Riesgos ergonómicos | Descubre cómo cuidar a tus trabajadores

La ergonomía estudia la relación entre el entorno laboral (lugar de trabajo) y las personas que trabajan (empleados). Su objetivo es adaptar el trabajo a las habilidades y necesidades del trabajador, evitando así la presencia de riesgos ergonómicos relacionados con el trabajo.

Los riesgos ergonómicos son la principal causa de accidentes de trabajo, lesiones y enfermedades profesionales. Por tanto, es imperativo que un sistema de prevención tenga esto en cuenta para garantizar la seguridad y la salud de una empresa y de todos los que trabajan en ella.

Un riesgo ergonómico laboral además de lesionar a trabajadores, incrementa los costos económicos de una empresa, debido a que interrumpe las actividades profesionales, provocando bajas por enfermedad e incapacidad laboral. ¿Qué te parece si ahondamos más en qué son los riesgos ergonómicos y cómo se previenen? ¡Acompáñanos!

Qué es un riesgo ergonómico

El riesgo ergonómico es la probabilidad que tiene un trabajador de adquirir un trastorno musculoesquelético debido a la intensidad de actividad física que le corresponde hacer en el lugar de trabajo. Estos trastornos son enfermedades que involucran los músculos, nervios, tendones y otros elementos de soporte y estabilidad para el cuerpo humano.

En otras palabras, la definición de riesgo ergonómico corresponde a aquellos riesgos que se originan cuando las actividades laborales presentan movimientos, posturas o acciones que pueden producir daños a su salud.

Estos riesgos suelen estar asociadas al desarrollo de actividades repetitivas o sobrecarga física. De hecho, están presentes en todo tipo de trabajos (simplemente sentarse frente a una computadora durante más de 6 horas) también afecta la salud.

Clasificación  y factores de los riesgos ergonómicos

Los riesgos ergonómicos se clasifican en función de los conocimientos epidemiológicos actuales para su análisis y evaluación. Por lo tanto, las siguientes categorías de tipos de riesgos ergonómicos están asociadas con la exposición a cada uno de los siguientes peligros:

Levantamiento manual de cargas

Cargar un objeto o varios al mismo tiempo, soportar su peso, para dejarlo en otro lugar o posición, puede generar trastornos musculoesqueléticos en la espalda y, aunque con menor probabilidad, también en los hombros y las rodillas. Para que se considere una carga, el peso soportado debe ser igual o mayor a 3 kg.

Este requerimiento de trabajo puede generar un riesgo para la salud de la persona en función de:

  • Frecuencia o tiempo en el que se hace un levantamiento.
  • Posturas y movimientos que se realizan dependiendo de la ubicación de la carga.
  • Duración: cuánto tiempo en el día se realiza este tipo de operaciones y con cuántos periodos de recuperación.
  • Características de la carga.

Transporte manual de cargas

Es un requerimiento de trabajo que implica caminar más de un metro mientras se soporta el peso de una carga. La limitación de nuestro cuerpo al manejo manual del equipaje es fisiológica (fatiga), por lo cual, no deben transportarse muchos kilos en un día. Este riesgo es fácil de gestionar, ya que muchas veces basta con acercar el punto de destino al de origen para no caminar o utilizar un carro para transportar la mercancía.

Empuje o tracción manual de carga

Los riesgos ergonómicos aumentan en el sector logístico

Empujar o tirar de una carga implica usar la fuerza humana para mover algo a través de una superficie. Por lo general, algo con ruedas como carros y transpaletas. El empuje manual de la carga se produce cuando se aplica una fuerza delante del cuerpo. Debido a que lleva el objeto detrás del cuerpo, la carga se tira con la mano cuando el objeto se estira o se lanza. 

Puede representar un riesgo ergonómico si se presenta una o más de las siguientes condiciones:

  • Se transportan bastantes metros haciendo una fuerza significativa.
  • El punto de agarre del objeto está muy abajo o muy arriba. 
  • Se debe mover mucha carga con varias repeticiones en determinado tiempo.

Uso intensivo de las extremidades superiores

Los riesgos ergonómicos afectan las muñecas y sus tendones

Este riesgo puede estar presente en cualquier actividad laboral, ya que las manos y los brazos se utilizan para realizar el trabajo. Los riesgos surgen cuando: 

  • Se realizan múltiples acciones en pocos intervalos de tiempo. 
  • Ciertas acciones requieren mucha fuerza. 
  • Se realizan posiciones o movimientos que fuerzan ciertos segmentos articulares (hombros, codos, muñeca o mano). 
  • Muchas horas de trabajo sin descanso.

Uso del ordenador

El mal uso del ordenador representa uno de los riesgos ergonómicos

El principal riesgo al utilizar el ordenador es la postura.

  • ¿En qué posición de trabajo se utilizan el teclado y el ratón? 
  • ¿Cómo mantiene la espalda y las extremidades inferiores mientras está sentado? 
  • ¿Cuál es la posición y el movimiento de la cabeza y el cuello para ver la pantalla? 

El uso de otro tipo de dispositivo, como una tableta o un teléfono celular, en lugar de una computadora, reduce en gran medida la necesidad de adoptar una postura correcta. Por esta razón, para reducir los riesgos ergonómicos, se debe minimizar el tiempo que se pasa en el teléfono o tableta, o simplemente usar el teléfono o tableta como pantalla y conectarlo a un teclado o mouse.

Levantamiento o manipulación de personas

La manipulación de las personas en los servicios sanitarios o sociosanitarios (pacientes o usuarios) es un requisito laboral que realizan los empleados de estos servicios para atender a quienes no pueden moverse por alguna dificultad.

La ausencia de equipos de ayuda como grúas, o bases de alto deslizamiento, junto con espacios reducidos o barreras arquitectónicas, son los principales factores que generan un alto riesgo de desarrollar un trastorno musculoesquelético en la espalda, principalmente una lumbalgia.

No olvides que las personas y sus segmentos corporales pesan mucho, y en el sector hospitalario es necesario movilizarnos con frecuencia para trasladarlos, cambiarlos de ubicación, ponerlos en situación cómoda, hacer higiene, entre otros.

Algunos ejemplos de riesgos ergonómicos

La mejor manera para realizar la identificación de riesgos ergonómicos es por medio de ejemplos presentes en la vida cotidiana. Echemos un vistazo a los casos de algunas empresas que, de seguro, realizaron un análisis de ergonomía en el trabajo y encontraron una solución: 

1. Riesgos ergonómicos en la industria alimentaria

Una característica de las empresas del sector de la alimentación es que encuentras puestos de trabajo bien definidos, que evolucionan de forma continua en ciclos cortos; varias unidades de procesamiento por minuto. Además de la línea de producción, la mayoría de las empresas de este sector comienzan el proceso de producción con mercancías entrantes y salientes. Los riesgos comunes percibidos en este sector son:

  • Epicondilitis: El «codo de tenista» puede ser ocasionado por movimientos repetitivos de la muñeca y el brazo.
  • Tendinitis: Es la inflamación de los tendones o bandas elásticas que unen los músculos con los huesos.
  • Bursitis: Inflamación de las almohadillas llenas de líquido (bolsas sinoviales) que funcionan como amortiguadores en las articulaciones.
  • Dedo en Gatillo: Afección en la que un dedo queda atascado en una posición flexionada y luego se extiende hacia adelante.

Después de completar todas las investigaciones y evaluaciones relevantes, se debe realizar un encuentro con los gerentes responsables de la gestión, producción, ingeniería, mantenimiento y riesgos laborales. 

De este modo, encontrar posibles soluciones a los problemas y riesgos encontrados, y generar conciencia de los datos presentados. A tono con ello, se aplican medidas preventivas para hacer un estudio y rotación de las labores, así como pausas activas para el despeje de la mente y toma de aire.

2. Riesgos ergonómicos en el sector textil

Para las empresas textiles, por otro lado, los productos están listos para entrar y salir de diferentes partes del mundo y ser distribuidos al punto de venta. La empresa tiene cientos de centros de distribución y 500 empleados en cada sitio. Esta gran corporación multinacional ha constatado que un gran grupo de sus trabajadores han padecido trastornos musculoesqueléticos como:

  • Hernia discal: Ocurre cuando el centro blando de un disco intervertebral se desplaza por una grieta en su revestimiento exterior más duro.
  • Rotura del manguito rotador: Desgarro en los tejidos que conectan al músculo con el hueso (tendones) alrededor de la articulación del hombro.
  • Síndrome del túnel carpiano: Entumecimiento y hormigueo en la mano y el brazo ocasionados por el pinzamiento de un nervio en la muñeca.
  • Epicondilitis: Es una lesión caracterizada por dolor en la cara externa del codo, en la región del epicóndilo.

Con la información obtenida, aplicaron una metodología de trabajo, donde definieron cuáles debían ser los protocolos y el sistema de gestión para diseñar las herramientas, procedimientos y protocolos más adecuados.

3. Riesgos ergonómicos en centros logísticos

Como puedes imaginar, dado el flujo de mercancías y el número de trabajadores por fábrica, estamos hablando de un sistema fabril muy complejo con un proceso infinito. Se realizan actividades como: recepción, estocaje, clasificación, revisión de calidad, empaque, montaje, almacenaje, expedición.

Los ritmos varían según los pedidos y las necesidades de la mercancía en cada momento. Para identificar cuáles son los riesgos ergonómicos de este sector es necesario analizar:

  • Unidades promedio procesadas por hora de cada tipología de mercancía.
  • Historial de todos los pesos de la mercancía.
  • Ubicaciones promedio de almacenaje.

Los factores de riesgo aplicados en este sector son muchos: levantamiento de cargas, transporte, o empuje y arrastre, caída de un empleado, etc. Así pues, es necesario emprender un análisis que permita conocer los riesgos asociados y gestionarlos de la mejor manera, estrategia que permitirá minimizar o anular los efectos de los riesgos ergonómicos. Por cierto… ¿sabes cuáles son?

No dejes de consultar este artículo nuestro: Gestión de riesgos | Mantén las amenazas bajo control en tu empresa

Consecuencias de los riesgos ergonómicos

Riesgos ergonómicos laborales

Evaluando las causas del riesgo ergonómico encontramos que como consecuencia genera múltiples enfermedades, entre ellas, trastornos o enfermedades musculoesqueléticas en los trabajadores. Sabemos que una de las principales señales de riesgos ergonómicos son las posturas forzadas en oficinas y van desde allí hasta manejo de amplios niveles de kilogramos. Veamos las enfermedades por riesgos ergonómicos:

  • Tendinitis: Inflamación del tendón causada por tensión constante, flexión, vibración o contacto con una superficie dura.
  • Ganglio (quiste sinovial): Pérdida de líquido sinovial del área de resistencia débil de la muñeca.
  • Epicondilitis: Enfermedad en la que los tendones inflamados causan dolor en todo el brazo y son originados ​​por elongación de la muñeca.
  • Tenosinovitis: Exceso de líquido sinovial que causa hinchazón y dolor severo en el área de la articulación.
  • Síndrome del túnel carpiano: Causado por la compresión de los nervios del carpo y luego por el estrechamiento del túnel. Esto causa mucho dolor y entumecimiento en las manos.
  • Hernia: Fuga parcial o total del intestino blando o de la parte blanda externa de la cavidad natural.
  • Lumbalgia: Espasmo persistente con dolor en los músculos de la espalda baja. Se produce por sobrecarga.
  • Síndrome cervical por tensión: Es causada por esfuerzos repetidos en la zona del cuello. Ocurre cuando se trabaja por encima del nivel de la cabeza o cuando se presiona el cuello hacia abajo.

En la actualidad, estas enfermedades y dolencias se encuentran entre los accidentes, lesiones y riesgos ergonómicos en el trabajo, los mismos, ocurren con frecuencia y por lo tanto afectan de manera directa las actividades laborales.

Medidas preventivas de riesgos ergonómicos

Toma las medidas correctas para prevenir los riesgos ergonómicos

 

Los riesgos ergonómicos laborales cada vez suceden con más frecuencia. Como hemos visto, las posturas forzadas, los movimientos repetitivos o la iluminación inadecuada, se vuelven crónicos con el paso de los años, provocando enfermedades degenerativas e inflamatorias, pudiendo conducir al desarrollo de un trauma. 

Por tanto, es importante identificar la existencia de estos riesgos y corregirlos lo antes posible. La prevención de riesgos ergonómicos ayudará a mejorar la salud de tus trabajadores. ¿Cómo prevenir los riesgos ergonómicos? Para detener estos problemas podemos realizar las siguientes estrategias:

  • Calcula y define el horario necesario que le permita a tus empleados descansar, desconectar y recuperarse del estrés.
  • Evita realizar actividades repetitivas durante más de 30 minutos.
  • Dota a tus empleados de las herramientas y medios de protección adecuados para desarrollar actividades específicas.
  • Renueva el mobiliario y ordena el ambiente de trabajo con elementos ergonómicos que respeten las necesidades físicas y posturales del empleado.
  • Mantén los niveles adecuados de iluminación, insonorización y temperatura.
  • Capacita a tus trabajadores para que desarrollen un trabajo seguro, proporcionando instrucciones para evitar posturas inadecuadas y ejercicios excesivos.
  • Crea una buena organización en cuanto a la delegación de funciones y tareas.
  • Realiza chequeos médicos periódicos a los empleados. Esto te permite conocer la existencia inicial de cualquier tipo de lesión y solucionarlo antes de que dé lugar a un problema mucho más grave.
  • Automatiza todos los procesos manuales que sean posibles para así evitar el uso de posturas incorrectas y movimientos forzados.
  • Para las tareas repetitivas, define la técnica (movimientos y postura) más idónea.

Te recomendamos leer:

Medios de Protección

La mejora de la ergonomía en el lugar de trabajo depende de varios factores, entre ellos: composición de tareas y descansos, distribución de piezas y dispositivos o hábitos de trabajo. Otro aspecto muy importante es que la elección del equipo y las herramientas adecuadas le ayudará a los empleados a realizar sus tareas de manera más eficiente y con menos esfuerzo. Estos grupos van desde muebles y herramientas de uso diario hasta elementos auxiliares para ayudarlo a realizar una tarea específica.

Accesorios para mejorar el alcance y las posturas

  • Escalón portátil: Puede ser de una pieza o plegable. Algunos modelos incluyen ruedas retráctiles para facilitar su transporte. Mejoran el alcance y la postura de los brazos cuando hay que trabajar en zonas por encima de la altura de los hombros (por ejemplo: alcance a altillos de armarios, limpieza en zonas elevadas, etc).
  • Elevador de lavabo: Bloques que reducen la profundidad efectiva de los lavabos. Pueden comprarse o hacerse a medida. Se consigue una mejor postura de brazos, cuello y tronco cuando se realizan tareas de fregado o limpieza.
  • Carros de transporte con base de fuelle: Carros para transportar material diverso. La base se hunde o eleva en función del peso. Estos carros permiten un mejor acceso a la carga al elevarse el fondo en función del peso. Minimizan las posturas forzadas, ya que el material se coge siempre desde la misma altura.

Herramientas manuales ergonómicas

Herramientas con formas alternativas en el mango o el extremo. También es importante elegir bien las herramientas convencionales. Reducen el esfuerzo y mejoran la postura de la mano. Los puntos clave para la selección de una herramienta manual son:

  • Mangos de materiales flexibles, con formas que evitan puntos de presión
    en las manos.
  • Mecanismos de auto-apertura para reducir el esfuerzo.
  • Guardas para optimizar la fuerza (y evitar el deslizamiento de los dedos).
  • Orientación del mango específica a la tarea que se va a realizar.

Equipos para la manipulación y transporte de cargas

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Para realizar el transporte de cargas se recomienda usar ayudas de transporte, evitando siempre que sea posible la manipulación y el transporte manuales. Algunos equipos que pueden usarse son los siguientes.

  • Carros con bandejas: Son útiles para transportar material variado que no puede apilarse a grandes alturas (por ejemplo bandejas de comida, medicamentos, herramientas, etc.).
  • Dispositivos para mover muebles y objetos pesados: Se trata de elementos que permiten mover objetos estáticos sin requerir esfuerzo por parte del trabajador. En especial, son útiles para transportar sillas, mesas y otro mobiliario.
  • Rampas portátiles: Ayudan a salvar desniveles y obstáculos cuando se transportan carros, sillas de ruedas, camas, etc.
  • Dispositivos para mover camas y otros objetos con ruedas: Se trata de elementos que permiten mover objetos pesados y con ruedas grandes (como camas o carros) sin requerir esfuerzo por parte del trabajador.
  • Carretillas manuales: Carro pequeño de mano, por lo general de dos ruedas, con una pequeña plataforma para colocar la carga y transportarla sin dificultad. Existen algunos modelos que permiten desplazarse por escaleras. Son útiles para transportar cajas, objetos apilables, sacos, etc.

Elementos del área

  • Bandeja auxiliar: Bandeja regulable para que el trabajador pueda acercarse el material necesario en una cura. Mejora las posturas de trabajo en la atención a usuarios, evitando los giros de tronco y cuello.
  • Iluminación de apoyo: Lámparas de exploración (con o sin lupa). Mejoran las condiciones de iluminación de la tarea, favoreciendo el descanso ocular, mejorando la percepción de los detalles y reduciendo las posturas forzadas (en especial de tronco y cuello).
  • Asiento / taburete: Asiento indicado para tratar al usuario. Reducen la flexión de espalda y de brazos y mejoran la percepción de la tarea.

Palabras finales

Si aún no estás claro por qué es de vital importancia hacer un análisis ergonómico, debes saber que las empresas están en la obligación de prevenir cualquier calamidad que pueda afectar a sus colaboradores. ¿Por qué?

Es simple, las lesiones por riesgos ergonómicos pueden agravar la salud de los empleados. Y no solo eso, sino que también afectan de manera directa a la productividad del trabajador y, a su vez, de la orgaización; reduciendo de este modo la competitividad y rentabilidad de la empresa.

¿Quieres que tus trabajadores se sientan motivados, confiados y seguros en su trabajo? Hoy en día, sin duda, el reto más grande de las entidades es la gestión de riesgos ergonómicos ya que deben disponer de los medios y conocimientos necesarios. ¿Cómo hacerlo bien? Estandariza tus procesos, presta atención al trabajo de tu equipo, escucha y comprométete con tus trabajadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here