Innovación empresarial | Sin innovación no hay mejora y sin mejora no hay evolución

La innovación empresarial se ha convertido en el motor de las compañías más exitosas del mundo. Sin innovación no hay mejora y sin mejora no hay evolución. Por lo tanto, las organizaciones que no innovan están condenadas a estancarse.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de innovación empresarial? Lo primero que viene a la mente son aparatos modernos que realizan actividades inverosímiles. Sin embargo, esa imagen es un cliché porque lo innovador no está solamente en la tecnología, sino prácticamente en cualquier aspecto de la organización.

Estamos en una época de grandes cambios, en la que se compite de manera feroz y, por lo mismo, la lucha por sobrevivir depende en gran medida de la capacidad para innovar. En este artículo vamos a hablar acerca de ese importante factor, que viene marcando la diferencia en el mundo actual.

¿Qué es innovación empresarial?

Empresaria con laptop pensando en conceptos de innovación empresarial

La innovación empresarial es una actividad mediante la cual se introduce un cambio en algún aspecto de la empresa. Sin embargo, no todo cambio constituye una innovación en estricto sentido. Para que lo sea, debe cumplir con dos condiciones:

  • Implica una transformación en el modelo de negocio, los procesos, la organización como tal, los productos o servicios, y/o en la comercialización.
  • Supone la introducción de algo completamente nuevo, o significativamente mejorado.

El concepto de innovación empresarial no está referido exclusivamente a la introducción o mejoramiento de tecnologías, como suele pensarse. Lo que la define es que se trate de una modificación suficientemente significativa y que mejore las condiciones de la empresa.

De otro lado, es importante tomar en cuenta los objetivos de la innovación empresarial. Además de introducir una mejora, lo que se busca al innovar es hacer el negocio más eficiente, conseguir una mejor posición en el mercado y/o incrementar la competitividad de la empresa o negocio.

Características de la innovación empresarial

La innovación empresarial es una actividad que introduce diferencias significativas con respecto al estado anterior de la empresa y busca resultados que sean sostenibles en el tiempo.

Además de esas características generales de la innovación empresarial, también hay otras que subyacen a las ya señaladas. Son las siguientes:

Incertidumbre

La incertidumbre es consustancial a la innovación empresarial. Por más que se realicen estudios y estimaciones, nunca existe la certeza de que una buena idea vaya a funcionar como se espera. Esto aplica en especial para un entorno como el actual, con un alto dinamismo.

Burbujas de voz con signos de interrogación

A veces una innovación aplicada con éxito en una empresa tiene resultados completamente diferentes en otra. Así que siempre que se toma la decisión de innovar hay que afrontar algún grado de incertidumbre, lo cual inhibe a muchos emprendedores. Sin embargo, cuando el proceso se lleva a cabo de la forma adecuada, suele generar importantes beneficios.

Estructura organizativa

La estructura organizativa facilita o bloquea los procesos de innovación. A su vez, estos impactan en mayor o menor medida dicha estructura. Las organizaciones que son más flexibles, horizontales y participativas promueven y asimilan mejor los cambios importantes.

A su vez, lo ideal es que la organización facilite el trabajo en equipo y la generación de ideas para que se le pierda el temor a lo nuevo y, en cambio, la innovación comience a formar parte de la cultura empresarial.

Inversión

Toda innovación supone la inversión de recursos. Por lo tanto, solo es conveniente adelantarla cuando la estimación del retorno de la inversión, o ROI, sea lo suficientemente atractiva. Las cifras cuentan de forma decisiva y por eso nunca deben perderse de vista. Por más atractiva que pueda ser la novedad, no se justifica si no está soportada en un análisis financiero responsable.

Efectos secundarios

La innovación por sí misma es fruto del conocimiento y, a su vez, genera conocimiento. Es casi seguro que este termina siendo aprovechado, de una u otra manera, por la competencia. Por lo tanto, y dependiendo de la naturaleza de la innovación, lo adecuado es que se proteja legalmente de las copias, usos o aprovechamientos que puedan hacer de él otras organizaciones.

La importancia de la innovación empresarial

Lo que se busca con la innovación empresarial es obtener una ventaja frente a los competidores, mediante un mejor ajuste a las necesidades de los consumidores. Innovar no es solo hacer las cosas de manera diferente, sino también hacerlas mucho mejor.

En la innovación es fundamental la incorporación de una propuesta de valor eficaz. De lo contrario, solo se hablaría de un cambio, o una renovación, pero no de un proceso innovador como tal.

En el mundo actual, en donde existe una alta competencia, los procesos de innovación no son solamente un factor positivo, sino una necesidad. Por eso, las empresas más exitosas no innovan de forma aislada, sino que tienen políticas de innovación continua.

Por lo anterior, lo habitual es que en todos los procesos se incorporen mecanismos para la generación de conocimiento, el aprovechamiento de las nuevas tecnologías y la creación de mecanismos que propicien oportunidades para innovar.

Una mano de robot toca una mano humana como símbolo de innovación empresarial

Ventajas y desventajas

En principio, la innovación empresarial genera grandes ventajas, precisamente porque se trata de un proceso orientado a la mejora. Sin embargo, en algunos casos también es posible que debido a ella se requiera menos mano de obra y, por lo tanto, termine afectando el empleo.

Esto también tiene su lado positivo, en la medida en que permite liberar a la empresa de burocracia y acelera los procesos. Sin embargo, supone que eventualmente haya un impacto social negativo.

La innovación es más fácil de llevar a cabo en las startups y en las pequeñas empresas, lo cual constituye una ventaja para ellas. Por su tamaño o baja complejidad son más flexibles y, en esa medida, pueden adoptar los cambios más rápidamente y de forma más profunda. De hecho, los procesos de innovación suelen ser una de las ventajas que les permiten posicionarse en un mercado altamente competido.

De otra parte, una posible desventaja de la innovación es que requiere de personal más calificado, pero no todas las empresas lo tienen o lo pueden pagar. Esto requiere de un análisis a fondo.

Finalmente, lo usual es que la innovación traiga consigo un aumento en la demanda. Por lo tanto, la empresa debe estar en capacidad de responder a esa nueva exigencia. Esto se convierte en una ventaja o en una desventaja, dependiendo de la naturaleza de cada compañía.

Tipos de innovación empresarial

Trabajo en equipo y símbolos de innovación empresarial

Hay varios tipos de innovación empresarial y, a su vez, varias maneras de clasificarlos. En términos generales, hay tres categorizaciones que aplican en este caso: según el alcance, según el modelo o según el proceso en que se lleve a cabo. Veamos esto con mayor detalle.

Según su alcance

Desde el punto de vista del alcance, la innovación empresarial se clasifica en dos grandes categorías: incremental y radical. Veamos cada una de ellas.

Innovación incremental

Se habla de innovación incremental cuando se crea valor sobre un producto o servicio ya existente. En otras palabras, cuando se le hacen mejoras significativas a algo que ya existe. El cambio puede ser pequeño, pero el incremento en su funcionalidad o eficacia debe ser notorio.

Esta es una de las estrategias de innovación empresarial que, por lo general, aplican las grandes compañías. Estas tienen una reputación sólida y deben mantenerla; también cuentan con una buena cuota de mercado que deben conservar. Un buen ejemplo de ello es la incorporación de cámaras a los teléfonos celulares.

Innovación radical

La innovación radical corresponde a los casos en los que se incorpora al mercado un producto o servicio completamente nuevo, de tal modo que se genera un punto de inflexión, es decir, un antes y un después.

La innovación radical es la más escasa y también la que tiene mayor riesgo. Por lo mismo, es la que mayores utilidades o más grandes fracasos puede generar. Un buen ejemplo de este tipo de innovación es Amazon, que se aventuró a la venta virtual cuando Internet mismo era una realidad incipiente.

Según el modelo

La innovación en las empresas se puede llevar a cabo de diferentes maneras. Esto da lugar a varios tipos de innovación:

Bombillas con conceptos de innovación empresarial

Individual

Aunque no es el mejor, sí es el modelo de innovación más extendido. Tiene lugar cuando la innovación es fruto de la habilidad y trabajo de una persona específica. Por lo general, esa persona es experta en algún tema o se dedica exclusivamente a investigar y generar ideas dentro de una empresa.

Algunas empresas, como Google, por ejemplo, valoran mucho la innovación individual. Por lo mismo, en esa compañía el personal cuenta con un 20 % de su tiempo laboral para desarrollar iniciativas propias; esto es, investigaciones, ensayos o pruebas no dirigidas por la multinacional.

Continua

Tiene lugar cuando la empresa incorpora la innovación como uno de sus objetivos permanentes, en todas las áreas de la organización. Este tipo de innovación es fruto del trabajo en equipo. Lo usual es que siempre se trabaje en conjunto y que haya tareas específicas para generar conocimiento y aprovecharlo.

Coca-Cola es una compañía que trabaja con este modelo. Tienen los ojos puestos en la mejora continua, antes que en el desarrollo radical de nuevos productos. El resultado es una oferta dinámica en la que siempre se está ofreciendo algo nuevo al consumidor sin apartarse de los productos esenciales.

Disruptiva

Este tipo de innovación equivale a la innovación radical en la clasificación que vimos anteriormente. Representa un punto de quiebre y no es frecuente, por lo cual es también la que tiene mayor potencialidad de ganancia.

Durante las últimas décadas, la experiencia ha demostrado que este tipo de innovación surge de pequeños equipos, por lo general jóvenes y al margen de las grandes empresas. Las startups se han convertido en el semillero de este tipo de innovaciones.

Relacionado: Innovación Disruptiva | Una batalla por la supervivencia empresarial

Según el proceso

Finalmente, los tipos de innovación empresarial también pueden catalogarse en función del proceso sobre el cual se aplican. El teórico Jay Doblin hizo una interesante clasificación y, desde su punto de vista, encontramos las siguientes categorías.

Empresaria dibuja íconos de cerebro y red de negocios

Ganancias o beneficios

Se le conoce como profit model y corresponde a un modelo innovador en términos de ganancias. Aplica sobre los precios, el costo o la cantidad. A partir de esas variables, y con base en un modelo algebraico, se hacen simulaciones para establecer qué cambios incrementan la rentabilidad.

Relacionado:

Red

La innovación en red busca crear sinergias con otras empresas para nutrirse de la experiencia, las capacidades y el talento que se comparte. En este modelo, la innovación es fruto de un intercambio productivo con otras organizaciones que incluso pueden ser de la competencia.

Estructura

Tiene que ver con las acciones que lleva a cabo la organización para gestionar su talento interno y potencializar los procesos de innovación en el mismo. De este modo, desde el reclutamiento y en todas las etapas se crean condiciones estructurales para que el personal innove.

Proceso

Es el tipo de innovación empresarial que se centra en la evaluación y el cambio continuo en los procesos para optimizarlos de forma creciente. Es propia de los sectores con elevado volumen de competencia, en tanto que, en esas condiciones, mejores procesos marcan frecuentemente la diferencia.

Rendimiento del producto

Corresponde a las actualizaciones o extensiones en un producto ya existente, o en la creación de un nuevo producto. El proceso se orienta al desarrollo de ventajas competitivas y es comúnmente empleado en las empresas de tecnología.

Sistema de producto

En este caso la innovación está orientada a crear productos y servicios complementarios para añadir valor a productos o servicios específicos. Es habitual que se apliquen conceptos como interoperatividad y modularidad, ya no para desarrollar un producto, sino para crear un sistema de producto que le resulte atractivo al cliente.

Cubo luminoso en medio de cubos apagados

Servicio

Tiene lugar cuando la innovación se enfoca hacia las mejoras en el sistema de soporte y de atención al cliente. El objetivo es mejorar la experiencia del consumidor, ofreciendo garantías frente a la utilidad y el valor de la oferta. En términos generales, se busca generar productos o servicios que sean más fáciles de probar, usar y disfrutar.

Canal

Corresponde a los casos en los que se innova para que los clientes puedan comprar lo que deseen o necesiten, cuándo y cómo quieran, con amplia gama de opciones. Crear una tienda física o un comercio online forman parte de este tipo de innovación.

Marca

En este caso se emplean estrategias de innovación para que los usuarios se sientan más atraídos por la firma, la reconozcan mejor o la recuerden con más facilidad. Se busca introducir uno o varios factores motivacionales para que el consumidor prefiera la marca, por encima de la competencia.

Compromiso con el cliente

Opera sobre la forma como la empresa se comunica e interactúa con el cliente. En este caso, se innova para facilitar e incrementar la interacción con los clientes, conocerlos mejor y estar más al tanto de sus expectativas y necesidades.

Ejemplos de innovación empresarial

Una mujer pone detergente en la lavadora

Son muchas las innovaciones empresariales que han tenido fuerte impacto en el mundo de los negocios. Algunas de ellas resultan un verdadero modelo, del cual se puede aprender mucho.

Dos de los ejemplos de innovación empresarial son Whirlpool y Tim Hortons. Veamos cómo lograron introducir y consolidar importantes innovaciones.

Whirlpool, un ejemplo a examinar

A finales de los años 90, Whirlpool estaba en crisis. Sus ventas tenían un gran estancamiento y debido a la reducción de ingresos tuvieron que despedir al 10 % de su personal.

Desde 1999 David Whitwam se convirtió en CEO de la compañía y llegó pisando firme. Lo que hizo, en pocas palabras, fue cambiar radicalmente el enfoque de la compañía: ya no se orientaría a la fabricación de los productos, sino en el consumidor. Además, se iniciaría un proceso de innovación en todas las áreas del negocio.

Whitwam impulsó decididamente una filosofía de innovación centrada en el consumidor. Esta se extendió desde los más altos niveles de la compañía hasta los cargos más modestos. Comenzaron a surgir las ideas y con ellas vinieron varias transformaciones. En el año 2000 se lanzó la línea de lavadoras Duet de Whirlpool. Estas tenían un diseño mucho más atractivo y elegante que las anteriores.

Cada unidad pudo ser vendida a un precio tres veces superior al de sus antecesoras. El valor de las acciones de la compañía creció en un 31 % y Whirlpool recuperó su dinámica. Después vinieron muchas otras innovaciones, todas ellas basadas en la misma filosofía. En 2016 la empresa obtuvo nueve premios a la innovación; y en 2017, seis galardones.

Tim Hortons y la innovación en marketing

Tim Hortons es una cadena de cafeterías con sede en Canadá. Se especializa en café, donuts y bollería industrial. Aunque era la marca favorita de los canadienses, con el ingreso de importantes competidores en 2007, comenzó a decaer. Los gustos de los consumidores empezaron a cambiar y esto dejó en aprietos a la empresa. Era momento de innovar.

No hemos podido validar tu suscripción.
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Fachada de tienda Tim Hortons-ejemplo de innovación empresarial

Ofrecían un café exquisito y muy apreciado, pero desde hacía 50 años empleaban la misma fórmula. Aunque eran un estandarte de la tradición, llegó un momento en que esto no era suficiente. Iniciaron entonces un proceso para conocer en detalle los nuevos gustos y las nuevas expectativas de los clientes.

Cinco años después, en 2012, lanzaron una nueva marca de café: el Dark Roast (tostado oscuro). Fue todo un desafío porque significaba introducir una gran innovación en una marca que respiraba tradición por todos sus poros. Para superar las barreras acudieron a una acción muy creativa: permitieron que la gente probara el nuevo café en sitios que estaban completamente a oscuras.

El método movió la curiosidad de los consumidores, que llegaron masivamente a las tiendas nuevamente. El resultado fue un éxito total. Durante el primer año lograron vender 85 millones de tazas del nuevo café. Lograron superar a su principal competidor, Starbucks, y volvieron a reinar en el mercado canadiense.

Palabras finales

Mano toma una bombilla con imagen de cerebro dentro

La innovación empresarial es un factor decisivo en el mercado actual, en tanto que está directamente relacionada con el aumento de la competitividad. Esto es vital para la supervivencia, si se toma en cuenta que estamos en un entorno dinámico que exige cambios continuos y no perdona a los que no se adaptan.

Para innovar no es necesario realizar grandes inventos, ni mucho menos. Se puede innovar en los procesos, las tecnologías, la apariencia, la forma de llegar al usuario, etc. No todos esos cambios tienen que ser disruptivos. Lo que sí esperan la mayoría de los consumidores es que las empresas les ofrezcan novedades de forma relativamente continua.

La innovación empresarial supone un esfuerzo por pensar diferente. Más importante que los mismos resultados es la actitud innovadora. Las nuevas ideas están en cualquier parte y lo que se debe hacer es crear las condiciones para que surjan y se expresen. Promover una cultura empresarial que fomente la creatividad y la generación de conocimiento es una apuesta que no tiene pérdida.

Relacionado

Fuentes de apoyo

  • Villegas, R. V., & Varela, R. (2001). Innovación empresarial: arte y ciencia en la creación de empresas. Pearson educación.
  • Castrillón, M. A. G., & Mares, A. I. (2013). Innovación empresarial, difusión, definiciones y tipología: Una revisión de literatura. Dimensión empresarial, 11(1), 45-60.
  • Molano, C. G., & Campo, J. L. M. (2014). Gerencia estratégica e innovación empresarial: referentes conceptuales. Dimensión empresarial, 12(2), 107-116.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here