12 estrategias de neuromarketing para un producto | Impulsa tus ventas

El mercadeo es una disciplina que abarca muchos aspectos y que apela, incluso, a la ciencia. Existen estrategias de neuromarketing para un producto y su comercialización en las que, a través de diversas técnicas, se detecta cómo actúa el cerebro del consumidor al realizar una compra.

En pocas palabras, estas se enfocan en identificar las emociones que surgen en el cliente al momento de tomar decisiones para adquirir un producto. Existen ciertos estímulos y emociones del subconsciente que guían las determinaciones del comprador.

En este artículo te explicaremos por qué es importante el neuromarketing y te daremos algunas estrategias para su implementación.

¿Por qué desarrollar una estrategia de neuromarketing?

Logo de una persona que representa el neuromarketing y sus estrategias

Para empezar, debemos explicar qué es el neuromarketing para luego determinar cuáles son sus utilidades. Esta disciplina se encarga de estudiar y predecir los comportamientos y las reacciones generadas ante las prácticas de mercadotecnia.

Por ende, se trata de la aplicación de las tecnologías de la neurociencia al marketing. Hay que decir que la primera es un campo que intenta conocer el funcionamiento del sistema nervioso y su relación con las funciones superiores (memoria, atención, emociones, etc.).

La información recopilada a través del neuromarketing revela aspectos internos del subconsciente del consumidor a partir de los cuales se desarrolla una estrategia de mercadeo. Hasta aquí, todo muy bien, pero debemos señalar cuáles son los motivos para llevar a cabo esta acción.

Las estrategias de neuromarketing para un producto son mucho más reales y cercanas al cliente. Por esto, su porcentaje de eficacia y acierto es mayor al que puede representar una estrategia que apele a otras dinámicas.

Los resultados obtenidos por medio de estudios de este tipo son aplicables a la publicidad en línea y a la offline. Además, pueden ser utilizados en televisión, visual mechandising, diseño web y de software.

Te puede interesar: 10 ejemplos de neuromarketing | Aprende a mejorar tus ventas y la experiencia de tu cliente

12 estrategias de neuromarketing para un producto

Dos personas generando estrategias a partir del neuromarketing

Sacar el máximo provecho de las respuestas del consumidor a estímulos y emociones es el principal objetivo de esta disciplina. A continuación, te enseñaremos 10 de las más reconocidas estrategias de neuromarketing para un producto:

1. Identificación de tus clientes

Logos de personas que significan la identificación de clientes por una marca

Para las empresas, en gran medida, es fundamental que sus productos o servicios se identifiquen con un público o grupo social. Conseguir que su marca responda a necesidades, emociones, valores, cultura o filosofía de gran parte de sus consumidores es crucial para las compañías.

De esta manera, lo que se logra es que los seguidores sean fieles a una marca y que además puedan ser embajadores de ella. Generar sentido de pertenencia en sus clientes es uno de los grandes objetivos de las empresas.

Relacionado: 

2. El principio de exclusividad

Asociado al punto anterior, esta estrategia se centra en ofrecer o generar un principio de exclusividad. Este, en pocas palabras, define el hecho de ofrecer productos o servicios exclusivos que hagan sentir a su usuario de una manera especial.

La exclusividad es capaz de estimular la adquisición de productos y grandes marcas lo demuestran día tras día. Uno de los ejemplos del neuromarketing en empresas y el uso de este principio es el de Apple. Cada uno de los productos de este gigante de la tecnología presenta una oportunidad exclusiva para sus clientes fieles.

3. Las neuronas espejo

Persona tocando con su mano la imagen de un cerebro que simboliza las neuronas espejo en neuromarketing

Las denominadas «neuronas espejo» son algunas de las que más impactan en cómo hacemos las cosas. Cuando se observa a alguien realizar una acción, estas se activan y hacen que conectemos con ello al sentir empatía o establecer comportamientos de imitación.

Este concepto tiene gran valor, puesto que el consumidor tiende a sentirse identificado con su similar. La clave está en la dopamina, sustancia liberada por nuestro cerebro que genera placer, algo que esta clase de neuronas también hacen y más en acciones satisfactorias como hacer una compra.

4. Ofrecer paquetes de productos

Una de las estrategias de neuromarketing para un producto que tiene gran acogida es la de ofrecer varios artículos en uno, en vez de uno solo. Los consumidores reaccionan de forma positiva ante estas alternativas que puede brindar una marca.

De ser posible, resulta aconsejable evitar vender productos y servicios por partes, algo que puede resultar una experiencia poco grata para el consumidor. Se recomienda, por el contrario, ofrecer un paquete de los denominados «todo incluido» que proporcione al cliente una solución satisfactoria.

5. Determina un precio «justo»

Mujer evaluando el precio de un producto

Sin lugar a dudas, el precio es uno de los más grandes estímulos que hace modificar la toma de decisiones de un consumidor. Por este motivo, las marcas deben tener un cuidado especial a la hora de fijar el precio de sus productos.

Un precio justo será aquel que se aproxime más al precio de mercado. Es claro que un precio por encima de la media será perjudicial para los intereses del comprador si decide evaluar otras opciones.

6. Evita las cifras redondas en los precios

Este tema puede ser tomado como un «cliché», pero no deja de ser toda una realidad. Diferentes estudios han confirmado que los precios redondos (20€, 40 €) no tienen la misma eficacia que los que no lo son (15,50 €, 39,99 €).

La periodista de la BBC Dalia Ventura explica en su artículo «Los seductores números que nos llevan a comprar» algunos trucos que se usan para determinar precios. En este, Alex Bellos, autor del libro Alex Trought the Looking-Glass, en el que explora cómo se reflejan los números en el mundo real, habló sobre algunas técnicas. Una de las más populares es la de restar 1, la cual ejemplifica con esta frase: «799 se siente como si fuera mucho menos que 800, pues nos da la impresión de que algo cuesta 700 y un poco en vez de 800».

Te recomendamos: 

7. Provoca todos los sentidos

Apelar a los sentidos, una de las estrategias de neuromarketing para un producto

Un estudio ideal de neuromarketing en esta era digital nos ofrecerá la posibilidad de desarrollar un producto que despierte el mayor número de emociones en el consumidor. Esto, además, es posible gracias a la estimulación de los diferentes sentidos del cliente.

Existen artículos (zapatos, por ejemplo) que más allá de no ser su principal característica, son recordados de gran manera por su olor. Así que, es idea trabajar el mayor número de sentidos en un producto para que se multipliquen sus opciones de ser elegido.

8. Invierte en un empaque atractivo

Para llamar la atención del cliente, todo cuenta y el empaque es un factor que puede traer grandes beneficios para una marca. Además de ser el objeto que cuidará el artículo que el cliente ha comprado, este puede llegar a tener otros usos.

Cada vez es más frecuente que las marcas inviertan mucho esfuerzo e innovación en este aspecto como una de las grandes estrategias de neuromarketing para un producto. Algunos ejemplos claros pueden ser los envases coleccionables, ediciones especiales de algún tema específico, entre otros.

9. Dale importancia al color

Logos de fichas de colores sobre la silueta de dos personas

El color está determinado como un elemento clave que influye de manera directa en el consumidor. Cada color y sus diferentes tonalidades puede ofrecer una distinta sensación o emoción en las personas.

Por ejemplo, el azul transmite seguridad, calma, confianza u honestidad. El rojo se relaciona con el amor, la energía y la acción, mientras que el verde representa lo natural, la armonía y la relajación. El amarillo, por su parte, inspira vitalidad, alegría, energía y optimismo.

Puede interesarte: Imagen corporativa | Logra que el público se identifique con tu marca

10. Habilita varias formas de pago

Cuantas más formas de pago brindes para adquirir tus productos, mejor. Esto es fundamental, ya que de esta manera el usuario tendrá diferentes alternativas y podrá realizar sus compras de manera sencilla.

Por ejemplo, pagar con tarjeta produce menos «dolor» a los clientes que hacerlo con dinero en efectivo. La posibilidad de financiar una compra reducirá la posibilidad de que los consumidores eviten hacerla por su alto coste.

11. Ofrece solo las alternativas necesarias

Hombre eligiendo entre dos productos de un supermercado

Al momento de etiquetar tu producto, lo mejor que puedes hacer es optar por la sencillez. Si ofreces muchas opciones, al final lo que harás es que la persona se sature de información y luego elijan la competencia.

Es importante que tus consumidores tengan esa capacidad de elegir, pero también lo es que las alternativas sean lo más simples posible. Una gran opción es la de dar al cliente la posibilidad de personalizar sus artículos, así no tendrán que pensar tanto en qué será lo mejor.

12. Emplea la repetición

Lejos de cansar a nuestro cerebro, los estímulos repetitivos ayudan a simplificar la información y crean atajos mentales para los clientes. Es claro que las empresas deben ser detallistas con los productos, pero más que eso, el objetivo principal es que la marca esté bien clara.

Es usual que veamos tanto un anuncio que aunque no usemos el producto, sepamos qué es, para qué sirve y quién lo vende. El denominado efecto de «mera exposición» expone que cuanto más tenemos un estímulo, más nos gusta porque nos resulta más familiar.

Las anteriores son 12 estrategias de neuromarketing para un producto que puedes aplicar con tu marca y que tienen un alto porcentaje de éxito. Muchas de las grandes empresas o compañías del mundo las han empleado y conocen de sus beneficios.

Palabras finales

La ciencia es una herramienta que hoy se puede ver aplicada en muchos aspectos de la vida humana. Sin duda, son muchas las ventajas que esta también brinda a diferentes industrias, incluida la del marketing y la venta de productos.

Si eres el dueño de una marca, no deberías subestimar el poder de las herramientas de neuromarketing y tenerlas muy en cuenta en tus estrategias. Como ya lo hemos mencionado, muchos de los estímulos que nos llevan a realizar compras se producen en el subconsciente y es ahí donde podrás encontrar oportunidades.

¡Aplica estrategias de neuromarketing para un producto y déjate sorprender por los resultados!

Puedes leer también: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here