Inteligencia financiera | Domina tu mente y gestiona tus cifras

0
143
Cómo desarrollar la inteligencia financiera

¿Controlar la forma en la que gastas es un problema para ti? La inteligencia financiera es una herramienta poderosa que te ayuda de forma cognitiva a planificar mejor tus finanzas. No es un secreto que las empresas y las personas cada día buscan nuevas herramientas que les permitan maximizar sus recursos para cubrir a tope las necesidades.

Por estas razones, es momento de administrar correctamente tus ingresos para tener una relación sana con el dinero. La capacidad de ahorrar, invertir y gastar viene en el mismo combo de emociones, lo que nos lleva a entender que lo importante no es cuánto ganamos, sino cómo lo manejamos. Aprende en este artículo cómo fortalecer tus finanzas y gestionar tus gastos de forma inteligente.

¿Qué es inteligencia financiera?

Qué es la inteligencia financiera

Es conocida como la habilidad que tenemos para mejorar las finanzas a través del control de ingresos y egresos. Es decir, es una parte interactiva de nuestro cerebro que nos permite afrontar situaciones económicas que impactan nuestra cotidianidad. A lo largo del ciclo de vida, las personas debemos tomar numerosas decisiones relacionadas con el dinero y la inteligencia financiera puede ayudarnos con esto.

Por otro lado, la definición de este concepto está vinculada con la forma en la que resolvemos y aprendemos los problemas de la vida; debido a que en situaciones abrumadoras o emocionantes solemos gastar dinero por impulsos. Así pues, la inteligencia financiera no tiene un concepto único, pero abarca los mismos objetivos: reducir gastos innecesarios, evaluar las fuentes de ingreso y pensar en oportunidades financieras.

¿Qué es la inteligencia financiera según Robert Kiyosaki?

Robert Kiyosaki, autor de libros

Robert Kiyosaki, autor del best seller «Padre rico, padre pobre» es conocido como el gurú del IQ Financiero, define a la inteligencia financiera como una metodología que encuentra oportunidades. Adicional, el escritor también afirma que: la inteligencia financiera es «la habilidad de generar riqueza o la capacidad para resolver problemas financieros».

La inteligencia financiera esconde sus secretos en la educación, mientras más aportes de conocimientos hagas a tu cerebro mejor será tu capacidad resolutiva. De hecho, según Kiyosaki, «los problemas de dinero no se resuelven con dinero sino con inteligencia financiera».

¿Cuáles son los pilares de la inteligencia financiera?

Administrar las finanzas con inteligencia

¿Cómo ser inteligente financieramente? ¿Cómo tener libertad financiera? Aprender a gestionar lo que percibimos en dinero es una técnica que debería enseñarse desde que estamos en la escuela. No obstante, cada día avanzamos más para lograr la gestión eficaz de los ingresos a través del conocimiento continuo. Como consecuencia, te contamos un poco más sobre los 4 pilares de la inteligencia financiera.

1. Mente positiva

En la sociedad siempre hemos visualizado que las personas con mayor rango de dinero, son avaras y ególatras. No obstante, este tipo de pensamiento es una de las aristas que detiene el desarrollo constante de la inteligencia financiera. Con la implementación de este concepto podemos romper esquemas mentales que han afectado el dominio de las riquezas. 

Cada persona tiene la capacidad para aumentar sus ingresos, duplicarlos y aprender a gestionarlos. De esta forma, podemos afirmar que este pilar de la inteligencia financiera te invita a hacer un análisis interno. Esta iniciativa te permitirá observar la manera en la que te identificas con el dinero y cómo es tu comportamiento frente a él.

Recomendado: Personas exitosas | Descubre realmente qué hay detrás de la fachada

2. Conocimiento y planificación de las finanzas personales

Hombre calcula sus ingresos

Una vez seas honesto y analices tu forma de ser frente al dinero, es hora de que también hagas con sinceridad tu hoja de finanzas. En este pilar es conveniente conocer cuál es tu situación económica actual, cuál es tu presupuesto y cuánto gastas en relación con lo que ganas. Realiza esta proyección con 3 simples pasos:

  • Define tus objetivos
  • Enumera tus ingresos
  • Divide tus ingresos por áreas: necesidades básicas, ahorro, deudas y ocio.

3. Identificar nuevas fuentes de ingreso

El tercer pilar de la inteligencia financiera te motiva a conseguir nuevas formas de ingresos, diversificar todo lo que entra a tu bolsillo. Pasamos prácticamente toda una vida para terminar gastando más de lo que entra, ¿cierto? Por ello, las opciones para aumentar lo que percibimos son tantas que queremos mencionarte algunas:

  • Invierte en la bolsa de valores
  • Automatiza tus tareas, para que puedas duplicar tu tiempo
  • Trabaja como freelancer
  • Emprende un negocio que te apasione
  • Genera ingresos pasivos con autos, casas, locales y más.

4. Liberación de deudas

Mujer se libera de las deudas

Por último, en la inteligencia financiera y en la vida, tenemos un ciclo básico relacionado con el dinero que consta de 3 elementos: deuda, ahorro e inversión. Pero, ¿de qué va esto? Muy fácil, para comenzar a tener tu libertad financiera es indispensable que salgas de todas tus deudas para que puedas organizar tus ingresos y destinar un porcentaje para el ahorro.

Ahora bien, en el mundo tan cambiante que vivimos hoy en día, es necesario que mantengamos la circulación y el flujo de la moneda para que no se devalúe. De ahí que este ciclo continúe con la inversión de tus ahorros para aumentar lo que percibes mientras trabajas en algo más.

Importancia de la inteligencia financiera

Importancia de la inteligencia financiera

Las finanzas y la gestión de las mismas son una parte fundamental de una empresa y del ámbito personal. Es común que cada día nos enfrentemos a nuevos gastos, compras de último momento y comportamientos compulsivos ligados a las emociones. Como consecuencia, resulta necesario dominar la inteligencia financiera, una herramienta que nos sirve de ayuda para hacer frente a los problemas económicos.

Además, tiene amplias funciones en el sector financiero, puesto que no solo ayuda a controlar los gastos, sino que facilita el proceso de consumo inteligente. Así pues, formarse en estas habilidades te dará la ventaja de adelantarte a los hechos y contar el capital para hacerle frente a cualquier riesgo.

Para desarrollar correctamente la inteligencia financiera, las personas y  empresas deben hacer un recorrido de calidad en la educación sobre la economía y las finanzas. Esto se debe a que la mayor capacidad de control de ahorro y dinero viene por el funcionamiento de nuestras emociones, deseos, intereses y decisiones.

10 claves para desarrollar la inteligencia financiera

Desarrollar la inteligencia financiera

Educarnos en la inteligencia financiera es solo uno de los primeros pasos para conseguir el control de gastos que tanto anhelamos. De modo que si quieres empezar a tener una planificación para tus ingresos y libertad financiera, tenemos para ti una selección de 10 claves para desarrollar efectivamente la inteligencia financiera.

1. Conoce tu relación el dinero

Para desarrollar la inteligencia financiera, el primer paso es analizar cuál es tu estado financiero y cómo te llevas con tus finanzas. Cada persona tiene una relación distinta con el dinero, por ello, la teoría de Ken Honda nos permite identificar las diferentes personalidades financieras:

  • Gastador compulsivo: Utiliza el dinero en cosas innecesarias para aparentar un perfil social relevante. En algunos casos, las personas asumen altos niveles de endeudamiento para cubrir las ansias de gastar.
  • Máquina de hacer dinero: Pasa su tiempo ideando nuevas formas para generar riquezas.  El foco de su vida consiste en generar dinero.
  • Ahorrador nato: Es el tipo de persona que todo lo que gana lo ahorra, rechaza cualquier invitación que implique algún gasto.
  • Indiferente: El dinero no influye en su vida ni en la toma de decisiones.
  • Arriesgado: Tiene una combinación de generador y gastador, no le teme a las pérdidas.
  • Derrochador de ahorros: Tiene un perfil de ahorrador, pero todo el tiempo que invierte se pierde en una sola compra. Gasta todo en menos del tiempo esperado.
  • Preocupado: Es una persona sin libertad financiera, sin importar cuánto dinero tenga, piensa siempre en perderlo.

2. Desarrolla la conciencia monetaria

Realizar control de gastos

La inteligencia financiera es vital para evitar el colapso tanto en la generación de ingresos como en el flujo de gastos. Siendo así, un punto importante es empezar a valorar el dinero dejando de depender de créditos y avances bancarios. La conciencia monetaria radica en el análisis mental de lo que ganas, de lo que gastas y de todo aquello que te podrías ahorrar.

Sin duda, la inteligencia financiera es una herramienta que te permite tener el control para gestionar tus ingresos eficazmente sin desperdiciarlos. A partir de este momento, será más fácil valorar cada moneda disponible en tu bolsillo.

3. Presupuesta tus ingresos y gastos

Crear tu propio plan económico es una de las opciones para entender cómo se puede adquirir la inteligencia financiera. Diseña una tabla en donde especifiques los ingresos que recibes cada mes, clasificándolos en fijos, variables y extraordinarios. Seguidamente, dedica un espacio para definir tus metas a corto, mediano y largo plazo.

En este paso, no importa la cantidad de dinero que ganes, sino cómo lo administres. Por ejemplo, si ganas $5000 dólares y gastas $4.000, el índice financiero será menor que el de una persona que gana $1.000 dólares pero invierte $500. Como puedes ver, todo dependerá de la forma en la que gestionas tu dinero.

4. Practica buenos hábitos financieros

Hombre de negocios compartiendo dinero

El camino hacia el éxito económico viene acompañado de las acciones que realizamos cada día. Incluir buenos hábitos financieros te acercará a un control de ingresos objetivo, lo cual te brindará tranquilidad a la hora de gastar. Con el desarrollo de la inteligencia financiera, es posible identificar tu situación para dar pasos que te acerquen a la estabilidad económica.

Por ende, te recomendamos tener al día el pago de tus deudas, si tienes tarjetas de crédito úsalas solo cuando sea necesario y a pocas cuotas. Otro elemento importante en los hábitos financieros es la planificación de metas, ya que esto te ayudará a evitar la tentación de gastar.

Relacionado: 10 hábitos de personas altamente exitosas | ¡Mejora tu día a día!

5.  Adelántate al futuro

El futuro es incierto y cambiante, así que toma las medidas necesarias para prevenir tus ingresos y tus gastos. Con la inteligencia financiera podrás identificar fácilmente lo que recolectas de dinero cada mes, de modo que si se presenta un evento inesperado tengas como solventarlo.

Si notas que estás pasando por una travesía económica, adelántate a los hechos y toma las medidas necesarias. Por ejemplo, separa el 15% de tus ingresos para mejorar tu vida personal mientras mejora tu situación. Libérate del estrés que causa no tener el dinero para sacar un proyecto adelante o para solventar una etapa.

6. Evita endeudarte

Una mujer sosteniendo tarjetas de crédito

El objetivo de la inteligencia financiera es que cautives tu salud económica y que recurras a créditos únicamente cuando sea necesario. Es recomendable que no solicites créditos para consumo, por ejemplo: comida, viajes o carro. Por el contrario, dedica esta ventaja financiera para un mobiliario o local comercial y consigue ingresos pasivos.

Ten en cuenta que todo el dinero que solicitas por adelantado genera una tasa de interés, por lo que todo aquello que pagas a cuota termina costando más del valor real. Las malas prácticas financieras pueden afectar más de lo que crees. Así que no confundas necesidad con antojo y sé disciplinado para evitar las compras y deudas compulsivas.

7. Comienza a ahorrar

Este es uno de los mayores retos a los que debes enfrentarte para desarrollar la inteligencia financiera. Ahorrar es un tema complejo, pero los resultados que se obtienen son gratificantes. El primer paso es conocer cuáles gastos son indispensables y cuáles no tanto. Sin duda, es uno de los hábitos financieros que debes comenzar a poner en práctica.

Sin embargo, para este proceso el segundo paso es mantener el equilibrio, debido a que no debes recurrir a los extremos y dejar de disfrutar la vida. Con ayuda del presupuesto que te mencionamos anteriormente puedes delimitar el porcentaje que destinarás para ahorros en caso de emergencias o eventos inesperados.

8. Aprende a invertir

Trabajador gestiona las finanzas

Si quieres producir más dinero debes perder el miedo a invertir. La inteligencia financiera te motiva a poner a trabajar el dinero, no lo dejes metido en el banco. Es un hecho que debemos crear un fondo de ahorros, sin embargo, no puedes dejar que la inflación reste su valor. De modo que, una forma de mantenerlo en circulación y generando más aportes es por medio de la inversión en un negocio o idea rentable.

Los riesgos en una inversión siempre estarán allí, así que no te limites. Desarrolla tu economía aprovechando las oportunidades que hay en el mercado, si tienes un mayor monto invierte en distintos sectores, como por ejemplo: inversiones en bolsas de valores, acciones de compañías, monedas digitales y otros.

9. Lee sobre finanzas

El mundo tiene múltiples conocimientos financieros y económicos para que aprendas cada día. Aprovecha esta ventaja y aprende de forma constante. Una forma de aumentar el nivel de inteligencia financiera es a través de la lectura de libros de grandes referentes. Conocer los términos y conceptos te brindará la oportunidad de familiarizarte con tu dinero y optimizar sus beneficios.

La educación financiera puedes obtenerla no solo de libros de finanzas, también de blogs, audiolibros, encuentros presenciales y noticias globales. Para un buen manejo del dinero, la actualización constante de la información es fundamental. 

10. ¡No seas emocional!

Crear un fondo monetario de emergencia

Para finalizar, te contamos un secreto que de seguro ya conoces: al comprar lo hacemos a través del emocionalismo, lo cual nos conduce a tomar decisiones que luego afectarán nuestro control de ingresos mensual. Por ejemplo, cuando decimos lo compro porque me lo merezco podemos estar afectando el pago de la renta de fin de mes.

¡No te dejes llevar por las emociones, podrías actuar de forma apresurada! En cambio, tómate el tiempo para meditar cuánto tiempo te ha costado conseguir el capital que tienes hoy en día o para ti qué representa hacer ese gasto no necesario. Con cada evento de la cotidianidad podemos forjar una buena relación con el dinero, solo debes accionar ante la tentación de gastar.

Palabras finales

La libertad financiera es un sueño para muchos y tú podrías comenzar a vivirlo. Con los tips de inteligencia financiera tienes las herramientas para dejar de ser un prisionero de las deudas y comenzar a gestionar todo lo que percibes de manera efectiva. Lleva el control de tus gastos y permítete disfrutar de ingresos pasivos, gastos de placer y algunos innecesarios para premiarte por tu compromiso con la planificación.

¿Qué esperas para cambiar tus hábitos y tener una mejor relación con el dinero?

También pudes leer: