideas, estrategias de marketing, música o cualquier elemento que no tenga vida física. Ahora bien, en sus inicios esta teoría fue originada con el objetivo de predecir el futuro, ya que nos ayuda a entender cuánto tiempo ha existido algo y como perdura en el futuro. 

No obstante, durante mucho tiempo se mantuvo la creencia de que mientras más viejo fuera un concepto, su extinción para el futuro estaba asegurada. A causa de esto, el filósofo Nassim Nicholas Taleb desarrolló la hipótesis del efecto Lindy. Es decir, diseñó la estructura del término que afirma que la esperanza de vida de un concepto o tecnología será proporcional a su uso. 

¿Quién inventó el efecto Lindy?

Nassim Nicholas Taleb

En el año 1964 fue dialogada por primera vez la propuesta del efecto Lindy por el historiador norteamericano Albert Goldman y fue expuesta posteriormente con el libro «Anti frágil» escrito por Nassim Nicholas Taleb.

Así pues, el término fue utilizado por primera vez en Nueva York en un club de jazz, dónde Goldman estableció que la popularidad de una estrella de rock sería proporcional al tiempo que llevará en el mundo de la música. En otras palabras, cuanto más tiempo tenga un artista en la industria, mayor será la probabilidad de su éxito y recordación en el futuro.

Sin duda, podemos afirmar que esta teoría puede aplicarse a cualquier tipo de formas de entretenimiento, cultura, conocimiento y actividades. Como consecuencia, algunos historiadores han llegado a la conclusión de que el efecto Lindy es una ley de supervivencia, puesto que podemos hacer proyecciones evolutivas.

En el libro escrito por Taleb se presentan distintas comparaciones entre la vida humana, sus creaciones y las ideas; este último se relaciona con las emociones, las cuales tienen la característica principal de mantenerse sólidas. Por ello, Nicholas Taleb argumenta en su libro lo siguiente: «las cosas que han existido durante mucho tiempo no envejecen como las personas, sino que envejecen a la inversa».

Teniendo en cuenta esto, según la teoría del efecto Lindy las partes del pasado que sobrevivirán para el futuro serán todas aquellas que soportaron la evolución y se adaptaron al tiempo. 

¿Cómo se usa el efecto Lindy?

Permanecer en el tiempo

Según el efecto Lindy las empresas tienen éxito por mantener su longevidad, lo cual significa que han demostrado al mercado tener un historial sólido de éxito y un crecimiento prolongado en el tiempo. Por esta razón, si deseas mantener tu rendimiento a corto, mediano y largo plazo, aplica estos consejos para aumentar la esperanza de vida de tu proyecto: 

1. Trabaja en ciclos cortos

Para comenzar, uno de los principales consejos para utilizar el efecto Lindy a tu favor es reducir los ciclos largos para la realización de tareas. Entre las características de esta teoría, encontramos que trata de forma directa el sentido evolutivo de las cosas. De modo que, si nos ajustamos a la definición de este término, un proyecto que depende de varios pasos para alcanzar sus resultados tendrá un tiempo de vida menor. 

En otras palabras, si deseas que el alcance de tu propuesta perdure en el tiempo, te recomendamos que ejecutes tus acciones en ciclos cortos. En definitiva, esta decisión te obligará a realizar con frecuencia aquellas tareas que representen riesgos o puntos de dolor para tu organización. ¡Las adversidades permiten que tu proyecto adquiera solidez! 

2. Utiliza los hitos o «milestones»

Desarrollo empresarial a futuro

El efecto Lindy habla de qué el futuro de nuestras ideas y las tecnologías dependen del pasado. Por esto, la gestión de proyectos de forma organizada no solo garantiza el ahorro del tiempo o el orden de los recursos. Al contrario, también permite llevar un registro de las acciones que impactan al éxito del mismo.  

Utiliza los hitos del proyecto para dividir su desarrollo en tareas más pequeñas que puedan abordarse de manera secuencial sin crear dependencias. Asimismo, esto te ayudará a priorizar las tareas de mayor complejidad.  

En una organización es crucial contar con eventos que definan el rumbo de las actividades, como los milestones que te servirán como punto de referencia. Por ejemplo, con su uso podrás conocer el avance de tu plan y los posibles riesgos que tendrás que atravesar. 

3. Establece plazos

El efecto Lindy basa su teoría en las acciones, relacionándolas principalmente con el dominio del tiempo y la perdurabilidad de las mismas. Día a día debemos ajustar nuestro trabajo a las exigencias del entorno. Priorizar las tareas resultará un paso clave para demostrar la responsabilidad y el profesionalismo de tu propuesta. 

Por ende, fijar ciertos plazos para la entrega o la ejecución de las actividades te permitirá tomar decisiones de manera inteligente. Si puedes manejar de manera adecuada las distracciones, sin dejar pasar por alto las prioridades, estarás un paso más cerca del posicionamiento a largo plazo. ¡Cumplir muestra tu capacidad de gestión, organización y adaptabilidad! 

4. Reduce el alcance

Progreso del tiempo: pasado, presente y futuro

¡No todos los proyectos funcionan de la misma manera! Evalúa las funcionalidades y requerimientos de cada una de tus actividades para escoger a cuál dedicar mayor tiempo sin afectar el rendimiento del resto. Por lo general, en este paso es donde sucede el efecto Lindy inverso, pues es común que durante las actividades de un proyecto surjan situaciones que no estén contempladas dentro del plan de acción. 

Es importante definir el alcance de una tarea para tener control sobre lo que está y lo que no está incluido dentro de los objetivos originales de tu propuesta. Si quieres evitar que tu proyecto se retrase y fracase, traza una línea que identifique recursos eficientes que perduren en el tiempo. 

Ejemplo del efecto Lindy

Predecir el futuro con el efecto Lindy

El efecto Lindy desarrollado por Taleb nos lleva a realizarnos la siguiente pregunta ¿cuánto tiempo ha existido algo para que permanezca en el futuro? Como parte de la cotidianidad, cuando pensamos en estrategias que nos posicionan frente a un cliente debemos analizar si el tiempo que hemos invertido nos acerca a la interacción y conexión con el público. 

Una de las ventajas de aplicar el efecto Lindy en nuestra realidad es que nos aporta un conocimiento significativo sobre los tiempos antiguos y las tendencias actuales. En definitiva, esta teoría nos ayuda a comprender cómo funciona el posicionamiento en cualquier sector comercial. Siendo así, una herramienta clave para evitar el estancamiento de los proyectos, dando paso a la inversión inteligente en nuevas oportunidades. 

Por ejemplo, si haces parte de un equipo comercial quieres visualizar el funcionamiento de esta teoría, solo necesitas observar cuáles herramientas de marketing han permanecido durante el tiempo y cuáles se han modificado. En este sentido, si evalúas el marketing de influencers, entenderás que de fondo está relacionado con el marketing voz a voz, una estrategia antigua y tradicional para fomentar la compra entre comunidades. 

Finalmente, las probabilidades de que algo que lleva utilizándose por más de 20 años continúe siendo útil, en esta teoría, son bastante amplias. Lejos de ser un índice de mortalidad empresarial, el efecto Lindy hace énfasis en que cada día que pasa es una nueva oportunidad para ejecutar las acciones que llevarán a tu proyecto a vivir un día más. 

Palabras finales

Es común encontrar dentro de nuestros pensamientos que lo nuevo siempre será mejor. Sin embargo, gracias al efecto Lindy podemos afirmar que consumir ideas antiguas puede aportar mejores ventajas porque ha sobrevivido a pesar del tiempo.  Hoy en día, existe una tendencia muy grande a consumir lo más popular, pero esto puede ser causante de alejarnos de ideas con mayor calidad. 

El efecto Lindy te lleva a cuestionarte qué quieres adquirir y qué puede llevarte a ser consecuente aún con el paso del tiempo. Las tendencias actuales vienen dadas por un contexto pasado. Así que, si dentro de tus planes tienes una idea, te recomendamos evaluarla pensando en su existencia y aporte al mundo. ¡Haz que tu proyecto perdure en el tiempo!