Liderazgo directivo | Dirige desde el ejemplo y la comunicación

0
339
¿Para qué sirve el liderazgo directivo?

Alcanzar las metas y los objetivos de una empresa es posible si estableces estrategias de liderazgo directivo. Un líder directivo ayuda a mejorar el rendimiento de los equipos de trabajo y permite gestionar los recursos de la organización en función de las habilidades de cada miembro. Por esta razón, la presencia de un líder con habilidades de dirección facilita el crecimiento sostenido en una empresa. 

El liderazgo directivo dirige a las personas hacia la misión de la empresa a través de la resolución de tareas. Sin duda, la formación y habilidades de comunicación son elementos claves para convertirse en un líder directivo. En este artículo te contaremos qué puede hacer el liderazgo directivo en un equipo de trabajo. ¡Pon en práctica estos consejos y alcanza el éxito en tu compañía hoy mismo! 

¿Qué es el liderazgo directivo?

Qué es el liderazgo directivo

El liderazgo directivo es reconocido como un conjunto de habilidades que permiten desarrollar prácticas indispensables en una organización. Ahora bien, en este estilo de liderazgo la comunicación es un factor primordial para indicar con claridad al equipo qué hacer, cómo, cuándo y dónde hacerlo.

De hecho, el liderazgo directivo es el encargado de informar de manera eficaz y asertiva los objetivos planteados a los miembros de un equipo. Como resultado, un líder directivo debe tener la capacidad de influenciar a los colaboradores con autoridad, ya que desarrollar estas competencias permitirá el desenvolvimiento de la jerarquía en el organigrama empresarial.

Sin embargo, a pesar de la existencia de los niveles jerárquicos, el líder debe ser cercano y respetuoso con los integrantes de la empresa. En otras palabras, la labor principal del liderazgo directivo consiste en informar las actividades que hacen parte de los procesos que ayudan a cumplir las metas empresariales.

Por ende, tener esta jerarquía no es una ventaja sobre otros colaboradores ni promueve la discriminación o distancia. Al contrario, un líder con esta denominación es amable, autónomo, comunicativo, empático y proactivo. 

¿Cuáles son los tipos de liderazgo directivo?

Empresa que practica el liderazgo directivo

La capacidad de contar con un buen líder es una de las características más importantes en una empresa. Por ello, se conoce que el liderazgo es una herramienta que motiva a los miembros de la organización a conseguir los objetivos que tienen en común. En este caso, el liderazgo directivo es un método que promueve el crecimiento con la comunicación desde distintos ámbitos, por lo cual dentro de él encontramos los siguientes tipos: 

1. Coercitivo

Es un tipo de liderazgo directivo que se caracteriza por comunicar acciones de manera inflexible y estricta para lograr promover un ambiente disciplinado. Además, un líder coercitivo da órdenes directas y contundentes para que cada esfuerzo sume al momento de apostar por el éxito. 

2. Participativo

También llamado liderazgo democrático, el liderazgo directivo participativo busca promover la comunicación interna para mejorar la confianza en todos los integrantes. De esta manera, la igualdad y el compromiso crean un ambiente de satisfacción y facilita el feedback o lluvia de ideas para tomar una decisión final. 

3. Orientativo

Diversos empresarios se reunieron para negociaciones

Otro de los tipos de liderazgo directivo es el orientativo y trata de posicionar la visión de la empresa en cada trabajador. Por ello, con este tipo de gestión los colaboradores reconocen su valor en la organización y la importancia de efectuar correctamente sus tareas. Asimismo, en el liderazgo orientativo se toman en cuenta las opiniones de los integrantes de cada equipo. 

4. Afiliativo

Un líder afiliativo es esencial para las organizaciones que están originando un equipo de recursos humanos desde cero. El liderazgo directivo afiliativo se centra en la creación de relaciones sólidas en el ambiente laboral. De este modo, la intención de este líder es generar un espacio de trabajo armónico y colaborativo. Siendo así, una herramienta para reducir el estrés, los conflictos y aumentar la satisfacción y productividad en la empresa. 

5. Capacitador

Es un tipo de liderazgo directivo que apuesta por la motivación y el aprovechamiento de las fortalezas y debilidades de cada colaborador en función de los objetivos empresariales. El estilo capacitador o «coaching» es creativo y busca el bienestar en el equipo. Es decir, el líder tiene la capacidad de entrenar a los miembros de un equipo para mejorar su desempeño para brindarles autonomía a la hora de ejecutar las tareas designadas. 

6. Imitativo

Colegas reconocen el trabajo de su compañera

En el estilo imitativo, el líder establece estándares de desempeño a partir del ejemplo. De ahí que, se utilicen comunicaciones con objetivos claros para ser ejecutados por el mismo y marcar el paso para que el resto de los miembros sigan su ritmo. En efecto, el liderazgo directivo imitativo aprovecha al máximo las habilidades del líder para así determinar los requisitos a la hora de realizar una tarea. ¡El equipo ya conoce qué debe hacer! 

7. Transformacional

El liderazgo transformacional tiene la capacidad de aumentar la confianza y facilitar la retroalimentación entre líder y empleados. A causa de esto, el líder puede cambiar las expectativas y percepciones a través de la comunicación. Incluso, el liderazgo directivo transformacional empodera a los colaboradores para que su desempeño aporte al crecimiento de la empresa a partir de la ejecución efectiva de sus tareas. 

8. Transaccional

Por último, el liderazgo transaccional es uno de los estilos clásicos de gestión y funciona por medio de la recompensa y el castigo. Ahora bien, este tipo de liderazgo directivo motiva a los miembros de un equipo de trabajo a seguir instrucciones y tener un buen rendimiento para obtener un beneficio al alcanzar los resultados esperados. De este modo, los empleados tienen claro cuál es su rol en la empresa y que se espera de ellos. 

Importancia del liderazgo directivo

Importancia del liderazgo directivo

¿Por qué es importante el liderazgo directivo? Un líder directivo conoce cómo deben ser llevadas a cabo las tareas, por lo que puede explicar de manera detallada a los empleados las acciones que deben desempeñar. Mientras que, si la organización tiene un flujo de nuevos empleados constante, un buen líder directivo se encargará de hacer que su adaptación sea rápida y puedan sentirse cómodos con las tareas asignadas.  

El liderazgo directivo tiene una visión clara: persuadir a las personas para alcanzar el crecimiento organizacional y por supuesto personal y profesional. Por esta razón, son muchas las ventajas del liderazgo directivo que podemos destacar. Desde la autonomía hasta los niveles de motivación elevados. 

Así qué para que conozcas un poco más de los beneficios de tener un líder directivo en tu organización, seleccionamos los más importantes: 

  • El liderazgo directivo permite que los clientes, usuarios, colaboradores, inversionistas y proveedores se encuentren satisfechos en cada uno de sus roles.
  • Un líder directivo tiene un enfoque simple: estructura las tareas para que sean asignadas y se cumplan dentro de un tiempo establecido.
  • Al contar con el liderazgo directivo una empresa, la productividad aumenta sus niveles de manera considerable, ya que los colaboradores conocen las reglas que deben seguir, las expectativas que se tienen y las consecuencias de no alcanzar los resultados.
  • Con el liderazgo directivo, el desarrollo de la autonomía hace que el ambiente de trabajo sea más agradable y se fomente la proactividad.
  • Un líder directivo trabaja con los recursos que tiene y en función de ello cumple los objetivos, pues es capaz de darse a la situación que atraviesa.
  • El liderazgo directivo define normas adaptadas a la realidad y flexibles de acuerdo al tiempo y a los recursos. 

Desventajas del liderazgo directivo

Empresario dando presentación a su equipo de trabajo

El liderazgo directivo es un estilo que se adapta con facilidad a casi todos los ambientes de trabajo. Sin embargo, como cualquier otra metodología, puede presentar rigidez a la hora de implementarse en una organización. Por lo tanto, estas son algunas de las desventajas que presenta esta herramienta de gestión y dirección: 

  • El estilo de liderazgo directivo puede generar individualismo, ya que el líder puede sentir que otras personas del equipo no están al nivel de las circunstancias.
  • En ocasiones, un líder directivo puede restringir la iniciativa y la creatividad de los trabajadores para que esto no afecte el desempeño de las tareas.
  • Los líderes que utilizan el liderazgo directivo tienen una sobrecarga en labores. Por ello, a la hora de tomar decisiones pueden sentir una presión excesiva y afectar su salud física y mental.
  • Un líder directivo puede tener problemas a la hora de delegar, pues existe una probabilidad de ser poco paciente con ideas nuevas o contrarias a las suyas.
  • Las personas que son líderes directivos tienen una autocrítica que hace que les cueste reconocer sus propios errores. 

¿Cuándo implementar el liderazgo directivo?

¿Cuándo implementar el liderazgo directivo?

El liderazgo directivo posee desarrollar la influencia a través de la comunicación. De esta manera, el organigrama empresarial denomina a un líder que cuenta con la autoridad para informar las metas a cumplir y el potencial que cada uno requiere. Por esta razón, este tipo de liderazgo se ajusta al estilo de trabajo, ambiente laboral y cultura organizacional 

A causa de esto, el liderazgo directivo tiene un impacto positivo cuando se implementa en las siguientes situaciones: 

Necesidad de control y establecimiento de reglas

El liderazgo directivo es una excelente opción para las empresas que buscan establecer requisitos, normas o reglas en la ejecución de sus procesos o tareas. Por lo general, este tipo de liderazgo es empleado en sectores como salud, seguridad o manufactura. Asimismo, puede ser empleado en otros sectores qué requieran definir estándares precisos para la producción, lo cual permite la reducción de errores. 

Situaciones de emergencia

Por otro lado, el liderazgo directivo también puede ser utilizado en situaciones urgentes o cuando ya no hay tiempo de tomar decisiones previamente estudiadas. En esos casos, el líder debe asumir la posición y actuar con rapidez para que el resto de los miembros de la empresa comprendan la necesidad de inmediatez. 

Además, el líder juega un papel importante, ya que será el encargado de definir las órdenes para que los empleados puedan resolver el problema en el menor tiempo posible, combinando los esfuerzos de cada uno. 

Equipos inexpertos

Para finalizar, el liderazgo directivo tiene múltiples ventajas a la hora de ejecutarse correctamente. No obstante, una de las ocasiones en las que puede ser empleado consiste en desarrollar tareas con equipos no capacitados. Si bien es cierto que, esta situación aumenta el reto, pero el líder directivo debe tener la capacidad de mejorar los procesos de adaptación aun cuando se requiera rapidez. 

De modo que, el liderazgo directivo servirá para enseñar a los colaboradores cómo hacer las cosas paso a paso para que adquieran experiencia. A medida que desempeñen sus labores, los empleados podrán trabajar de forma autónoma y con una gestión más participativa. 

Ejemplo de liderazgo directivo en una empresa: Steve Jobs

Equipo de trabajo reunido

A lo largo del tiempo se ha pensado que un líder directivo tiene una connotación negativa, pero este tipo de gestión puede tener el control absoluto conservando la amabilidad. De hecho, un claro ejemplo de ello es Steve Jobs, una de las personas más famosas del mundo corporativo.  

El creador de Apple, la marca tecnológica más popular del mundo fue un líder con estilo directivo que decidió exigirse asimismo y a los demás, involucrándose directamente en cada uno de los procesos de fabricación de sus productos. Steve Jobs se aseguró de promover su visión de negocio y formar un equipo sólido que estuviera decidido a cambiar el mundo junto a él. Por esta razón, el liderazgo directivo de Steve Jobs así: 

  • Visión: Steve Jobs conocía a su entorno y entendía las necesidades, por esto generó una necesidad que nadie conocía y fue capaz de adaptarse a los cambios constantemente sosteniendo su objetivo principal: innovar. 
  • Persuasión: el líder de Apple aplicó correctamente sus habilidades y creó un mensaje persuasivo para aumentar la necesidad en el público. Por lo tanto, convencía a sus clientes con un discurso coherente, inspirador y seguro. 
  • Comunicación: Steve Jobs fue un líder que influyó desde la comunicación, pues sabía conectar con la gente a través de su discurso. En el liderazgo directivo tener habilidades para comunicarse y transmitir correctamente la idea. 
  • Estrategia: a partir del mensaje que transmitía, Steve Jobs supo cómo conseguir sus objetivos. De esta manera, llegaba con facilidad y conectaba sus necesidades e intereses con la innovación y realización de un producto nuevo. 

Palabras finales

El liderazgo directivo encuentra un equilibrio entre la comunicación y la autoridad para gestionar correctamente cada situación. En este sentido, para alcanzar el máximo desempeño de su equipo y aprovechar el potencial de cada talento humano, la gestión y dirección debe estar orientada hacia el desarrollo profesional y empresarial. 

Por último, debes tener en cuenta que el liderazgo directivo no solo se emplea en la dirección de empresas, sino que también puede ser utilizado en ámbitos profesionales o personales. ¿Cuéntanos cómo implementarías el liderazgo directivo o con qué otro tipo de liderazgo lo compararías?