Inteligencia artificial en las empresas | Aplicaciones y beneficios

Los avances tecnológicos están cambiando las reglas del juego. El desarrollo de la robótica, del internet de las cosas, de la inteligencia artificial (IA), etc. presionan a los gestores de negocios a adaptarse a nuevas formas de trabajo. Sin dudas, la disrupción de la inteligencia artificial en las empresas ya es una realidad en el ecosistema corporativo, aunque su potencial no esté aún del todo claro.

La IA ha pasado de ser un concepto asociado a la ciencia ficción a convertirse en una realidad. Esta tecnología no es más que una aplicación de la informática que centra sus esfuerzos en el desarrollo de equipos inteligentes que aprenden por sí mismos. Hoy en día, la IA procesa nuestros pedidos en línea, nos sugiere productos, nos asesora, responde a nuestras dudas y hasta habla con nosotros a través de asistentes virtuales.

¡No es un mito! La IA ya es una realidad que impera en el mundo empresarial. De hecho, aquellas compañías que optan por esta tecnología, por lo general son líderes en su sector, como los ejemplos que hoy traemos. ¿Cómo aplicar la IA en tu empresa y qué beneficios trae? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

¿Cómo influye la inteligencia artificial en las empresas?

inteligencia artificial en las empresas 1

La transformación tecnológica se ha convertido en un elemento clave en el desarrollo de aquellos negocios que quieren crecer en sus respectivos mercados, ser competitivos y por supuesto, ser exitosos. En este sentido la IA puede convertirse en un aliado perfecto de las organizaciones, aplicable a todas las áreas de una entidad.

En realidad, esta aparición de la tecnología inteligente no es algo nuevo. Se viene realizando desde hace mucho tiempo, aunque a distintas escalas. Hoy muchos robots realizan todo tipo de funciones en cadena, dirigidos y coordinados por ordenadores.

Pero la tecnología inteligente va mucho más allá de organizar una secuencia de movimientos de unas máquinas. Se trata también de enseñarlas a solucionar problemas y a tomar decisiones. Entonces, el impacto de la inteligencia artificial en las empresas es tremendo. Por tanto, cada vez son más las organizaciones que se disponen a emplearla en su negocio.

Esta ciencia tiene una marcada influencia en el entorno empresarial. El coste, la disponibilidad de la tecnología y el demostrado potencial de la IA, son atractivos que despiertan un gran interés en técnicos y empresarios. ¡No es para menos! La IA se aplica hoy en diversas ramas de investigación científica: la robótica, la visión artificial, técnicas de aprendizaje y la gestión del conocimiento.

Lo cierto es que los avances en los sistemas han crecido a la par de la necesidad que tienen las empresas de obtener información valiosa para sustentar la toma de decisiones. Así, gracias al uso de la IA es posible establecer estrategias competitivas: aspecto clave para garantizar la sostenibilidad de un negocio frente a sus competidores.

Aplicaciones de la inteligencia artificial en las empresas

mano artificial operando laptop

No es un secreto como cada vez son más las organizaciones que se esfuerzan por aprovechar las oportunidades de negocio que esta tecnología ofrece. Ahora bien, ¿para qué sirve la inteligencia artificial en el entorno empresarial?

De manera general, las máquinas son capaces de detectar patrones o información relevante a partir de los datos generados. Según esto, pueden ajustar sus acciones y asistir en la toma de decisiones.

Desde la gestión del flujo de trabajo hasta las predicciones de tendencias, el uso de inteligencia artificial en las empresas tiene muchas aristas. A continuación, te mostramos algunas de sus aplicaciones:

1. Atención al cliente

Mejorar la experiencia del usuario es una máxima de todas las empresas y esto también es posible lograrlo con la IA. La idea es construir una experiencia personalizada del cliente proporcionando recomendaciones basadas en las acciones e intereses del mismo. Tal es el caso de los programas de asistencia virtual que ofrecen servicio al usuario en tiempo real.

Por ejemplo, los chatbots inteligentes son ejemplos de inteligencia artificial en las empresas, que logran resolver las dudas e incidencias de los usuarios desde el primer contacto. No obstante, existen otros asistentes virtuales que procesan la información del público y pueden desarrollar aprendizaje evolutivo: a mayor entrenamiento mayor seguridad de respuesta.

2. Marketing y ventas inteligentes

¿Qué quiere comprar un consumidor habitual? ¿Qué producto ofrecer a un cliente nuevo? ¿Cuándo es el momento más adecuado para lanzar una oferta? La IA es capaz de descifrar por nosotros en qué países, ciudades, edades, perfiles profesionales… centrarnos en cada época del año. Esto es una buena alternativa para maximizar el resultado esperado con las campañas publicitarias.

Por otro lado, es posible seguir las estadísticas de los usuarios, sus búsquedas en la web y utilizar esta información para mostrar anuncios personalizados. En los medios sociales el flujo de noticias, las notificaciones y las aplicaciones funcionan de esta forma. Tal es el caso de Facebook y Google quienes ya utilizan el aprendizaje automático.

3. Automatización de procesos

hombre frente a línea de producción automatizada

Otro de los usos de la inteligencia artificial en las empresas es la automatización de procesos. Mediante el uso de máquinas inteligentes, muchas de las operaciones que antes se realizaban de forma manual y repetitivas, ahora pueden programarse y llevarse a cabo en menor tiempo y con menos recursos.

Además, es una aplicación bastante adaptable por lo que puede emplearse en procesos muy variados: desde roboces para la línea de ensamblaje de autos hasta el proceso de reclutamiento que lleva el área de Recursos Humanos.

4. Análisis de datos

No cabe duda que estamos en la era digital y, dentro de ella, los datos son los reyes. Las empresas manejan una enorme cantidad de datos en formato digital y gracias al big data, es posible almacenarlos, analizarlos y darle valor a esa información en pos de desarrollar acciones de negocio estratégicas.

En este sentido la inteligencia artificial aprovecha los resultados generados del big data y aprende de ellos, creando y reconociendo patrones para desarrollar soluciones sofisticadas de analítica para todo tipo de sectores. De hecho, cuanto más grande sea la cantidad de datos a la que puedan acceder los sistemas de IA, más podrán aprender las máquinas y, por tanto, más precisos y eficientes serán sus resultados.

5. Apoyo al equipo humano

A pesar de que esta tecnología puede sustituir tareas que antes se realizaban de forma manual, la IA no es enemiga de los empleados de una organización. En otras palabras: la IA permite a las empresas trabajar mejor y más rápido y está destinada a mejorar las capacidades humanas, no a sustituirlas.

Los sistemas inteligentes dotan a los trabajadores de valiosa información que les sirve de apoyo en algunas de sus labores. Un ejemplo es en el trato directo con clientes. Los robots analizan distintos aspectos de los clientes y establecen perfiles. Y tomando como base esta información, los gestores humanos son capaces de hacer recomendaciones y propuestas a los usuarios.

Ventajas de la inteligencia artificial en las empresas

ventajas de la inteligencia artificial en las empresas

El aprendizaje automático gana terreno en el mundo empresarial por su capacidad para facilitar el trabajo, simplificar procesos e impulsar productos. En consecuencia, la importancia de la inteligencia artificial en las empresas abre esa senda hacia el posible triunfo de la compañía. Ahora bien, ¿cuáles son los beneficios de la inteligencia artificial en las empresas?

1. Mejorar las relaciones con los clientes

Los sistemas de IA benefician tanto a las empresas como a los usuarios. Por un lado las empresas, gracias a esta tecnología, consiguen conocer mejor a sus clientes y trabajar en función de sus preferencias. Y por el lado de los usuarios, estos logran obtener una mejor experiencia.

Esto se puede traducir en que la compañía desarrolla mejores estrategias empresariales para crear productos y servicios de mayor valor añadido para cada tipo de cliente, y este a su vez obtiene mayor satisfacción. Como consecuencia, es posible fortalecer la imagen corporativa, así como captar nuevos clientes y fidelizarlos.

2. Conocer mejor sus productos

Lo creas o no, muchas veces las razones de compra o el uso que los clientes hacen de los productos de la empresa no son aquellos para los que fueron concebidos en un principio. En este sentido, la inteligencia artificial permite adentrarse en las razones que tiene cada cliente en cada momento para efectuar una compra.

Como consecuencia, esto sirve de retroalimentación. Así pues, es posible obtener nuevas ideas para el marketing de esos productos o incluso nuevas propuestas de productos.

3. Incrementar la probabilidad de venta

En función del análisis y las necesidades del público descubiertas gracias a los motores de IA, se diseñan y lanzan las campañas o acciones en el momento más favorable. De este modo, es posible incrementar de forma significativa la probabilidad de éxito de dicha estrategia y esta, sin dudas, es una de las ventajas de la inteligencia artificial en las empresas.

4. Automatizar los procesos y lo que esto conlleva

Las tareas repetitivas son un caramelo para los sistemas de IA. Pero ¿qué implica esto? El hecho de sustituir actividades manuales por estos mecanismos automatizados significa eliminar el error humano y obtener mayor precisión. Al obtener un resultado mejor logrado y en menor tiempo, aumenta la productividad.

Además, mejora la calidad de vida de los trabajadores, ya que hará que las personas desarrollen actividades menos mecánicas y experimenten más dimensiones emocionales y creativas.

5. Reaccionar antes ante los cambios del mercado

piezas que forman la palabra cambio

En un entorno tan susceptible al cambio como el que distingue hoy el entorno empresarial, contar con esta tecnología equivale a poseer una ventaja competitiva. ¿Por qué? Los sistemas de IA brindan algo tan importante en el mercado como es la posibilidad de anticiparse, responder y adaptarse ante los cambios que surgen. Convertirse en «adivinos» del sector es un lujo envidiable.

Las tecnologías inteligentes incorporan de forma permanente variables y escenarios de futuro. Estas posibilitan adelantarse y reaccionar a eventuales cambios de dirección en distintos aspectos, por ejemplo: gustos del consumidor, patrones de compra o servicios de valor añadido. La capacidad predictiva de la que hablamos puede ser utilizada para materializar nuevas tendencias y explorar nuevas oportunidades y líneas de negocio.

6. Formación directiva

No es un secreto para nadie como el uso del big data, la digitalización empresarial, la transformación digital y, por supuesto, el empleo de IA en las empresas, perfeccionan la toma de decisiones. El poder gozar de mayor información estructurada, les permite a los miembros de la organización tener una visión más focalizada de su trabajo y tomar decisiones mejores: rápidas y eficientes.

A propósito, la capacidad predictiva sobre el mercado y la información clave sobre tendencias y clientes, proporciona una herramienta a la hora de diseñar estrategias empresariales. También ayuda a introducir variaciones sobre la marcha o a contemplar planes de contingencia que se anticipen a posibles imprevistos.

7. Detección de fraudes

Compañías de los sectores bancario y financiero, comercio, seguros, entre otras que permiten realizar pagos en línea, utilizan la inteligencia artificial para combatir el fraude.

A simples rasgos, las computadoras reciben muestras grandes de compras fraudulentas y no fraudulentas y aprenden a buscar señales para clasificar las transacciones de un modo u otro. Luego de suficiente capacitación, la máquina puede detectar fraudes y evitar que tanto la empresa como sus clientes se vean afectados por el delito. 

8. Crear comunidad

Los consumidores pertenecen a una comunidad que está condicionada, en gran medida, por sus perfiles en las redes sociales. De este modo comparten sus gustos, intereses e influencian unos sobre otros.

El uso de la IA permite la interacción, intercambio y creación de una comunidad alrededor de la marca, lo que refuerza los vínculos de los clientes con ella y permite que nuevas personas se acerquen a tus productos y servicios.

9. Destacar sobre la competencia

Veámoslo de este modo: justo vivimos un momento en el que solo pocas empresas han dado el paso, incluso otras ni siquiera tienen una idea de cómo sacarle partido a esta nueva tecnología. El camino hacia estos nuevos métodos de trabajo es inminente, y ya sabemos que llevar la delantera es un lujo.

Por ende, la aplicación de la IA a la operativa de la compañía es, en sí misma, un factor de valor añadido y un elemento diferenciador sobre la competencia.

10. Potenciar la innovación

Sin dudas, el ahorro de tiempo y recursos es sinónimo de tener mayor capacidad para dedicarse a la innovación, la mejora, el crecimiento y la creatividad. Por otro lado, como ya vimos antes, no todas las compañías apuestan por tecnologías incipientes, quizás por falta de saberes acerca del tema, recursos económicos o visión empresarial.

Lo cierto es que las empresas que invierten en IA hacen ver su interés y decidida postura por la innovación, el desarrollo de nuevas áreas de negocio y el futuro imperioso de la humanidad. ¿Qué significa esto? Esto equivale a situarse como empresa en la vanguardia de la investigación y, lo más seguro, en la cúspide del mercado.

Empresas que usan inteligencia artificial

La inteligencia artificial genera un valor agregado al ofrecer soluciones competitivas, decisivas y duraderas a sus clientes. Esto es algo que comprenden muy bien aquellas empresas que utilizan la inteligencia artificial, de hecho, algunas de ellas son las siguientes:

Uber

persona solicitando un Uber por la aplicación de su teléfono móvil

Como ya debes saber, Uber es una empresa que ofrece servicios privados de transporte mediante su aplicación de teléfonos para sus clientes. La compañía está empezando a usar en algunas ciudades de Estados Unidos una nueva inteligencia artificial. ¿De qué se trata?

La empresa tiene un nuevo sistema que pretende aprender cómo el usuario usa dicha aplicación, en especial, para poder determinar si este está en estado de ebriedad o no. Para ello, el programa analiza lo siguiente: la hora y el lugar en el que el cliente solicita el servicio, su celeridad al caminar y cómo hace clic en botones y enlaces.

Así pues, Uber procura proveer los conductores con suficiente experiencia para servir a los clientes de la mejor manera. Además, promete avisar a los conductores si el pasajero que van a subir está ebrio.

Por otro lado, Uber tiene un servicio llamado UberPool que permite que un par de usuarios lleguen al mismo destino, compartiendo el viaje y el pago. Entonces, gracias a la inteligencia artificial utilizada por dicha empresa, se prohibiría que dos personas compartan un Uber siempre que una de ellas esté borracha.

Shopify

imagen de la aplicación Shopify

Fundada en 2004, actualmente Shopify es una de las plataformas líderes del comercio electrónico y cuenta con más de un millón de clientes distribuidos por todo el mundo. Es una plataforma sencilla que permite crear en pocos pasos una tienda online con un diseño personalizado, organizar productos y aceptar diferentes formas de pago.

Shopify cuenta con AI Product Recommendations, una aplicación que se enfoca en mejorar la experiencia de compra de los clientes. Esta tiene la facultad de recomendarle los productos que más le pueden gustar a los usuarios, de tal forma que aumenta su satisfacción a la vez que permite mejorar las ventas.

Un ejemplo de software de IA es Kit: un asistente virtual gratuito para tu tienda Shopify, que automatiza las tareas comerciales y de marketing que suelen ser tediosas. Sobre la base del análisis de los datos obtenidos, Kit crea estrategias inteligentes para maximizar tus ventas y las visitas a tus páginas. Muy importante: Kit no toma decisiones sin consultarte.

Shopify trabaja con algunas aplicaciones de IA que dan más rendimiento a los e-commerce. Tal es el caso de AiSpeed + SEO, cuya tecnología evoluciona de forma constante para mejorar la velocidad de la web. Otra es la app Acobot Virtual Shop Assistant, con la que te es mucho más sencillo convertir las visitas en clientes.

Amazon

imagen de la compañía Amazon

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Amazon es, probablemente, la compañía que más utiliza la IA en el mundo de hoy. Amazon.com está basando gran parte de su negocio en sistemas de aprendizaje automático (ML), entre otras cosas para mejorar la experiencia y selección de los clientes, y optimizar su velocidad y calidad logística.

La IA controla casi todos los aspectos de la experiencia de compra. A propósito, para comprender mejor esta afirmación te recomendamos consultar el ejemplo que documentó la CNN de la compra de calcetines mediante la plataforma de venta de la empresa. Aquí podrás ver cómo actúan diferentes sistemas de IA desde que se seleccionan los calcetines, se completa el pedido y se reciben en casa.

Por otro lado, Amazon creó Amazon Web Services (AWS), la que parece ser la división más importante del imperio de la compañía de Jeff Bezos, quien además se mantiene como el hombre más rico del mundo. AWS permite a otras empresas disfrutar de la misma infraestructura de tecnologías de información (TI) con agilidad y beneficios de costos. Continúa democratizando la IA y las tecnologías Machine Learning (ML) poniéndolas al alcance de todas las empresas.

Hoy día, Amazon sigue trabajando para llevar su experiencia y automatización de inteligencia artificial a casi todos los niveles de su negocio, incluidos los robots de su almacén, las tiendas minoristas sin cajeros y, por supuesto, Alexa.

Amazon ha logrado estar en boca de todos una vez más, en esta ocasión con el sonado producto Alexa. Se trata de un sistema de IA que forma parte de la familia de los altavoces inteligentes Amazon Echo y cuyo asistente virtual es Alexa: un servicio de voz que vive en la nube. Permite a sus usuarios crear rutinas, hacer video llamadas, reproducir música, consultar el tiempo o las noticias entre otras funcionalidades.

Palabras finales

Es importante cambiar la mentalidad y ver las aplicaciones de la IA como mucho más que la automatización de procesos. No se trata de que las máquinas realicen aquellas actividades «menos inteligentes», por decirlo de algún modo. Hoy la IA nos permite obtener datos y analizar cuestiones que serían mucho más complejas de efectuarlas si no contáramos con estas tecnologías.

Nos encontramos en un punto donde se hace necesario romper con miedos y tabúes. En el caso de la IA, esta siente, comprende y actúa. Es decir, se está dotando a la capa de negocio de un país (la que genera valor y riqueza) con una capacidad autónoma, inteligente, capaz de emular lo que hasta ahora estaba haciendo la fuerza humana.

Lejos de asustar, esto debe significar una oportunidad para mejorar todos los aspectos de la vida. Entonces, atrévete y haz que tu negocio se aventure en el mundo de la inteligencia artificial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here