Pensamiento Futurista | Crear el presente de las empresas desde el futuro

El pensamiento futurista o «Future Thinking» es una perspectiva que ayuda a sustentar estratégicamente las acciones de hoy como forma de preparación para el mañana. No se trata de adivinar lo que puede pasar, sino de proyectar los futuros posibles para abordar los retos que estos puedan suponer, desde el presente.

Para comprender mejor este tema, y el papel que tiene en las organizaciones, en Negocios y Empresa entrevistamos al futurist coach y creador de la iniciativa Smartfutures, José Laguado. Este coach futurista tiene más de 23 años de experiencia en diversos cargos en Colombia, la región andina y América Latina transformando empresas, marcas, negocios y redes colaborativas. Además, es gerente de Synergy del Caribe, así como conferencista y docente universitario.

José, muchas gracias por abrirle tu tiempo a este espacio. En primer lugar, me gustaría preguntarte ¿Qué es o qué hace exactamente un coach futurista?

Coach futurista Jose Laguado

Primero te digo lo que no hacemos: ni leer el tarot, ni el café, ni el tabaco, ni las cartas. Lo que sí hacemos es ayudar a comprender, visualizar y fabricar futuros; esto es, ampliamos las posibilidades de observar la información, crear nuevos significados y tomar decisiones conscientes. A diferencia de otro tipo de coaching o de coaches que se enfocan en «hacer cosas diferentes» para crear nuevos resultados, los coaches futuristas nos orientamos a darle un giro estructural al sistema de creencias y a la visión del mundo.

Ni leemos el tarot, ni el café, ni el tabaco, ni las cartas. Lo que sí hacemos es ayudar a comprender, visualizar y fabricar futuros.

¿Cómo esta forma de pensar, enfocando el presente desde el futuro, puede impactar a las organizaciones?

La gran mayoría de las empresas están centradas en el corto plazo, en los resultados inmediatos que X o Y plan o iniciativa pueden crear. El «gerente futurista», ese que desarrolla un sentido amplio del campo de posibilidades que trae el futuro en 5, 10 o 15 años, crea múltiples escenarios desde los cuales puede tomar decisiones en el presente.

Dicho de otra manera, es como si inventaras varias realidades empresariales en simultánea y luego haces apuestas para concretar cuál de esas realidades quieres materializar. En un sentido práctico, es crear nuevos modelos de pensamiento en los equipos, liberar la creatividad e innovación, incrementar la productividad y, por supuesto, producir resultados que hasta ese momento no existían.

[…] es crear nuevos modelos de pensamiento en los equipos, liberar la creatividad e innovación, incrementar la productividad y, por supuesto, producir resultados que hasta ese momento no existían.

¿Cuáles son los beneficios de adoptar esta perspectiva en una empresa?

Equipo de trabajo reunido desarrollando estrategias enfocadas al future thinking

Lo primero, ayuda a poner al ser humano en el principio y fin de las cosas en términos de calidad de vida, bienestar e impacto familiar. Segundo, se convierte en una poderosa invitación para fabricar resultados que a la luz de otros parecerían imposibles de lograr. Tercero, permite a los líderes manifestar atractivas visiones que consolidan equipos de alto desempeño. Y lo cuarto, crea un ambiente laboral que favorece la transformación empresarial.

¿El pensamiento futurista va enlazado con la planeación estratégica de la compañía? ¿O desde qué niveles de una organización se puede adoptar esta perspectiva futurista en las empresas?

El futuro y la estrategia van de la mano, convergen en múltiples puntos siendo antagonistas en algún momento y herramientas complementarias en otros. Bien lo dices, es un modelo de pensamiento más que un plan en el que se consolidan milimétricamente todas las variables.

En ese sentido, por ejemplo, en el corto plazo existen los pronósticos (o forecasts); a mediano plazo, la planeación estratégica tradicional; y a largo plazo, lo que llamamos futurismo estratégico. Esa perspectiva es aplicable a cualquier nivel organizacional en la cual se encuentre el talento humano inmerso, ya que el futuro estratégico de la empresa se conjuga con el futuro estratégico del personal y viceversa.

¿Este modelo tiene alguna repercusión en la jerarquía de las organizaciones o en la forma en que se aprecian los recursos humanos?

¡Totalmente! El ser humano se convierte en el centro de las iniciativas. Sean los clientes, proveedores, trabajadores, todos, al menos hasta ahora, son seres humanos con anhelos de futuros, de mejorar su calidad de vida en todos los ámbitos. Quizás, la primera gran repercusión sea la de pasar del «recurso humano» como algo finito a ver al «ser humano» como algo infinito.

¿Cuáles son las características de un líder con este enfoque, y qué ventajas trae para su equipo de trabajo?

Hombre señala en un tablero con fichas las acciones estratégicas a desarrollar en el presente de cara al futuro

Los líderes futuristas tienden a ser líderes humanistas. Dicen que antes que ser líderes somos seres humanos y ello enfatiza la necesidad de rescatar el valor humanista en un creciente ambiente economicista. Estos líderes se enfocan en el crecimiento integral de los equipos en todos los sentidos: resultados del negocio, sostenibilidad familiar, proyección personal y profesional. También se observa una sustancial mejora en los canales de comunicación y en los contextos de confianza que permiten pasar de lo ordinario a lo extraordinario.

[…] antes que ser líderes somos seres humanos y ello enfatiza la necesidad de rescatar el valor humanista en un creciente ambiente economicista.

¿Cómo es el proceso para que una organización empiece a cambiar su perspectiva por una futurista?, ¿por dónde se empieza? ¿Cómo es el trabajo con las personas?

Considero que el primer paso está en desarrollar «Inteligencia Contextual» como una habilidad diagnóstica que ayuda a los líderes a crear estrategias inteligentes en nuevas situaciones y a alinear las tácticas con los objetivos.

Para todos los lectores de Negocios y Empresa, pueden ingresar a este link (https://smartfutures.com.co/curso/inteligencia-contextual/) para saber más sobre el tema. En lo personal utilizo varias herramientas. Una de ellas es la técnica RIR, esto es, ante un reto crear escenarios de innovación para producir nuevos resultados.

Otra herramienta es un modelo propietario de transformación organizacional la cual tiene inmersa una profunda orientación a la gestión de la incertidumbre, la perspectiva estratégica y la información como generador de consciencia individual y colectiva.

¿Cómo es el proceso de toma de decisiones cuando se mira el presente desde el futuro y en qué se diferencia de otros modelos tradicionales?

La manera más sencilla de explicarlo es la siguiente: hagamos algo o no hagamos nada, igual, algún futuro sucederá. Esto es lo que llamamos «futuros posibles» lo que sucederá independientemente si tomamos decisiones o no. Muy distinto a comenzar a influir de manera direccionada, elegida y consciente un futuro probable basado en nuestras decisiones.

Yo digo que la vida que llevamos es producto de las decisiones que tomamos momento a momento; dada esa decisión, un futuro se comienza a fabricar con cierto grado de probabilidad; y la otra alternativa es diseñar y construir futuros inteligentes (Smartfutures). Esto es, lo que declaramos que suceda de manera elegida en tiempo presente. Todo esto en un ejemplo:

Mujer reflexiona sobre su presente mirando hacia el futuro

Tome o no una decisión acerca de la empresa, algo pasará con el negocio (futuro posible).

Dado, planifico y tomo algunas decisiones acerca del mercado, las finanzas y el talento, es probable que tenga algún grado de éxito con los nuevos productos/servicios (futuro probable).

Entiendo los problemas de mis clientes y observo qué esperan como valor agregado; analizo las tendencias basadas en datos locales, regionales e internacionales; encuentro una o varias posibilidades para crecer exponencialmente mi negocio; no tengo el dinero, aun así, hago una apuesta por el éxito (futuro inteligente).

Para ti, ¿cuáles son las razones por la que una empresa debe apostar por este cambio de pensamiento?

Simple. El mundo determinista como lo habíamos concebido antes, se transformó. Cientos de empresas cerraron (y cerrarán), no porque perdieron clientes o se les acabó el dinero, sino, porque no comprendieron cuáles fueron las fuerzas del cambio ante la coyuntura y cuáles oportunidades surgían en el camino.

Déjame darte un ejemplo: decir que estoy en el negocio de restaurantes es distinto a decir que estoy en el negocio de las experiencias gastronómicas y muy diferente a que estoy en el negocio de la alimentación social; 3 posibilidades, 3 futuros distintos, cada uno de ellos parte tomando una decisión en el presente.

¿Qué repercusión tiene este enfoque en las finanzas de las organizaciones?

La más importante de todas: crear sostenibilidad de los ingresos y el incremento de la rentabilidad. Está comprobado científicamente que las empresas que aumentan en un 5% su productividad, incrementan la rentabilidad hasta en un 20%. ¿No te parece maravilloso ese escenario? Eso genera mayor empleabilidad, mayor bienestar para las familias y nuevas oportunidades educativas. A eso le llamamos diseñar y construir futuro para las nuevas generaciones en tiempo presente.

Palabras finales

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Hombre parado en la cima de una escalera cuyas paredes forman un angulo que se asocia con la visión empresarial

El «Future Thinking» repercute positivamente en diferentes aspectos de las empresas, como poner al ser humano en el centro, mejorar la comunicación, la productividad y la rentabilidad. Además, contribuye a crear un ambiente laboral que favorece la transformación, entre muchos otros aspectos.

Recuerda que, tal y como el coach futurista José Laguado plantea, alguno de los «futuros posibles» sucederá, así se tomen decisiones o no. Si lo que quieres es un futuro consciente para tu organización, la manera de conseguirlo es empezar a influir hoy, de manera estratégica y direccionada, a partir de la toma de decisiones.

Recomendados: 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here