Proyecciones financieras | ¿Qué son y cómo se hacen?

0
2226
Qué son las proyecciones financieras

Un negocio que dedica el tiempo necesario para planificar y realizar proyecciones financieras crea un camino en el que tendrá mayor control sobre sus tropiezos. Algunos empresarios pueden pensar que interpretar los números de manera correcta es una tarea compleja y de largos años de estudio, sin embargo, esta es la forma para saber qué ruta elegir a la hora de invertir. 

Tener un conocimiento objetivo de la situación financiera en una empresa es la clave para afrontar los retos y gestionar los riesgos ante el crecimiento. Por lo tanto, se considera que este proceso de proyección financiera es vital para ampliar el espectro sobre la labor de marca.

De este modo, si lo que estás buscando es invertir para crecer, debes primero conocer cómo es tu liquidez empresarial de acuerdo a tus gastos, tus ingresos y egresos. No obstante, en este post te diremos de qué van las proyecciones financieras y cómo hacerlas. ¡Empecemos! 

¿Qué es una proyección financiera?

Un hombre de negocios revisa las proyecciones financieras

Se trata de un análisis que te permite calcular desde el punto de vista financiero cuál será el crecimiento de una empresa a largo plazo. De esta manera, las proyecciones financieras te ayudan a adelantarte o anticiparte a los sucesos de pérdidas en procesos operativos, por lo que este conjunto de acciones evalúa el desempeño e historial de las ventas anteriores.

Las proyecciones financieras son herramientas que ayudan a planificar el futuro de acuerdo a los ingresos, egresos e inversiones. Por ejemplo, si quieres saber cómo mantener una empresa en crecimiento, la clave es saber interpretar los números de un estado financiero. 

Para saber cuál es el punto de partida para realizar proyecciones financieras debes emprender el camino conociendo de forma completa el plan de negocios. La información que te arroje te ayudarán a hacer ciertas suposiciones con datos operativos sobre lo que sucederá en tu empresa en el futuro. También, necesitarás un conocimiento profundo de la situación actual de la empresa antes de establecer un proceso de inversiones. 

Importancia de las proyecciones financieras

Mujer explica la importancia de los datos financieros

Conocer tu situación financiera es más que solo comprender números. Por ende, necesitas entender y definir de forma clara la rentabilidad futura de tu negocio, lo que funciona y lo que no. Ahora bien, es importante elaborar una proyección financiera que te permita conocer opciones de desarrollo y ayude a tomar decisiones estratégicas. Pero, entre los tipos de proyecciones financieras, también se encuentran otras ventajas: 

  • Aporta datos para aprovechar la oportunidad financiera y acercar inversionistas claves para la empresa. 
  • Las suposiciones que se hacen están basadas en datos reales y comprobables con estudios económicos. 
  • Permite desarrollar un plan para cubrir gastos operativos manteniendo la rentabilidad empresarial. 
  • Las proyecciones financieras son un requisito para aquellas empresas que necesiten financiamiento para poner en marca sus procesos. 
  • Demuestra la salud financiera que tiene la empresa ante el mercado en el que se desenvuelve. 
  • Evita que los encargados de la empresa inviertan en inversiones negativas. 
  • Gracias a las proyecciones financieras, una empresa puede tener mejor control y gestión de riesgos
  • Un pronóstico financiero también permitirá averiguar qué clientes aportan más valor a la empresa.

¿Cómo se hacen las proyecciones financieras?

Análisis de datos y finanzas

Si quieres tener el control sobre cada uno de los rubros que maneja tu empresa, debes empezar por conocer los pasos básicos para realizar una proyección financiera. Esta será tu guía y tu aliada a la hora de plantear estrategias de crecimiento o de lanzamientos de nuevos productos.

Realizar proyecciones financieras parece una tarea compleja, sin embargo, es una de las tareas más satisfactorias, puesto que te ayuda a conocer tu situación y hasta dónde puedes llegar. ¡Sigue estos pasos!

1. Conoce tu empresa

Para ejecutar proyecciones financieras, es fundamental que conozcas cómo se maneja y se mueve una empresa, ya que esto te permite tener un mayor conocimiento sobre tus debilidades y fortalezas ante los posibles cambios del mercado o errores del proceso de inversión. 

Analizar tu capacidad empresarial es una acción ideal para que conozcas cómo han crecido las cifras de la organización, debido a que si tienes una proyección estudiada, los datos o resultados serán realistas al momento de proceder en cualquier tipo de operación. 

2. Delimita el tiempo de proyección

Datos gráficos sobre las finanzas de una empresa

La forma en la que decidas elaborar tus proyecciones financieras depende de cómo funciona tu compañía. En algunos casos las empresas se limitan a realizarlas en dos tiempos: mensuales o anuales. Sin embargo, se pueden efectuar trimestral, semestral o cada 5 años, lo recomendable es que se ejecuten de manera periódica para conocer los avances de los proyectos y ventas. 

Por ejemplo, si tu negocio está alineado con el cumplimiento de objetivos a corto plazo, una proyección financiera realizada en un tiempo trimestral te indicará si las acciones que has realizado van por el camino correcto. De la misma manera, se recomienda ser constante para medir y valorar los esfuerzos de cada departamento. 

3. Evalúa tu situación financiera

Antes de efectuar algún tipo de movimiento se debe tener el pronóstico financiero de una empresa, ya que al tratarse de una nueva inversión en servicios debes tener claro cómo te afectarán los costos de la operación.

Los estados financieros de la empresa, son parte de los aliados para la gestión de riesgos, por el hecho de que, si ya eres una empresa constituida, te será más fácil proyectarte con datos reales y no aproximados.

En este paso toma en cuenta todos los gastos que implica esta nueva implementación, por ejemplo: gastos de personal, insumos, maquinarias, servicios básicos y todo aquello que inviertes en marketing

4. Elabora una proyección de resultados

Proyección de resultados en una tabla de datos

Si habilitas un programa para hacer proyecciones financieras, puedes llenarlo no solo con los datos de gastos operativos que implica la nueva inversión, sino también con los ingresos y ganancias del periodo pautado. Además, no puedes olvidar incluir los impuestos que se cobran a los servicios y productos del mercado para el cual produces. 

Una proyección de resultados te facilitará información valiosa para que tengas conocimiento de la situación financiera en la que está tu empresa, para que, en función de ello, puedas proyectarte de una manera u otra. Por otro lado, fomenta la mejora en la toma de decisiones para que las metas puedan seguir vigentes aun en el largo plazo. 

5. Revisa el histórico de ventas

Una proyección económica financiera promueve una información de uso común, la cual es necesaria para dar pasos firmes en un proceso de inversión. No obstante, a la hora de realizar planes para un lanzamiento, la empresa debe tener claro cuáles han sido sus ventas para determinar a través de un promedio cuáles serían los costos en los que puede incurrir. 

Un histórico de ventas será la clave para determinar si un producto se vende más que otro o cuántos clientes prefieren un producto por su valor. Estos datos son necesarios para ser objetivos a la hora de lanzar un nuevo producto al mercado, ya que en el caso de que no resulte favorable, no se alterarán las finanzas de la empresa por el estudio de costos operativos realizado previamente. 

6. Realiza una proyección de ventas

Proyecciones financieras para el crecimiento por medio de inversiones

Para llevar a cabo cualquier movimiento en la empresa, la persona encargada debe tener claro cómo hacer una proyección financiera, puesto que el impacto de un proceso mal hecho puede llevar a la quiebra a la organización.  

Para este análisis, las proyecciones financieras deben incluir: ingresos por ventas, el valor de los productos ofrecidos y el margen bruto. Al mismo tiempo, ten presente que un margen bruto saludable debería representar casi la mitad de los ingresos generados. Si obtienes números negativos, es hora de repensar la estrategia de ventas. 

Otro podría ser, reconocer los diferentes factores que influyen en el proceso de ventas para responder las siguientes preguntas: ¿Cuánto se vende mi producto o servicio, ¿cuántos clientes tengo?  ¿Y cuál es el precio de mi producto o servicio?

7. Crea un balance general

A la hora de proceder con un estudio amplio sobre las condiciones financieras de una empresa, todos los datos que arroje un determinado informe deben coincidir con el balance general presentado con anterioridad. Por ejemplo, un balance te permite visualizar qué costos ha implicado la cantidad de clientes, el capital humano para el servicio y la producción si se realizó un pronóstico para el aumento en las ventas durante todo un año. 

En un balance debes incluir las deudas que has adquirido a plazos y aquellos activos tangibles que representan valor financiero para la compañía. Estos dos factores te permitirán calcular el patrimonio, es decir, la diferencia entre dos números.  Y recuerda, si en tu pronóstico anual planeas que las ventas aumenten, debes saber que los gastos aumentarán.

8. Proyecta tu flujo efectivo

Estado financiero de un negocio

Si combinas el balance general con la proyección de resultados, tendrás el control y el conocimiento de la liquidez de tu empresa. Tener información financiera realista es el factor más importante si estás buscando proyectar un crecimiento sostenido a mediano y largo plazo.

Si los resultados del flujo de efectivo son positivos, tu negocio es rentable, de lo contrario, debes replantearte los escenarios de tu negocio. Recuerda que este último paso es vital para determinar si te estás quedando sin efectivo o si aún te queda dinero, influyendo así sobre la estrategia de crecimiento.

Palabras finales

Para proyectarte hacia el futuro debes tener un manejo adecuado de tus finanzas, tanto de lo que entra en tu empresa como de lo que sale a raíz de los costos operativos. Es un hecho, no podemos predecir lo que sucederá a largo plazo. Sin embargo, las proyecciones financieras resultan grandes aliadas para prevenir a las empresas y que tengan mayor control ante las adversidades. 

Ahora que tienes este concepto claro, queremos saber si ya habías realizado una proyección financiera en tu empresa. En el caso de que sea la primera vez, te recomendamos que te plantees efectuarla cada 3 meses para que puedas observar cómo mejoran los procesos gracias a la planificación anticipada.

[su_box title=»Recomendados» box_color=»#ea3644″ radius=»2″]

[/su_box]