Razones para ser emprendedor | 10 motivos para emprender

Existen muchas razones para ser emprendedor. En tu caso, tal vez has soñado con tener una libertad que te permita compaginar tu trabajo con prioridades como tu familia o pasatiempos. O, tal vez, has deseado sentirte realizado y que tu potencial sea aprovechado al máximo. De cualquier forma, si te ha estado rondando la cabeza la idea de convertirte en tu propio jefe, has llegado al lugar indicado.

A continuación te contaremos diez buenas razones por las que vale la pena arriesgarse a dar el salto y perseguir tus sueños. Continúa leyendo para conocer por qué las personas emprenden y descubre si esta es realmente la senda que quieres transitar en tu vida.

10 razones por las que vale la pena ser emprendedor

Dibujo de manos sosteniendo una tablilla con documentos y hojas alrededor. Checklist de las razones para ser emprendedor

Las personas suelen enfrascarse en los beneficios económicos del emprendimiento. No obstante, iniciar tu propio negocio tiene muchas ventajas en muchos ámbitos. Continúa leyendo para conocer las 10 principales razones para ser un emprendedor.

1. Libertad y flexibilidad

Una de las principales razones porque las personas emprenden es la libertad que supone. Si bien es cierto que iniciar tu propio negocio conlleva mucho trabajo duro y constante, sobre todo al principio, podrás tener la flexibilidad suficiente para adecuarlo a tu estilo de vida. Poder organizar tu horario, entorno de trabajo, y tener la posibilidad de conciliar con tus prioridades son beneficios fundamentales que no son comunes en un típico trabajo de oficina.

De esta manera, tendrás la flexibilidad de escoger los proyectos en los que te gustaría trabajar, compatibilizar con viajes e incluso, se abre la puerta a poder residir en diferentes ubicaciones. La libertad de tiempo es, sin lugar a dudas, de las más motivadores razones para ser emprendedor.

2. Ser tu propio jefe

La seguridad laboral es un placer que muchas de las personas buscan cuando se deciden a emprender. Gracias a ello, obtendrás el control de tu propio destino y podrás organizar tu trabajo a tu manera. No tendrás que convivir con la falsa sensación de seguridad que brinda un trabajo de oficina. Y, sobre todo, ya no estarás expuesto a un despido inesperado que le dé un vuelco a tu mundo.

Así, al optar por convertirte en tu propio jefe, te vuelves también responsable de todas las decisiones: el éxito o fracaso de tu negocio dependerá enteramente de ti. Una de las razones para ser emprendedor es que no deberás reportarle a nadie (sin contar los clientes o inversionistas, claro está) y podrás plasmar tu visión sin límites, más allá de los que tú mismo impongas.

3. Nuevos retos

Brazo con traje dibuja una persona subiendo por una escalera y se lee la inscripción "next level"

Como dueño de tu propio negocio, será muy difícil que te alcance el aburrimiento. Si bien es cierto que emprender en sí mismo ya es uno de los principales retos que enfrentarás en tu vida, una vez que lo hagas te darás cuenta que cada día será diferente.

Muy probablemente te encontrarás con nuevas aventuras diarias. Aquellas que te ayudarán a forjar tu experiencia, crear anécdotas y que además te mantendrán en constante crecimiento, como lo describiremos en el siguiente apartado.

4. Desarrollo personal y profesional

De las más poderosas razones para ser un emprendedor es el aprendizaje continuo en el que te verás inmerso. Para hacer frente a cada uno de esos nuevos retos que trae cada día, tendrás que aprender a hacer de todo, hasta lo que menos te imaginas. Un emprendedor tendrá que tener ciertas cualidades, conocimientos de gestión administrativa, de procesos, de mercadeo, entre muchas otras cosas más para poder sobrevivir.

Poder desarrollar todas esas habilidades, requerirá un aprendizaje constante por parte del emprendedor. En ese sentido, el desarrollo de una empresa también está proporcionalmente conectado al del emprendedor. Por lo que debe trabajar en desarrollar actitudes, comportamientos o hábitos que abonen a ese camino al éxito.

5. Rentabilidad

Lo más recomendado es evitar que el dinero se convierta en la principal razón para emprender, dado que esté vendrá por añadidura si se hacen las cosas bien. No obstante, para nadie es un secreto que la rentabilidad y la independencia financiera es una de las más importantes razones para ser emprendedor.

Al tener tu propio negocio no tendrás límites sobre tus potenciales ganancias. Contrario a lo que suele suceder cuando formas parte de la jerarquía de una organización en que al llegar a cierto punto no es posible seguir creciendo. Por ello es tan esencial la parte financiera a la hora de decidir empezar un negocio, sobre todo si además de ganar dinero disfrutas trabajando en lo que amas.

Relacionado:

6. Innovación

Bloques con silueta de cabeza humana con un engranaje dentro apilados y encima una mano coloca otro bloque pero con un dibujo de una bombilla

¿Por qué ser un emprendedor? Tendrás la posibilidad de desarrollar tus ideas e innovar. Incluso podrás llegar a formar parte de esa lista de personas que con sus bienes o servicios han cambiado el mercado hasta el punto de reinventarlo (tal cual lo hicieron visionarios como Jeff Bezos, Steve Jobs, Elon Musk, Mark Zuckerberg u otras personas que han alcanzado el éxito).

Gracias a esto, ya no tendrás que esperar a convencer a uno de tus superiores para poner en marcha tus ideas, ni tendrás que esperar por procesos burocráticos que se mueven a paso de tortuga para poder ejecutarlas. Recuerda: un emprendedor coloca sus propios límites.

Relacionado:

7. Vivir de tu pasión

Muchas personas creen que el éxito es estar a gusto con su propia vida. De allí la importancia de trabajar en algo que te guste y que te motive cada día a seguir adelante. Disfrutar del trabajo y convertir las pasiones en la forma de sustento es un lujo que no muchas personas se pueden dar. Por eso, una de las razones para ser emprendedor es poder vivir de lo que te apasiona.

Asimismo, como emprendedor tendrás vía libre para desarrollar tus ideales, vivir de forma coherente e incluso desarrollar tu propia cultura organizacional. De esta forma, podrás decidir sobre el espacio en que trabajarás, el tipo de vestimenta, o en cuestiones más fundamentales como conciliación familiar para tus empleados.

8. Aportar a la sociedad

Como emprendedor podrás inspirar a otros. Todas las anécdotas, experiencias, habilidades, etc. que adquieres a lo largo de tu escalera al éxito podrán ayudar a otros a crecer y a tomar mejores decisiones en sus propios caminos.

Retribuir a la sociedad también hace parte de las razones para ser emprendedor. Podrás contribuir a la comunidad con donaciones, como mentor o contratando empleados. Todas esas son acciones que ayudan a cambiar vidas.

9. Realización personal

Mujer sentada sobre un sillón azul y en el fondo una pared color durazno en la que hay diferentes dibujos y se lee la inscripción "unlock your potential"

Como emprendedor podrás poner todos tus conocimientos en valor, por lo que no te sentirás infravalorado. Así, todas las experiencias de vida que acumulas en tu camino hacia tus sueños forman parte de esa satisfacción personal. La misma que también proviene de trabajar en lo que amas, según tus ideales y con la libertad y flexibilidad para decidir tus movimientos.

Cada día tendrás un nuevo reto que te ayudará a crecer personal y profesionalmente, lo que no te permitirá sentir estancado o que ya has alcanzado el techo y no hay más hacia dónde crecer. Siempre existirán nuevos obstáculos que superar.

10. Rodearte de personas en la misma sintonía

Rodearte de personas que se encuentren en la misma sintonía que tu es la última de las razones para ser emprendedor de esta lista, pero no por eso es la menos importante. A los emprendedores les gusta mucho el networking: conocer a nuevas personas, que además estén enfocadas en su desarrollo personal y profesional.

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

En ese sentido, los emprendedores son como una gran familia. Se nutren con las experiencias de otros y se ayudan a crecer mutuamente.

Palabras finales

Cohete despega sobre un ordenador portátil ubicado en un escritorio, junto a un teléfono

Las razones para ser un emprendedor son muchas y muy valiosas. Los beneficios van más allá de lo económico y abordan inclusive el ámbito personal, familiar o comunitario. Algunas personas dirán que nacieron con el tesón que se requiere para ser emprendedores, otros que lo encontraron en el camino. Hay muchas creencias alrededor de este tema, pero lo cierto es que ser emprendedor no es un camino fácil, pero es uno muy gratificante.

Como has visto, te hemos presentado diez motivos poderosos por los que definitivamente vale la pena arriesgarse y trabajar duro para alcanzar el éxito en tus propios términos. Ahora depende de ti decidir si quieres este camino para tu vida y, si es así, empezar a hacer que suceda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here