Big data en las empresas | ¿Para qué sirve y cómo aplicarlo?

Las redes sociales, la geolocalización, las cookies de los navegadores… a través de internet se acumula una cantidad enorme de datos en formato digital. ¿Qué sucede con esta información? Por lo general, son datos poco estructurados cuyo volumen, variabilidad y velocidad de crecimiento dificultan su procesamiento mediante métodos convencionales. Así pues, el big data en las empresas es la solución que permite extraer la inteligencia necesaria y darle valor.

El big data es una más de esas tecnologías emergentes que poseen el potencial de transformar las empresas. Estamos frente a una nueva revolución que introduce grandes oportunidades y, al mismo tiempo, importantes retos para nuestras compañías.

No obstante, para la mayoría de las organizaciones es todavía complicado entender qué beneficios puede aportarle el big data y cómo incorporar esta tecnología a su modelo de negocio. La solución a estas problemáticas la traemos hoy. ¡Continúa leyendo!

¿Qué es el big data y para qué sirve?

big data y herramientas

Big data es el término que se refiere a cómo manejar la gran cantidad de datos disponibles para poder guardar, analizar, procesar y crear valor y conocimiento. ¿Qué se busca con todo esto? De esta forma, es posible conseguir directrices que conduzcan a una mejor toma de decisiones y acciones de negocio estratégicas.

¿Para qué sirve el big data en las empresas?

La clave del big data está en qué hacen las organizaciones con los datos. Podemos disponer de mucha información que si no sabemos cómo utilizarla, no tiene ningún valor.

En muchos casos se adopta para una gestión eficiente de los recursos (materiales o humanos), gracias a un análisis detallado de grandes volúmenes de datos de la empresa: facturación, clientes, productos, fechas, etc.

De manera general, esta tecnología genera análisis que conducen a mejorar la toma de decisiones y realizar movimientos de negocios estratégicos. A continuación, listamos una serie de actividades que evidencian el uso del big data en las empresas. ¡Échale un vistazo!

Análisis predictivo

El big data es una herramienta que permite anticiparse al comportamiento del mercado. En este sentido una de las principales aplicaciones del big data en las empresas es la detección de tendencias, lo que permite estimar la demanda futura de los usuarios. ¿Cómo funciona esto?

Se observan los clientes a gran escala y se conocen y estudian sus preferencias detectando patrones de comportamiento. Así pues, se generan modelos predictivos para nuevos productos y servicios.

Un ejemplo simple es el caso de las cadenas de supermercados. A través de los datos del histórico de compras de sus clientes, personalizan los correos electrónicos directos a sus consumidores.

Netflix, es una de las compañías que recoge los gustos e intereses de sus usuarios para así hacerse una idea de cómo serán recibidas sus próximas series. En dependencia de la información recepcionada toman decisiones sobre sus futuros proyectos.

Otro ejemplo, esta vez un poco más particular, es el referente al mantenimiento predictivo de equipos: electrodomésticos, motores de aviones, trenes, automóviles, etc. A los productores les interesa saber qué fallos se obtendrían y dentro de qué tiempo.

Para ello emplean sensores que les permiten recoger datos sobre el funcionamiento de sus aparatos. De esta forma pueden anticiparse a posibles errores y determinar cuándo será necesario realizar el próximo mantenimiento.

Experiencia del cliente

El estudio del cliente ha demostrado ser lo más adecuado para fidelizarlo y dirigir las acciones de negocio hacia el éxito. ¡Ahora es más fácil que nunca! El uso de las nuevas tecnologías ofrece una visión clara de la experiencia del cliente. Esto acarrea múltiples beneficios a la empresa como, por ejemplo, la oportunidad de segmentar a los clientes según sus preferencias.

El big data permite recopilar información de las visitas de la página web, redes sociales, registros de llamadas y otros orígenes de datos. De este modo, es posible perfeccionar la experiencia de interacción, así como optimizar el valor que se ofrece, reducir las tasas de abandono de los visitantes, gestionar incidencias de forma proactiva, etc. El objetivo que se persigue es mejorar la experiencia del cliente, fidelizarlo y obtener una mayor clientela.

¡Un ejemplo! Gracias a la triangulación de los datos de sus clientes, Spotify conoce qué canciones son más sonadas en un verano, los momentos preferidos de las personas para escuchar música y en qué áreas geográficas se concentran mayores usuarios.

Recursos humanos de las compañías

dados formando un árbol que simulan los recursos humanos de una empresa

Aunque todo indica al análisis de lo externo de la empresa, el big data también se usa para recoger información en lo que respecta a lo interno de la organización, por ejemplo, los empleados.

Se analiza la información y a través de un estudio descriptivo es posible detectar perfiles de las personas que abandonan la compañía, conocer conformidades y no conformidades de los trabajadores con la empresa, entre otros análisis.

Como consecuencia, se realizan proyectos para disminuir la rotación laboral y favorecer la motivación y compromiso de los miembros de la empresa. Incluso, el big data se puede aplicar para lograr una selección del personal más estratégica, al establecer perfiles de candidatos aceptados y calcular su probabilidad de éxito.

Cadena de suministros

El big data se está utilizando cada vez más para optimizar los procesos de negocio en las empresas. Un proceso que se beneficia bastante es el de la cadena de suministros y la optimización de rutas de reparto.

Gracias al posicionamiento geográfico y sensores de identificación por radiofrecuencia se integran datos de tráfico en tiempo real. Esto permite realizar un seguimiento de las mercancías y vehículos de reparto y, además, optimizar las rutas.

Sistemas de alerta inteligentes

El big data también se utiliza en las empresas para sistemas de alertas que recogen y procesan datos, ofreciendo pronósticos o predicciones temporales sobre su acción y posibles efectos.

Por ejemplo, este tipo de mecanismo ha sido aplicado en la Bolsa para avisar sobre picos y caídas inesperadas de las cotizaciones. Otro caso pudiera ser en el sector público, donde los sistemas de alertas se utilizan en la gestión de riesgos o emergencias, desastres naturales, etc.

Detectar fraudes

Los requisitos de conformidad y los contextos de seguridad están evolucionando todo el tiempo. En este sentido, existen herramientas big data en las empresas diseñadas para prevenir fraudes a partir de situaciones como la alteración de patrones de compra de clientes.

Mediante el acceso a datos y su análisis en tiempo real, esta tecnología posibilita respuestas inmediatas que minimizan los daños. Incluso, establece modelos predictivos que permiten anticiparse a situaciones de riesgo.

Impulso de la innovación

La gestión de los datos abre nuevas vías de negocio encaminadas a la innovación. Gracias al análisis de las interdependencias entre instituciones, procesos, entidades y personas, es posible determinar formas novedosas de emplear dicha información.

Las posibilidades son ilimitadas: mejorar las decisiones financieras y las consideraciones de planificación, implementar precios dinámicos, desarrollar nuevos servicios y productos, etc.

Importancia del big data en las empresas

importancia del big data en las empresas

La aplicación del big data empresarial aporta en esencia una capa de inteligencia al negocio. Trabajar de la mano de esta herramienta te ofrece más oportunidades de implementar cualquier movimiento de negocio, ya sea de crecimiento o de solución.

Las empresas que optan por esta tecnología utilizan sus datos para tener una perspectiva más realista sobre lo que está ocurriendo con su negocio y no tomar decisiones basadas solo en intuiciones. Así, podrán ofrecer al mercado productos y servicios alineados con las necesidades y deseos de los clientes y mejorar o, por lo menos, mantener su cuota de mercado.

¿Cuáles son los beneficios del big data en las empresas?

Las técnicas y herramientas para analizar el big data están sufriendo un claro aumento de la demanda debido al valor que tienen para las organizaciones. Veamos algunas ventajas del big data en las empresas:

Servicio de mejora

Las circunstancias creadas con el big data ofrecen disponibilidad para adquirir, almacenar y procesar un gran volumen de datos. Por lo tanto, perfeccionan la capacidad de análisis, descubrimiento, predicción, y planificación por parte de la empresa.

Feedback en tiempo real

El hecho de disponer de los datos en tiempo real, permite una reacción rápida. Por ejemplo, conocer el estado de un lanzamiento o el resultado de una estrategia al instante. Además, es posible reducir la latencia en los procesos críticos de la organización.

Aprendizaje automático

Los datos son una de las causas de este proceso. Las máquinas en vez de programarse pueden aprender gracias a la disponibilidad de big data para generar modelos de aprendizaje automático.

Reducción de coste

tijera cortando papel con la palabra costo

Las grandes tecnologías de datos, como Hadoop y el análisis basado en la nube, aportan importantes ventajas en términos de costes cuando se trata de almacenar grandes cantidades de datos, además de identificar maneras más eficientes de hacer negocios.

Conocimiento del mercado

A través de múltiples canales se obtiene una visión 360° de los clientes actuales y potenciales. Esto permite localizar ventanas de oportunidad, lo que implica adelantarte a las necesidades de los consumidores, detectando tendencias de consumo o desajustes en materia de atención al cliente. En resumen, esto equivale a disponer de una ventaja competitiva.

Eficiencia en la toma de decisiones

Para empezar, los análisis predictivos permiten a la organización ser más eficaz y trabajar de manera proactiva. A modo general, disponer y entender mayor información permite tomar decisiones empresariales más acertadas y con mayor rapidez.

Tecnología de presente y futuro

El big data ofrece una gran oportunidad para la constante innovación. Además, está en evolución y lo más posible es que en un futuro no muy lejano será esencial para las empresas. Es por esto que cada vez más compañías apuestan por la transformación digital.

¿Cómo aplicar big data en una empresa?

big data en empresas

Hoy en día cada vez son más las empresas que están tomando conciencia de la importancia de los datos como recurso estratégico. Pero ¿cómo hacer exitosos los proyectos con esta iniciativa? Estos 4 pasos que se presentan a continuación explican qué es necesario tener en cuenta para la adopción del big data en las empresas.

1. Definir dónde y para qué usar el big data

Muchas de las primeras empresas que adoptaron esta tecnología, gastaron tiempo y recursos en implementarla. No obstante, una vez que terminaron se dieron cuenta que no tenían del todo claro qué hacer con ella. ¡Grave error!

Lo primero que deben cuestionarse los gestores de negocio antes de implementar una nueva tecnología es qué objetivos se persiguen y para qué. De igual modo sucede con el big data. Esto puede ser un paso complejo pues reinventarse no suele ser fácil, implica tener creatividad, ser competitivo y poseer visión empresarial.

2. Identificar los datos necesarios y los algoritmos analíticos

En primer lugar, se debe hacer un levantamiento de la data que genera o recolecta la organización. Esto nos permitirá averiguar entonces qué otros datos necesitamos tener para el nuevo negocio o servicio que definimos en el paso anterior. Se deben tener en cuenta tanto los datos internos de la empresa como si hay que capturarlos en internet, redes sociales o recurrir a otros proveedores.

Luego se selecciona el tipo de algoritmo que permitirá soportar el negocio. Pueden ser algoritmos para analizar volúmenes muy grandes de información, para utilizar en situaciones de tiempo real, para analizar datos estructurados, para analizar texto, imágenes o video, etc.

3. Tecnología

Una vez que ya sabemos qué algoritmos y qué datos son necesarios para cubrir el caso de negocio, podemos definir los requerimientos exactos que vamos a necesitar desde el punto de vista tecnológico.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Para utilizar el big data, las empresas necesitan nuevas herramientas y tecnologías que puedan abarcar la complejidad de datos no estructurados y en continua expansión. Las principales que utilizan las empresas para maximizar sus rendimientos son: Hadoop, NoSQL, Spark, Storm, Hive, R y D3.js.

4. Management de big data

Como cualquier otro cambio, comenzar a utilizar big data en una empresa va a necesitar un meditado y planificado proceso de gestión del cambio. Por tanto, será necesario definir lo siguiente: ¿quién liderará el proyecto? Identificar los perfiles necesarios: arquitecto big data, ingeniero de datos, data scientist, business analyst, etc.

Además, definir bien sus roles y responsabilidades de los miembros y el presupuesto económico del proyecto. ¿Qué nivel jerárquico y competencias tendrá el equipo? ¿Cuál será su marco de operaciones en la empresa? Son otras de las interrogantes a las que se le deben dar respuesta en esta etapa.

Palabras finales

El análisis del big data es una revolución en el seno de las tecnologías de la información, de ahí que el uso de su término esté de moda en el entorno empresarial. Ya sea por desconocimiento o por falta de competitividad, aún muchos no comprenden por qué es importante el big data en las empresas. Por este motivo, nuestro sitio hace su contribución para alumbrar a sus lectores.

Sean complejas o sencillas las operaciones internas de una organización, siempre tienen un margen de mejora que puede traducirse en grandes ahorros en términos de tiempo y dinero. El big data nos ayuda pues lleva a cabo un análisis constante de nuestros procesos de negocio. Estos datos permiten generar información de valor que apoya la toma de decisiones operativas, detectando margen de mejora y pudiendo reaccionar mejor frente a imprevistos.

Cualquier empresa puede mejorar sus estrategias, pero si se tiene en cuenta el enfoque del público objetivo, estas serán más efectivas. En este sentido, el análisis del big data es una tendencia al alza imparable. En definitiva, un uso eficiente de esta tecnología girará en torno a la mejora de los beneficios empresariales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here