Análisis CAME | Aprende qué es y cómo implementarlo en tu negocio

No es sorpresa para nadie que la gestión de cualquier empresa es un trabajo complejo y dentro de ello, la toma de decisiones es una tarea que acarrea grandes consecuencias. Por lo tanto, esta debe estar fundamentada en herramientas prácticas que muestren la situación de la empresa tanto en lo interno como en lo externo. A propósito, ¿sabes qué es un análisis CAME?

De hecho, la matriz CAME es la herramienta que hoy te traemos. Se trata de una potente arma de gestión del cambio organizacional. Permite crear estrategias de reacción frente a cambios del entorno a través de los recursos internos de la compañía.

Con certeza debes querer encaminar tu negocio al éxito, por lo que conocerla es una información de oro que necesitas obtener. Sin más, si continúas leyendo podrás descubrir qué es y cómo realizar la matriz CAME.

¿Qué es la matriz o análisis CAME?

análisis CAME

La matriz CAME es una herramienta estratégica complementaria a la matriz FODA (DAFO). ¿Por qué decimos esto? A menudo, en las empresas se llevan a cabo estudios para analizar la situación del negocio, pero no se implementa ninguna estrategia y, por lo tanto, el trabajo se queda a medias. Por tanto, aquí es donde entra a jugar la metodología de la que te hablamos.

El análisis CAME de una empresa tiene como objetivo ayudar a determinar, de una forma clara, una serie de propuestas de mejora. Estas se enfocan tanto en mantener lo bueno que ya tiene tu negocio como en optimizar todo aquello que no te está beneficiando. Así pues, se generan las estrategias adecuadas que garantizan la continuidad y el crecimiento de la organización.

¡Eso sí! Este estudio no puede desarrollarse por sí solo. Necesita partir de los distintos aspectos identificados en el análisis DAFO: las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tu empresa. Si quieres sacar el máximo partido de las conclusiones extraídas de la matriz DAFO, ¡CAME es el indicado!

En resumen, ambas herramientas trabajan de forma conjunta y simultánea. Así pues, permiten que el responsable de la empresa o proyecto, pueda tomar las mejores decisiones, teniendo en cuenta argumentos reales basados en la situación actual.

Estrategias del análisis CAME

palabra estrategia

CAME es el acrónimo de Corregir, Afrontar, Mantener y Explotar. Este análisis trabaja en dos entornos muy definidos y complementarios: el entorno de la empresa y el mercado que la rodea. En función de la situación de cada uno de ellos, el estudio CAME define 4 estrategias posibles donde cada una de ellas responde a una necesidad.

Las estrategias tienen su origen en la combinación de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades detectadas en el análisis DAFO. Presta atención a cuáles son las combinaciones:

1. Corregir las debilidades explotando las oportunidades. Estrategias de Reorientación (O+D):

Cualquier negocio en un momento dado puede necesitar un cambio de rumbo. ¿Qué significa esto? Puede ser optar por una estrategia distinta a la que llevaba hasta ese momento o incluso cambiar su modelo de negocio de forma radical. Siempre y cuando estas acciones garanticen su permanencia en el mercado.

A propósito, de esto es de lo que se trata la estrategia de reorientación. Esta intenta corregir las debilidades que llevaron al negocio a su situación actual. Por tanto, aprovecha las nuevas oportunidades presentadas por el mercado.

¡Veamos un ejemplo! La empresa no posee una certificación en Responsabilidad Social Empresarial (debilidad) y la tendencia del consumidor es exigir a las empresas ciertos comportamientos éticos (oportunidad).

Por ello, una estrategia de reorientación sería obtener una certificación ISO y establecer una estrategia de comunicación sobre las actividades de Responsabilidad Social Empresarial que desarrolla la empresa.

2. Afrontar las amenazas corrigiendo las debilidades. Estrategias de Supervivencia (A+D).

Un error que en ocasiones cometen los gestores de negocio es no reconocer o subestimar las amenazas en el mercado. Las estrategias de supervivencia buscan reducir o eliminar las amenazas que el entorno ofrece, impidiendo que estas crezcan y se conviertan en debilidades. Además, estas últimas se deben mejorar para evitar que continúen afectando al negocio.

Las estrategias de supervivencia suponen un gran riesgo y en muchas ocasiones se emplean en momentos críticos. Un ejemplo sería lanzar una nueva línea de negocio cuando gran parte de los componentes de la cartera de productos de la empresa se encuentra en fase de declive por determinadas amenazas.

¿Cuáles serían estas amenazas? Por ejemplo, el cambio de gustos por parte de los consumidores, la aparición de nuevas tecnologías en las que la empresa no es pionera, etc.

3. Mantener las fortalezas afrontando las amenazas del mercado. Estrategias Defensivas (A+F)

Las estrategias defensivas son propias de negocios consolidados que cuentan con grandes fortalezas y las hacen valer frente a los posibles competidores. Este tipo de estrategia del análisis CAME aúna fortalezas y amenazas.

Es decir, mantiene a toda costa las fortalezas o ventajas competitivas del negocio y las emplean para afrontar las amenazas que se vayan originando en el mercado. Un ejemplo muy sencillo sería reforzar la imagen de marca para hacer frente a la entrada de nuevos competidores.

4. Explotar las oportunidades del mercado manteniendo las fortalezas. Estrategias Ofensivas (F+O)

Se trata de emplear las fortalezas para aprovechar al máximo las oportunidades que se originen en el entorno de la empresa. Ten en cuenta que las fortalezas nacen del interior de la empresa, en cambio, las oportunidades vienen dadas por el exterior.

Esto representa una estrategia ofensiva y para que la entiendas mejor te proponemos un ejemplo. La idea puede ser desarrollar nuevos mercados exteriores si tu empresa posee la fortaleza de disfrutar de experiencia internacional. Además, tiene la oportunidad de nuevos mercados en crecimiento, los que aún no ha explotado.

Las estrategias ofensivas -también conocidas como de ataque y posicionamiento en el mercado– por lo general se recomiendan emplear en la fase inicial del negocio.

Se apoyan en la diferenciación del mercado y buscan las oportunidades que el mismo ofrece. Es por ello que son ideales para PYMEs o startups. Así pues, las acciones van dirigidas a favorecer el crecimiento del negocio y lograr posicionarse con rapidez.

¿Cuál es la mejor estrategia CAME para tu negocio?

Es probable que tu empresa necesite implementar más de una estrategia de las que sugiere el análisis CAME. Pero, por lo general, no se recomienda efectuar todas las que hagan falta a la vez, sino centrar los recursos en la más crítica.

En este caso, ¿qué orden de prioridad debes establecer? ¿Cuál estrategia debes seleccionar para llevar a cabo? Estas son preguntas habituales y lógicas que todo gestor de negocio debe hacerse tras analizar la situación actual de la empresa.

Será precisamente él, el que defina los criterios para seleccionar una estrategia para poder conseguir los objetivos definidos al principio del análisis DAFO. Aun así, algunos criterios comunes para la selección de la estrategia son:

  • Presupuesto
  • Tiempo
  • Personal requerido
  • Conocimiento suficiente
  • Impacto de la estrategia en el tiempo

Este último es, posiblemente, un factor determinante. ¿A qué se debe esto? La mayoría de las veces resulta más viable seleccionar una estrategia más costosa o que requiere mayor tiempo. Esto, siempre y cuando el impacto positivo que generará es más importante que el del resto de las estrategias o es decisivo para el negocio.

¿Cómo hacer un análisis CAME?: pasos

matriz del análisis CAME

El análisis CAME se realiza a través de una matriz de 2×2, donde se presentan 4 estrategias posibles que combinan los factores de la matriz DAFO.

La verdad es que este tipo de análisis no es complicado desarrollarlo. No obstante, para ello es fundamental que tengamos muy claro dónde estamos y a dónde queremos llegar.

A modo de resumen y teniendo en cuenta todo lo que hemos detallado anteriormente, se pueden definir 3 pasos fundamentales para hacer un análisis CAME. Estos son los siguientes:

Analizar los resultados de la matriz DAFO

Según los datos que arrojó la matriz DAFO, se analizan las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Luego se seleccionan cuáles de ellas son más importantes teniendo en cuenta el impacto que originan en el negocio.

Asociar estrategias

A cada una de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades seleccionadas previamente se le asocian estrategias para corregirlas, afrontarlas, mantenerlas o explotarlas, según lo que aplique en cada caso. Para facilitar esto debemos confrontar fortalezas y debilidades con oportunidades y amenazas y realizarnos las siguientes preguntas:

  • Fortalezas vs oportunidades:

¿Nos permiten las fortalezas internas aprovechar las oportunidades que nos provee el entorno?

  • Debilidades vs amenazas:

¿Nos impiden las debilidades internas hacer frente con garantías a las amenazas existentes o futuras?

  • Fortalezas vs amenazas:

¿Nos permiten las fortalezas internas hacer frente a las amenazas que se ciñen sobre nosotros?

  • Debilidades vs oportunidades:

¿Nos impide las debilidades internas aprovecharnos de las oportunidades que se nos presentan?

Una vez respondidas las preguntas anteriores habremos definido la situación actual para poder afrontar los desafíos presentes y futuros. Toca ahora seleccionar cuál va a ser la estrategia para continuar el análisis.

Definir las acciones

Una vez seleccionada la estrategia ahora tienes que definir qué acciones corresponden. Cuando tengas esto, ya solo queda calendarizar las acciones a implementar con responsable, coste, fecha, objetivo a cumplir y métricas a considerar.

Un ejemplo de análisis CAME

figura que ilustra el análisis CAME

A continuación, te proponemos un ejemplo sencillo de un negocio local que vende ropa, para que veas cómo se implementa todo lo que hemos analizado hasta ahora.

Debilidad: El negocio tiene un sitio web. Pero, en un momento en el que los clientes cada vez más hacen sus compras por internet, no posee una tienda Online.

Corregir: Se utilizará una estrategia de reorientación que estará enfocada en digitalizar el negocio. Para ello se diseñará una estrategia de ventas en internet, por ejemplo, creando un eCommerce y/o una cuenta en Amazon (u otros marketplaces).

De esta forma podrá comenzar a vender online y crecer más allá de lo que un negocio local permite, aprovechando la sociedad digitalizada e interconectada que hoy impera.

Amenaza: Recientemente se abrirá un centro comercial en una zona cercana a la tienda de ropa. Por lo tanto, esto representa una amenaza ya que puede causar una disminución de las ventas.

Afrontar: Se llevará a cabo un estudio sobre esta nueva competencia para identificar sus debilidades o carencias. Estas se enfrentarán con la actualización del plan de marketing, ya que esta parte del negocio hoy representa una debilidad.

Fortaleza: Los trabajadores que comprende el negocio se distinguen por ser muy profesionales y, además, los clientes son bastante fieles.

Mantener: El negocio se enfocará en reforzar la clientela. Para ello harán campañas para atraer y fidelizar clientes, así como regalos para consumidores especiales. Además, impartirán capacitaciones a su personal en temas relacionados con la atención al cliente y los incentivarán con comisiones por venta.

No hemos podido validar tu suscripción.
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Estas acciones se llevarán a cabo debido a la importancia que ha cobrado hoy en día la satisfacción de los clientes. Consolidar esta esfera del negocio representará evitar futuras amenazas en este campo tan importante.

Oportunidad: La logística ha mejorado mucho y se han acortado los plazos de entrega de productos comprados por Internet. Por otro lado, debido a las nuevas tecnologías y el WIFI, cada vez más personas realizan sus compras en tiendas online o marketplaces.

Explotar: Aprovechando el conocimiento adquirido a lo largo de los años que lleva el negocio en marcha y las ventajas que le aportará el nuevo eCommerce, invertirán en un nuevo plan de marketing digital que potencie la visibilidad online de la marca.

Relacionado: Estrategias de marketing digital | 7 estrategias online para impulsar tu negocio

Palabras finales

Corregir cualquier procedimiento que esté obstruyendo el cumplimiento de los objetivos trazados por una empresa es una responsabilidad que todo gestor debe tener presente. De ahí que sean tan valiosas estas herramientas como la matriz DAFO, PESTEL y en especial, la que hoy hemos analizado: CAME.

En este caso, el análisis CAME es la continuación lógica de la DAFO y te permite actuar sobre los aspectos que con la aplicación de la misma logras identificar. Es decir, evitar las amenazas, convertir las oportunidades en fortalezas, potenciar estas últimas y eliminar las debilidades.

Estas metodologías te ayudarán a ordenar la información que necesitas para el crecimiento de tu negocio. Te permitirán establecer prioridades y argumentar la toma de decisiones que debes afrontar cada día. Ahora sí, ¿qué esperas para aplicarlas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here