Inteligencia emocional en el trabajo | La clave para ser exitoso

En cualquier entorno o contexto las emociones son una base esencial para el éxito humano. Las empresas de hoy se preocupan no solo por la experiencia laboral de sus empleados, sino también por cómo una persona puede desarrollar la inteligencia emocional en el trabajo. El hecho es que de la mano de esta capacidad vienen importantes cualidades como el trabajo en equipo, el liderazgo y la empatía. 

Si los empleados de una empresa conocen y gestionan mejor sus emociones, serán más receptivos a los sentimientos de compañeros, clientes o superiores, generando así más confianza, escucha activa y toma de mejores decisiones. Hoy aprenderás qué es la inteligencia emocional y cómo puedes empezar a adaptarla al entorno laboral de una organización. 

¿Qué es la inteligencia emocional en el trabajo?

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional en el trabajo no es más que un conjunto de habilidades psicológicas que definen la capacidad de identificar y gestionar emociones, tanto en la regulación de nuestro comportamiento y pensamiento, como en la forma en que nos relacionamos con los demás en el entorno laboral. 

Este tipo de inteligencia ayuda a comprender el ámbito emocional para poder tomar las decisiones correctas, crear un ambiente positivo, tener buenas relaciones sociales, contribuir a la resolución de conflictos y controlar los impulsos en una situación o problema particular. Se considera una habilidad que es del todo medible y puede ser desarrollada en cualquier persona. 

Las emociones permiten que las personas se conozcan a sí mismas y se conecten con el mundo, pero cuando se salen de control pueden causar serios problemas. Sin embargo, hay una manera de entrenarse para tener un mejor control en estas situaciones. 

Goleman dice que el 80% del éxito de las personas proviene de su inteligencia emocional, mientras que el 20% proviene de su inteligencia racional. Combinándolos juntos, es posible crear personas con capacidades y habilidades plenas para trabajar en armonía. 

Características de la inteligencia emocional en el trabajo

 Características de la inteligencia emocional en el trabajo

La inteligencia emocional tiene un impacto significativo en el desempeño, la experiencia laboral y el trabajo en equipo. Si quieres mejorar tu inteligencia emocional y ser un buen líder debes conocer cuáles pueden ser las virtudes de las personas con alta inteligencia emocional.

  • Prestan atención a las emociones: Las personas que han desarrollado esta inteligencia analizan sus emociones y las escuchan, no solo las sienten.  
  • Conocen sus sentimientos y no los reprimen: Estas personas son sinceras y leales, expresan sus sentimientos con claridad.  
  • Analizan sus proyectos y sueños: No viven en un sueño perpetuo, pero saben pensar cómo se sienten y si la meta es alcanzable.  
  • Siempre están equilibrados en sus acciones: Saben que todo tiene un lado bueno o malo, por eso dirigen su atención a cosas que pueden resolver o que les pueden ser útiles y de esta manera logran tener una buena administración emocional.  
  • No se toman nada personal: Cuando alguien los cambia o algo en su entorno no sale según lo planeado, analizan qué pueden estar haciendo mal y qué necesitan mejorar en el futuro.  
  • Critican sus acciones por sí mismos: Las emociones no los controlan, controlan lo que deciden hacer con ciertos sentimientos, reconocen cuando algo se intensifica.  
  • Se fijan en los sentimientos de los demás: Siempre intentan empatizar con sus compañeros en cuanto a cómo expresan sus sentimientos. Por lo tanto, se llevan mejor con los demás.  
  • Siempre conocen gente nueva: A través de otros, conocen diferentes puntos de vista y comparten más con quienes son compatibles con ellos.  
  • Tienen una motivación constante: Estas personas con inteligencia emocional en el trabajo se contentan mucho cuando sucede algo que les gusta. No se preguntan por qué las cosas viejas ya no los motivan, pero siempre están buscando formas de reponer sus sentimientos con nuevas experiencias. 

Importancia de la inteligencia emocional en el trabajo

Importancia de la inteligencia emocional

Hoy en día, las empresas buscan profesionales que puedan controlar, identificar y gestionar sus propias emociones y los sentimientos de los demás, pero… ¿por qué es importante la inteligencia emocional en el trabajo?

La inteligencia emocional dentro de la empresa juega un papel fundamental en todos los niveles de la jerarquía; poder conocerlos te permite ser un líder, tener un buen ambiente laboral y lograr los objetivos de la empresa. 

Se ha observado que las personas en posiciones de liderazgo tienden a beneficiarse bastante de la inteligencia emocional, en especial, porque una alta inteligencia emocional les permite ayudar a los subordinados a lidiar con el estrés y los desafíos u otros sentimientos negativos que puedan tener. 

De manera general, los empleados con alta inteligencia emocional tienen la capacidad de comprender, motivar y ayudar a sus colegas, fortalecer las relaciones laborales, responder a las necesidades, aumentar la productividad, aprender de los errores, gestionar el trabajo estresante y resolver conflictos entre empleados, proveedores y clientes. 

La inteligencia emocional en las organizaciones juega un papel decisivo. Por ejemplo, otro de los beneficios de la inteligencia emocional en el trabajo es que en cualquier proceso de negociación se requiere una interpretación precisa del estado emocional del interlocutor, así como la capacidad de descubrir aspectos de interés común.

En este sentido, la inteligencia emocional es fundamental porque nos permite reconocer los sentimientos a través del habla y el lenguaje no verbal de la otra persona, y también nos ayuda a no confundir metas con claridad.  

Cuando hablamos de la importancia de la inteligencia emocional en las empresas, también hablamos de aprender a adaptarse al cambio y ser resiliente. Dado que en las empresas se da prioridad a las habilidades emocionales, no se tiene en cuenta el número de títulos o certificaciones que puede recibir un candidato, sino su capacidad para desarrollar las herramientas emocionales. 

Consecuencias de la falta de inteligencia emocional en el trabajo

Falta de inteligencia emocional

Las personas con baja inteligencia emocional no siempre son conscientes de esto. Ven cuántas áreas de sus vidas no están funcionando de la manera que ellos quieren, pero no pueden averiguar la razón exacta.

Sin embargo, el motivo está en ellos mismos, y en parte en su inteligencia: la cual nos hace comprender y gestionar de manera correcta nuestras emociones y nos permite ver y escuchar los sentimientos de los demás. Ahora bien, ¿cuáles son los signos de falta de inteligencia emocional en el trabajo?  

1. Incapacidad para comprender los sentimientos de otras personas

No es que no les importe cómo se sientan los demás, sino que no pueden entender cómo una situación en particular crea una emoción en otra persona. De hecho, pueden sentirse enojados cuando ven a otros con sentimientos negativos. 

2. Creen que la otra persona es demasiado sensible

Las personas con baja autoestima encuentran que los demás son demasiado sensibles. Piensan que en su equipo de trabajo muestran demasiado los sentimientos o se enojan por cualquier razón. 

3. Atribuyen sus errores a otros

Culpan a los demás por las cosas negativas que le suceden o por aquello en lo que fracasan. No asumen la responsabilidad porque no sienten lo mismo. 

4. No saben equilibrarse

Cuando experimentan emociones intensas, no saben cómo lidiar con ellas y se abruman. Esto sucede porque no saben diferenciar entre una emoción intensa o una insignificante, por lo que no tienen ningún entrenamiento para lidiar con ellas. 

5. Malas relaciones

No tienen las habilidades para cultivar relaciones exitosas en sus vidas, ya sea como pareja, amigo, con la familia o compañeros de trabajo. 

6. No alcanzan sus metas

Los planes de acción suelen estar bien elaborados y los objetivos no están definidos de forma lógica. 

7. Están a la defensiva

Creen que los comentarios hechos en su contra tienen la intención de ofenderlos. Tienden a ver todo como ofensivo y no comprenden las críticas constructivas.  

8. El contacto social los agota

Las relaciones son complejas para ellos, por lo que tienden a cansarse de manera fácil. Por esta razón, a veces pueden sentirse tentados a evitar relacionarse. 

Cómo utilizar la inteligencia emocional en el trabajo: 5 estrategias

Estrategias de inteligencia emocional en el trabajo

Si puedes desarrollar con éxito la inteligencia emocional en el lugar de trabajo, esta será tu herramienta más poderosa para construir buenas relaciones laborales. Este es un aprendizaje que se aplica no solo en los negocios, sino también en las relaciones personales. 

En su libro Inteligencia emocional, Daniel Goleman enumera cinco rasgos importantes que te pueden ayudar a descubrir cómo manejar y conocer las estrategias de inteligencia emocional en el trabajo: 

1. Descubrir y saber quién eres en realidad, te permitirá identificar tus miedos, debilidades, fortalezas, sentimientos y emociones. Al conocerlos, será más fácil manejarlos, actuar de la manera correcta y corregir lo que salió mal. El autoconocimiento es fundamental para la inteligencia emocional.  

2. A menudo es difícil controlar las emociones, en especial en el trabajo. El autocontrol te permitirá reaccionar de forma positiva ante condiciones adversas, resolver conflictos, ser más flexible, adaptarte a los cambios sin efectos negativos.  

3. La motivación es importante en las empresas, tanto a nivel individual como colectivo. Una persona que fomente el logro de metas y la superación de desafíos garantizará que todos los empleados trabajen con una mente más aguda y un mejor comportamiento durante la jornada laboral.  

4. Las personas que desarrollan empatía tienen una mayor inteligencia emocional; ponerse en el lugar de la otra persona y darse cuenta de cómo las acciones o los comportamientos pueden afectar las emociones, ayuda a fortalecer las relaciones entre los empleados y el trabajo en equipo y no ver a los compañeros de trabajo como competidores.  

5. Establecer buenas relaciones sociales y una buena comunicación con los compañeros permite el desarrollo de actividades profesionales en un entorno laboral ideal; a menudo, las relaciones laborales son parte de la vida personal. 

Cómo mejorar la inteligencia emocional en el trabajo: 8 pasos

Mejorar la inteligencia emocional

La inteligencia emocional puede motivarnos, dándonos la capacidad de afrontar posibles frustraciones, controlar nuestros impulsos y regular nuestros estados de ánimo para facilitar la convivencia con los demás a nivel familiar y profesional. Si quieres mejorar tu inteligencia emocional en el trabajo, te recomendamos los siguientes pasos: 

1. Conoce los sentimientos

Según los investigadores de la Universidad de Glasgow, hay cuatro emociones principales: alegría, tristeza, ira y miedo, y todas las demás emociones que el ser humano pueda sentir se derivan de ellas. 

Para desarrollar la inteligencia emocional laboral es importante ser lo más específico posible al nombrar sus sentimientos o al pedirle a alguien que describa sus sentimientos. Esto te ayudará a comprender lo que en realidad está sucediendo. 

2. Descubre las emociones que impulsan tus acciones

Emociones en el trabajo

A menudo, tendemos a estar desconectados de nuestras emociones debido a experiencias negativas por las que hemos pasado, y pensamos que apagar las emociones es lo mejor para protegernos. Sin embargo, los resultados de la supresión emocional son, con exactitud, lo opuesto a la felicidad.  

En cualquier situación, detente un momento y piensa en los sentimientos que te impulsan a actuar. De forma gradual, comprenderás de dónde provienen tus sentimientos y cuanto más consciente seas de ellos, menos impulsivas serán tus acciones. Con la inteligencia emocional puedes escucharte a ti mismo y reconocer que esto te trae felicidad. 

3. No realices juicios

Los sentimientos son el reflejo de una situación, por lo que es importante comprenderlos y saber por qué los manifestamos de cierta manera. Tener inteligencia emocional no tiene nada que ver con idealizar los sentimientos, ya que no son ni buenos ni malos, son solo indicadores que te ayudarán a ver más allá: 

  • El miedo puede relacionarse con la falta de recursos en una determinada situación. 
  • Por otro lado, la ira surge de una violación de derechos o necesidades y te pone a la defensiva u ofensiva.  
  • La tristeza indica la pérdida de algo valioso para ti y te prepara para superar esta ausencia. 
  • La alegría surge de situaciones que te hacen feliz. 

4. Ten en cuenta el lenguaje corporal o fisiológico

Ten en cuenta el lenguaje corporal

Para mejorar la inteligencia emocional en la vida laboral es importante tener en cuenta que la escucha activa es una habilidad social que te ayudará a equilibrar y mantener las emociones en el trabajo. Escuchar a alguien no se trata solo de lo que dice, sino también de identificar lo que nos dice con su cuerpo. 

Debes estar atento a los gestos, miradas, expresiones e incluso arrebatos, porque el cuerpo tiene un mecanismo que se activa con las emociones: 

  • Los brazos cruzados indican malestar.  
  • La ansiedad se puede manifestar con el morderse las uñas.  
  • La piel enrojecida es característica de la ira o la timidez. 

Aprender sobre la relación entre el cuerpo y las emociones te ayudará a comprender lo que podría estar sucediendo, así como también, podrás entender la causa del desequilibrio de la inteligencia emocional en el contexto laboral. 

5. Recuerda que todo está en la mente

Las acciones se rigen por pensamientos que pueden surgir inconscientemente si no sabemos reconocerlos. Pero si los conoces, podrás ajustar tu pensamiento y controlar tus emociones en un momento dado. En realidad, los seres humanos sentimos de acuerdo a lo que creemos, por lo tanto, no dejes que tus emociones te controlen, tú puedes decidir qué pensamientos quieres y cuáles no. 

6. Practica la meditación

Meditar mejora la inteligencia emocional

Hay muchos tipos de meditación que te ayudarán a desarrollar tu inteligencia emocional y esto es posible porque la meditación te ayuda a controlar tu respiración. Y si te preguntas ¿qué tiene esto que ver con la inteligencia emocional?

De hecho, tienen mucho que ver, porque si aprendes a manejar tu respiración en situaciones estresantes, tu cerebro no producirá cortisol, la hormona que se produce cuando el cerebro no se está oxigenando de la manera adecuada. Como consecuencia, muchos sabios creen que la inteligencia emocional radica en saber respirar y estar alerta.   

7. Registra tus sentimientos

Otro ejercicio para desarrollar la inteligencia emocional es escribir cómo te sientes. Describir tus sentimientos y escribirlos en un papel te ayudará a entenderte a ti mismo. No debes olvidar que aprender a manejar tus emociones podría influir en tu bienestar de una manera muy positiva. 

Los escáneres cerebrales muestran que registrar los sentimientos en un cuaderno puede reducir la actividad de la amígdala, que es responsable de la intensidad de los sentimientos. De esta forma, esta práctica diaria permite trabajar la autoconciencia y la regulación emocional. 

8. Expresa tus sentimientos con confianza

Expresar la inteligencia emocional

La comunicación asertiva es uno de los pasos esenciales en la búsqueda de cómo aplicar la inteligencia emocional en la empresa. La fórmula general para expresarte es: «Yo siento (la emoción) cuando tú haces (conducta) en determinada situación». Sin embargo, no olvides tener en cuenta los siguientes puntos: 

  • Identifica con precisión los sentimientos.  
  • Expresa tus sentimientos en primera persona.  
  • Transmite el comportamiento que causó esos sentimientos, no la intención con la que crees que se realizó la acción (no juzgues). 
  • Termina diciendo lo que quieras, pero evita usar oraciones que comiencen con «usted» y continúen con un reclamo o acusación. 

Frases de inteligencia emocional en el trabajo

Objetivo de la inteligencia emocional en el trabajo

La inteligencia emocional no solo es fundamental para comprendernos a nosotros mismos, sino que también nos ayuda a construir relaciones con los demás. La empatía o la resolución de conflictos es un aspecto atractivo de la inteligencia emocional, y mejorarla puede ser muy útil en todo tipo de situaciones, ya sea en el trabajo, en casa o cuando se busca relacionarse. 

A través de las siguientes citas de inteligencia emocional, seremos capaces de obtener una comprensión más profunda de esta habilidad y de todo lo que nos puede aportar saber cómo controlar y gestionar nuestras emociones de forma eficaz. 

La clave es la identificación de las emociones

«Mi mensaje para todos es el mismo: que, si podemos aprender a identificar, expresar y aprovechar nuestros sentimientos, incluso los más desafiantes, podemos usar esas emociones para ayudarnos a crear vidas positivas y satisfactorias».  

El psicólogo Mark Brackett nos sugiere en términos de psicología emocional que una de las claves para manejar nuestras emociones es saber reconocerlas y poder clasificarlas de manera apropiada. 

Puedes elegir cómo reaccionar

Con la inteligencia emocional puedes manejar tus sentimientos

«Cómo reaccionas emocionalmente es una elección en cualquier situación». 

Uno de los secretos de la importancia de la inteligencia emocional lo ofrece una de estas frases de bienestar de la psiquiatra estadounidense y autora Judith Orloff. Podemos elegir cómo nos sentimos acerca de cada situación en la que nos encontremos. 

El éxito y la inteligencia emocional

«Si sus habilidades emocionales no están en sus manos, si no tiene conciencia de sí mismo, si no puede manejar sus emociones angustiantes, si no puede tener empatía y tener relaciones efectivas, entonces no importa cuán inteligente sea, no va a llegar muy lejos». 

El psicólogo Daniel Goleman, padre de la inteligencia emocional, revela que, para tener éxito en la vida esta habilidad es más que necesaria. Así que trabajar en ello es importante para lograr todos tus objetivos. 

No debes ser controlado por tus emociones

Inteligencia emocional

«Cuando un hombre es presa de sus emociones, no es su propio amo». 

Benedict de Spinoza fue un filósofo que consideró muchos aspectos del comportamiento humano. Una de las citas sobre las emociones revela que una persona que no sabe controlarlas o manejarlas pierde el control de su vida. 

El diálogo interno

«Quizás el momento más liberador de mi vida fue cuando me di cuenta de que mi autodesprecio no era producto de mi insuficiencia, sino más bien producto de mis pensamientos». 

Nuestras emociones y nuestro diálogo interior, es decir, lo que pensamos, influyen muchísimo en la forma en que experimentamos la vida. Por tanto, una frase de ayuda espiritual de la autora y activista Vironika Tugaleva puede ser el pequeño estímulo que con desesperación necesitamos para poner fin a este tipo de conversación interior.

Caso práctico de inteligencia emocional en el trabajo

Ejemplo de inteligencia emocional

Cuanto más grande sea la empresa, más líderes inteligentes necesita para ayudar a resolver problemas que, a menudo, vienen con fallas en la comunicación y pueden llevar mucho tiempo. Un jefe con inteligencia emocional puede acortar de manera significativa este tiempo al encontrar la emoción detrás del problema, que es esencial en el contexto.  

En este sentido, las habilidades intuitivas de un CEO pueden resultar muy útiles. Los directores ejecutivos emocionalmente inteligentes pueden llegar al meollo del asunto. Veremos un ejemplo contemporáneo en el caso de una institución conocida con una larga trayectoria: 

Coca-Cola

coca-cola

Después de vender con éxito el mismo producto sin cambios durante casi 100 años, Coca-Cola decidió cambiar las cosas. La receta secreta de Coca-Cola nunca había variado desde su invención en 1886, excepto en 1903, cuando se retiró una pequeña cantidad de cocaína. Pero en 1985, después de una prueba secreta de mercado de 190.000 consumidores, la dirección de Coca-Cola descubrió que una Coca-Cola nueva, más ligera y más dulce podía competir con más éxito con Pepsi. 

Esta nueva invención no fue bien recibida por el público, de hecho, resultó ser una de las más grandes pérdidas de la marca. Como consecuencia, encontramos que el fallo de esta nueva idea fue no haber realizado un estudio previo a su clientela. No obstante, Coca-Cola logró reorganizarse y convertir el aparente fracaso en una excelente estrategia de marketing.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Sea cual sea el resultado final, la baja precisión de las pruebas de los consumidores se debe a la falta de inteligencia emocional sobre este proyecto en particular, en una empresa que ha tenido éxito en otros aspectos. Las pruebas de consumo están bien organizadas, pero carecen de profundidad en el estudio del componente emocional. Los consumidores estadounidenses tienen un apego especial a Coca-Cola y en el experimento no lograron capturar esta profunda conexión.  

Aplicación de la inteligencia emocional en el trabajo en equipo

coca cola y sus tipos de cultura organizacional

Si los evaluadores del mercado tuvieran una mejor inteligencia emocional y si tuvieran en cuenta los sentimientos de los consumidores y sus papilas gustativas, este gran error podría haberse evitado. Goizueta, quien fue director general de la compañía hasta su muerte, y sus compañeros, tuvieron que admitir su error ante los ataques que habían recibido.

Pero Goizueta pudo convertir el fracaso en un éxito al reformar el antiguo producto en la Coca-Cola Clásica y presentarlo al público junto con su nuevo hermano, la Nueva Coca-Cola. Roberto Guizueta, como líder emocionalmente inteligente, reaccionó de manera inmediata a la caída en la tabla de ventas.  

En lugar de adoptar una postura defensiva, abrazó la nueva realidad y la incorporó a la curva de éxito en curso de Coca-Cola. Gran parte del éxito de Goizueta se debe a su capacidad para comunicarse con sus empleados, es un experto en comprender las reacciones de los demás y comunicarse con ellos con una mentalidad progresiva. 

Pero, ¿cuál es la moraleja? Es necesario integrar todos los departamentos en un esfuerzo de equipo común para lograr los mejores resultados posibles. Desde el incidente de New Coca-Cola, la compañía ha invertido mucho esfuerzo para volverse más dinámica y entender que más que causar emociones en la empresa también es importante hacerlo con sus clientes, convirtiéndose en una de las diez empresas con mejor desempeño en los últimos años. 

Palabras finales 

La inteligencia emocional en la administración es un activo valioso. Se ha demostrado que los empleados con mayor inteligencia emocional pueden cooperar mejor con los demás, lidiar con el estrés relacionado con el trabajo, resolver conflictos en las relaciones laborales y aprender de los errores personales pasados. 

Una empresa que vela porque la inteligencia emocional en el lugar de trabajo sea constante y coherente, asegura que sus empleados sean capaces de trabajar juntos en tareas con la máxima eficacia y aumenta sus posibilidades de éxito en los resultados. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here