¿No tienes dinero para comenzar un negocio? | 10 alternativas

¿Puedes iniciar un negocio sin dinero? Sí, sí puedes, aunque esta no sea la manera que todos están acostumbrados a seguir. Muchas de las historias de aquellas grandes empresas que surgieron de la nada tienen en el sótano muchos pormenores que no son contados para no perder el lado romántico y motivador.

Sin embargo, aunque todos los emprendedores en su proceso de crecimiento invirtieron años de arduo trabajo y sufrieron obstáculos, esto siempre sucederá, ya sea que arranques tu proyecto con mucho dinero o no. Entonces, ¿es un impedimento emprender un negocio si no cuentas con el capital suficiente?

Hoy te contaremos bien cuál es la respuesta a esta pregunta y por qué. Por tanto, si crees que ser emprendedor es tu camino, pero no tienes dinero, ¡sigue leyendo!

Cómo iniciar un negocio sin dinero

Cómo emprender sin dinero

Todo comienza con una idea. Por un lado, tienes que ser hábil. Por ejemplo, si llevas 10 o 15 años trabajando en un área funcional bien definida, ya sabes mucho. Haz una lista de todos tus conocimientos sin preocuparte de cuánto valen en el mercado en este momento.

Lo segundo que debes hacer es identificar cuáles son las cosas que más te gustan. Revisa todas las pasiones que puedas tener: tus pasatiempos, oficios, sueños, aquello que en realidad te hace sentir bien.

Entonces, ¿qué hacer con todo esto? La idea es mezclar la pasión, las habilidades y la capacidad de vender. Para ello, necesitamos diseñar un plan de acción que tenga en cuenta que este será un proceso a largo plazo que no puede suceder de la noche a la mañana. Descubre ahora qué opciones tienes para lograr tu sueño.

Quiero montar un negocio pero no tengo dinero, ¿qué hago?

Sin duda, una de las preguntas más habituales es cómo empezar un negocio sin dinero. la buena noticia es que existen varias alternativas y aquí te explicaremos de qué va cada una.   

1. Abre un negocio que no necesita inversión

¿Quién dijo que para iniciar todo negocio se necesita capital? Existen muchos negocios que puedes crear sin inversión, por ejemplo, dictar clases personalizadas, reparar juguetes, ser asistente virtual, entre otros. Esta es una solución que pudiera funcionar muy bien si aún no sabes qué hacer, pero aún así vale la pena.

Al contrario, si ya tienes una idea de negocio definida, calcula la inversión que necesitas y si no tienes suficiente capital, sigue leyendo para conocer otros consejos. 

2. Elige una versión simplificada de tu negocio

Muchos emprendedores primero dirigen su negocio en función de lo que creen que necesitan, luego calculan la cantidad de dinero que necesitan para seguir adelante. En teoría, esta no es una mala idea, pero en la práctica tiene algunos inconvenientes importantes. No se tienen en cuenta las restricciones económicas. 

Por supuesto, si tienes recursos ilimitados, puedes iniciar tu negocio en condiciones que parecen óptimas. Abre tu negocio en las calles más transitadas de la ciudad, con el mayor espacio posible, utiliza los mejores materiales para la remodelación, contrata un personal de alta calidad, gasta mucho dinero en publicidad, etc. 

Y, por supuesto, sé que crees que has hecho algunas suposiciones razonables de que has optimizado tu inversión y tus costos. Pero si aún no tienes el dinero, ¿por qué no optar por simplificar aún más tu enfoque? En otras palabras: tal vez puedas empezar por algo pequeño, por ejemplo, ubicarte en una zona más económica, partir de un establecimiento sencillo, hacer el trabajo tú mismo o arrancar con el personal imprescindible. 

Es posible que ni siquiera sea necesario abrir una tienda. Algunas empresas han probado el concepto vendiéndo directamente a amigos y conocidos, ya sea en tiendas emergentes o en reuniones. Por otro lado, una venta online puede ser la opción ideal. 

Concéntrate en las cosas que más te importan. Busca alternativas más económicas para probar tu concepto. Cuando realices tu primera venta, puedes gastar dinero para invertir. Y si ya tiene la tracción (lo que significa que su empresa ha logrado sus objetivos), es mucho más fácil convencer a los inversores y a los bancos.

3. Emprende desde casa

Cualquier negocio que puedas hacer crecer desde casa requiere muy poco capital. Entonces, si piensas, «quiero comenzar un negocio pero no tengo el dinero», valora y estudia la oportunidad de comenzar un negocio desde casa. También es una de las mejores opciones para compaginar la vida laboral y familiar.

¿Qué tipo de negocio quieres iniciar? ¿Quién es tu cliente? ¿Cómo lo ayudarás? Cuando te conviertes en jefe o empleado de una empresa, es importante que tengas una definición clara de cómo se trabaja. Algunas actividades se pueden realizar de forma individual sin problemas, mientras que otras necesitan ayuda. Antes de comenzar tu negocio desde casa, revisa y establece metas para no perder de vista tus planes originales.

4. Ahorra

Si deseas iniciar un negocio pero no tienes el dinero, espera un poco más y continúa con tu trabajo actual. Como suponemos lo que estás pensando ahora mismo… no, esa no es una razón para posponer un proyecto de forma indefinida. 

Lo que sucede es lo siguiente: si ya conoces el negocio con el que estás intentando empezar y cuánto te costará empezar, tienes un objetivo muy claro en mente. Puedes calcular tus ahorros mensuales y estimar cuánto tiempo te llevará obtener el capital mínimo para iniciar un negocio. 

Con toda la información, puedes iniciar tu negocio con más impulso sabiendo que estás dando los pasos necesarios para completar tu proyecto. Además, si estás pensando en ingresar a una industria en la que eres nuevo, aún puedes encontrar trabajo relacionado con ese negocio. De esta forma, no solo se puede ahorrar en inversión, sino también lograr los objetivos formativos del proyecto.

5. Consigue financiación para tu proyecto

En definitiva, si fuera posible que todos los negocios se pudieran montar sin dinero, o con los ahorros del trabajo, los bancos y los inversores se habrían quedado sin trabajo hace tiempo. Puede que desees comenzar tu negocio ya, por ende, es necesario conseguir financiación, pero no te preocupes pues tendrás muchos caminos para conseguir el dinero que estás buscando:

  • Créditos avalados por entidades públicas
  • Créditos bancarios clásicos
  • Inversores tradicionales
  • Empresas de Capital Riesgo
  • Asociación con familiares.

6. Genera dinero y no lo consumas

La forma tradicional de hacer negocios es invertir, producir, vender y, en última instancia, recibir un pago. Todo esto se realiza con un capital inicial y, a menudo, financiación; ya que hay un período importante entre el momento en el que gastas tu dinero y el momento en que se realiza la venta. 

Pero, ¿qué pasa si abandonas el modelo tradicional y comienzas un negocio rentable desde cero? El mejor y más reciente ejemplo de este tipo de modelo es un sistema de suscripción. En estos formatos, los clientes pagan un monto recurrente (mensual, trimestral o anual). Facturas por adelantado y también puede haber una diferencia significativa entre tus ingresos y los costos que genera tu negocio.

7. Usa un coworking

Si deseas ahorrar dinero, pero trabajar desde casa no es una opción viable, podrías considerar compartir tu espacio de trabajo con varios profesionales. En los últimos años han aparecido muchos jugadores en el mercado del coworking

La ventaja de estos sitios es que ofrecen mucha flexibilidad. Puedes optar por ir solo uno o más días al mes, por la mañana, por la tarde o todo el día. Y es mucho más barato que rentar una oficina para ti. También puedes difrutar de los beneficios de conocer gente y participar en el ecosistema de startups.

Seguro te interesa: Cómo hacer networking | 10 consejos para ampliar tu red de contactos

8. Emprende en el mundo digital

Iniciar un negocio en línea no cuesta mucho dinero, pero lleva tiempo. Si quieres hacerlo al menor costo, no obtendrás resultados inmediatos, por eso hacemos énfasis en este punto: si deseas resultados provechosos, tendrás que pagar por algunas soluciones como Google Adwords. 

Aunque también tenemos que admitir que no es tan caro de todos modos. El negocio digital es muy competitivo. Sin embargo, representa una pequeña inversión, se pueden realizar desde cualquier lugar y puede generar muchos beneficios.

Ésta es una clave importante. Hoy en día, las redes sociales son una de las tecnologías de la información más instantáneas. Promocionar tu negocio en línea lo hará visible y, lo más importante, lo promoverá en todo el mundo.

Relacionados:

9. Trabaja como freelancer

Si estás inmerso en el mundo digital, lo más probable es que hayas oído hablar de los freelancers, que brindan servicios específicos a empresas que son principalmente proveedores de contenido. 

Si eres bueno escribiendo, traduciendo, diseñando, fotografiando, editando videos e incluso programando (recuerda elegir un nicho, no todos a la vez), inicia un negocio para convertirte en freelancer. Por lo general, todo lo que necesitas es una computadora y una buena conexión a Internet. 

Para tener éxito, todo el trabajo debe realizarse a tiempo y en buen estado, por lo que debe estar muy organizado en el tiempo. Una de las mejores formas de comenzar es crear tu portafolio y registrarte en uno de los bancos independientes como Freelancer.com y Workana.

También te puede interesar:

10. Busca asociarte con gente que pueda capitalizar el proyecto

Es difícil comenzar solo, por lo que es una buena idea considerar incluir personas en tu proyecto. Pero cuando se trata de dinero y responsabilidades, debes tener mucho cuidado porque necesitas saber en quién confiar. 

La confianza es un gran indicador de con quién asociarse, pero también es importante considerar las habilidades que necesita tu acompañante. Por ejemplo, si eres bueno en manualidades pero no vendes, puedes formar un equipo con amigos que puedan vender cualquier cosa. La idea es que tu socio refuerce tus debilidades. 

Si deseas seguir haciendo crecer tu negocio, debes documentar las responsabilidades y derechos para que todos sepan qué hacer. 

No hemos podido validar tu suscripción. ¡Inténtalo de nuevo!
¡Muy bien! Te has suscrito con éxito.

¡Únete a nuestra newsletter!

Sé de los primeros en recibir nuestras novedades y contenido exclusivo solo para suscriptores. Sácale ventaja al resto.

Con o sin participación en un proyecto, obtener el apoyo de familiares y amigos es importante, especialmente para una visión empresarial en una etapa inicial. Además, siempre serán uno de tus mayores apoyos espirituales en tu viaje sobre cómo iniciar un negocio sin efectivo.

Palabras finales

Ahora que sabes cómo empezar sin dinero, actúa y encuentra la manera de empezar lo más pronto que puedas. Con estos consejos que te compartimos, tendrás la inspiración y las herramientas para iniciar tu propio negocio. ¡Adelante! 

Para emprender un negocio sin dinero hay que trabajar con pasión y mucha disciplina. ¡Vendrá más dinero si usas las estrategias correctas!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here