10 tipos de consumidores | Descubre cómo ganarte a cada uno

0
228
Hombre comprando algo a través de internet

Las empresas cada vez tienen un reto más grande: atender los diferentes tipos de consumidores que aparecen en el mercado. Aunque pueden presentar similitudes, estos suelen contar con diferentes características y es en esa dirección hacia donde deben apuntar las compañías. Reconocer lo que necesitan y buscan estas personas te permitirá llegar a ellos de forma eficaz.

Para esto, como empresario es fundamental que entiendas cómo se clasifican los consumidores, sus características y los tipos de comportamiento de compra de estos. En este artículo te daremos algunas claves para entender a los tipos de consumidores en el mercado y tener un negocio más productivo.

¿Qué es un consumidor?

Hombre mirando factura como signo de uno de los tipos de consumidores

Para comenzar, lo más importante es saber qué se entiende por consumidor y aquí te daremos su significado. Los consumidores son personas con una serie de necesidades fisiológicas y de bienestar, las cuales satisfacen mediante el intercambio de dinero con un proveedor de un producto o servicio. Hay que tener en cuenta que las compras que realiza el consumidor pueden obedecer a entretenimiento, placer, reconocimiento e incluso, aceptación social.

Según lo anterior, entre los tipos de necesidades del consumidor hay algunas físicas y otras psicológicas. Además de esto, hay que diferenciar entre consumidor y cliente: el primero ejecuta una compra a una marca, pero esto no implica que lo vuelva a hacer como es probable que el segundo sí. Por esto, para conseguir que el interés se convierta en una compra es crucial analizar el comportamiento y conocer los tipos de consumidores.

5 características de los consumidores

Ya se ha señalado que hay distintos tipos de comportamiento del consumidor y cada vez son más, pero estos suelen compartir algunas similitudes. Más allá de sus diferencias, hay características de un consumidor que le son inherentes y por eso todos las tienen. A continuación te presentaremos cinco rasgos principales que tienen las clases de consumidores en el mercado:

1. Cuentan con un perfil

Cada consumidor cuenta con una serie de características que permiten clasificarlo dentro de un perfil en el que se agrupa con otros. Por ejemplo, se debe tener en cuenta su ubicación, su rango de edad, estilo de vida, su personalidad, creencias y condición socioeconómica. Todos estos ítems se deben tener en cuenta para saber cómo idear estrategias para llegar a estos públicos.

Recomendado: Buyer persona | Aprende cómo dibujar a tu consumidor ideal

2. Son activos a buscar sus productos

En la actualidad, los consumidores cuentan con un gran número de herramientas para acceder a los productos y servicios que necesitan. Ahora las redes sociales y las páginas web son canales fundamentales para las empresas y sus ventas por medio del marketing digital. Es claro, en este aspecto es relevante tener en cuenta la edad del público objetivo al que te diriges.

Recomendados: 

3. Son exigentes con los beneficios

Debido a la gran competencia que en este tiempo existe en muchos mercados, los consumidores son cada vez más exigentes. Al tener tantas opciones, estos demandan una mayor calidad en los productos o servicios a los cuales desean acceder. La rapidez, el buen servicio al cliente, el contenido de valor y otros aspectos, son ítems que hoy pueden marcar si una compra se realiza o no.

4. Comparten sus experiencias

Los teléfonos móviles y las diferentes plataformas en la web, han motivado a que los consumidores generen conversaciones acerca de los productos. Ahora es más fácil dar una opinión, crítica o halago sobre un artículo a través de las redes sociales, páginas, blogs o foros. Por eso las compañías se cuidan mucho de dar lo mejor al consumidor, ya que ahora estos tienen una gran herramienta en sus manos para bien o para mal de las empresas.

5. Son radicales en sus decisiones

En este tiempo, con facilidad los consumidores empiezan a seguir una marca que les agrade y llene sus expectativas. Sin embargo, con la misma simpleza pueden dejar de seguirla e incluso, pasar a manifestar su desagrado con esta. Como ya se ha dicho, el mercado, sin importar su industria, presenta una gran cantidad de opciones y al mínimo fallo las personas pueden elegir otra empresa.

Los anteriores son solo cinco tipos de actitudes del consumidor, que sin importar su tipo usualmente presentarán. Seguro habrá muchas más, pero estas son cruciales a la hora de pensar en cómo llegar a estos para que luego se conviertan en clientes.

¿Cómo se clasifican los tipos de consumidores?

Luego de saber algunas de las características principales de los consumidores, es momento de conocer su clasificación. Saber cuáles son los tipos de consumidores con los que tu marca puede interactuar es clave para una estrategia de marketing efectiva. La forma más sencilla de captar la atención del público objetivo es identificar a cuál grupo pertenece.

Aquí es fundamental recopilar el mayor número de datos e información sobre un cliente para hacer más rentable ese conocimiento. Esta ayudará a satisfacer sus exigencias y conseguir que este se fidelice con tus productos o servicios. Así mismo, permite que haya una atención más personalizada en el proceso de compra.

A continuación, podrás descubrir los tipos de consumidores y de qué manera es posible llegar a cada uno:

1. Consumidor tradicional

Familia como símbolo de consumidor tradicional

Para comenzar a hablar de los tipos de consumidores hay que destacar al tradicional, el cual es seguro de sí mismo, sabe lo que quiere y el porqué. Eso sí, para que este realice una compra debe existir una verdadera necesidad para salir y adquirir algo. Entre sus características está la desconfianza y por eso optan por las cosas de marcas conocidas, ya que evitan pedir información y tienen un presupuesto muy definido.

Si tu objetivo es atraerlos, tus productos deben dar un aporte real a la vida de estas personas, pues son muy difíciles de influenciar. No suelen ser fanáticos de las compras y lo primero que buscan al entrar a una tienda es cómo salir. Por eso, no debes andarte con rodeos e ir al grano al señalar lo que ofreces, pues en sus planes no está el escuchar una charla de media hora sobre las bondades de un servicio o producto.

2. Consumidor escéptico

Este tipo de consumidores no suelen expresar gran entusiasmo al momento de ejecutar una compra e incluso se pueden mostrar indiferentes. En la mayoría del tiempo son consumidores ocasionales que solo salen a comprar algo porque lo necesitan en el momento. Antes de adquirir algún artículo, estas personas se lo piensan mucho y hacen todo tipo de cuestionamientos antes de tomar una decisión de compra.

Es necesario señalar que no son fáciles de atraer, por lo que hacerlo no resulta una tarea sencilla. Para ser más exactos, a estos usuarios no les agrada gastar su dinero y de la misma manera, son muy desconfiados. Por esto, debes apelar a brindarles muchos datos técnicos y todo tipo de información del producto para así darles todos los argumentos para hacer la compra.

3. Consumidor optimista

Pareja comprando por internet como ejemplo de alguno de los tipos de consumidores

Más allá de que su actitud puede señalar que por su optimismo están dispuestos a comprar mucho, no es tan así. Este tipo de consumidores es muy analítico y reflexiona mucho antes de hacer cualquier tipo de compra. Eso sí, son confiados y saben muy bien lo que quieren y buscan, por eso también son muy decididos.

En cuanto al precio de lo que adquieran, este será proporcional a la calidad y el uso que le den al producto. Son capaces de pagar altos precios si están convencidos de que lo que les ofrecen influirá de forma positiva en su vida. La clave para su atracción es brindarles muchos datos sobre el producto y señalar las ventajas exclusivas de este.

4. Consumidor impulsivo

Es muy probable que hayas escuchado las palabras «consumidor impulsivo» en muchas ocasiones y sí, esto es algo muy común. Entre los tipos de consumidores este puede ser el más popular y son aquellos que adquieren lo que piensan que les hará la vida mejor y siguen tendencias. Siempre estarán disponibles para hacer una compra de último momento, por lo que no adquieren lo que necesitan sino lo que les gusta y ya.

A veces para atraerlos solo basta con situar productos en un lugar donde les sea fácil verlos. Estas personas responder de manera positiva a la publicidad en redes sociales, algo que en la actualidad es casi una obligación para cualquier empresa. Otra alternativa es la de mostrarles grandes ofertas o promociones que no pueden dejar pasar.

Te sugerimos:

5. Consumidor activo

Hombre destapando una caja como símbolo de uno de los tipos de consumidores

Ya sea en las compras físicas o a través de tiendas en línea, este tipo de consumidores siempre hace presencia. Los precios altos no son un impedimento para estas personas y tampoco los detiene que haya o no descuentos. El consumidor activo se concentra en analizar procesos de compra y las experiencias de las marcas.

Sus compras son validadas al leer todo tipo de opiniones o reseñas sobre productos. Para atraerlos, debes implementar ventas especiales de productos únicos y también utilizar el contenido generado por usuarios.

6. Consumidor práctico

En este grupo se encuentran personas con experiencias en las compras en línea y por eso exigen que las páginas donde las hacen sean de fácil navegación. Entre otras peticiones, también buscan que estas plataformas tengan formas de pago prácticas y se eviten las complicaciones. No son dubitativos al tomar una decisión, solo buscan ahorrar a tiempo y que el proceso se dé sin dificultades.

Para hablar de atracción con consumidores prácticos es clave mencionar que estos gustan de las recompensas por su fidelidad a la marca. En cuanto a su proceso de compra, a estas personas les atrae que les recomiendes productos complementarios a los que buscan adquirir. Una estrategia que te puede ayudar mucho con estos es la de compartir opiniones positivas o reseñas de otros clientes.

7. Consumidor emocional

Pareja feliz luego de ir de compras

Las palabras consumidor emocional pueden llegar a confundirse con el popular consumir impulsivo, pero son diferentes. Incluso, hay que tener en cuenta que todos los tipos de consumidores están regidos por emociones, pero en este caso, la persona busca satisfacer una necesidad concreta. Estos quieren sentirse identificados con el producto en su totalidad y no racionalizará la acción de comprar porque es algo instantáneo.

Son arriesgados, abiertos a explorar nuevas opciones o marcas y se centran siempre en las soluciones. La mejor solución para conseguir atraerlos es el marketing emocional para así empatizar con ellos y cubrir necesidades afectivas. Los productos o servicios se convierten en sensaciones positivas como el amor, paz, confianza o seguridad.

Puedes leer también: Inteligencia emocional en el trabajo | La clave para ser exitoso

8. Consumidor explorador

Este público es consumidor ocasional, ya que solo cuando se les presenta una necesidad indagan en diferentes lugares para adquirir lo que quieren. Estos consumidores hacen una búsqueda muy específica, pues tienen muy claro qué es lo que desean. Además, esperan obtener de forma exacta lo que se les ofrece a través de la publicidad por lo que pueden desencantarse fácilmente.

De forma usual van en busca de la innovación, de explorar nuevas sensaciones y por encima de todo, momentos inolvidables. Así mismo, es posible que se involucren tanteo que se sientan parte de las marcas con las que interactúan. Si quieres atraerlos, tu web debe inspirar confianza y seguridad, a la vez que destaques los beneficios y las ventajas que obtendrá.

9. Consumidor cazaofertas

Mujer saliendo de una tienda en ofertas

Los buscadores de ofertas suelen ser muy pacientes y para nada impulsivos, ya que pueden esperar el tiempo que sea necesario para comprar lo que quieren más barato. Es obvio, siempre están buscando ahorrar y tienen muy claro cuáles son las épocas del año en las que los precios de los artículos que quieren bajan. Son muy pacientes y contrario a los impulsivos, las compras de último momento no existen para ellos.

Entre otras características también está que son muy analíticos y no guardan un vínculo muy estrecho con las marcas. Por supuesto, la mejor forma de atraerlos es con promociones exclusivas, las cuales podrán fidelizarlos en algún punto. Cupones, códigos de descuento, envíos gratis y liquidaciones son algunas herramientas que puedes emplear.

10. Consumidor indeciso

Entre las características de los consumidores que se han mencionado en anteriores puntos está la radicalidad en las decisiones. Sin embargo, entre los tipos de consumidores hay uno que es indeciso por la cantidad de ofertas que tiene al frente. Estos navegan por muchas páginas antes de tomar la decisión de comprar algo, por lo que comparan de gran manera.

Los indecisos tienden a analizar mucho cada uno de los detalles en el proceso de la adquisición de un bien. Todo esto se da por la gran cantidad de información a la que está expuesto en la red y por eso conseguir atraerlos es más complejo. Tu plataforma debe ser sumamente atractiva y contar un chat en el que puedan tener una guía para así tomar la decisión.

Los que has visto son diez tipos de consumidores que se pueden encontrar en el mercado, sin importar la industria. Está claro que puedes encontrar muchas clasificaciones, pero en esta intentamos abarcar la mayor cantidad de características de estos.

Palabras finales

Las formas de comprar que hay en la actualidad varían mucho de las que se empleaban hace 10 o 20 años. Sin embargo, los tipos de compra según el comportamiento del consumidor no suelen cambiar demasiado aunque sí pueden surgir nuevas vertientes. Por eso, tu tarea es averiguar a qué público quieres llegar para identificar cómo hacerlo.

Ten en cuenta que las herramientas tecnológicas son primordiales y debes acudir a ellas siempre que puedas. Hacer una investigación a profundidad sobre los tipos de necesidades del consumidor te garantizará hacer un trabajo de atracción más óptimo, el cual se convierta en ganancias. Así que, ten claro a quien quieres comprando tus productos y a partir de ahí tu plan ya tendrá una base sólida.

Recomendado: