Cómo negociar el salario | Consejos que te ayudarán

Una oferta de trabajo siempre es una buena noticia, no obstante, puede transformarse si viene acompañada de una mala propuesta salarial. En casos como estos es inevitable preguntarnos cómo negociar el salario.

Sabemos que uno de los momentos más incómodos de una entrevista es cuando llega la parte de negociar el salario. Sin embargo, debes afrontar este tema de la manera correcta. El secreto está en darte el valor personal y profesional que te mereces a la misma vez que el deseo de mejorar tus condiciones económicas no provoca que pierdas una gran oportunidad.

Esto suena muy bonito pero seguro que ahora mismo te preguntas cómo es posible lograr este equilibrio. Así pues, ¿quieres saber cómo negociar el salario y no salir con las manos vacías? En este artículo te lo contamos.

Cómo negociar el salario inicial

Aprende cómo negociar el salario inicial sin perder la oferta laboral

Por lo general, las empresas miden el rango salarial de sus candidatos por medio de las habilidades y competencias profesionales de la persona en cuestión. Sin embargo, existen algunas formas específicas para saber cómo negociar el salario en un nuevo empleo.

Es muy normal que sientas que por ser recién egresado o tener poca experiencia, solo debes aceptar el salario inicial que te ofrecen. Esto es un error, ten en cuenta que incluso un pequeño ascenso puede representar un aumento y cambios en tus finanzas. Por tanto, hoy te ayudaremos a aprender cómo negociar el sueldo en una entrevista con solo 6 pasos:

1. Pregúntate qué es lo peor que puede pasar

Existen muchas razones para ponerse nervioso al momento de negociar el sueldo y tratar asuntos económicos, esto se puede deber a la falta de confianza en uno mismo e incluso tener miedo al rechazo. Pero es importante que tengas en cuanta que existe el derecho de recibir lo justo por las actividades que una determinada persona realice.

Cualquier entrevistador apreciará tu valentía y confianza, en vez de darle tantas vueltas al asunto y pensar la mejor manera de cómo negociar el sueldo, debes comenzar por perder el miedo y arriesgarte.

Relacionado:

2. Prepárate en el tema

Comienza a reflexionar el período por el cual has pasado y cuáles han sido los mejores resultados que has logrado obtener hasta ahora. Además, piensa en qué momento sucedió y cuál fue el proyecto más relevante que realizaste en equipo. Esto no solo te va a ayudar a tener más confianza en ti mismo, sino a tener la justificación indicada para tu solicitud.

Puedes realizar una especie de feedback con respecto a las experiencias anteriores y a los beneficios que le puedes aportar a la empresa.

3. Investiga tu valor profesional

El mercado laboral esta en constante cambio debido a las actualizaciones del día a día. Por ello, tu perfil debe estar estructurado de acuerdo con las tendencias actuales. Es necesario que conozcas el valor de alguien como tú en el ámbito profesional.

Otra forma de medir el salario es buscar trabajos para puestos similares al tuyo en sitios de búsqueda de trabajo, ya que muchos de ellos, como LinkedIn, brindan información que puede ayudarte a descubrir qué ofrecen otras empresas para tu puesto.

También puedes hablar con un consultor de selección ya que ellos negocian un salario diario y pueden asesorarte mejor sobre qué pedir.

4. Busca el salario promedio para tu profesión

Para acercarte a tu salario inicial ideal por ciudad e industria, es importante investigar a fondo las cantidades sugeridas que se pueden encontrar en varios sitios de trabajo, tales como:

  • Payscale: en este portal puedes encontrar informes de nómina de empleados según el puesto, la experiencia laboral, la ciudad y otros criterios.
  • Salary.com: al igual que Payscale, permite a los candidatos comparar y contrastar ofertas de trabajo por palabra clave.
  • Glassdoor: Este portal no solo publica información salarial para empresas y puestos específicos, sino también testimonios de empleados actuales y anteriores. Estos te permitirán conocer no solo sobre salario, sino también sobre las actividades que puedes realizar en un puesto de trabajo específico.

5. Aprende a negociar

No es necesario ser un buen negociador para cerrar un trato, pero conocer los conceptos básicos puede ser de gran ayuda.

  • Aprenda a escuchar: la escucha activa muestra respeto y genera confianza.
  • Reconoce sus objeciones: «No tenemos el presupuesto en este momento» es una frase común para poner fin a este tipo de negociación. Sin embargo, puedes continuar la conversación reconociendo las objeciones y hacer preguntas adicionales como «¿sabe cuándo estará disponible el presupuesto?» o «¿cuál es el plan de desarrollo del equipo?» antes de llegar a algún tipo de compromiso o alternativa.
  • Mantén la calma, no te sientas presionado a aceptar la primera oferta.
  • No sientas la necesidad de llenar el silencio, realiza preguntas y espera las respuestas. Este es un método semiclásico bastante poderoso.
  • Amplía tus opciones: si la oferta final no es la que esperabas, puedes negociar algo que también sea positivo para ti, como más días libres, un programa de tutoría, horarios de clases flexibles, capacitación, entre otras opciones. Consejo: si estás satisfecho con una oferta, es importante que no te dejes llevar por la emoción del momento y tomarte el tiempo para discutir la oferta con alguien en quien confíes.

6.  Medita la propuesta

En algunos casos, es muy probable que no se obtenga el resultado deseado, bien sea porque el gerente no puede hacer nada en este momento o porque la empresa no tiene el presupuesto. En ese entonces mantén la calma y actúa como un profesional.

Lo primero que debes hacer en esta situación es tratar de darte más tiempo para pensar. Fija una nueva fecha para replantear la negociación, estudia la oferta e indícales a los entrevistadores que responderás en el menor tiempo posible.

Es fundamental que termines estas reuniones de una manera positiva y constructiva no importa cuál sea el resultado. No olvides agradecerle a las personas por tomarse el tiempo para discutir el tema.

¿Cómo hacer una contraoferta de trabajo?

Cuando te enfrentes a una oferta inesperadamente baja, o si sientes que mereces algo mejor o que podrías obtener más, considera negociar un salario más alto. Ahora bien, ¿cómo como hacer una contraoferta salarial? Esto es lo que necesitas saber.

Antes de buscar cómo hacer una propuesta de sueldo, investiga el significado de una contraoferta, la cual es una oferta en la que se mejora o se modifica la propuesta inicial para comenzar una negociación.

Ahora bien, para hacer las cosas de manera correcta, te recomendamos que pongas atención a estos puntos:

  • Lo primero que debes saber es que la respuesta es probablemente «no» y existe la posibilidad de que la oferta sea retirada, ya que la empresa puede encontrar algún motivo en el que no está 100% satisfecho.
  • Sea claro sobre lo que busca y por qué. Al escribir su carta de objeción, es necesario dar razones y argumentos claros y concisos para que esté seguro de lo que necesita.
  • El salario no lo es todo. No solo piense en el dinero cuando reciba una oferta, vea la gama completa de paquetes, beneficios, vacaciones y bonificaciones. Tal vez encuentre una manera de compensar lo que está buscando.
  • Crea tu propia carta configurando parámetros. Podría ser algo como «me gustaría discutir la posibilidad de un aumento, o tal vez se pudiera ajustar mi asignación salarial porque creo que mi perfil es favorable …» La empresa verá que eres flexible, activo y dispuesto a llegar a un acuerdo mutuamente beneficioso.

¿Cómo pedirle a mi jefe un aumento de sueldo?

Cómo negociar el salario y pedir un aumento

Muchos de nosotros creemos que la negociación de condiciones de pago significa estar pidiendo más dinero, cuando en realidad es el replanteamiento entre los beneficios que brindas a la empresa y lo que la misma te aporta a ti. Cuando analizas este pensamiento es hora de negociar un aumento.

Por ello, es importante aclarar nuestro discurso, estudiar las condiciones generales de la industria, y defender el crecimiento profesional de la forma más objetiva posible. ¿Pero por dónde empezar? ¿Cómo negociar el sueldo con el jefe? Si bien creemos que nos merecemos esta promoción, es normal que esta conversación genere tensión y presión. Por eso, hoy te vamos a contar 5 claves que debes conocer para tener éxito en el proceso de negociación.

1. Encuentra el momento ideal

Buscar la forma de cómo negociar un aumento de sueldo con tu jefe. No es una tarea fácil, pero debes crear el momento ideal y estar en paz para que pueda darse de la mejor manera. No puedes abordar el tema en el pasillo o comentarlo durante una reunión o un descanso. Para que esta conversación tenga éxito, debes elegir el momento adecuado.

2. Analiza la etapa en la que se encuentra la empresa

La primera de las reglas para la negociación de tu salario es analizar el contexto económico en el que se encuentra la empresa para saber cómo negociar el salario a aumentar. Recuerda que tus expectativas deben corresponder a los resultados y la situación de la empresa.

Incluso si la empresa está pasando por un momento difícil, eso no significa que no puedas pedir mejores condiciones. En este sentido, puedes buscar alternativas para el aumento económico como recompensas por desempeño excepcional.

3. Comunica tus logros

¿Por qué crees que te mereces un aumento salarial? Recoge todos los éxitos y metas que lograste como profesional. Este será el mejor argumento que te ayudará a lograr tu objetivo.

Cuando se trata de descubrir los hitos alcanzados, es importante encontrar un equilibrio para que puedas comunicar de manera realista y objetiva los esfuerzos que has realizado para lograrlos.

Además de resaltar tus logros, es genial abordar el tema de una manera constructiva. Comenta qué tan satisfecho estás con el logro de todos estos objetivos, lo que te facilitará no limitar la conversación a una simple cuestión de dinero.

4. Evita hacer comparaciones con los sueldos de tus compañeros

Recuerda que pedir un aumento es un asunto individual y se mide en función de su desempeño. Por eso es importante evitar hablar de la situación económica de otros compañeros.

Lo mejor es que investigues los salarios del mercado para puestos similares al tuyo. Esto te dará una visión global de la situación y podrás hacer comparaciones actuales. Además, estos datos agregarán peso y consistencia a tu discurso, demostrando que has analizado la situación y que el aumento solicitado es consistente y razonable.

5. Considera otros beneficios que puedan mejorar tu pago

Cada vez son más los beneficios que incluyen la retribución fija y variable. Estas son mejoras significativas que van más allá del dinero y enriquecen la oferta salarial. Los más populares son:

  • Las denominadas recompensas flexibles, como entradas a restaurantes, guardería en el trabajo o acceso a cursos de formación especializados.
  • Seguro médico o de vida.
  • Compañía de coches.
  • Ofertas de salud y bienestar como frutas o bebidas gratis, descuentos parciales en el gimnasio, horarios de trabajo más flexibles o la oportunidad de trabajar desde casa.

Todos estos extras pueden complementar tu sueldo. Descubre lo que tu empresa tiene que ofrecer y tenlo en cuenta a la hora de buscar cuál es la mejor forma de negociar el salario.

Recomendado:

Frases para pedir un aumento de sueldo

Cómo negocial el salario inicial

En primer lugar, siempre debes ser coherente y persuasivo cuando hables con tu jefe por escrito o en persona. Nunca debes poner el esfuerzo que has realizado en los últimos meses en el centro de tus argumentos. Ninguna empresa ofrece aumentos como recompensa, sino que lo hace pensando en el futuro. Por tanto, el objetivo del aumento salarial es preservar los talentos de la empresa.

Por ello, si quieres conseguirlo, debes dejar claro que deseas un aumento para poder seguir trabajando como antes con el máximo compromiso y esfuerzo. Por supuesto, esto no significa que no puedas presentar un logro como un punto de seguimiento para un posible aumento.

También es importante que expreses tus razones con seguridad y calma. La apariencia importa, así que, si te sientes nervioso, le darás a tu jefe motivos para cuestionar si realmente mereces o no el aumento. Pero, para tu tranquilidad tenemos unas frases que pueden ayudarte a sobrellevar los nervios y la carga emocional.

Para destacar tus logros:

  1. «Creo que he tenido un desempeño bastante bueno durante este periodo. Incluso he hecho más actividades de las establecidas. Quería preguntar si es conveniente hablar de un posible aumento de sueldo»

En esta oración, puedes agregar pruebas de lo anterior (en números), sería bueno darle un pequeño recordatorio a tu jefe. Trata de no parecer arrogante o demasiado exigente.

Para mostrar seguridad:

2. «He tenido más trabajo que en años anteriores y, hasta ahora, todo ha salido excelente. Considero que es el momento correcto para hablar de un aumento de sueldo. ¿Qué opina?»

Por supuesto, hablar de un aumento puede ponerte nervioso y es bastante normal, ya que este es un tema muy delicado. Por lo tanto, es importante que todos tus argumentos sean claros y creíbles para tu jefe.

Para pedir aumentos reales:

3. «Dado a que he tenido un buen desempeño y mi trabajo ha dado excelentes resultados, me gustaría saber si es posible incrementar mi sueldo en un 20%»

Es muy importante recordar que no puedes exigir más del 60% de aumento en tu salario. Por lo general, las empresas ofrecen tasas de crecimiento del 10% al 20% dependiendo de su situación financiera. Investiga bien los porcentajes y recuerda que el crecimiento significa mejores resultados.

Te recomendamos:

Errores que debes evitar al negociar el salario

Gracias a un mejor balance salarial, los empleados se sienten más satisfechos, reconocidos e involucrados en un proyecto y empresa de manera más profesional. A su vez, las organizaciones obtienen profesionales más leales, motivados y seguros.

Sin embargo, la mayoría de los solicitantes fracasan en el intento y búsqueda de cómo negociar el salario. Hemos enumerado los 10 errores más comunes que se deben evitar cuando se habla de pago y cómo lidiar con ellos.

1. No comunicas tus propios logros

¿Has preparado historias sobre tus principales logros profesionales y personales? De no ser así no tendrías nada con qué argumentar.

2. Mostrar falta de realidad

Muchas personas piensan que valen más de lo que reciben en su cheque de pago, pero no tienen claro qué merecen. No tienen información objetiva sobre cuánto tendrían que pagarles.

3. Falta de datos de mercado

Hoy en día, cualquier persona puede acceder a esta información. Para saber como negociar el salario debes, primero, conocer cuánto ofrece el mercado actual por el cargo que mantienes.

4. Tener una actitud competitiva

Hay candidatos que llegan a la entrevista con una actitud arrogante, soberbia, algo superior, a veces incluso agresiva.

5. Revelar las expectativas salariales en tu CV, carta de presentación o por teléfono

La primera impresión es fundamental, ten ucho cuidado con lo que dejas saber.

6. Anticiparse a la propuesta salarial

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

El salario debe ser lo último que se debata en el contexto del proceso de selección y este puede incluir múltiples entrevistas. ¡Mantén la calma!

7. La pregunta «¿es negociable esta propuesta?»

Hacer esta pregunta te pone en desventaja. Siempre escoge el momento y la forma adecuada para hacerlo.

8. Aceptar rápidamente la primera oferta

La gestión adecuada del tiempo es fundamental cuando se habla de sueldos. Tómate el tiempo necesario para meditar y estudiar la oferta.

9. Negociar la cantidad y no un rango de salario

Si estás discutiendo un rango de salario en lugar de un número, ganas flexibilidad en el proceso.

10. Enfócate en las necesidades

Para negociar de manera adecuada un paquete salarial que retribuya tu esfuerzo, debes concentrarte en las necesidades de la empresa durante la entrevista.

Palabras finales

Todo suma a la hora de buscar cómo negociar el salario inicial, prepárate, estudia la industria y conoce el salario de perfiles como el tuyo en otras empresas. Si bien no hay garantías de que la negociación te otorgue el salario que esperas, es importante discutirlo si crees que la oferta no cumple con tus expectativas.

Esto se aplica no solo a tu primer trabajo, sino a cualquier trabajo futuro. La negociación es una habilidad para la vida que puede ayudarte a ascender en la carrera profesional. Si deseas obtener el pago que te mereces, debes defenderte con confianza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here