10 errores absurdos de los emprendedores con su dinero | Fáciles de evitar

A menudo, cuando se analiza el tema «dinero» en el mundo del emprendimiento, se hace especial hincapié en la idea de obtener financiación para el sostenimiento de la compañía. En cambio, ¿qué pasa con aquellos errores de los emprendedores con su dinero que conllevan a perder importantes sumas de capital o causan el fracaso del negocio?

La cuestión es, muchos cometen estos graves errores no porque les falte inteligencia o sean inexpertos… Los nuevos emprendedores se permiten estos errores porque, en la mayoría de los casos, no los consideran un error desde el principio.

Si estás pensando en emprender o hacer crecer tu negocio, hoy te proponemos 10 errores disparatados que se comenten en el día a día de una aventura empresarial. ¡Conócelos y evítalos a toda costa!

10 errores absurdos de los emprendedores con su dinero

¿Quieres llevar tu negocio al éxito? Descubre estos 10 errores que cometen los emprendedores con su dinero. ¡No los cometas!

1. Desperdiciar servicios

Una persona sonriendo y asesorando a otra

Te formulamos estos dos escenarios: justo acabas de empezar tu negocio y aún no obtienes beneficios, o recién comienzas a generar un poco de dinero y crees que es el momento de ir más allá. En cualquiera de los dos casos, sufres de inseguridades: ¿estoy haciendo lo correcto? ¿Debería hacer algo más?

Es en ese momento que aparecen los consultores «mesías» cuyas propuestas harán brillar tus ojos. Se trata de personas experimentadas en determinadas ramas como la informática, relaciones públicas, diseño, etc. Te hacen una propuesta brillante y te prometen llevar tu negocio a la cima. Esto puede ser cierto o no, pero ese no es el punto.

Justo aquí es cuando debes revisar tu plan estratégico, examinar aquellas actividades trazadas para alcanzar los objetivos de tu empresa y preguntarte: ¿realmente necesito esto para mi negocio?, ¿es este el único modo que tengo de hacerlo? ¿Es el momento adecuado para invertir mi dinero en eso?

Cuando te conviertes en un emprendedor, un aspecto clave que debes tener en cuenta es gestionar correctamente tu dinero y precisamente, para lograrlo debes planificar las acciones y avanzar paso a paso. Esto te permitirá no gastar tu tiempo y tu dinero en servicios que no son imprescindibles para tu emprendimiento, o al menos no en ese momento.

2. No contar con un equipo legal sólido

Abogado consultando documentos y asesorando a una persona

Más allá de los aspectos que todos conocemos, el éxito de una empresa depende considerablemente de la capacidad de respuesta que tenga a los problemas legales que puedan surgir durante su propio desarrollo. Ya sea por desconocimiento o inexperiencia, muchos empresarios no están preparados para cuidar de estos temas.

No contar con un equipo legal sólido es uno de los errores comunes de los emprendedores con su dinero. Estar asesorado legalmente evitará sorpresas desagradables y de ello dependerá en primer lugar, el nacimiento y luego, el crecimiento de tu empresa. Ten en cuenta que ningún negocio está exento de esto, ni por el tamaño que tenga ni por el segmento al que pertenezca.

Para empezar, quizás bastará con un abogado, pero llegará un punto donde lo más recomendable es contar con firmas de abogados donde cada uno esté especializado en un tema. Por ejemplo, la estructura de tu negocio, las particularidades de la industria, el marketing y la contabilidad son esferas que debes cubrir con tu equipo legal.

Por último, ¿sabes cuántas personas están fuera del negocio hoy simplemente porque no pagaron impuestos? ¡Muy importante! Paga tus impuestos a tiempo, postergarlos puede ser un error.

3. Currículum Vs creyente

Grupo de empleados comprometidos y motivados trabajando en equipo

Está claro que la selección y contratación del personal es un aspecto clave en el éxito de una empresa. Ahora, si bien es lógico que queremos que los mejores formen parte de nuestro equipo, lo cierto es que en ocasiones esto alcanza a ser un concepto equivocado.

Muchas veces buscamos empleados con un currículum impresionante, por supuesto, con la intención de que lleven la empresa al éxito. Ahora bien, en ocasiones estos «currículums» solo se preocupan por el dinero y demás beneficios que tú como empresario les vas a proporcionar.

Por ejemplo, si antes trabajaban para una compañía y la misma le facilitaba determinada estabilidad, ahora esperan obtener lo mismo, o más. Es decir, mientras tú tratas de sacar un emprendimiento adelante, a ellos solo les preocupa estar a salvo y no entienden el valor de una nueva empresa.

En cambio, si unes a tu equipo personas que lejos de buscar un beneficio individual, creen en la misión del negocio y van tras el objetivo común, tendrás más posibilidades de ser exitoso. El compromiso y la motivación del personal está muy vinculado a su productividad y, por ende, a la salud de tu empresa y su rentabilidad.

4. Vivir de cheques residuales

hombre relajado en la playa bebiendo un coctel cometiendo uno de los errores de los emprendedores con su dinero

Seguramente te pasa por la cabeza el sueño de que en algún punto tu empresa continuará creando ingresos mientras tú no haces absolutamente nada. Estés donde estés, en una playa bebiendo un coctel o esquiando en una montaña, tu negocio estará generando dinero y tú no tendrás que preocuparte por ello.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando tienes hijos? No importa la edad que tengan, siempre serán tus hijos, es decir, cuando elijes ser padre, lo eres para toda la vida. Pues de igual forma sucede con tu negocio, cuando lo montas y pretendes hacerlo crecer, este requiere atención.

Precisamente esta es una de las grandes diferencias que existe entre tener un puesto fijo en una empresa y ser el dueño de un negocio. En el primer caso solo tienes que preocuparte por tus propias responsabilidades y actividades, mientras que en el segundo debes estar pendiente de todas las áreas de la empresa.

No importa qué tan grande sea o cuántas personas estén a cargo, un emprendedor siempre deberá supervisar que todo funcione bien. No se trata tanto del estilo de vida que lleves, sino qué tan rápido comiences a vivir el sueño. Asegúrate de no hacerlo demasiado pronto o estarás en serios problemas.

5. No manejar dinero líquido

mano que sobresa y sostiene dinero

Probablemente has visto muchas compañías que de un momento a otro su patrimonio neto pasa de 0 a 20 millones de dólares. Esto sucede, sobre todo, en el sector inmobiliario cuando la economía va muy bien.

Asombroso ¿no?, pero qué pasa cuando ocurre lo contrario: una empresa se desvalúa considerablemente en un período corto de tiempo o quiebra de repente.

Esto sucede cuando no manejas dinero líquido. Todo tu patrimonio depende del comportamiento que tenga la economía, bienes y raíces, hipotecas y demás factores externos. Eres mucho más vulnerable ante los vaivenes del mercado.

Apostar tu dinero a casos excepcionales puede ser un rotundo éxito o un definitivo fracaso, no así, cuando inviertes tu capital en factores previsibles.

6. Poner los beneficios sobre el valor

una mano sostiniendo la bolsa del dinero y otra un bombillo

Desde el momento en el que pones en marcha un negocio, es vital que reserves una parte de tus ingresos para continuar mejorando cualquier aspecto de él. Invertir dinero es un elemento común en todas las fases del desarrollo y crecimiento de tu emprendimiento.

No importa el tamaño de tu negocio, tu deber como gerente es planificar una estrategia de crecimiento que le permita a la empresa incrementar las ventas, mejorar los procesos internos y garantizar la retención y satisfacción de los clientes. Por consiguiente, aumentará la dimensión de la compañía.

Ahora, ¿qué pasa si siempre retiras las ganancias y no destinas dinero a mejorar tu negocio? Este es uno de los grandes errores de los emprendedores con su dinero. Es decir, priorizan las ganancias y no el valor general de la empresa.

Aunque esto es cuestión de preferencia, debes considerar las consecuencias que puede traer: tu negocio quedará estacado en el tiempo, será absorbido por la competencia y en algún punto fracasará.

7. Ser demasiado tacaño

una persona regando una planta

Siguiendo la línea del punto anterior, otro de los errores de los emprendedores con su dinero es ser demasiado tacaño. Algunas personas tienen el concepto erróneo de que las inversiones son un gasto adicional, al contrario, si sabes cuánto invertir y cómo hacerlo, con una inversión conseguirás ganar más dinero a largo plazo.

Un empresario exitoso sabe que, si quiere ver crecer su negocio, debe invertir en él. Ahora, ¿en qué invertir? Esto no tiene por qué ser una interrogante complicada si sigues una estrategia de inversión basada en objetivos, es decir, invertir de acuerdo con los objetivos que ya has establecido en tu plan estratégico.

Para empezar, una esfera muy importante que necesita de una mejora continua es el capital humano. Contrata a personas de calidad, no «currículums» sino «creyentes», recompensa a tus empleados e invierte en capacitación y en estrategias de motivación para que den lo mejor de sí.

Conforme va creciendo tu negocio, y siempre y cuando no sean «servicios desperdiciados», puedes invertir en construir una cultura empresarial, en marketing, desarrollo de productos, imagen corporativa, servicio al cliente, entre otras áreas.

8. Invertir en negocios no relacionados

flecha que indica errores de los emprendedores con su dinero

Uno de los errores de los emprendedores con su dinero es invertir en otro negocio que no se relaciona con el suyo. Por ejemplo, imagina que McDonald´s compre Beats, ¿qué lógica tendría esto? Sin embargo, Apple compró Beats, entre otras razones por su servicio de música.

Por otro lado, el pasado año McDonald’s anunció la compra de Dynamic Yield, así pues, implementaría la inteligencia artificial en sus menús de McAuto para sugerir combos y otros agregados a los usuarios.

En resumen, invertir dinero en un negocio no relacionado con tu industria, es equivalente a perder no solo dinero, sino también tiempo, aquel que podrías emplear en muchas otras cosas.

Ten en cuenta algo muy importante, cuando estés en la disyuntiva de hacerlo o no, valora el nuevo proyecto, si beneficia de alguna manera a tu negocio ¡considéralo!, si no es así ¡concéntrate en tu empresa!

9. Inversores activos Vs inversores pasivos

grupo de personas reunidos cerrando un acuerdo que pudiera significar uno de los errores de los emprendedores con su dinero

Como emprendedor en algún punto de tu carrera estarás ansioso por encontrar un inversor o quizás este mismo toque tu puerta. Ahora, debes tener en cuenta que existen dos tipos fundamentales de inversores: los pasivos y los activos.

El primero, es aquel que no solo aporta dinero, sino también conexiones, asesoría y apoyo. Es decir, quizás te brinda la oportunidad de una nueva tecnología, un producto innovador, o un ejecutivo que va a hacer crecer el valor neto de tu negocio. Por otro lado, algunos prefieren el inversor pasivo: aquel que pone el dinero en tus manos y te deja en paz.

Decidirte por un inversor pasivo puede ser un error. Apuesta por personas que aporten valor a tu negocio no solamente monetario, sino también experiencia o posibilidades para hacer crecer tu empresa. No te decantes por aquellos que no tengan nada que ver con tu causa, esto puede ser puro apalancamiento.

10. Diversificación

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

personas mirando flechas que apuntan distintas direcciones

Seguramente has escuchado muchas veces por expertos la importancia de diversificar. Lo cierto es, ¿te has detenido a pensar si es el momento adecuado para hacerlo? Si no lo es, estás cometiendo otro de los errores de los emprendedores con su dinero.

Por ejemplo, imagina que tienes un hermano mayor y este te da consejos sobre cómo comportarte en la universidad, cómo ser más popular o pasar las asignaturas sin estudiar mucho. Todo esto cuando tú ni si quieras has comenzado el bachillerato. Lo cierto es que, esos consejos no están acorde a tu presente.

Así mismo, debes tener cuidado con los consejos que sigues en tu negocio, aunque sean de grandes expertos. Para empezar, elige una industria y dedícate a ella. Cuando haya pasado el tiempo suficiente y te vuelvas grande, elige un «negocio relacionado» y entonces podrás diversificarte, pero no pongas lo poco que tienes para empezar en diferentes cestas.

Palabras Finales

¿Cómo dirigir un negocio? Esto resulta una interrogante complicada y no existe la respuesta perfecta. Pues así mismo sucede en la vida real, no puedes pretender que alguien te guíe con exactitud en este complejo camino y, por tanto, los tropiezos vienen incluidos en el paquete.

Si bien es cierto que lo importante es no rendirse ante los fracasos y tomar lo que nos enseñan, también es verdad que sí puedes evitarlos mejor. Si eres un empresario exitoso te anticiparás y aprenderás a no cometer estos errores. Tomar las experiencias de otros y las lecciones que están escritas, analizar esto y adaptarlo a tu realidad, es una tarea inteligente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here